Inicio > Mis eListas > lea > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 2011 al 2040 
AsuntoAutor
Re: Mensajes indes Keiko
En Venezuela: más Jorge Hi
Boletin del Consej Alexis Z
Fw: Segundo Boletí pefaur
PROYECTO DE ORDENA Jose Rod
JORNADAS VISION DE Jorge Hi
Caso Miguel Lanz m Jorge Hi
Caso Miguel Lanz m Jorge Hi
Corredores Bioener Jorge Hi
Dia de la Tierra ? Eukarys
Red de Comunicador Jorge Hi
A pesar de lA cont Jorge Hi
Caso Pemon Claudia
Fw: Ingenieria del German T
VENEZUELA, SHELL Y Julio Ce
Ojo! F. Eduar
Ojo! (2) F. Eduar
Re: PROYECTO DE OR Nicla Ca
PROYECTO DE ORDENA Alfredo
NIÑO MAPUCHE SIN C Jorge Hi
Re: PROYECTO DE OR Candurin
B: Prohibirá el us Jorge Hi
Se consiguió la fu Jorge Hi
Manifiesto ecosoci F. Eduar
Aportes para el a JAPM
"Medios propician Jorge Hi
Cacique Guaicaipur pefaur
Tigre de Tasmania pefaur
Encuentra a tu par jne
Prosiguen mensajes Jorge Hi
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Lista Ecologia y Ambiente - VZLA
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 2433     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[LEA-Venezuela] "Medios propician nuevo alzamiento militar" (V.Davies
Fecha: 11 de Junio, 2002  12:17:04 (+0200)
Autor:Jorge Hinestroza <vitae @.....net>

Sin ánimo de sumar o restar elogios al gobierno de Chavez, quiero enviar
extractos de la entrevista hecha a la periodista Vanessa Davies de El Nacional,
publicada en La Razón de esta semana, como un aporte a la difusión de la lucha
(ambientalista) por el acceso a la prensa de las denuncias de las comunidades
populares afectadas por la contaminación ambiental de las corporaciones
transnacionales y nacionales.Esperamos que llegue el momento en que los
periodistas y los bandos partidarios tambien se indignen con el ocultamiento de
estos problemas al país.
No basta que se deje de ocultar información relacionada con la política de los
bandos para que haya democracia en la información...
¡que los medios venezolanos publiquen las verdades de la lucha ambientalista
popular!
------------------------


La Razon, domingo 9 de mayo, 2002

"Los medios propician nuevo alzamiento militar" 

"Los medios de comunicación nos están imponiendo la verdad, la verdad de ellos,
que además es la verdad de un sector de la oposición, y no se nos permite tener
acceso a todas las verdades", subraya la periodista del diario El Nacional 

JOSE SANT-ROZ 



- ¿Cómo te sientes como periodista en este momento? 

- Bastante mal. Mal por varias cosas: Primero porque se ha desvirtuado nuestro
trabajo, nuestro papel en la sociedad. Si somos militantes políticos, pues
ocupémonos de ello, pero no podemos engañar diciendo que estamos trasmitiendo
información cuando en realidad lo que estamos haciendo es ejercer una posición
desde un bando político. Eso es muy peligroso para la sociedad,
independientemente de cómo yo me pueda sentir. Como yo me sienta puede ser
irrelevante. 

- ¿Peligroso en qué sentido? 

- Por un lado, están los dueños de los medios diciendo que defienden una
libertad de expresión, aunque, bueno, con lo que ocurrió con la censura del 11 al
14 de abril, pareciera que nos les importara tanto la libertad de expresión que
dicen defender. Por otra parte, estamos nosotros los periodistas, que pareciera
que no nos doliera. Nosotros los periodistas no reaccionamos. 

- ¿Cuál es la respuesta o excusa suelen dar tus colegas? 

- Dicen: "Estamos cumpliendo órdenes", "estamos actuando porque es lo que nos
parece correcto". No hay una reflexión axiológica. No hay una reflexión ética
sobre su propia función y sobre lo que es realmente el papel del periodista. Está
bien que el dueño del medio tenga sus intereses y los maneje como empresa aún
cuando ellos digan que eso tenga algo que ver con la libertad de expresión. En
definitiva, lo que les interesa es su negocio. 

- ¿Estarán secuestrados por un sueldo? 

