Inicio > Mis eListas > lea > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1861 al 1890 
AsuntoAutor
one-way dialogo, n interfaz
Propuestas y exige Claudia
Vanadio, carbon y Jorge Hi
Dias antes del gol Jorge Hi
Venezuela Watch interfaz
Re: Propuestas y e Héctor B
AGENDA XXI - Tema interfaz
Esceptisismo hacia interfaz
Esceptisismo hacia interfaz
Re: AGENDA XXI - T Héctor B
Contra el ALCA F. Eduar
EL "AMARGODUCTO"de Vitae
Fw: Eventos: Argen pefaur
Para reflexionar V interfaz
Resistencias indig interfaz
Re: Para reflexion Héctor B
Asi tenga pelo azu interfaz
articulo de Edward German T
Articulo de Edward German T
Medios de comunica German T
Re: Persecusion co Vitae
RE: Contra el ALCA interfaz
RE: EL LOCO VIDEO interfaz
RE: ¿Cual sociedad interfaz
partido ecologico German T
Fw: Expertos evalu Lucas Ri
¡Los Malos de la P Édinson
Puerto América : Jorge Hi
¿Chavez-Opep: Ecol Jorge Hi
¿Area urbana const Jorge Hi
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Lista Ecologia y Ambiente - VZLA
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 2286     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[LEA-Venezuela] ¿Chavez-Opep: Ecologistas?
Fecha: 27 de Abril, 2002  11:23:27 (+0200)
Autor:Jorge Hinestroza <vitae @.....net>

EL NACIONAL - SÁBADO 27 DE ABRIL DE 2002 

Opinión

Venezuela–Estados Unidos: un intenso aroma de petróleo
Hazel Henderson *

El desalojo a manos de una facción militar y la rápida restitución a su cargo
del presidente venezolano Hugo Chávez dejó mal parado al Gobierno de Estados
Unidos.

Washington se había mostrado crecientemente irritado con la populista
“revolución bolivariana” de Chávez, con sus esfuerzos en favor del
fortalecimiento de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), con
su oposición a la globalización del libre comercio guiada por las corporaciones y
respaldada por Estados Unidos y con su visión del desarrollo. Chávez fue elegido
en 1998 con un mandato popular sin precedentes.

En este antagonismo subyacen dos opuestas visiones del mundo. Una está
representada por el Foro Económico Mundial de Davos, que sostiene el punto de
vista ortodoxo del desarrollo industrial, la globalización y el libre comercio
conocido como “El consenso de Washington”.

La otra visión es la de los activistas globales de base opuestos a una ulterior
globalización por parte del poder empresarial que se reúnen en el Foro Social
Mundial bajo la consigna de “Otro mundo es posible”. Sus metas son las de
globalizar los derechos humanos, las pautas laborales, la justicia social y la
protección ambiental, así como la de frenar el poder de las finanzas globales.

Un convincente abogado de esta última posición es el conocido ensayista y
diplomático venezolano Frank Bracho, cuyo libro de 1998 Petróleo y globalización:
salvación o perdición impresionó profundamente al presidente Chávez.

Chávez está de acuerdo con la visión de Bracho según la cual las metas y la
dirección del desarrollo han sido desviadas por el “economismo” y deben ser
conducidas hacia el bienestar social, la reducción de la pobreza y un desarrollo
humano sostenible.

En el centro de los problemas de Chávez con Washington está la dependencia de
Estados Unidos con respecto al petróleo venezolano. Venezuela es el tercer mayor
suministrador de petróleo a Estados Unidos.

Chávez ha reafirmado el liderazgo de Venezuela en la OPEP al mismo tiempo que
marcó un curso independiente en materia de política exterior, lo que representa
un riesgo para un país latinoamericano. Sus visitas a todos los jefes de Estado
de los países de la OPEP, desde el rey Abdula de Arabia Saudita hasta Saddam
Hussein (Irak) y Muamar al Gadafi (Libia), provocaron coberturas incendiarias en
la prensa estadounidense contra Chávez, calificado de “caudillo militar
izquierdista”. Su amistad con Fidel Castro sirvió para aumentar la furia de
Estados Unidos.

