Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 18461 al 18474 
AsuntoAutor
=?UTF-8?Q?67=2F19_ Centro H
=?UTF-8?Q?68=2F19_ Centro H
=?UTF-8?B?NjkvMTkg Centro H
70/19 - Crecimient Centro H
=?UTF-8?Q?71=2F19_ Centro H
=?UTF-8?Q?72=2F19_ Centro H
=?UTF-8?Q?73=2F19_ Centro H
74/19 - Un mundo i Centro H
=?UTF-8?Q?75=2F19_ Centro H
=?UTF-8?Q?76/19_-_ Alexande
=?UTF-8?Q?art=C3=A Stella A
=?UTF-8?Q?77/19_-_ Alexande
=?UTF-8?Q?78/19_-_ Alexande
=?UTF-8?Q?79/19_-_ Alexande
 << 20 ant. | -- ---- >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 18808     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu =?UTF-8?Q?78/19_-_VIAJANDO:___City_tour_por_la_ciudad_de_M=C3=A9xico__?=
Fecha:Sabado, 28 de Diciembre, 2019  01:50:44 (+0000)
Autor:Alexander von Humboldt <cehumboldt @.........ar>

NCeHu 78/19


  City tour por la ciudad de México

 

Después de cinco días de mojaduras, durante la madrugada del miércoles 18 tuve fiebre y tos que derivaron en una terrible gripa; y amanecí muy mal. Seguía lloviendo. Omar fue a comprarme un antibiótico, pero no se lo vendieron porque no tenía receta. Había un médico en la farmacia, sin embargo, no me dieron las fuerzas ni para caminar dos cuadras.

El jueves 19 estaba peor, pero Omar me consiguió un antigripal que me mejoró bastante, aunque no me levanté de la cama.

El viernes 20 teníamos que dejar el hotel al mediodía. Así que hicimos el city tour en el ómnibus descapotable. Yo estaba mucho mejor y fui arriba sacando fotos. Pero cayó Omar, por lo que se quedó en el piso de abajo, que de hecho, estaba más reparado.

El circuito se concentró, casi en su totalidad, en el Paseo de la Reforma, una de las zonas más paquetas de la Ciudad de México.

Durante la intervención francesa en México, en 1864, el gobierno republicano se encontraba a la fuga por el norte del país, y en la entonces Ciudad de México, el Imperio, encabezado por Maximiliano I de México, se sentía afianzado al poder y llevó a cabo reformas tendientes a modernizar el país. Por esa razón desarrolló una serie de proyectos camineros y ferroviarios, siendo algunos de ellos la creación de varios bulevares de estilo europeo semejantes a los de Viena o de París, dando origen así al llamado Paseo de la Emperatriz, en honor a Carlota, la esposa de Maximiliano I. Dicho paseo conectaba al Palacio Imperial con el Bosque de Chapultepec, y era de uso exclusivo para la Corte Imperial.

Tras la derrota del Segundo Imperio Mexicano y el inicio de la Restauración de la República en 1867, el Paseo de la Emperatriz se abrió oficialmente al público; y tras haber sido renombrado como Paseo Juárez y Paseo de Degollado, se le dio el nombre definitivo de Paseo de la Reforma. Ya, para eso, se habían sembrado eucaliptos, sauces y fresnos, además de realizar glorietas y afrancesar el lugar intentando imitar a la avenida de los Campos Elíseos de París.

Luego de la Revolución de Tuxtepec, el general Porfidio Díaz tomó el poder presidencial y encaminó al país en una nueva política de modernización; y respecto del Paseo de la Reforma agregó un nuevo programa escultórico y monumental que recordara a los héroes nacionales.

Para 1900, con motivo de los festejos por el Centenario de la Independencia que se llevarían a cabo en 1910, se hicieron nuevas mejoras, se ensancharon las calles centrales, se crearon las calles laterales, se hicieron alcantarillados e instalaciones eléctricas y de teléfono, siendo el mayor impacto la edificación del Monumento a la Independencia.

Durante el resto del siglo XX se realizaron diferentes reformas que incluyeron la demolición de edificios antiguos, algunos de ellos que se encontraban en peligro de derrumbe producto del terremoto de 1957, y otros, por la corriente modernizadora que incentivó la construcción de torres y otras construcciones en altura. A esto último se lo denominó el “Proyectazo”.

Después del terremoto del 19 de septiembre de 1985, volvieron a estar afectados severamente muchos edificios sobre el Paseo, por lo que fueron demolidos y los terrenos quedaron abandonados por casi dos décadas.

Y a comienzos del siglo XXI, bajo la gestión del Jefe de Gobierno del Distrito Federal Andrés Manuel López Obrador, se realizaron trabajos en base a un Plan Maestro diseñado por la Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional de México. Pero estas nuevas modificaciones se hicieron en varias etapas, no estando finalizadas en septiembre de 2013, momento en que nos encontrábamos allí.

El primer monumento que divisamos fue la estatua de Cristóbal Colón al llegar a la avenida Morelos, continuando por una zona superpoblada de hoteles de categoría.

 

Monumento a Colón en la intersección del Paseo de la Reforma y la avenida Morelos

 

 

Hotel Le Méridien México City en el Paseo de la Reforma

 

 

En determinado momento nos desviamos por la avenida Juárez hasta llegar al Hemiciclo a Benito Juárez, un cenotafio que se encontraba en la Alameda Central del Centro Histórico.

