Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 18461 al 18472 
AsuntoAutor
=?UTF-8?Q?66=2F19_ Centro H
=?UTF-8?Q?67=2F19_ Centro H
=?UTF-8?Q?68=2F19_ Centro H
=?UTF-8?B?NjkvMTkg Centro H
70/19 - Crecimient Centro H
=?UTF-8?Q?71=2F19_ Centro H
=?UTF-8?Q?72=2F19_ Centro H
=?UTF-8?Q?73=2F19_ Centro H
74/19 - Un mundo i Centro H
=?UTF-8?Q?75=2F19_ Centro H
=?UTF-8?Q?76/19_-_ Alexande
=?UTF-8?Q?art=C3=A Stella A
 << 20 ant. | -- ---- >>
 
Noticias del Cehu
PŠgina principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 18802     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu =?UTF-8?Q?73=2F19_=2D_Anti=2Despa=C3=B1ol=2C_anti=2Dlatino_o_anti=2Dmexicano_?= =?UTF-8?Q?=C2=BFotro_frente_interno_en_Estados_Unidos=3F?=
Fecha:Domingo, 6 de Octubre, 2019  22:43:58 (-0300)
Autor:Centro Humboldt <centrohumboldt1995 @.....com>

NCehu 73/19


Anti-espa√Īol, anti-latino o anti-mexicano ¬¿otro frente interno en Estados Unidos?¬†

‚ÄúDebe ser posible a corto plazo que todo estadounidense pueda disfrutar de los privilegios de ser estadounidense sin importar su raza o color‚ÄĚ J. F. Kennedy.

