Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 18361 al 18367 
AsuntoAutor
337/18 - Conectivi Noticias
338/18 - Alimentos Noticias
339/18 - XXI ENCON Noticias
340/18 - O DESENVO Noticias
341/18 - VIAJANDO: Noticias
342/18 - CRISE, E Noticias
343/18 - América: Noticias
 << 20 ant. | -- ---- >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 18690     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 327/18 - Pensar el trabajo en clave interseccional
Fecha:Lunes, 19 de Noviembre, 2018  00:02:21 (-0300)
Autor:Noticias del CeHu <noticias @..............org>

NCeHu 327/18
 
 

III Congreso de Geografía Económica

Mar del Plata - 13 al 15 de junio de 2018

 

 


 

 

“Pensar el trabajo en clave interseccional. El caso de las trabajadoras de Havanna en la Mar del Plata actual”

 

 

Ivana Teijón

Estudiante de Sociología

 Lautaro López Fundaró

 Estudiante de Sociología

 Eliana Margarita Marioli

Profesora en Geografía.

Universidad Nacional de Mar del Plata

 

 

Resumen

Este trabajo tiene como propósito general analizar las condiciones laborales de las trabajadoras mujeres de la fábrica de alfajores Havanna, destacando un conflicto surgido en el año 2017 en relación al artículo 52º de Ausencia por Enfermedad ítem “A” del Convenio Colectivo de Trabajo[1] (CCT). El mismo otorga un día de licencia por menstruación a las trabajadoras sin perder el presentismo. Este análisis proponemos llevarlo a cabo desde una perspectiva crítica y de género de manera interdisciplinaria. Para realizar dicho análisis utilizamos como fuente el CCT, el cual es puesto en discusión en este trabajo, y entrevistas semi-estructuradas a tres delegados/as gremiales.

Uno de los conceptos clave para lograr una mayor interpretación y entendimiento de esta problemática es el de interseccionalidad entendido como “los complejos, irreductibles, variados y variables efectos que resultan cuando múltiples ejes de diferencia —económica, política, cultural, psíquica, subjetiva y experiencial— se intersectan en contextos históricos específicos” (Brah y Phoenix 2004: 75).  Acompañado de esto debe entenderse a estas mujeres, como lo menciona Crenshaw (1991), como identidades interseccionales, su desfavorabilidad no sólo tiene que ver con el ser mujer si no también su lugar en el proceso productivo, es decir, su posición como trabajadora; o sea, se chocan e intersectan el género y la clase. Así podrá comprenderse las diferentes formas de interacción entre estos dos campos de análisis y cómo generan las múltiples dimensiones que componen las experiencias de las mujeres trabajadoras.

Este trabajo, como se ha mencionado, pretende analizar las condiciones laborales de las trabajadoras de la fábrica de alfajores Havanna[2] localizada en la ciudad de Mar del Plata. La mitad de la planta está compuesta aproximadamente por trabajadoras mujeres aunque, cabe destacar que según el testimonio los/as delegados/as el número de trabajadores hombres se encuentra en aumento desde los últimos 10 años.

En cuanto a las tareas realizadas, segùn el CCT, las trabajadoras se encargan de un grupo específico de tareas:

 

“ART. 60º: MUJERES: el personal femenino podrá realizar todas las tareas asignadas, siempre que éstas no sean de carácter pesado, penoso, peligroso, insalubre; como así también las tareas que realice el personal del sexo opuesto”[3]

 

Y como nos comenta nuestra entrevistada ellas se ocupan mayormente de las tareas manuales, como la elaboración del merengue, el glaseado, el envoltorio. Siendo este sector femenino en su totalidad:

 

Delegada 1-...si, 37 mujeres en el baño blanco, es el único sector que ha quedado artesanal digamos, todo lo demás, digamos el alfajor de chocolate se hace mecanizadamente, lo baña la máquina, lo único que ha quedado artesanal, con espátula, es el merengue, es el glaseado...ese sector todas mujeres, las que bañan, las que dan vuelta, las que ponen tapas y atrás habrá dos varones, uno que pinta y uno que hace el baño blanco, que antes lo hacían las mujeres...

