Inicio > Mis eListas > lea > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 2131 al 2160 
AsuntoAutor
Re: Peligra la rep Vitae
La versión de Prod Jorge Hi
población en ALC pefaur
Plan Gasolinero Vitae
nuevo eco-cemento Germantr
Re: PDVSA Vs. Kyot Vitae
¡ Bienvenido Franc Jorge Hi
Direcciones de uti Jorge Hi
CURSO DE ECONOMIA Jorge Hi
A PROPOSITO DE NUE Eukarys
Curso Producción d pefaur
Taller sobre Hongo pefaur
No a la Violencia Vitae
(sin asunto) Sociedad
Exxon Mobil retira Vitae
EEUU cuestiona a U Vitae
Fw: Invitación Bau Luisa Vi
Foro Cienaga Los O Carlos P
Número 16 de la Ca Andrei J
acción de protest Sociedad
(sin asunto) Maria Pa
PINCELADAS DE LOS Eukarys
Conozca a nuestro interfaz
XXII ASAMBLEA NACI Vitae
¡Bienvenido Celest Jorge Hi
Medical plastics p Jorge Hi
PINCELADAS DE LOS Eukarys
Sobre la lucha por Carlos P
Comisión evaluará Vitae
PRODUSAL (CARGILL vitae
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Lista Ecologia y Ambiente - VZLA
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 2503     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[LEA-Venezuela] Un millón de firmas por la esperanza y el activismo : Ha cia Johnnesburg
Fecha:Martes, 2 de Julio, 2002  14:09:26 (-0400)
Autor:Amigransa_Orinoco Oil Watch <amigrans @........ve>

 
 
----- Original Message -----
Sent: Tuesday, July 02, 2002 1:23 PM
Subject: Un millón de firmas por la esperanza y el activismo : Hacia Johnnesburg

 

"NOSOTROS LOS PUEBLOS CREEMOS

QUE OTRO MUNDO ES POSIBLE"

 

Mientras los gobiernos quedan confundidos ante la globalización, los pueblos del mundo luchamos con ahínco por lograr el desarrollo sustentable.  Una nueva campaña global se lanza para detener la creciente toma forzosa del planeta por parte de las grandes corporaciones, los gobiernos y las Naciones Unidas. El objetivo: un millón de firmas para llevar a Johannesburgo.
 

La Organización de las Naciones Unidas se creó con la esperanza de que, con la unión de la comunidad internacional, se lograra la paz y cooperación que garantizara la seguridad y el bienestar del planeta. “Nosotros los pueblos” son las palabras resonantes de apertura de la Carta constitutiva de 1945 de la ONU, con las que se reafirma “la fe en los derechos humanos fundamentales, en la dignidad y el valor del ser humano, y en los derechos equitativos para hombres y mujeres, y para naciones grandes y pequeñas.”

 

No obstante, en los albores del siglo 21, las corporaciones han cobrado mayor importancia que los seres humanos.  Tratados cuyo cometido es proteger al planeta y a los pueblos de la devastación de los cambios de clima, los químicos tóxicos y las tecnologías peligrosas, se están convirtiendo vertiginosamente en el campo de batalla donde se protegen selectos intereses económicos a corto plazo.

 

Los gobiernos poderosos se oponen y luego diluyen, por medio de negociaciones, y ulteriormente desisten de tratados sobre asuntos de vida o muerte, violándose así la buena fe de la legislación internacional.  A la vez, se instituyen nuevas reglas y políticas que le otorgan al sector corporativo más derechos, obligaciones, privilegios y acceso. Los diez años transcurridos desde Río 1992 hasta Johannesburgo 2002, han sido un triunfo para la globalización, impulsado por las fuerzas mercantiles y la liberalización económica.  La globalización desenfrenada amenaza con deshacer todo el trabajo que intenta sustentar al planeta y a los pueblos.

 

Numerosos grupos cívicos están alarmados ante la degradación y debilitación de las Naciones Unidas, y ante la intensificación de las organizaciones internacionales financieras y comerciales que no apoyan el espíritu ni los principios de “Nosotros los pueblos”.  Los ricos Estados asociados  que sirven más a los intereses comerciales que a los intereses de los pueblos, prefieren facultar a instituciones económicas tales como el FMI, el Banco Mundial y la Organización Mundial de Comercio , o bien retener el control mediante acuerdos desiguales bilaterales o regionales.  Y entretanto, la mayoría de los Estados asociados que deberían fortalecer con su apoyo político y energía las Naciones Unidas, guardan silencio.

 

Tras sentirse como rehén financiero desde hace tanto tiempo, la secretaría de las Naciones Unidas parece esperar menos de sí misma e invita al sector corporativo a unirse y formar sociedades que resultan muy arriesgadas.  Muchos gobiernos también forman parte de esa corriente.  El invitar al contaminador/explotador a entregar desarrollo sustentable y participar en el proceso de toma de decisiones, es poner en riesgo la habilidad del Estado de ser el árbitro ante los intereses de “Nosotros los pueblos.”

 

Un millón de firmas por la esperanza y el activismo

 

No obstante, en medio de las crisis financieras, los escándalos corporativos, los sistemas económicos inestables, el creciente proteccionismo comercial mientras se proclama el mantra del sistema de libre comercio, y las crisis ecológicas, aún existe mucha esperanza. “Nosotros los pueblos” siempre nos hemos manifestado y hemos actuado ante la injusticia.  Los ciudadanos ordinarios hemos salido a la calle para manifestarnos contra la opresión de las limitaciones del FMI, las corporaciones que envenenan nuestras tierras y nuestros cuerpos, los gobiernos que violan nuestros derechos, las reglas de comercio que nos despojan de nuestras tierras.  Más y más, los ciudadanos del norte se unen a protestas en masa contra las fuerzas que rasgan el tejido mismo de la sociedad industrial y que destruyen insidiosamente la subsistencia del sur.