 

AL BENEMÉRITO BENITO JUÁREZ

LA PATRIA

 

 

Y retomando la avenida Paseo de la Reforma, nos allegamos hasta el monumento al Ángel de la Independencia, que había sido inaugurado el 16 de septiembre de 1910 con motivo del Centenario por Porfirio Díaz, por entonces presidente de México.

 

Avenida Paseo de la Reforma

 

 

Monumento al Ángel de la Independencia

 

 

Sobre un pedestal se colocó la estatua de una Victoria Alada sosteniendo una corona de laurel y una cadena rota de tres eslabones.

El 28 de julio de 1957, un terremoto azotó a la ciudad de México y la Victoria Alada cayó del pedestal quedando destrozada a su pie, por lo que debió restaurarse construyendo una nueva. Y la original, con su cabeza aplastada, quedó expuesta al público en el Archivo Histórico de la Ciudad de México. Nuevamente, en 1985, otro terremoto dañó la estructura y varias de las obras artísticas del monumento, que tuvo que ser restaurado.

El Ángel, a lo largo del tiempo se transformó en un ícono cultural de la ciudad y lugar de festejos y manifestaciones nacionales.

 

Estatua de la Victoria Alada sosteniendo una corona de laurel y una cadena rota de tres eslabones

 

 

Edificio en construcción en el Paseo de la Reforma

 

 

Una de las esculturas del Paseo de la Reforma

 

 

Continuamos transitando por el Paseo de la Reforma

 

 

Continuamos nuestro paseo por la Colonia Polanco donde se encontraban prestigiosos restoranes, tiendas, plazas, museos y diversos centros de espectáculos de calidad. Y pasando por la plaza Carso y la galería Miguel Hidalgo, llegamos al parque Lincoln, donde había un lago artificial.

 

Avenida Presidente Masaryk en la colonia Polanco

 

 

Tienda de ropa infantil “Enfance” en la Colonia Polanco

 

 

Tiendas “Bulgari” en la avenida Presidente Masaryk esquina Goldsmith

 

 

El Palacio de Hierro, un lujoso shopping de la Colonia Polanco

 

 

Plaza Carso

 

 

Museo Soumaya frente a la plaza Carso

 

 

Museo Soumaya, con muchas piezas de arte europeo

 

 

Cinépolis VIP Plaza Carso desde el boulevard Miguel de Cervantes Saavedra

 

 

Edificio en la avenida F. C. de Cuernavaca

 

 

Continuamos recorriendo Polanco

 

 

Galería Miguel Hidalgo

 

 

Lago artificial en el parque Lincoln

 

 

Parque Lincoln

 

 

Y retomando el Paseo de la Reforma, nos encontramos ante un Obelisco que era un Monumento en honor a Simón Bolívar. Se trataba de una estructura en forma piramidal, rematada por un prisma cuadrangular en su cúspide; y adosados a sus caras había una serie de elementos decorativos en forma de conchas y figuras de animales. Todo dentro de una fuente con juegos de agua.

 

Obelisco dedicado a Simón Bolívar en el Paseo de la Reforma (Cuauhtémoc)

 

 

Transitando por la avenida Paseo de la Reforma

 

 

Seguimos transitando y disfrutando del Paseo de la Reforma pasando por la Torre Mayor, un rascacielos desarrollado por el canadiense Paul Reichmann, en la delegación Cuauhtémoc. Su altura era de doscientos veinticinco metros con cincuenta y cinco pisos, habiendo sido el edificio el edificio más alto de América Latina desde su inauguración en 2003 hasta 2010, cuando fuera superado por el Ocean Two, y en 2011 por el Bahia Grand Panama, ambos en la ciudad de Panamá.

La Torre Mayor, junto con las torres Latinoamericana y Pemex, también de la Ciudad de México, y la Torre Titanium La Portada, de Santiago de Chile, era considerada uno de los rascacielos más resistentes del mundo a nivel sísmico, con una tolerancia de 9.0 en la escala de Richter. Para cuando nosotros estábamos allí, había superado ya varios terremotos, el mayor de ellos de 7.6.

 

La Torre Mayor en la avenida Paseo de la Reforma

 

 

Y a poco de andar, en el cruce de las calles Oaxaca, Durango y Medellín, en la colonia Roma Norte, nos sorprendió encontrar a la Fuente de la Cibeles, una copia exacta de la que se encontraba en Madrid. Esta réplica había sido donada en 1980 por la comunidad española en México como símbolo de hermandad entre ambos pueblos. El nombre original de la glorieta donde se encontraba había sido Plaza de la Villa de Madrid, pero popularmente se la conocía como plaza de Las Cibeles; y se había convertido en lugar de reuniones y festejos no sólo de españoles residentes en México sino también de los propios mexicanos.

 

Plaza de Cibeles, plaza Villa de Madrid, Roma Norte

 

 

El último destino del city tour fue la Plaza de Toros Monumental, la más grande del país y la de mayor aforo del mundo. Su nombre oficial era Plaza México y estaba ubicada en la colonia Ciudad de los Deportes.

 

Plaza de Toros Monumental de Ciudad de México

 

 

Llegamos al hotel justo para retirar el equipaje e ir al aeropuerto. Tomamos el vuelo de LAN que vía Lima nos llevaría a Buenos Aires. Estaba rendida, así que me dormí en cuanto despegamos y me desperté cuando sobrevolábamos Santiago del Estero.

Llegamos y caímos los dos en cama, y mi gripa contagiosa de transformó en bronquitis, por lo que no pudimos ver a nuestra familia por quince días, pero ¡quién nos quitaba lo bailado!

 

 

Ana María Liberali