 Otro aspecto primordial a la hora de destacar las condiciones en las que realizan su actividad, estas trabajadoras, es la escala salarial que impone el CCT; haciendo una diferenciación de escalas masculina y femenina, donde las mujeres siempre están por debajo salarialmente que los hombres, incluso en puestos similares.

 

Escala salarial: básico por día[4] 

              
A) PERSONAL DE ELABORACIÓN - EXPEDICIÓN - MANTENIMIENTO:                     
Encargado de Sección…………………...1049,71
Oficial Especializado y no idóneo…   1003,03
Oficial   …………………………………………...956,95
Control y/o Supervisor…………………….881,52
Medio Oficial No Idóneo……………… ..869,97
Chofer …………………………………………...869,97
Medio Oficial ……………………………….   823,59
Sereno ……………………………………….....788,76
Ayudante ……………………………………….759,82
Peón……………………………………………….707,55
                              
B) PERSONAL FEMENINO:                         
Supervisora………………………………...881,52
Calificada…………………………………...794,48
Capacitada………………………………….753,93
Operaria……………………………………..684,39
Inicial………………………………………...579,96
                                                                                       

Para explicar esta discrepancia salarial debemos tener en cuenta, tomando el caso concreto de Argentina, lo comentado por Barrancos refiriendo a un artículo de Lobato siendo que, “(...)hubo un ingreso masivo -de las mujeres[5]- al mercado laboral, pero este acontecimiento fue la consecuencia de una de las crisis más severas de empleo que se viviera en el país a raíz de las políticas de la década de 1990. Las mujeres por primera vez fueron autorizadas con toda legitimidad a salir de sus hogares en el momento en que se reducían los derechos de los sectores del trabajo, cuando menguaban las garantías obtenidas hacia mediados del siglo XX” (Barrancos 2007: 217). Esto último demuestra que los puestos que absorben a las trabajadoras significan, en la mayoría de los casos, situaciones de precarización y flexibilización laboral que dan lugar a la desfavorabilidad y vulnerabilidad, tal y como sucede en esta empresa teniendo escalas salariales diferenciales por género en detrimento de las mujeres trabajadoras. Si analizamos esta precarización desde un sentido político, podemos comprenderla como una forma de control del capital sobre los movimientos de la fuerza del trabajo, generando el (re)desarrollo de un asalariado “maniatado” (Busso y Bouffartigue, 2010).

Para ahondar en el conflicto a abordar, cuando le preguntamos que ven de positivo en el CCT una de ellas nos dice “...por lo general nuestro convenio no tiene nada que no tenga la ley de contrato laboral, no tiene nada superador, saaalvo el día del artículo femenino…”. Este se encuentra dentro del artículo 52 denominado Ausencia por enfermedad, donde se incorpora:

 

 “Ítem A: El personal femenino, gozará de un (1) día pago de licencia, si por motivo del período menstrual, padeciese trastornos físicos que le impidiesen concurrir a trabajar, debiendo comunicar al empleador dentro de la jornada en que haga uso de dicha licencia, permaneciendo en su domicilio a los fines que el empleador realice la verificación médica pertinente.”[6]

 

Hasta ahora las trabajadoras han hecho uso de este artículo sin percibir ningún tipo de descuento, pero en enero de este año, sin previo aviso o causa, sucedió lo siguiente:

Delegada 1-...lo que paso ahora es que las chicas que habían pasado día de articulo femenino…

Delegada 2-…artículo y enfermedad…

D1-…pasaron por esa quincena, porque nosotros cobramos por quincena y nuestro presentismo es quincenal, pasaron un día de médico, supuestamente si si el artículo no se descuenta vos tenes que tener un solo día descontado, ellas tuvieron dos días descontados como enfermedad, siendo que uno era artículo femenino, entonces ahí en vez de descontar $20 que es lo que se te descuenta por la primera falta, le descontaron como $900...

Delegado 3-...claro, si vos por ahora por quincena faltas, por nose gripe, perdes $20, si faltas dos perdes el 10% que es el presentismo...

Es preciso aclarar que no hubo ninguna modificación en el CCT que dé lugar a un cambio en la modalidad del artículo del “día femenino”. Los/las delegados/as interpretan que esto se debe a una problemática mayor:

D1-… El artículo del día femenino está definido como ítem dentro de lo que es el artículo por enfermedad, entonces nunca hubo problema, cuando se crea el artículo se crea con este espíritu que dice Vaquero, que es nuestro secretario general, de que no percibiera ningún tipo de descuento y durante mucho tiempo se hizo de esa manera, no se percibió descuento, ahora como la empresa nos está queriendo modificar el presentismo, y uno de los grandes motivos de falta es el artículo femenino lo que buscaron fue…

D2- ...romper las bolas...

