Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 18861 al 18877 
AsuntoAutor
=?UTF-8?Q?336=2F20 Centro d
=?UTF-8?Q?337=2F20 Centro d
=?UTF-8?Q?338=2F20 Centro d
=?UTF-8?Q?339=2F20 Centro d
340/20 - El turism Centro d
=?UTF-8?Q?341=2F20 Centro d
342/20 - LA CARA O Centro d
343/20 - MUJERES F Centro d
344/20 - Estados U Centro d
=?UTF-8?Q?345=2F20 Centro d
=?UTF-8?Q?346=2F20 Centro d
=?UTF-8?Q?Re=3A_No =?UTF-8?
=?UTF-8?Q?Re:_Noti leo garc
347/20 - La cara o Centro d
=?UTF-8?Q?Invitaci Adriano
Re: NoticiasdelCeH Nicole B
=?UTF-8?Q?Primer_C =?UTF-8?
 << 20 ant. | -- ---- >>
 
Noticias del Cehu
PŠgina principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 19205     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 340/20 - El turismo y sus nuevos retos
Fecha:Domingo, 8 de Noviembre, 2020  12:45:22 (-0300)
Autor:Centro de Estudios Alexander von Humboldt <centrohumboldt1995 @.....com>

NCeHu 340/20

El turismo y sus nuevos retos


"Lo que estamos viviendo es la gran interrupci√≥n del mundo, la gran amenaza desde la Segunda Guerra Mundial. Nada hab√≠a afectado tanto al mundo y a los flujos cotidianos del mundo" Rafael Fern√¡ndez de Castro (Director del Centro de Estudios M√©xico ‚Äď Estados Unidos. U. de California).

                                                         

Alfredo César Dachary

 

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† Pensar en el futuro a corto y mediano plazo es un ejercicio dif√≠cil porque el profundo impacto econ√≥mico que gener√≥ el paro productivo de cerca de la mitad de la poblaci√≥n mundial, fue superado por el impacto psicol√≥gico de la cuarentena a la sensaci√≥n de encierro, todo esto enmarcado en una gran precariedad, que amenaza con profundizarse en el siguiente a√Īo.

El ciudadano de a pie solo registra, por l√≥gica, sus grandes problemas para sobrevivir y dif√≠cilmente busca una verdadera respuesta. No es de extra√Īar, la pandemia desnud√≥ la realidad del sistema, el precarismo aunado a la falta de reservas para enfrentar un hecho excepcional, el miedo y la necesidad de trabajar, borraron el mundo ideal dise√Īado por expertos en marketing como parte de la estrategia por prolongar la larga agon√≠a de la post-crisis de esta d√©cada que finaliz√≥.

La larga pandemia y la falta de resultados han despertado otros elementos m√¡s all√¡ de las cr√≠ticas a la gesti√≥n del Estado, que fue sorprendido en medio de la privatizaci√≥n y el recorte de la salud p√ļblica. Estos nuevos enfrentamientos van m√¡s all√¡ de la pol√≠tica, tienen que ver con las personas ya que, en el √¡mbito social, familiar y personal la escala de valores y percepci√≥n de la realidad ha cambiado.

El confinamiento es una medida opuesta al turismo, que significaba liberar al sujeto de la presión urbana-laboral por un tiempo de libertad y el premio eran las vacaciones.

De all√≠ que los que se quejan exigen la necesidad de tener m√¡s libertad, de conocer y de disfrutar de un ocio elegido por √©l y no impuesto por la autoridad que lo limita a las cuatro paredes de su casa.

¬†De all√≠ que el turismo, que en principio no representa un producto de primera necesidad, de golpe aparece como un salvavidas, que se usa con grandes riesgos para poder ejercer un corto tiempo de libertad elegida. Es que el turismo aporta valores y una oferta de posibilidades tan amplia como determine cada ciudadano, m√¡s de la que pensamos, no es una pose, es una expresi√≥n de ansiedad, de libertad.