A fines de setiembre del 2000, Chávez fue el anfitrión de la segunda Cumbre de
la OPEP en la historia de 40 años de la organización petrolera y transmitió el
informe del Seminario Internacional sobre el Futuro de la Energía a los jefes de
Estado de los países de la OPEP. Ese informe hizo dos recomendaciones clave:
1.–Que la OPEP cree sus propias instalaciones para las nuevas tecnologías de
transporte y energía a fin de invertir en futuros combustibles de origen no
fósil: hidrógeno, solar, células electrógenas y otros renovables.

2.–Que la OPEP saque ventaja del trueque electrónico de alta tecnología y de los
intercambios bilaterales de su petróleo con sus clientes en los países en
desarrollo, que carecen de divisas duras mientras enfrentan muy bajos precios
para sus propias materias primas exportables. Los economistas consideran que el
trueque es “primitivo”, pero desde la aparición de Internet y del comercio
electrónico se ha hecho tan eficiente como el comercio basado en el dinero.

Después de los atentados del 11 de setiembre, Chávez hizo enojar más aún a
Estados Unidos al decir que la guerra de George W. Bush en Afganistán consistía
en “combatir el terrorismo con terrorismo”.

El Gobierno de Bush tiene ahora que enfrentar seriamente la realidad de la
dependencia de Estados Unidos del petróleo extranjero, que colorea toda su
política exterior. Hasta aquí, el plan energético de Bush, diseñado por las
empresas que habían sido contribuyentes en su campaña electoral, como Enron y
otras compañías carboneras, petroleras, productoras de gas y nucleares, así como
la industria automovilística, es contestado por el creciente sector que reclama
“energía limpia y verde” y que cuenta con 56 por ciento de apoyo popular.

Durante visitas efectuadas a Caracas en el 2001 escuché a ejecutivos
estadounidenses discutiendo sus planes para derrocar a Chávez mediante la
organización en julio de una “huelga general” dirigida por el sector empresarial.
Cuando asistía en diciembre del 2001 al Diálogo de las Civilizaciones patrocinado
por la Unesco, también acerté a oír los planes de Fedecámaras (la asociación de
los empresarios venezolanos), así como conversaciones acerca del interés
comercial estadounidense, para derrocar a Chávez. En la ceremonia de apertura
Chávez anunció su intención de promulgar su programa de reforma agraria y de
limitar la autonomía de la compañía estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa).

A la segunda manifestación conducida por Fedecámaras siguió en este mes la
paralización de la producción de petróleo decidida por los ejecutivos de Pdvsa.
La facción que encabezó el golpe que se produjo poco después se vio también
irritada porque Chávez puso fin a los programas de entrenamiento con el Ejército
de Estados Unidos y a los vuelos sobre Venezuela de aviones militares
estadounidenses.

Asimismo, Chávez (como muchos otros líderes latinoamericanos) se negó a apoyar
el Plan Colombia, un programa financiado y apoyado militarmente por Estados
Unidos para combatir a la guerrilla colombiana.

Quizás nunca sepamos cuánto estuvo involucrado Estados Unidos en el golpe. Lo
que sabemos a ciencia cierta es que Estados Unidos estaba furioso con el líder
venezolano.


* Economista y autora de Beyond Globalization (Más allá de la globalización) y
de otros libros sobre el desarrollo equitativo y sostenible ecológicamente.
Escribe para la agencia de noticias Inter Press Service (IPS)




_______________________________________________________________________
Visita nuestro patrocinador:
~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~
               ¡¡NO TE PIERDAS ESTA OFERTA!!
          ¡¡ TE DAMOS 20 EUROS DE GASOLINA GRATIS !!
               POR CADA PRODUCTO QUE COMPRES ...
      Discmans, equipos de música, cargadores de móviles,
      Manos libres para móviles, equipos Home Cinema, etc.
           Con la garantía de calidad de ELTA.
    Haz clic aqui -> http://elistas.net/ml/64/
~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~