- Es que nos hemos olvidado de esos principios que nos dicen que hay que darle
cabida a todas las voces. Además, estamos en una sociedad en la que hay que
profundizar la democracia, y más todavía esa democracia que se pregona con tanto
ahínco, y que hay que fortalecer con la participación de todos. Hay que darle
cabida a todo el mundo en los medios desde una posición realmente equilibrada y
justa. Hoy, los periodistas, estamos permitiendo que se cercene el derecho de
muchos sectores que sabemos que no tienen cabida en los medios de comunicación.
Sabemos, además, que estamos participando en una suerte de campaña que se basan
en infamias, y yo siempre traigo a colación el caso de los Círculos Bolivarianos.
Si hay Círculos Bolivarianos armados que se investiguen y que se los desarme,
pero no puede meter a todo el mundo en el mismo saco. 

- ¿Por qué son tan pocos los periodistas que se atrevan a decir estas cosas que
tú me estás planteando? 

- Es muy precaria la formación que recibimos en las universidades, al menos en
la parte ética y sobre la reflexión que debe tenerse en una responsabilidad tan
grande. En estos dos aspectos nuestra formación deja mucho que desear. Hay
periodistas que ni siquiera se han leído el Código de Ética, ¡y tú los ves
trabajando! ¿Qué es eso, entonces? ¿De qué me hablas? ¿Qué me dices? Y mientras
existamos profesionales así, tengo que incluirme, es comprensible que tengamos
medios como los que tenemos. De este modo tú te encuentras con que hay alguien
que da órdenes, que impone líneas, pero ¡cuidado!: hay quienes las ejecuta. Si no
hubiera ejecutores yo creo que las cosas serían diferentes. Si los periodistas
nos opusiésemos fuertemente a la manipulación, a la descontextualización, a todos
los rasgos de compleja y calculada ciencia para distorsionar la información y que
vemos actualmente en los medios de comunicación, las cosas serían distintas. El
problema es que los periodistas estamos permitiendo que eso suceda, y me incluyo,
porque no me siento pura en lo más mínimo. 

- ¿Cuánto tiempo más estaremos en el corazón de las tinieblas? 

- Toda profesión que pierda su norte ético le va a suceder lo mismo, y creo que
lo podemos ver en profesionales de la medicina, del derecho, ingeniería,
académicos, administradores, entre otros. Hay una pérdida cierta y abismal del
sentido ético en las profesiones. Imagínate ahora ese mal ejercicio del
periodismo, la carga inmensa de veneno que por eso se echa sobre todo un país,
dividiéndolo, desintegrándolo. Todo el efecto negativo que esto representa sobre
las esperanzas de un pueblo. Sin embargo, yo creo que todavía estamos a tiempo. 

- ¿Cómo crees tú que la historia recogerá toda esta espantosa trama de un golpe
en el que los medios jugaron un papel crucial, y los periodistas fungieron como
escuadrones de ataque en primera línea? 

- Yo creo que será una página muy negra. Porque si alguien estudia la historia a
través de los periódicos, como suelen hacerlo muchos, se va a encontrar con que
en unos días hubo periódico, y otro día no lo hubo. Que, de repente, estaba
mandando un señor llamado Hugo Chávez, y al día siguiente un tal Pedro Carmona y
así y todo se rechazó hablar de golpe de Estado en algunos periódicos de
circulación nacional. Siguió luego otro vacío, y volvió, de repente, de nuevo
Chávez a la Presidencia. Yo creo que nos han querido secuestrar la historia. Y la
historia pasará obligadamente por ese segmento donde no se habló francamente,
donde no se dijeron las verdades. Todavía algunos medios de comunicación le
niegan al país el hecho de que en Venezuela el 11 de abril ocurrió un golpe de
Estado. Hay medios que se niegan a hablar de golpe de Estado. Utilizan un
eufemismo, tal como, "los sucesos de abril" ¡Por Dios, qué "sucesos de abril",
hubo sencilla y llanamente un golpe de Estado! Imagínate, cuando a unos
periodistas les llega a costar llamara a las cosas por su nombre, a lo que se ha
llegado. Tenemos que empezar por decirnos las verdades para poder entrar en un
sincero proceso de encuentro entre sectores enfrentados, en un franco proceso de
diálogo, de reconciliación con justicia, de reconciliación con la verdad. 

- ¿La gran víctima entonces de este momento es la verdad? 

- La verdad ante todo, José. Yo no veo que haya ningún interés, ningún propósito
de permitir que los venezolanos tengamos acceso a las verdades cotidianas que
deberían aparecer reflejadas en los medios de comunicación. Yo no quiero hablar
de la verdad, que es una posición que, incluso está en discusión en las
universidades, pero, en todo caso, sino es la verdad son las verdades. Los medios
de comunicación nos están imponiendo la verdad, la verdad de ellos, que además es
la verdad de un sector de la oposición, y no se nos permite tener acceso a todas
las verdades. 


