Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 18841 al 18852 
AsuntoAutor
318/20 - VIAJANDO: Noticias
319/20 - OS DESLOC Noticias
=?utf-8?Q?320/20_- Noticias
321/20 - VIAJANDO: Noticias
322/20 - A DESIGUA Noticias
323/20 - DISTRIBUC Noticias
324/20 - LA CARA O Noticias
325/20 - MEMORIA F Noticias
326/20 - DESENVOLV Noticias
327/20 - Otro paso Noticias
328/20 - A VELHICE Noticias
=?utf-8?Q?329/20_- Noticias
 << 20 ant. | -- ---- >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 19171     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 309/20 - ECONOMÍA INFORMAL EN TIEMPOS DE PANDEMIA
Fecha:Jueves, 15 de Octubre, 2020  12:18:36 (-0300)
Autor:Noticias del CeHu <noticias @..............org>

NCeHu 309/20

 

ECONOMÍA INFORMAL EN TIEMPOS DE PANDEMIA

 

Rosalía Nancy Amil

Instituto Superior de Formación Docente N°45

Haedo - Buenos Aires - Argentina

 

Introducción:

El presente trabajo tiene como objetivo analizar la situación de las economías informales en el marco de la pandemia por el Covid-19  y las medidas de aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO) implementadas en Argentina. A partir de un abordaje desde la perspectiva de género tomaremos como estudio de caso la Feria Venta-Trueque del Municipio de Morón, Buenos Aires, Argentina. A lo largo de esta ponencia ofreceremos un análisis que nos permita aproximarnos a las características del sector de la economía informal, que se estima abarca más del 40% de los trabajadores de nuestro país y que impacto genera particularmente para las mujeres feriantes, en uno de los municipios más importantes del Área Metropolitana de Buenos Aires.

Cabe mencionar que la presente investigación se encuentra en su etapa exploratoria, por lo cual a priori la metodología implementada ha sido la observación participante, la realización de entrevistas a informantes clave, como así también la búsqueda y relevamiento de artículos periodísticos y bibliografía académica. Frente a lo mencionado los resultados obtenidos hasta el momento demuestran el impacto en las economías familiares de las mujeres feriantes, quienes en la mayoría de los casos son el principal sostén económico de sus hogares. Esperamos que estas instancias preliminares en la investigación sean la base de futuros abordajes para analizar las heterogéneas situaciones post pandemia.

 

Sobre las economías informales

Como producto de las políticas neoliberales llevadas a cabo en los últimos tiempos se ha producido un profundo proceso de pauperización de las clases sociales, especialmente de la clase media, teniendo como consecuencia la aparición de nuevos pobres, esta “masa marginal”-concepto acuñado por el teórico José Nun-  quienes son excluidos del sistema, quedan en una situación de total vulnerabilidad socioeconómica. Sobre todo estos programas de ajuste impactan mayormente en las mujeres y disidencias, quienes históricamente y estructuralmente formamos parte de los índices de pobreza e indigencia, proceso que se conoce como la feminización de la pobreza, quedando evidenciadas las desigualdades y opresiones vinculadas al género que son inherentes al sistema capitalista y patriarcal.

En este sentido miles y miles de personas-especialmente las mujeres y disidencias- tuvieron que desarrollar mecanismos de supervivencia ejerciendo trabajos no-asalariados, precarizados, empleos no reconocidos y mal remunerados, los cuales mayormente implican una renta diaria para poder reproducir las mínimas condiciones materiales de vida.

La categoría “trabajo informal” fue adoptada por la OIT en 1972 y lo conceptualiza como una forma de “normalización” del trabajo no asalariado y de un fenómeno típico de las poblaciones trabajadoras del Sur Global y que agrupa a  quienes sostienen sus vidas en contextos de alta precariedad. (Azzati, Bernal, & Bustos, 2020)

Las últimas mediciones del FMI registran una alta tasa de informalidad laboral en la región de América Latina arrojando cifras como por ejemplo en México dichas tasas rondan el 57,7%,  Brasil un 46%, Chile un 40,5% y en Argentina un 47,2%.(Azzati, Bernal, & Bustos, 2020)

El trabajo informal presenta un abanico de posibilidades: desde las actividades llamadas “changas”,  trabajos manuales, emprendedores, vendedores ambulantes, feriantes, trabajadores de plataformas virtuales como así también las tareas de cuidado y domésticas,  estas últimas mayormente recaen en las mujeres producto de la división sexual del trabajo, siendo históricamente el espacio privado el lugar productivo de las mujeres, por lo que han sido confinadas al mismo. Y si bien a partir de la feminización de la fuerza laboral se pondrá en tensión esta dinámica del espacio privado/público -el cual ha sido exclusivo de los hombres-, veremos en la actualidad cómo se manifiesta la dinámica patriarcal y machista desde los diferentes actores intervinientes, los cuales aún ven con bastante reticencia la apropiación del espacio público de miles y miles de mujeres para reconvertirlo en un espacio productivo como es el caso de las ferias populares.