 

Existe una amplia gama de prácticas y experiencias buenas e innovadoras, especialmente en el sur.  Muchas están arraigadas en conocimientos y sistemas tradicionales que han pasado la prueba del tiempo, y otras son innovaciones que han evolucionado a través de la experiencia y las necesidades de sociedades específicas en momentos diferentes.  Alianzas de gentes – comunidades, Organizaciones No Gubernamentales, científicos, mujeres, jóvenes, así como algunos gobiernos y partes de la ONU – están trabajando activamente entre sí a todo nivel, pero especialmente a nivel comunitario.

 

A través de toda África, Asia y América Latina, existen valiosas iniciativas de subsistencia sustentable, así como iniciativas económicas y ambientales, políticas sociales, conocimientos indígenas, tecnologías adecuadas e iniciativas cívicas sobre prestaciones sociales, educación pública y derechos humanos. Donde exista el espacio democrático para organizar la política gubernamental y ejercer influencia sobre ella, estas experiencias podrán difundirse, desarrollarse aún más y hasta convertirse en políticas corrientes.

 

Entre los diversos principios comunes que inspiran esas iniciativas cívicas de desarrollo sustentable, se incluyen el respeto por las culturas y los sistemas de conocimiento locales; la armonía genuina con la naturaleza; los resultados de calidad que aportan beneficios reales a las comunidades locales y a los países; y la equidad y participación democrática. Por medio de la solidaridad y la colaboración, podremos construir sobre éstos y otros fundamentos de manera que realmente podamos reformar la globalización y devolver el planeta a “Nosotros los pueblos.”

 

Cuando miles de ciudadanos y activistas interesados se reunieron en Porto Alegre, Brasil a principios de este año en la conferencia contra el Foro Económico Mundial de la industria, el tema fue Otro Mundo es Posible.

 

En mayo, grupos gubernamentales y cívicos se dieron cita en Bali, Indonesia para la reunión preparatoria final de la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible, dando lugar al lanzamiento de una campaña global.

 

El lema “Nosotros los pueblos creemos que otro mundo es posible será un fuerte llamado colectivo a los ciudadanos del mundo para el retorno de las Naciones Unidas a los pueblos, y para no permitir que los negocios y la industria tomen las riendas de una institución que se necesita más que nunca según confrontamos más y más turbulencia en todo el mundo.

 

Como primer paso, los grupos cívicos tendrán la meta de traer un millón de firmas a Johannesburgo.  Este llamado colectivo se llevará a cada parte de la ONU y a cada reunión de la Organización Mundial de Comercio, del Banco Mundial y del FMI.  Es un llamado a cada gobierno para que regresen a los pueblos y no se privaticen a manos del comercio.  Es un llamado a la protección de los derechos que tienen las comunidades a los recursos naturales y a sus propios conocimientos.

 

Es una celebración del valor de las mujeres y los hombres, los jóvenes y los viejos, que luchan a diario por sus derechos, sus comunidades, por el medio ambiente, por un planeta saludable, por la justicia y la igualdad.  “Nosotros los pueblos” es una celebración de la diversidad de las semillas y de la libertad de las tierras, el agua y el aire, contra la toma forzosa por parte de corporaciones.  Es una celebración de aquéllos que luchan contra las injusticias y la opresión, bien sea el colonialismo continuo, el imperialismo, la manipulación del mercado, las políticas de ajuste estructural del FMI, los dictados del Banco Mundial, el poder avasallador de la Organización Mundial de Comercio o la violación de los derechos por parte de los gobiernos.

 

Es un rechazo de las tecnologías y los productos que ponen en peligro la naturaleza, la salud y la vida, tales como las semillas diseñadas artificialmente, la tecnología nuclear y los químicos tóxicos.  Es un rechazo de la naturaleza patentada.

 

“Nosotros los pueblos” rechazamos la noción de que la globalización es inevitable – estamos comprometidos a cambiar el curso de la globalización y de los paradigmas de desarrollo que destruyen a los pueblos y la naturaleza.  Nosotros creemos que el mundo sí puede ser diferente.

 

Lanzamiento de la campaña  global "NOSOTROS LOS  PUEBLOS CREEMOS QUE OTRO MUNDO ES POSIBLE"  en la celebración del dia de  la semilla por los agricultores de  Bali, Indonesia.  3 de junio del 2002.

 Firman:

 Third World Network.

OILWATCH

GE-free Latin American Network

World Federalist Movement

Komphalindo. Indonesia

Institute for Global Justice. Indonesia

Sahabat Alam Malaysia

Consumers Association of Penang. Malaysia

AMIGRANSA. Venezuela

Accion Ecológica Ecuador

Tebtebba  Fondation Philipinas

 

Para obtener mayor información, sírvase comunicarse con la

Red del Tercer Mundo (Third World Network),

228 Macalister Road, 10400 Penang, Malasia

www.twnside.org.sg

 

“Nosotros los pueblos” rechazamos la noción de que la globalización es inevitable – estamos comprometidos a cambiar el curso de la globalización y de los paradigmas de desarrollo que destruyen a los pueblos y la naturaleza.  Nosotros creemos que el mundo sí puede ser diferente.Otro mundo es posible.

 

Favor enviar solo las firmas con el encabezado a:

amigransa@cantv.net