- ¿Cómo ser humano, ya fuera de tu función de periodista, ¿qué pasaba por ti? 

- Como te digo, una sensación terrible. Como ciudadana tengo derecho a tener un
juicio sobre las cosas: cuando se comenzó a forjar la campaña de que Chávez era
un asesino, yo me sentí muy triste. Repasaba este proceso que se había venido
gestando... 

- ¿A qué hora sales de El Nacional? 

- Cerca de las ocho de la noche con el peso de una desesperación muy grande,
porque era como la abolición de la verdad. 

- Y tú, periodista 

- Así es; a esa hora me metí en una fuente de soda que queda frente a El
Nacional. Allí nos reunimos un grupo de periodistas, compañeros universitarios, y
vengo entonces a enterarme que algunos de estos colegas habían estado en
Miraflores, cubriendo los acontecimientos. Entonces, cuando vimos las imágenes de
los concejales del MVR disparando (yo no estoy justificando que ellos hayan
estado disparando), que repetían una y otra vez, y aquel montaje televisivo que
después nos enteramos se había hecho, donde los hacían aparecer disparando contra
la marcha de la oposición, la gente allí concentrada y veía aquello y exclamaba
indignada, que los del MVR eran unos asesinos. Qué impotencia, se había
manipulando horriblemente haciendo un montaje televisivo y la gente que veía
aquello realmente pensaba que se estaba masacrando a los que habían llegado del
Este. Para mí, de veras, aquello era la abolición de la verdad. 

- Es decir, ¿tú sí sabías, en aquel momento, que lo del Puente Llaguno se
trataba de un montaje televisivo? 

- Claro. Compañeros universitarios que habían llegado de Puente Llaguno y habían
visto todo aquello decían que eso no había sido así. Ellos ante la indignación de
la gente les respondieron que eso no había sido así, e incluso dijeron: "Estos
locos sacaron esas pistolas, que no debieron haberlo hecho, pero ellos no le
estaban disparando a la manifestación que venía de Chuao, lo estaban haciendo
contra la Policía Metropolitana". Es cuando tú comienzas a atar cabos en aquel
enjambre manifiesto de conspiración: Se declara una huelga general a la que se
suman los periódicos, ¿qué es eso sino conspiración? Pero, esa huelga
evidentemente fracasa, y no fue la huelga que nos quisieron meter por los ojos, y
aún en vista de que fracasa insisten en mantenerla porque el plan golpista les
exigía mantenerla viva hasta que la presión llegase a los cuarteles y así forzar
los pronunciamiento militares. Luego, cuando vas uniendo las piezas del
rompecabezas te encuentras con ese "enorme servicio" que vienen a prestar esos
inocentes que mueren, y que durante tanto tiempo se habían estado "anhelando". No
se trata de una fe ciega al Presidente o a la gente que está alrededor de él. No,
nada de eso. El montaje no sólo de Puente Llaguno, sino de todo lo otro que se
había venido urdiendo para dar a la final con lo de los pronunciamientos
militares se hace tan gruesamente burdo, que no hay Cristo que pueda sostenerlo
sin que al primer análisis se haga polvo. 

- Desatado ya el golpe, y al alba del otro día, ¿cómo vas recibiendo esa
"subrrealidad" en la que te siguen sumergiendo los medios? 

- Bueno, veo esas imágenes de Chávez en Fuerte Tiuna donde ni siquiera le dan la
oportunidad de hablar, ni usar los medios de comunicación, ni de poder decir si
renunció o si no renunció, qué estaba pasando, si fue a negociar si no lo hizo.
No pudimos saber nada, se nos negó ese derecho. Se le negó al Presidente a
informar y se nos negó a nosotros el derecho a recibir la información veraz y
oportuna. Imagínate cómo nos podíamos sentir más allá de que se fuese chavista o
antichavista. Sigues en una total incertidumbre: ¿Qué viene ahora? 

Hacemos una pausa y aprovecho hablarle a Vanessa del libro "Periodismo:
vergŸenza y crimen", del escritor español Carlos Fernández Liria, que trata del
golpe mediático en Venezuela. En él se plantea que la libertad de prensa y la
prensa privada son incompatibles. De modo que Fernández, ante el constante estado
de inestabilidad provocado por los medios no ve otra salida que, de manera
constitucional, estatalizar los medios de producción de la información, y
devolver al espacio público la libertad de expresión. 

