Inicio > Mis eListas > lea > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1605 al 1634 
AsuntoAutor
Solucion para casi Interfaz
(En ingles) Predad Interfaz
Pedido de Solidari Noemi Ab
Re: mas informacio hbseco
James Petras hbseco
Chavez en TV: FORJ Interfaz
Re: Chavez en TV: hbseco
Artículo del porta Héctor
Artículo del porta Héctor
MOSCA HAY VIRUS en Interfaz
(En Ingles) Petrol Interfaz
Nueva web cientifi Interfaz
Limpieza de los vi Interfaz
(Todo En Español) Interfaz
Foro sobre Transgé Fundagre
Re: MOSCA HAY VIRU hbseco
¡Mil Gracias! Edinson
IMPORTANTISIMO: Ma Interfaz
EL FISCAL Y LA LEY Julio Ce
Re: Foro sobre Tra L.Ciro M
Fw: Voce fala Bras Pedro P.
Chávez ordenó rati Julio Ce
Wtr: Correspondien Moigis
no entiendo lo qie Moigis
RE: no entiendo lo Fundagre
Re: no entiendo lo Moigis
USA no acepta el " vitae
GUAICAIPURO EN EL Julio Ce
CVG - PLACER DOME Julio Ce
Promesas ambiental interfaz
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Lista Ecologia y Ambiente - VZLA
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 1985     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[LEA-Venezuela] Los impuestos en la Ley de Tierras
Fecha:Martes, 27 de Noviembre, 2001  00:20:12 (-0400)
Autor:Edinson Luzardo <ediluzardo @.....net>

Los Impuestos en la Ley de Tierras
                           Por Rafael Romero.
 
   A lo expuesto debe agregarse                     
que no son las medidas imposotivas                                                                                           
el mejor instrumento para desestimular                                                                                   
el uso de las tierras agrícolas con fines                                                                                            
de engorde y como consecuencia, promover                                                                                     
una mayor equidad en la tenencia de la tierra. 
 
Otro caso de espejísmo tributario. Es el juicio que merece  el impuesto incluído en la Ley de Tierras que recientemente promulgó el Presidente de la República mediante decreto-ley (Gaceta Oficial No. 37.323 del 13-11-2001). Se trata de un impuesto "predial," nombre que reciben los tributos que recaen sobre los terrenos en áreas rurales y por tanto de uso agrícola.
 
Este impuesto, según la Constitución de 1999, debe ser creado por el Podedr Nacional, pero para ser recaudados por el Poder Municipal. El rendimiento fiscal pues, cuando lo haya, será obviamente en beneficio de los municipios rurales del país. El impuesto creado por dicha ley, sin embargo, denominado "impuesto sobre tierras infrautilizadas," está destinado a ser recaudado por Seniat. Aquí comienza el espejísmo, pues aún si el uso óptimo del suelo es el criterio de tributación éste sigue siendo un "impuesto sobre predios rurales," y por tanto, lo que creó la Ley de Tierras es absolutamente inconstitucional. Otra debilidad jurídica de este impuesto, a juicio de algunos estudiosos, es que la Ley Habilitante no autorizó expresamente al Presidente para crearlos y en materia de imposición esto es un principio básico. Por estas dos insuficiencias en su piso jurídico, es de suponer que este tributo será blanco fácil de medidas de amparo constitucional.
 
De todos modos, está todavía lejano el día en que éstos tributos generen ingresos. La razón es elemental: no hay experiencia en Venezuela de sobre administarción de impuestos sobre actividades agrícolas y pecuarias. Ni siquiera en materia de impuestos sobre la renta, que es por donde debió haberse empezado. La data disponible facilitaría enormemente la aplicación del impuesto creado por la Ley de Tierras. Esto vale para una recaudación a cargo del Seniat o de cualquier municipio, caso éste que ya hemos analizado (la Verdad 04-03-2.001).
 
Es más, el otro impuesto previsto en una versión preliminar de esta ley, atinadamente denominado "impuesto sobre predios rurales" y destinado (conforme a la Constitución) a ser recaudado por los municipios, habría bastado por si solo para estimular el aprovechamiento óptimo de las tierras. Tener que pagar por todas las tierras que se posea, estimula su cultivo, para generar el monto a pagar, y de paso, maximizar la utilidad después del impuesto. Por otra parte, es posible diseñar este impuesto para reforzar dicho efecto: una tarifa que disminuya el porcentaje de pago a medida que aumenta la producción por hectárea logra muy bien este objetivo.
 
A lo expuesto debe agregarse que no son las medidas impositivas el mejor instrumento para desestimar el uso de las tierras agrícolas con fines de engorde y, como consecuencia, promover una equidad en la tenencia de éstas. Para esto se requiere toda una política agrícola sostenida en el tiempo y de ella hemos carecido a lo largo de nuestra historia. Durante los años del puntofijismo y antes.
 
Vale la pena concluir este comentario con dos mensajes para los productores del campo: el primero es recordarles que este gobierno, al que tanto critican, les restableció el privilegio de la exoneración del Impuesto sobre la Renta, a pesar de que está cientificamente demostrado que tal privilegio, vigente desde 1943, en nada ha estimulado la producción agropecuaria del país.
 
Además este impuesto si podría ser recaudado por el Seniat de inmediato. El otro mensaje es, nadie les va a cobar el tributo previsto en la Ley de Tierras por décadas. No se preocupen.
 
*************************************************************************************************************************
ECONOMÍA
LA VERDAD, DOMINGO 25 DE NOVIEMBRE DE 2.001
 
                                                                         Hasta siempre... 
Édinson Luzardo