Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 18441 al 18449 
AsuntoAutor
=?UTF-8?Q?art=C3=A Stella A
=?UTF-8?Q?El_conse =?UTF-8?
=?UTF-8?Q?art=C3=A Stella A
=?UTF-8?Q?art=C3=A Stella A
=?UTF-8?Q?55=2F19_ Centro H
=?UTF-8?Q?56=2F19_ Centro H
=?UTF-8?Q?art=C3=A Stella A
=?UTF-8?Q?art=C3=A Stella A
57/19 - VIAJANDO: Centro H
 << 20 ant. | -- ---- >>
 
Noticias del Cehu
PŠgina principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 18783     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 57/19 - VIAJANDO: Salidas de campo por el Circuito Chico y el basural de Bariloche
Fecha:Lunes, 12 de Agosto, 2019  22:23:54 (-0300)
Autor:Centro Humboldt <centrohumboldt1995 @.....com>

NCeHu 57/19


Salidas de campo por el Circuito Chico y el basural de Bariloche

 

El diez de octubre de 2014, como actividades post-XVI Encuentro Internacional Humboldt hicimos salidas de campo, dos de las cuales consistieron en un recorrido por el Circuito Chico de Bariloche y por el basural donde se depositaban todos los residuos generados tanto por pobladores como por turistas.

Desde el hotel Nahuel Huapi, ubicado en la calle Perito Francisco Moreno, entre Rolando y Villegas, un grupo de participantes caminamos las cuatro cuadras que nos separaban del Centro Cívico donde nos encontraríamos con el resto del contingente para, ya motorizados, bordear el lago Nahuel Huapi, y en camino a Llao Llao, hacer una parada en el mirador del Complejo Playa Bonita.

Desde all√≠, adem√¡s de tener una hermosa vista del lago Nahuel Huapi, pudimos divisar la confiter√≠a giratoria que se encontraba en la cumbre del cerro Otto.

 

Hotel Bella Vista desde la ventana del hotel Nahuel Huapi

 

 

Bordeando el lago Nahuel Huapi

 

 

En el mirador del Complejo Playa Bonita

 

 

Con Claudemira Azevedo Ito, Nathan Belcavello de Oliveira (Brasil) y Omar Gejo (Argentina)

 

 

Omar con su sobrina Angie

 

 

Claudemira (Brasil) con María Edit García (Argentina)

 

 

Miguel Antonio Espinosa Rico (Colombia)

 

 

√Čder Dutra (Brasil) con Omar (Argentina)

 

 

Confitería giratoria en la cumbre del cerro Otto

 

 

Continuamos nuestro paseo y al llegar a la zona del Llao Llao, nos detuvimos en la capilla San Eduardo, cuya construcci√≥n databa de 1938, siendo obra del afamado arquitecto Alejandro Bustillo. El estilo era monta√Ī√©s con caracteres neog√≥ticos, y evidentes influencias de arquitectura europea, y estaba coronada por un techo a dos aguas con recubrimiento externo de tejuela de alerce y una peque√Īa torre de campanario en forma de aguja. Sus paredes eran de piedra y su frente presentaba troncos de cipr√©s. Eran de destacar los vitrales, reproducciones de los artistas pl√¡sticos Vicente Forte y Araceli V√¡zquez M√¡laga. Y sobre el altar, se encontraba un friso donado por el pintor Ra√ļl Soldi, denominado ‚ÄúRetablo‚ÄĚ, que ilustraba escenas de la vida de San Eduardo ‚Äúel Confesor‚ÄĚ, √ļltimo de los reyes anglosajones antes de la conquista normanda.

 

Caminando hacia la capilla San Eduardo

 

 

Capilla San Eduardo

 

 

Detalle del frente de la capilla San Eduardo

 

 

Interior de la capilla San Eduardo

 

 

Altar de la capilla San Eduardo

 

 

Al salir de la capilla, Santiago Böndel, quien había tenido a su cargo la coordinación del Encuentro Humboldt, brindó información a los presentes, tanto sobre aspectos físicos como históricos de la Villa Llao Llao.

 

Santiago Böndel dando información al grupo

 

 

Adriano Rovira Pinto (Chile) conversando con Santiago Böndel (Argentina)

 

 

Villa Llao Llao hab√≠a sido fundada en 1937, a veinticinco kil√≥metros de San Carlos de Bariloche por Exequiel Bustillo, presidente de Parques Nacionales, y hermano del arquitecto Alejandro Bustillo, quien construyera tambi√©n el hotel Llao Llao en 1938, una obra de estilo canadiense realizada originariamente en madera, piedra y tejas normandas. En octubre de 1939 fue destruido casi totalmente por un voraz incendio, sin embargo, los hermanos Bustillo no se desalentaron y poco m√¡s de un a√Īo despu√©s volvieron a abrirlo al p√ļblico.