PERIODISTAS QUE APLAUDEN 

AUTOPROCLAMACIÓN DE CARMONA 

- Luego viene la autoproclamación de la patronal venezolana 

- Exacto, en el siglo veintiuno, como si fuera un Napoleón cualquiera. Un golpe
demencial de barbaridades, en el que hasta le cobran a Bolívar su parte sacándolo
de Palacio. Yo vi a periodistas en El Nacional aplaudiendo a Carmona, y yo viendo
eso lo que sentí fue mucha tristeza, porque ante todo se estaba pisoteando la
esperanza de un pueblo, y cuando tú veías los rostros de los que estaban en El
Nacional aplaudiendo fue como el regreso a una pesadilla. 

- Perdón, repíteme: ¿Eran periodistas de El Nacional los que aplaudían? 

- Sí. Y yo me preguntaba: ¿Pero bueno, tendrá esta gente conciencia de lo que
está haciendo? ¿Sabrá que está aplaudiendo a un señor que pisoteó a la
Constitución, y que la rompió en la cara de todos nosotros, que pisoteó la
soberanía popular? ¿Es que su odio a Chávez los ciega y los hace incapaces de
discernir sobre lo que esos señores están haciendo en Miraflores? Verdaderamente
lo que sentí fue mucha tristeza. 


- ¿Te desencantó la posición de El Nacional? 

- Sí, porque sólo se le dio cabida a un sector de la población. Sólo se permitió
a opinar al sector de oposición como si ese sector fuera todo el país, como si en
Venezuela no hubiese otros seres que pensaran de otra manera, y eso me parece un
abuso. Yo veía a los periodistas que llegaban de la calle, y percibías cómo
confundían sus deseos personales con la realidad. Sostenía con fervor lo de la
huelga creyéndola ver como un éxito cuando a ojos vista estaba resultando todo un
fracaso. Tú veías ese franco interés de los medios y de algunos periodistas en
querer abultar algo que no había dado resultado. Evidentemente ellos estaban
inflando aquello para aumentar la temperatura de lo que definitivamente se iba
dar el 11 de abril. 

- Sólo hay en los periódicos críticas al gobierno 

- Sí, pero además muchas de ellas críticas sin fundamento. Son como panfletos,
elaboraciones apresuradas sin argumentación ni respaldo serio alguno. 

- ¿Hay en estos momentos malestar en los periódicos? 

- Sí. En las redacciones, y quizás no sea la mayoría, pero hay personas muy
sentidas y que se ven como acorraladas, por situaciones similares a las que
sufrió Andrés Izarra, por ejemplo, durante el golpe, director de El Observador, a
quien le ordenaron: "Ningún rostro chavista en pantalla", y él dijo, "me voy", y
se fue; él no es chavista. Y hay que tener en cuenta que Andrés Izarra tiene
tremendas diferencias con el Presidente y el proceso que éste lleva a cabo. Pero,
renunció por ética, porque no podía convalidar una presión de esa naturaleza. 


- ¿Y de Ibsen, que se va y vuelve como las golondrinas? 

- Él publicó un artículo de opinión el 13 de abril en el que calificaba a Chávez
de asesino. A lo mejor estaba confundido por toda la aviesa avalancha informativa
de aquellos días. 

- ¿Él, confundido? 

- Hay que darle el beneficio de la duda, en todo caso. Luego el otro artículo es
de despedida, donde dice que se hartó, que se quedó impactado por la censura
durante el golpe, y regresó. Pareciera claro, qué fue lo que lo hizo irse, pero
no, qué lo impulsó a regresar. Obviamente él tiene su publico y gente que lo lee.


- Pero, ňltimas Noticias sí circuló el 14 de abril 

- Ciertamente, y en la primera página estaba la carta que mandan desde Turiamo
en la que Chávez dice que no ha renunciado. Sería bueno que tú entrevistaras a
Eleazar Díaz Rangel, y que él mismo te dijera, si por haber salido ese día
domingo el periódico recibió o no presiones. 

- ¿Realmente hubo un medio en esos días que hubiese sido agredido? 

- El único que yo creo que fue agredido fue Radio Caracas Televisión, porque se
apostó en sus instalaciones un grupo de personas desesperadas porque este canal
seguía transmitiendo comiquitas en medio de un estado de conmoción tan grande. La
gente fue a exigirle que se les entrevistara para decir que los militares se
habían alzado a favor de Chávez. 
-------------------------------------------------




_______________________________________________________________________
Visita nuestro patrocinador:
~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~
               ¡¡NO TE PIERDAS ESTA OFERTA!!
             Con la línea ADSL de Telefónica,
        ¡¡VUELA en Internet con tarifa plana 24 horas!!
           ¡Y llevate de regalo un disco duro USB!
    Haz clic aqui -> http://elistas.net/ml/65/
~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~