Inicio > Mis eListas > lea > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 200 al 229 
AsuntoAutor
Luchar por dignida VITAE *
Postal sobre Los O VITAE *
MINA ILEGAL DE ORO Julio Ce
DERRIBAREMOS LAS T Julio Ce
Congreso ambiental VITAE *
Los humanos necesi Jose Raf
Cursos sobre ambie Jose Rod
Question Eukarys
Gran Sabana: Toda Jose Raf
Cartas de lectores Jose Raf
RV: Los duen~os de Jose Raf
Gran Sabana: Mensa Jose Raf
  Jaime E.
  Jaime E.
El tendido eléctri Amigos e
Draft Report Shows Jorge Hi
Fw: ¿Cable Subterr Alberto
RV: Conexión eléct carolina
HOY ARRANCA TALLER VITAE *
Para Antonio Gonzá anna pon
POSPUESTO EL "CAN- Jose Moy
para elegir autori Jose Raf
  Jaime E.
RV: FW: Noticia ur Psilink-
  Jaime E.
Respuesta de los P Jose Raf
Argumentos del sup Jose Raf
Esteban Emili Moso anna pon
Tres personas into VITAE *
Desechos hospitala Jorge Hi
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Lista Ecologia y Ambiente - VZLA
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 624     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[LEA] Esteban Emili Mosonyi - El Nacional 28-10-00
Fecha:Sabado, 28 de Octubre, 2000  09:14:08 (-0400)
Autor:anna ponte <anaponte @...net>

EL NACIONAL - SÁBADO 28 DE OCTUBRE DE 2000 
 
  OPINION 
 
  El tendido eléctrico no se distiende 
 
                                            Esteban Emilio Mosonyi 
 
  Jamás esperé tanta inflexibilidad de parte del Poder Ejecutivo, frente a las 
  objeciones muy bien fundadas que voces honestas y conocedoras del problema han

  venido exponiendo. Sin ánimos de diálogo se repite hasta el hastío "el 
tendido va; va 
  el tendido; va, va, va"; al extremo de hacernos odiar el presente 
indicativo del 
  inocente verbo "ir", cual si fuese una mala palabra. 
 
  No me cuesta reiterar que admiro al presidente Chávez; estoy consciente del 
  necesario deslinde histórico que representa su figura, de las expectativas que

  continúa creando dentro y fuera de Venezuela. Lo felicito sinceramente 
por haber 
  sido designado hombre del año en un país muy ligado al nuestro. Pero nada 
me hace 
  callar las críticas que sostengo frente a ciertos aspectos vitales de su 
gestión. 
 
  Aún no comprendo por qué nuestra solidaridad con Brasil tiene que pasar 
  inexorablemente por la construcción del tendido eléctrico dentro de las 
  especificaciones propuestas: vale decir, sacrificando la Gran Sabana, 
favoreciendo 
  la grande y pequeña minería, menospreciando a las comunidades indígenas, hasta

  propiciando la contaminación y el desecamiento del río Caroní, importantísima 
  fuente hídrica para la región y el país. 
 
  Desde luego que sobran alternativas. Por ejemplo, ¿qué nos impide usar el 
inmenso 
  potencial de energía solar, abundante en todo nuestro territorio 
nacional? Lo que de 
  ningún modo aconsejamos es someter la obra a un referendo en Santa Elena, 
ya que 
  está en juego salvaguardar un patrimonio de la humanidad; además de que muchos

  votantes serían personas bien vinculadas a la explotación aurífera, 
minera, maderera 
  o de cualquier índole depredadora. 
 
  Nos extrañaron profundamente las palabras del Presidente en el sentido de 
negarse a 
  regresar al "arco y la flecha". Como cuando Lusinchi manifestó su 
aspiración de 
  "borrar la palabra indígena del diccionario". ¿Para qué reconoce, entonces, la

  Constitución bolivariana los derechos de los pueblos indios? El arco y la 
flecha son 
  implementos respetables de las culturas autóctonas del presente, no sólo 
del pasado. 
  Su uso es preferible a cazar con escopetas o hacerse la guerra con 
misiles. En todo 
  caso, ni el guayuco o la cerbatana, la canoa, la hamaca o el cazabe impiden el

  acceso a las universidades o a la tecnología occidental. En cambio, la 
experiencia 
  indígena es indispensable para mantener el equilibrio ecológico, por 
encima de las 
  opiniones disonantes de Jorge Giordani y del Grupo Garibaldi -voceros del 
  desarrollismo acrítico- o de los intereses insaciables de la empresa Edelca. 
 
  No actuamos bajo influencia de doctrinas foráneas ni como ambientalistas 
puros, 
  aunque ellos son también dignos de respeto ante la impenitente 
destrucción ecocida, 
  denunciada en los propios discursos del Presidente. En mi caso 
particular, escribo e 
  investigo sobre la convivencia en medio de la sociodiversidad, desde 
mucho antes de 
  que la academia norteamericana agarrase el tema para sí. Me sobran pruebas, 
  aparte de que por algo se me concedió el Premio Nacional de Humanidades, 
junto a 
  otras distinciones: odio la pedantería, pero a veces hay que saber ubicarse. 
  Sencillamente, no acepto que me tilden de saboteador y enemigo del proyecto 
  nacional. 
 
  Lo que sí puede desfigurar cualquier plan a largo plazo es la obsesión 
por poblar 
  ecosistemas frágiles, y construir ciudades y aldeas sin raíces 
sociohistóricas; con 
  preferencia a dedicar recursos al fortalecimiento de los centros poblados 
de la 
  provincia, que claman por la ayuda oficial sin desmedro de su 
autogestión: Calabozo, 
  Yaritagua, El Tocuyo, Tinaquillo, Aragua de Barcelona; y muchos otros cuyo 
  pecado original consiste en no provenir de experimentos ajenos a los 
principios 
  básicos que rigen cualquier configuración colectiva con viabilidad social. 
 
  Siempre se correrán riesgos a la hora de invertir cuantiosas sumas de 
dinero en 
  ciudades con cierta trayectoria histórica, por lo mismo nunca exentas de 
  contradicciones, imperfecciones e incongruencias. Mas, nada hay tan 
ingrato como 
  levantar poblaciones artificiales, inyectándolos todo tipo de refuerzos 
financieros e 
  institucionales: en espera de que la gente se acople a una ambientación 
  deshumanizada que pocas veces llega a la consolidación total. 
 
  Sintetizando lo anterior, el presidente Chávez tiene todavía la opción de un 
  ecodesarrollo sustentable, en armonía con el pensamiento más esclarecido 
sobre la 
  materia. De lo contrario, el país podría precipitarse por la vía de un 
desarrollismo 
  antiecológico y suicida, con un terrible costo social, económico, 
cultural y, por 
  supuesto, ambiental. 
 
 
 
_______________________________________________________________________ 
http://www.eListas.net/ 
Crea y administra tus propias listas de correo gratuitas, en español.