Alfredo César Dachary

El fascismo, en sus diferentes vertientes emerge en un período gris, luego del fin de la Primera Guerra Mundial que dejó millones de víctimas y los países de Europa con grandes afectaciones económicas, lo cual hizo difícil la reconstrucción de los mismos.
El hambre y la pobreza, en general, concuerdan con la crisis del 29¬īen Estados Unidos, luego mundial que tambi√©n gener√≥ grandes caravanas de hambrientos, pero los resultados de Estados Unidos y Europa fueron muy diferentes, ya que esta √ļltima estaba liderada por la potencia mundial en crisis hegem√≥nica, la que termina por estallar durante la Segunda Guerra Mundial, Gran Breta√Īa, y el resto era pasto de lucha entre los trabajadores y los grandes capitales, para lograr recuperar el tiempo perdido y consolidarse como clase dominante.
En ese escenario de luchas obreras, la emergencia de la URSS, fruto de la¬†revoluci√≥n rusa, y su influencia en los grupos de obreros a nivel del sub-¬†continente, hicieron que los grandes capitales apoyasen en forma gradual a un¬†movimiento que los termine defendiendo y justificando: el nazismo en Alemania, el¬†fascismo en Italia y en Espa√Īa y Portugal posteriormente los neo-fascismos, de¬†larga duraci√≥n.
En Estados Unidos, Roosevelt cre√≥ el New Deal, una propuesta que fue¬†tachada de socialista, un modelo que logra revertir la profunda crisis social y moral¬†que hab√≠a dejado el tristemente c√©lebre ‚Äúviernes negro‚ÄĚ, estrategia de arranque¬†del futuro poder hegem√≥nico de Estados Unidos, que se consolida al final de la¬†segunda gran guerra.
Planteamos estos antecedentes porque entre las caracter√≠sticas¬†m√¡s¬†importantes del fascismo se encontraban¬†la exaltaci√≥n de la patria y de la raza¬†con¬†el objetivo de tener siempre a las grandes masas en exaltaci√≥n, de tal manera que¬†marginaba a las minor√≠as, como por ejemplo: gitanos, homosexuales y jud√≠os, en¬†esa √©poca, porque el enemigo era exterior y no se fijaban en las grandes¬†diferencias de ideolog√≠a existentes dentro del mismo pa√≠s, entre otras cosas,¬†porque impon√≠an todo aquello que deseaban.
Esta definici√≥n cl√¡sica del comienzo del siglo XX, se aplica con bastante rigor¬†a la situaci√≥n actual de Estados Unidos, bajo la presidencia de un l√≠der que¬†representa gran parte de los principios en los que se bas√≥ el fascismo: la diferencia¬†de razas, la hegemon√≠a blanca, la persecuci√≥n a minor√≠as y el apoyo de los grandes¬†capitales, que siempre juegan tras bambalinas.
El momento es el ideal para estas posturas tr√¡gicas, porque Estados Unidos¬†nunca pens√≥ que las hegemon√≠as duraran per√≠odos determinados, una constante¬†en diferentes modelos a lo largo de toda la humanidad, y no estar preparado para¬†perderla o compartirla ha logrado que este l√≠der supremacista pueda imponer¬†estrategias que van contra la propia historia de Estados Unidos.
En Am√©rica, los latinoamericanos, que incluye a los caribe√Īos, la visi√≥n¬†colonial est√¡ clara y hay diferentes posturas, los que consideran un legado positivo¬†y los que creen lo contrario, basado en las grandes masacres de los pueblos¬†originarios.
En Am√©rica del Norte, Canad√¡ y Estados Unidos se sienten no solo¬†descendientes sino la continuidad del poder de Gran Breta√Īa y herederos del¬†legado occidental, y esto comienza emerger con fuerza junto a la supremac√≠a¬†blanca y un nuevo enemigo, los espa√Īoles espec√≠ficamente, ya que antes los¬†pon√≠an a todos los no sajones ni blancos en la misma bolsa de hispanos, tambi√©n¬†un criterio muy estrecho.
En noviembre del a√Īo 2018, se realiz√≥ un acto pol√≠tico al retirar del Park¬†Grand de los √Āngeles, la estatua de Crist√≥bal Col√≥n ante el j√ļbilo de un centenar¬†de asistentes, y que fue prologado con las palabras del concejal angelino de origen ind√≠gena Mitch O‚ÄôFarrell, qui√©n calific√≥ como el motor inicial del¬†‚Äúmayor genocidio¬†documentado en la historia de la humanidad‚ÄĚ.
Esto es interesante, porque parecer√≠a ser que los grupos originarios¬†sobrevivientes de la gran matanza del siglo XIX realizada por el ej√©rcito de Estados¬†Unidos, y que se disfraz√≥ bajo el manto geogr√¡fico pol√≠tico de la conquista del¬†oeste, borra la verdadera masacre que se dio en paralelo en Argentina y otros¬†pa√≠ses de Sudam√©rica.