D1-…por medio de una interpretación del artículo y porque nosotros no tenemos definido el descuento, no hay nada que especifique “este día no se percibirá ningún tipo de descuento” y no te dice...

Entrevistadora-...claro, hay un vacío...

D1-...hay un vacío y de ese vacío se agarran...

E-...claro, ¿pero no cambió nada en el artículo?...

D2-...es como viste ¿la letra pequeñita?...

D3-...igual esto un poco lo del artículo es consecuencia de un problema mayor que es que la empresa plantea el argumento de que faltar es barato en Havanna, dicen el personal falta mucho, es muy barato faltar, por consiguiente plantean cambiar el sistema de premios, y nos dan una zanahoria, digamos nos ofrecen,  para hacer un cambio que nos iba a perjudicar, nosotros como venimos resistiendo eso, despidos por medio, votaciones, asambleas, despidieron un contingente de compañeros y compañeras y seguimos resistiendo, como es un acuerdo, eso sí está firmado, es un acuerdo de partes interno, que tiene como 12 años el acuerdo... como eso si está firmado no lo pueden cambiar de prepo, entonces como no pudieron avanzar por acá, modificaron el artículo en verano…

Frente a esta situación de, lo que podemos considerar, un avance del capital frente a los derechos de los/las trabajadores/as, ellos y ellas no reciben pasivamente este avance sobre sus derechos laborales, más bien todo lo contrario, a través de asambleas en el lugar de trabajo empieza un proceso de organización:

D3- ... a partir de ahí se generó un conflicto y se llega a una paz social digamos, así donde a 60 días donde la empresa da marcha atrás con la modificación del artículo y armemos una mesa de negociación para discutir, ellos plantean discutir el sistema de premios, nosotros le decimos discutamos todo, discutamos igualdad salarial hombre y mujer, discutamos efectivización, discutamos el paquete, si ustedes quieren discutir, nosotros queremos discutir todo (…) claro y nosotros venimos a la defensiva, veíamos venir que la iban a cambiar de un modo u otro, estamos ahí resistiendo y bueno era la oportunidad para la contraofensiva, y bueno discutamos todo…

El avance del capital sobre los/las trabajadores/as fue tomado por ellos y ellas como una oportunidad para avanzar la resistencia y no solo para defenderse. Debemos pensar el conflicto asociado a las formas de dominación laboral, de comprender de manera dialéctica la relación entre control y resistencia. Dialéctica en el sentido en que la modificación de esa relación implica transformaciones en los elementos constitutivos de ese trato, y también dialéctica en cuanto la iniciativa política de alguna de las partes condiciona el accionar de la otra (Montes Cató, 2007). Pero también, debemos tener presente las formas en las que el capital avanzó y avanza sobre los/las mismos/as trabajadores/as constituyendo formas más sofisticadas de dominación. Estos avances ponen de manifiesto que actualmente los controles se han sofisticado, ya no basta con la disciplina, sino que es necesario requerir de los trabajadores cooperación, implicación, iniciativa, consentimiento, etc. (Collado, 2001):

D1- ...hicimos asambleas, como somos mayoría de mujeres fue bien recibido…

D2- ... y los varones apoyaron…

D1- ...hubo varones que apoyaron y hubo varones que opusieron resistencia, como ocurre en cualquier grupo, es así, no vamos a decir que los compañeros fueron todos solidarios…como a las compañeras, ojo tampoco, que no les afectó algunas no les interesó…

D2- ...no les interesa…

E-... ¿pero no participaron de la asamblea?...

D1- ...no no no, casi. Es verdad me habías hecho olvidar (risas con D3) hubo un grupo de 20 personas que se puso a trabajar…

E- … ¿mujeres y varones?…

D1- ...si…

D2- ...más mujeres…

D3- ...mayoría mujeres…

E- … ¿ahí puede ser una cuestión de antigüedad?...