 

Origen y desarrollo de las ferias populares

Las ferias populares surgen como medida paliativa para la crisis del 2000/2001, donde surge el mecanismo del trueque, intercambio que no implica una transacción comercial, sino que se cambia ropa por alimentos.  Si bien posteriormente existieron breves periodos de recuperación económica y generación de nuevos puestos de trabajo, las ferias se han sostenido a lo largo del tiempo, siendo los periodos de crisis económicas los momentos de mayor auge de estos fenómenos populares. Las ferias se emplazan mayormente en territorios periféricos del conurbano bonaerense y el Municipio de Morón no es la excepción;  tanto la Plaza Dorrego como la Plaza de la Universidad de Morón, en los últimos años han cambiado su función como espacio público y recreativo, se han reconvertido en espacios productivos, transformándose en ferias  donde cientos de mujeres con sus mantas ocupan un lugar para vender sus pertenencias y/o realizar trueques para poder sobrevivir. Este fenómeno popular también  fue denominado como “el shopping de los pobres”.

 

Situación de las mujeres feriantes previo a la pandemia del COVID 19

Se estima que el 90% de quienes participan de la feria de la plaza de la Universidad  de Morón son mujeres, que residen en  distintas localidades del oeste del Gran Buenos Aires, especialmente de Morón, Moreno, Merlo y La Matanza. Gran parte de estas mujeres son jefas de hogares, madres solteras, jóvenes desempleadas que han sido afectadas por las políticas de ajuste, por las desigualdades  de género del mercado laboral,  la brecha salarial entre hombres y mujeres, falta de acceso a trabajos formales y/o a posibilidad de capacitarse o estudiar, debido al rol de cuidadoras, socialmente construido.  Pero  también se registra la participación de mujeres profesionales como por ejemplo docentes que deben realizar una actividad complementaria como consecuencia de los bajos salarios, que se vieron afectados por  los procesos inflacionarios que tuvieron lugar en la economía Argentina a lo largo de los últimos años. De manera tal que no tuvieron otra opción que generar  estrategias de supervivencia y recurrir a la economía popular, la cual les permite a través de los intercambios, generar una renta mínima diaria.

En el espacio público de la plaza de la Universidad de Morón es donde se lleva a cabo esta feria. Allí se manifiestan diferentes territorialidades que derivan en tensiones y disputas por la superposición de los usos que se hacen de la plaza;  en este sentido las mujeres son protagonistas de una experiencia de apropiación del territorio, lo cual  genera reticencias en varios sectores de la sociedad: vecinos, transeúntes, comerciantes, la Universidad de Morón, que como corporación tiene un rol central, como así también el municipio. De este modo las mujeres feriantes deben defender su territorialidad y lidiar con la municipalidad, la cual lleva acciones violentas y persecutorias contra estas.

 

Situación de las mujeres feriantes durante el ASPO con motivo de la pandemia del Covid 19

Tal como mencionamos,  antes de la pandemia la feria había adquirido grandes dimensiones debido a la recesión de la economía y a los altos índices de desocupación; entonces  excluidas del mercado laboral, muchas mujeres residentes en la periferia del conurbano bonaerense, no encuentran otra alternativa más que recurrir a la economía informal para poder sobrevivir.

La reconversión y ocupación de dicho espacio público especialmente por  mujeres pobres ya generaba reticencias y violencias, las cuales en este último tiempo se recrudecieron.

En el mes de Marzo cuando se registraron los primeros casos de covid 19, el presidente Alberto Fernández mediante un decreto declara el aislamiento obligatorio en todo el territorio nacional, paralizando toda actividad económica declarada no esencial como así también todo evento masivo, por lo que las ferias quedan totalmente suspendidas.

Atendiendo a la situación de vulnerabilidad socioeconómica en la  que se encuentran millones  de argentinos, el gobierno adoptó una serie de medidas en el marco de la emergencia sanitaria y económica, como por ejemplo el aumento de la Asignación Universal por Hijo, la implementación de tarjetas alimentarias y como medida específica para el sector  informal se creó el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE).  Sin embargo, a pesar de los intentos del gobierno, estas medidas no fueron suficientes para paliar la grave situación de los sectores de menores ingresos de la sociedad. En el caso del IFE fue una medida que llegó tardíamente y no alcanzó a todo el sector, sin dejar de mencionar que el monto asignado no logra cubrir el costo de la canasta básica, si consideramos los gastos de alquiler y servicios básicos que han experimentado aumentos cercanos al 300% en los últimos años. (Redondo, S; 2019)

La situación  generada por el  aislamiento en contexto de  pandemia obligó a reconvertir y readaptar la metodología de trabajo, transformando la feria en una  “feria virtual”, donde a través de las redes sociales, en especial Facebook e Instagram llevan a cabo las ventas o intercambios, cuyo punto de entrega son las inmediaciones de la Universidad de Morón ya que este representa un espacio identitario de las feriantes, quienes aún en esta situación, no encuentran otra opción que buscar mecanismos de subsistencia.