Pero adem√¡s hay que recordar la situaci√≥n hist√≥rico geogr√¡fica de Los¬†√Āngeles, en el estado de California, que aloja a estas ciudades con el mayor¬†n√ļmero de mexicanos en el mundo despu√©s de la Ciudad de M√©xico, es una¬†metr√≥polis multi√©tnica donde confluyen el pasado y presente de multitud de¬†identidades y comunidades, incluyendo tribus de abor√≠genes americanos,¬†latinoamericanos y europeos de diferentes pa√≠ses adem√¡s de asi√¡ticos, que¬†comenzaron a llegar en el siglo XIX para la construcci√≥n del ferrocarril, ya que la¬†mano de obra local, los originarios hab√≠an sido masacrados.
Pero adem√¡s, y no es casualidad, esta tierra era de los pueblos originarios¬†pero estaba bajo dominio mexicano, y uno de los grandes problemas no resuelto¬†es la conciencia hist√≥rica de que tienen los supremacistas, al recordar que fueron¬†tierras robadas, y que se hablaba espa√Īol en muchos pueblos, y que el vecino es¬†M√©xico, le da a esta zona un potencial muy elevado de conflicto, lo cual justifica la¬†pol√≠tica de divide y vencer√¡s, pueblos originarios y mexicanos la mayor√≠a mestizos¬†con estos pueblos no deber√≠an ser enemigos.
Esto ya lo planteamos en una columna anterior al analizar el planteamiento del geopolítico y supremacista George Friedman, que ve a esta región sur de California como Nuevo México, Arizona y Texas, zonas de conflicto por ser territorios robados a un país soberano, México.
En ese mismo a√Īo 2018, la historia de estos conflictos tiene un nuevo¬†referente cuando los representantes de varias tribus y estudiantes ind√≠genas¬†presionaron a la Universidad de Stanford para que √©sta¬†eliminara del campus¬†varias referencias al fraile espa√Īol Jun√≠pero Serra, que en el siglo XVIII fund√≥ las Misiones franciscanas en Alta California. Un a√Īo despu√©s, la Universidad de¬†California en Santa Cruz anunciaba la retirada de la campana de la misi√≥n, al estar¬†considerada por ‚Äúmuchas poblaciones como un¬†s√≠mbolo de racismo y de la¬†deshumanizaci√≥n¬†de sus ancestros‚ÄĚ.
Las campanas marcan el recorrido del Camino Real, abierto para comunicar¬†estas antiguamente remotas y olvidadas tierras con el resto del mundo a trav√©s de¬†la Nueva Espa√Īa, seg√ļn comenta Silvia Ribelles de la Vega, profesora de espa√Īol¬†en el sur de California desde hace a√Īos.
Esta estrategia es desarrollada por algunos administradores de¬†universidades y pol√≠ticos californianos que est√¡n usando un doble rasero para¬†medir la historia de este Estado, y solo se atacan los s√≠mbolos hispanos y¬†cat√≥licos¬†ante la pasmosa pasividad, e incluso aquiescencia y aplauso de muchos¬†pol√≠ticos hispanos que adem√¡s tienen apellidos espa√Īoles, pero nadie pide la¬†eliminaci√≥n del D√≠a de Acci√≥n de Gracias, como lo expresa la acad√©mica.
¬¿Por qu√© borrar todos los s√≠mbolos de la presencia espa√Īola?, que fue¬†mucho menor que en M√©xico o el resto de Latinoam√©rica, quiz√¡s el libro de¬†Friedman logre aclarar, por lo mismo que en estos d√≠as Trump ha planteado dos¬†medidas extremas, la primera, no otorgar la nacionalidad a hijos de mexicano¬†nacidos en Estados Unidos y segundo, prohibir el espa√Īol como segunda lengua,¬†que ya lo es.
El nacionalismo profundo genera en su mal parto un racismo feroz, y con él para darle vida, transforma la historia para hacerla a modo de lo que plantearon los nuevos conquistadores, no solo de Estados Unidos sino del mundo, algo que en tiempos de crisis de hegemonía logra adeptos y unir voluntades de los sectores marginales como Hitler lo logró del gran ejercito de desocupados y miserables que generó la Primera Guerra Mundial, así como el dinero del gran capital para construir esa nueva utopía.
La historia no se repite, pero hay consecuencias muy similares en tiempos¬†diametralmente diferentes, as√≠ como en el siglo XVII, el espa√Īol, el portugu√©s y el¬†italiano, las lenguas latinas fueron remplazados por idiomas sajones como el ingl√©s y el alem√¡n adem√¡s del franc√©s, dejando a Espa√Īa alejada de la construcci√≥n de¬†ciencias y reproducci√≥n del conocimiento, lo cual fue un fuerte golpe para una¬†metr√≥polis con los mayores territorios, luego los ingleses lo superar√¡n.
Hoy el imperio saca el monumento de Col√≥n, como un acto formal, pero¬†mantiene la conquista del siglo XVII, el espa√Īol no es idioma cient√≠fico y lo excluye¬†de los Index de las revistas consideradas como tales, ya que hab√≠an aprendido de¬†la lecci√≥n de Nebrija, que con un lenguaje solamente se construye un imperio.
Hoy, todos los d√≠as en Espa√Īa y en Am√©rica se sacan las estatuas de Col√≥n,¬†pero no las de hierro forjado sino las del conocimiento, porque nuestras¬†autoridades en Latinoam√©rica y en parte de Europa quieren ratificar lo imposible,¬†que un imperio sea inmortal.¬†