D1- ...había más mujeres jóvenes trabajando…

D2- ... jóvenes…

D1- ...pero creo que tiene que ver con una cosa de no percibirse como posibles perjudicada…

D2- ...a mí no me va a tocar directamente…

D1- ...creo que tiene que ver con eso…

D2- ...es eso…

D1- ...a mí no me va a tocar, porque yo no falto nunca, porque yo, es eso, si no es eso puede ser otra cosa, vos tenés que ser solidaria en el reclamo y en la lucha…

Este es un buen ejemplo para ver dichas formas sofisticadas de dominación, ya que no fue casual este accionar en los/as trabajadores/as, sino que fue directamente inducida por la empresa. Pero tampoco esta respuesta fue recibido pasivamente por los/las trabajadores/as:

D3- ...la empresa habilitó el sector de los huevos de pascuas para decir el que quiera trabajar venga acá (...) desde que yo recuerdo en Havanna hay cierta tradición de las asambleas ¿no? Que son más reales o más formales pero bueno, pero existen y lo que ha pasado en todas las asambleas, compañeros y compañeras incluso que están en minoría frente a la decisión de la mayoría suelen acatar, bueno yo quiero trabajar, la mayoría no quiere bueno me la banco. Y creo que esta vez fue distinto este grupo, este año digo, hasta donde yo recuerdo los encargados se han puesto a trabajar y han pasado vergüenza (risas), diez personas laburando que no sabían (...) bueno pero este año se tensó, se puso… en un momento la mitad de la asamblea fue a buscarlos (...) pero generalmente no pasaba esto. Este año sí pasó y eso generó una tensión grande…

En este recorrido pudimos observar la resignificaciòn y reapropiaciòn del “día femenino” en beneficio de cada actor social. En un principio, podemos pensar que, el ítem respondió a una idea de mujer débil que requería protecciòn, como así también se ve evidenciada esta idea en el artículo del CCT que destaca las tareas a realizar por las mujeres donde excluye a las que sean de “carácter pesado, penoso o insalubre”. No es menor observar que, dicho día, se encuadra dentro del artículo de enfermedad del CCT, lo cual podemos leerlo como una interpretaciòn del cuerpo menstruante como un cuerpo enfermo. Lo que sucedió, desde el año pasado con este ítem, fue una resignificación en un intento del capital de avanzar sobre los derechos de las trabajadoras. Frente a un contexto de crisis y de ajuste en materia laboral, son las mujeres las primeras afectadas por la precarización, como nombramos anteriormente en relación a la década de 1990. Y si analizamos los datos de la Encuesta Permanente de Hogares para el último trimestre del 2017 notamos “(...) una baja en la tasa de desocupación[7] en Mar del Plata pasando del 10,6% al 9,3%, aunque sigue manteniendo una tasa de desocupación de las más altas del país, tendencia que se mantiene hace varios años (...) Esta baja se puede explicar por la menor búsqueda de empleo por parte de los varones. En este sentido, la tasa de desocupación de los varones cayó del 11,8% al 9,4%. En cambio, entre las mujeres aumentó levemente del 8,8% al 9,1%. En Mar del Plata, como en nuestro país, la tasa de desocupación de las mujeres siempre fue superior a la de los varones, y la única excepción había sido durante la crisis económica de los años 2001 y 2002, momento en que se dio el fenómeno de brecha inversa (...) De este modo, los valores alcanzados en el cuarto trimestre de 2017, si bien son similares entre mujeres y varones, en términos históricos resultan bajos para las mujeres y elevados para los varones. En parte porque en los últimos meses un número significativo de mujeres abandonó la búsqueda de empleo, ocupándose en actividades precarias para complementar los ingresos del hogar. La realidad a la que se enfrentan las mujeres es de una mayor dificultad de acceso al empleo, por eso históricamente las tasas de desocupación han sido más altas” (Gret, 2017:9).

Frente a esta situación los/las trabajadores/as de Havanna no permanecen pasivos/as, para ellos y ellas este ítem significa una victoria, un derecho necesario de ser conservado, el cual todavía sigue en disputa. Para dar esta lucha las trabajadoras empezaron a trabajar en la creación de nuevos espacios de organización, como la asamblea de mujeres, la secretaría de la mujer en el mismo sindicato y el trabajo en la CGT Mujeres y con ella la discusión por las escalas salariales. Temas en los cuales seguiremos ahondando en trabajos futuros.  