En nuevos estudios realizados en la actualidad destacan varias respuestas denominadas inmediatas o desde el coraz√≥n, como es el sentimiento de libertad, la necesidad de estar en espacios abiertos, de reencontrarse con su ‚Äúnormalidad‚ÄĚ y con ella de sus esperanzas, hoy limitadas por la amenaza de la pandemia.

Hoy ya vivimos una revoluci√≥n, por un lado est√¡n los ciudadanos que por sus actividades deben estar en la realidad diaria y asumir sus problemas, incluido el contagio, pero hay una gran parte de adultos y ni√Īos menores que han tenido que entrar al mundo virtual, para sus relaciones diarias, sus estudios o sus trabajos, son los que se adelantaron al cambio, y que pueden elegir irse de viaje con sus trabajos digitales y los estudios de sus hijos virtuales; √©stos son los que pomposamente les definimos como el turismo de trabajo, algo que ya fue experimentado en la crisis del 2008, con buenos resultados como opci√≥n coyuntural.

Por ello, hoy no nos sorprende que los turistas asuman riesgo y salgan de su confinamiento, es un tema dif√≠cil, y solo los resultados de los estudios de seguimiento nos podr√¡n ir dando nuevas respuestas, que en este caso las ajustamos a un modelo general pero realizado sobre la experiencia de uno de los pa√≠ses con mayor desarrollo tur√≠stico: Espa√Īa.

En abril, las¬†reservas hoteleras¬†globales cayeron al 9% interanual y lograron un repunte de hasta el 54% en julio, y a partir de esa oscilaci√≥n el World Hotel Index¬†de¬†SiteMinder¬†ha identificado que¬†el ciclo de reservas hoteleras pasar√¡ por cinco etapas¬†hasta llegar a una nueva normalidad, una apuesta muy flexible pero construida de una manera bastante realista, aunque siempre sujeta a los cambios que puede generar la pandemia actual o una nueva.

La primera fase es la Aceleraci√≥n nacional, etapa que estamos pasando en M√©xico y en muchos pa√≠ses, aunque en algunos casos se ha debido regresar al confinamiento como el mismo caso espa√Īol.

En esta etapa hay una tendencia al alza ‚Äúque demuestra el gran entusiasmo de los viajeros por escapar de los l√≠mites de su hogar‚ÄĚ y esto se traduce ‚Äúen un aumento inmediato de las reservas hoteleras‚ÄĚ, y como las fronteras internacionales han permanecido cerradas, la gran mayor√≠a de las reservas corresponden a residentes locales; se plantearon fines de semana para residentes a conocer y vivir un tiempo distinto luego del confinamiento.

En este primer momento, los niveles de confianza de los viajeros fueron altos, como fue al inicio de la pandemia, la tendencia de los cruceristas, los √ļltimos en abandonar ‚Äúel barco del ocio‚ÄĚ, ahora se produjo un aumento en las reservas nacionales en los pa√≠ses con mayores restricciones de movimiento y se identific√≥ una tendencia a las¬†reservas de √ļltima hora, que nos habla de una cierta ‚Äúinestabilidad‚ÄĚ de los viajeros derivado del temor de la pandemia.

La segunda etapa, la de Estancamiento y se la denomina as√≠ porque ‚Äúaunque el inter√©s por el¬†turismo nacional¬†se ha recuperado en todo el mundo, pero es sobre el imaginario, ya que lo econ√≥mico podr√≠a limitar mucho esta tendencia, resulta l√≥gico y tambi√©n complicado que, por s√≠ solo, sea capaz de levantar la industria hotelera hasta los niveles de la √©poca de auge‚ÄĚ.

Esto es tan dif√≠cil como decir que el turismo no cambia luego de casi un a√Īo de aislamiento. Tres de cada cuatro viajeros se ha visto afectado econ√≥micamente por la pandemia¬†y eso, sumado a la disminuci√≥n del entusiasmo inicial de los consumidores, ha dado paso a un estancamiento de las reservas.