 

Las mujeres feriantes: pauperizadas y criminalizadas

En el marco de la lucha contra el covid-19 se intensificó también la lucha contra las economías populares. Esta política que se está llevando a cabo en todo el conurbano bonaerense, se caracteriza por  la criminalización  de las mujeres feriantes y la militarización de los espacios de entrega, recrudeciendo de esta manera las violencias institucionales (estatales y policiacas).

Cabe destacar que esto se contrapone con lo que sucede en otros espacios públicos  del municipio de Morón, donde vendedores ambulantes, puesteros y  comerciantes siguen llevando a cabo sus actividades, evidenciando entonces la jerarquización de ciertos espacios por sobre otros, ocupados generalmente por mujeres, pobres y pertenecientes a la economía informal.

Considerando lo expuesto por Saskia Sassen en el marco de la Ciudad Global se producen las Contrageografías de la Globalización que dan paso a la emergencia de espacios donde se llevan a cabo estas economías sumergidas, los cuales  tienen como protagonistas a las mujeres, que a partir de trabajos precarizados  y mal remunerados, generan rentas donde no solo sostienen hogares, sino también comunidades, y hasta Estados, la autora denomina  a este proceso como la feminización de la supervivencia, siendo entonces las mujeres ” la nueva clase servil, clase de la que todos dependen pero que nadie ve”. (Sassen, S. 2013

Por eso es fundamental estudiar estos fenómenos de la economía informal  desde una perspectiva feminista, e incorporar en este análisis  la geografía de género  para visibilizar la configuración de los espacios en las ciudades globalizadas ya que bajo estas relaciones de género jerarquizadas, las cuales se manifiestan en el espacio, pensar en el derecho de la ciudad de las mujeres parece una utopía, como es el caso de las mujeres pobres del conurbano bonaerense que sufren múltiples violencias por el solo hecho de querer hacer uso del espacio público y reconvertirlo en un circuito económico popular para su subsistencia.

 

Consideraciones Finales

Se puede concluir entonces que la feria es para muchas mujeres sumidas en la pobreza un mecanismo de supervivencia, al mismo tiempo que se  producen diferentes intercambios comerciales que permiten crear  redes de contención y sororidad, especialmente en el contexto de la profundización de las violencias implementadas institucionalmente, donde las mujeres feriantes se unen y se apoyan mutuamente para visibilizar las situaciones que están atravesando. De esta forma lograron constituirse como colectivo de feriantes de la plaza de Morón, llevando adelante distintas acciones para denunciar las desigualdades e injusticias a las que son sometidas.

Como se planteó la pandemia por el Covid 19 agudizó las problemáticas relacionadas al empleo, en este sentido considero que los estados tienen por delante un gran desafío de cara a la recuperación económica post pandemia, y no solo deben crear empleos de calidad sino que además deben incluir políticas que aborden la dimensión de género en el mundo laboral.

Además considero imprescindible en esta coyuntura pensar la ciudad en clave feminista, donde se pueda llevar a cabo una planificación urbana que integre nuestras demandas e intereses, y que contemple estos espacios colectivos de economía popular y feminista .Las mujeres también somos “hacedoras” de la ciudad, por lo cual debemos atender a un nuevo paradigma urbano que contemple el derecho a la ciudad de las mujeres y del colectivo LGTBIQ+.

 

Bibliografía

Arrazola, I., & A. F. (2018). Geografiando para la resistencia. Los feminismos como práctica espacial. Ecuador: cartel 3.

Azzati, S., Bernal, M., & Bustos, A. J. (2020). Economías populares en la pandemia. Cartografía provisoria en tiempos de aislamiento y crisis global. Clacso.

             Harvey, D. (2013). “Ciudades Rebeldes. Del derecho a la ciudad a la revolución urbana”. Ediciones Akal

Nun, J. (2010). Sobre el concepto de Masa Marginal. Laboratorio, Revista de Estudios sobre cambios estructurales y desigualdad social, pág. 109-119.

Redondo, S (2019) “Movilidad femenina en el AMBA: consideraciones en torno al aumento de costos de transporte y su impacto en los ingresos por AUH” En Actas del IV Congreso de Geografía Económica. Mar del Plata, Argentina.

Sassen, S. (2013).Contrageografías de la globalización. Género y ciudadanía en los circuitos transfronterizos. Traficante de Sueños.