Consideramos que la reinterpretación del ítem por menstruación va de la mano del contexto de ajuste que se está dando en materia laboral. Este contexto afecta mayormente las condiciones laborales de las mujeres, volviéndose las principales víctimas de la precarización, siendo uno de los grupos sociales más vulnerables y castigados por el sistema en dicha coyuntura de crisis.

 

 

Bibliografìa y fuentes:

Balance comercial Havanna Holding, 2018 en: http://www.havanna.com.ar/nosotros/informacion-inversores

Barrancos, Dora. “Historia, historiografía y género. Notas para la memoria de sus vínculos en Argentina”. La Algaba vol. IX, 49-72. La Pampa, 2004.

Brah, Avtar. “Diferencia, diversidad y diferenciación”. Londres, 1992.

Busso, Mariana y Bouffartigue, Paul “¿Más allá de la “precariedad” y la “informalidad”? Aportes para el debate desde una perspectiva comparada” ” en Convivir con la incertidumbre. Aproximaciones a la flexibilización y precarización del trabajo en la Argentina. CEIL-PIETTE, CONICET. Buenos Aires, 2010.

Convención colectiva de trabajo Nº 198/92. Actividad alfajorera y establecimientos afines.

Collado, Patricia y equipo (2001) “Trabajo, control y conflicto en clave actual. Aproximaciones a Braverman desde la cuestión social mendocina”. INCIHUSA - CCT Mendoza - CONICET y Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, UNCuyo.

Grupo Estudios del Trabajo (GrET). “Informe sociolaboral del Partido de General Pueyrredon. (Informe No. 16)”. Mar del Plata: GrET. ISSN 2525-150, 2017

Montes Cató, Juan “Reflexiones teóricas en torno al estudio del conflicto laboral. Los procesos de construcción social de la resistencia” Trabajo y Sociedad: Indagaciones sobre el trabajo, la cultura y las prácticas políticas en sociedades segmentadas,Nº 9, vol. IX, Santiago del Estero, Argentina, 2007

Williams Crenshaw Kimberlé. “Cartografiando los márgenes. En Intersecciones: cuerpos y sexualidades en la encrucijada.” Javeriana,Barcelona, 1991.

Zapata, Galindo ... [et. al.] “La interseccionalidad en debate”.  Berlín, 2012.

 



[1] La convención colectiva de trabajo Nº 198/92. Actividad alfajorera y establecimientos afines. Este CCT fue firmado en 1992 pero, prácticamente, sin modificaciones del CCT anterior que fue firmado 1975.

[2] La empresa fue fundada en 1948, expandiéndose rápidamente por toda la Costa Atlántica. Los alfajores Havanna representan un hito para Mar del Plata, en tanto ciudad turística, “...son la elección por excelencia para obsequiar a la vuelta de las vacaciones por gran parte de turistas que visitan las ciudades costeras…” (Balance comercial Havanna Holding, 2018:4). Actualmente Havanna Holding S.A. tiene locales propios y/o franquicias en Argentina y en distintos países del mundo. Desde el año 2003 la empresa pertenece al grupo inversor argentino llamado "Grupo DyG" conformado por Guillermo Stanley, Carlos Giovanelli y Christian Colombo. En el año 2014 se realizó la compra del inmueble fabril ubicado en el parque industrial de Batán. El edificio se encuentra emplazado sobre un terreno de 58.400 metros cuadrados y la superficie construida alcanza los 12.500 metros cuadrados (Balance comercial Havanna Holding, 2018).

[3] La convención colectiva de trabajo Nº 198/92. Actividad alfajorera y establecimientos afines. Pp .11.

[4] Acuerdo del 9 de junio del 2017. Escala vigente a partir de diciembre del 2017.

[5] Agregado por quienes escriben.

[6] La convención colectiva de trabajo Nº 198/92. Actividad alfajorera y establecimientos afines. Pp. 9.

[7] Población desocupada: se refiere a personas que, no teniendo ocupación, están buscando activamente trabajo en los últimos 30 días. Tasa de desocupación: calculada como porcentaje entre la población desocupada y la población económicamente activa (de 14 años y más).

 



Libre de virus. www.avast.com