Las caracter√≠sticas de este momento son: restricciones de viajes o casos de coronavirus en constante oscilaci√≥n (nuevas olas), niveles neutrales de confianza por parte de los viajeros y, en consecuencia, una¬†disminuci√≥n del impulso anterior de reserva a causa de la aparici√≥n o el aumento de¬†rebrotes de Covid-19¬†y tambi√©n menos reservas de √ļltima hora.

Un tercer momento es el de Retracci√≥n, debido al aumento de nuevos casos de coronavirus y a otros cambios pol√≠ticos o sociales, aunque tambi√©n aclaran que puede ser ‚Äúporque la emoci√≥n inmediata por volver a viajar se ha ido disipando‚ÄĚ.

Esta etapa de fluctuaci√≥n es de desestabilizaci√≥n, que se caracteriza por comportamientos de reserva err√¡ticos debido a las restricciones inminentes o las preocupaciones surgidas por los rebrotes de Covid-19. √Čsta puede ir acompa√Īada por documentos oficiales que aconsejen no viajar o restringir los viajes, como el que actualmente emiti√≥ Estados Unidos sobre M√©xico.

Hay una tendencia al alza de las reservas de √ļltima hora y de cancelaciones, puesto que los niveles de confianza de los viajeros son cambiantes, y en esta etapa se encuentra la industria hotelera en Espa√Īa, ya que hay reservas irregulares y oscilaciones casi diarias.

‚ÄúDespu√©s de haber subido con mucha fuerza en junio y haber alcanzado el 3 de julio el 63,15% respecto a sus niveles de 2019, el volumen de reservas de los alojamientos espa√Īoles ha vuelto a caer por debajo de la media mundial y actualmente se sit√ļa en el 43,95% interanual comparado con 2019. A nivel global, las reservas entre enero y junio de este a√Īo han sido un 65,5% m√¡s bajas que en el mismo periodo del a√Īo pasado‚ÄĚ.

La cuarta fase en el ciclo de las reservas hoteleras es el de la Asimilaci√≥n o, como explican en el informe, el momento de ‚Äúalivio o aceptaci√≥n‚ÄĚ en donde los residentes locales llegan a un estado en el que miran con esperanza hacia una futura recuperaci√≥n, a la vez que asumen que el mundo ha cambiado y, por lo tanto,¬†vuelven a optar por el turismo nacional como ‚Äúuna alternativa nueva y emocionante‚ÄĚ. Existe la posibilidad de reservar un viaje al extranjero, anticip√¡ndose a la reapertura de fronteras, ‚Äúsiempre que tengan la opci√≥n de cancelarlo‚ÄĚ.

Las caracter√≠sticas de esta etapa son comportamientos menos err√¡ticos a la hora de reservar; aumento de las reservas de √ļltima hora en territorio nacional y esperanza de hospedarse en el extranjero. Las restricciones de viajes o casos de Covid-19 son bajos a nivel nacional y en proceso de descenso a nivel internacional, aunque puede haber pa√≠ses de excepciones.

La √ļltima fase es la Aceleraci√≥n Internacional, aunque aclaran que ‚Äútodav√≠a queda un tiempo hasta que el turismo pueda volver a esta etapa‚ÄĚ y se espera una aceleraci√≥n sostenida a medida que las fronteras internacionales se reabran.

En esta fase se produce un aumento de las reservas internacionales, tras una relajaci√≥n de las restricciones; aumentan las reservas de √ļltima hora para estancias m√¡s largas y las reservas se hacen con mayor antelaci√≥n. Este momento es posible por restricciones de viajes o casos de coronavirus bajos a nivel nacional e internacional y, por tanto, una mayor confianza de los viajeros.

"Viajar ya no significa desplazarnos sin limitaciones, como est√¡bamos acostumbrados a hacer. Viajar es de nuevo un privilegio".

√Čste puede ser el camino ideal, pero todo a√ļn no est√¡ dicho, aunque al momento de escribir estas notas ya se vacuna en algunos pa√≠ses contra el Covid-19, otra esperanza de la etapa post-Covid.¬†


cesaralfredo552@gmail.com