Tras un largo período de abandono, en 1979 cerró sus puertas para volver a abrirlas en 1993 luego de una remodelación y ampliación que llevara a cabo la empresa Llao Llao Holding, quien fuera la adjudicada por los privatizadores.

El nombre Llao Llao se debi√≥ a un hongo muy com√ļn en la regi√≥n, que crec√≠a adherido al √Īire y al cohiue, √¡rboles muy comunes en la zona.

 

Vista panor√¡mica del hotel Llao Llao

 

 

Hotel Llao Llao

 

 

Ingreso al hotel Llao Llao

 

 

Vista del cerro López desde el hotel Llao Llao

 

 

Vista de Puerto Pa√Īuelo desde el hotel Llao Llao

 

 

Puerto Pa√Īuelo

 

 

Retomando el Circuito Chico volvimos a detenernos a la vera del arroyo La Angostura que se caracterizaba por su corto recorrido uniendo los lagos Nahuel Huapi y Moreno.

Bajamos un rato a la angosta playita extasiados por poder contemplar uno de los paisajes m√¡s bellos del planeta Tierra, y disfrutando de un hermoso d√≠a de primavera, donde los amancayes sobresal√≠an por su amarillo intenso.

 

Puente sobre el arroyo La Angostura que unía al lago Nahuel Huapi con el lago Moreno

 

 

Lago Nahuel Huapi

 

 

Arroyo La Angostura

 

 

Ciclistas y caminantes sobre el puente del arroyo La Angostura

 

 

Nuestro grupo en el arroyo La Angostura

 

 

Cerros y amancayes desde el puente del arroyo La Angostura

 

 

Flor de amancay

 

 

Mauro Cesetti Roscini, excelente anfitrión

 

 

Gerusa Duarte y Telma Souza Chaves (Brasil)

 

 

Con Gerusa en la playita del arroyo La Angostura

 

 

Y en camino hacia el Complejo Turístico Cerro Catedral, tomamos fotografías del lago Moreno desde varios miradores.

 

Vista panor√¡mica del hotel Llao Llao desde el lago Moreno

 

 

El hotel Llao Llao, entre los lagos Moreno y Nahuel Huapi

 

 

El lago Moreno

 

 

Lago Moreno, y al fondo, el Nahuel Huapi

 

 

Con Omar en el lago Moreno

 

 

El Complejo Turístico Cerro Catedral contaba con escasa nieve, pero con una gran cantidad de contingentes estudiantiles que estaban realizando su viaje de egresados de la escuela secundaria. Ambas razones hicieron que allí permaneciéramos el menor tiempo posible.

 

Bienvenidos al Cerro Catedral

 

 

Complejo Turístico del Cerro Catedral

 

 

Grupos estudiantes secundarios

 

 

Ladera arbolada del cerro Catedral

 

 

Playa de estacionamiento del cerro Catedral

 

 

Posteriormente nos dirigimos al lugar que nadie quería ver, y mucho menos, los turistas. Nada menos que el vertedero de residuos de la ciudad de San Carlos de Bariloche y de la localidad de Dina Huapi.

Como todo basural, el sitio era realmente desagradable, y a eso se le sumaba la intensidad del viento, que desplazaba a distancias los elementos de menor peso.

En la recorrida, no sólo hemos observado el procesamiento de residuos, sino que tuvimos la oportunidad de conversar pormenorizadamente, con quienes tenían a su cargo tan difícil e imprescindible tarea.

                                                                  

Basural de San Carlos de Bariloche

 

 

Acumulación de residuos

 

 

Nuestro grupo interioriz√¡ndose sobre las actividades realizadas

en el sector de acumulación de residuos

 

 

Reciclado de algunos residuos

 

 

Detalle de residuos a procesar

 

 

Residuos embolsados en el basural de Bariloche

 

 

Gestión integral de los residuos sólidos urbanos en los municipios de Bariloche y Dina Huapi

 

 

De regreso al Centro de la ciudad, pasamos por las √¡reas de villas de emergencia pobladas en su mayor√≠a por connacionales oriundos de provincias del norte argentino, y por otros grupos de inmigrantes chilenos y bolivianos, todos ellos en busca de un mejor sitio donde habitar. Sin embargo, las condiciones se presentaban a√ļn m√¡s duras que en otras regiones de la Argentina, ya que estos barrios precarios, ten√≠an como agregado negativo, que gran parte del a√Īo estaban cubiertos de nieve.

Esta era, sin duda, la ‚Äúcara oculta‚ÄĚ de un lugar tur√≠stico de renombre internacional, pero que, sin embargo, estaba sostenida por un sector social absolutamente excluido, que no s√≥lo no pod√≠a disfrutar de las bellezas paisaj√≠sticas, sino que sufr√≠an las consecuencias del clima riguroso que las generaba.

 

 

Ana María Liberali