Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 9941 al 9960 
AsuntoAutor
281/08 - Surgimien Noticias
I Congresso de Eco Ana Paul
Re: NoticiasdelCeH José Mon
Re: NoticiasdelCeH Jeronimo
Re: NoticiasdelCeH GEOGRAFI
convocatoria a pas Fernando
285/08 - El empera Noticias
286/08 - Las firma Noticias
289/08 - Un nuevo Noticias
288/08 - La geopol Noticias
287/08 - Cuatro dí Noticias
Re: NoticiasdelCeH GEOGRAFI
290/08 - «Turquía Noticias
291/08 - VII Jorna Noticias
Re: NoticiasdelCeH José Mon
292/08 - Afganistá Noticias
Re: NoticiasdelCeH Jeronimo
Re: NoticiasdelCeH Vicente
293/08 - Potencial Noticias
Acerca del nefasto Vicente
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 10182     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 281/08 - Surgimiento de la IV Flota Naval y su impacto en la soberanía de América Latina ( José Francisco Ga llardo Rodríguez )
Fecha:Lunes, 25 de Agosto, 2008  17:30:22 (-0300)
Autor:Noticias del CeHu <ncehu @..................ar>

24/8/08



Las flotas navales son un visor de los países que necesitan proteger su mar territorial, en la plataforma continental americana únicamente Bolivia y Paraguay no tienen salida al mar; desde el Polo Norte hasta Tierra del Fuego, excluyendo Belice, Venezuela, Guayana, Surinam, Guayana Francesa, Brasil, Uruguay y Argentina que sólo tienen acceso a la costa del Atlántico; y Guatemala, El Salvador, Ecuador, Perú y Chile a la del Pacífico, el resto de los países tienen acceso a los dos océanos: Canadá, Estados Unidos (EU), México, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá y Colombia.

La vigilancia de las aguas territoriales se ha hecho desde tiempos remotos por los países que tienen litorales, principalmente a partir del descubrimiento de la navegación costera y posteriormente de la marítima. Es sabido que en un proceso de guerra los ejércitos son fundamentales para la conquista y la ocupación territorial; la marina de guerra juega un papel decisivo en este tipo operaciones tácticas y estratégicas.

En una región donde prácticamente no hay grupos terroristas amenazando la seguridad de EU, ni hay un despliegue, ni el desarrollo de arsenales nucleares, es hora que EU defina su política exterior con América Latina desde un enfoque civil y no militar; es decir, desde una visión social, de cooperación, de solidaridad y no de fuerza. (Américas, 2008)

Basta recordar el tratamiento histórico para América Latina:

    • La Doctrina Monroe;
    • El Destino Manifiesto;
    • La Fase Imperial;
    • La Política del Buen Vecino;
    • La Guerra Fría;
    • El Consenso de Washington;
    • El Imperialismo Democrático;
    • El Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN);
    • La Alianza para la Seguridad y la Prosperidad de América del Norte (ASPAN); y
    • El Plan México o Iniciativa Mérida. (Toro Hardy, 2007)

El anuncio de que la IV Flota Naval ha zarpado no representa cambio alguno en el comportamiento militar global de EU, pero sí revela cómo la política desplegada hacia América Latina puede ser un elemento de división y de exacerbación en los asuntos internos en el subcontinente.

Washington anunció a inicios de 2008 que su IV Flota Naval con base en Mayport, Florida, volvería a navegar a partir de julio por los mares de Latinoamérica (LA). Dicha flota se creó en 1943 a raíz de la II Guerra Mundial para reforzar la “defensa” del continente contra ataques aéreos y submarinos provenientes de las potencias del eje (Italia, Alemania y Japón), pero fue disuelta a un lustro de haber terminado el conflicto. (EFE, 2008)

Con el surgimiento de la IV Flota Naval, EU pretende fortalecer su presencia militar en el hemisferio, principalmente en América Latina, denuncia el Centro Latinoamericano de Estudios Internacionales (CLAEI). (Internacionales, 2008)

Y agrega que el incremento de las actividades militares estadounidenses en la región, son consecuencia del ejercicio de soberanía y de emancipación que los países han venido desarrollando últimamente, ejercicio que les otorga el derecho constitucional interno y el derecho internacional: la autodeterminación de los pueblos; la no intervención; la igualdad jurídica de los Estados; la cooperación internacional para el desarrollo; y la lucha por la paz y la seguridad internacional entre otros; el cual inquieta a los estrategas geopolíticos y geoestratégicos de Washington quienes desean restablecer en América Latina la hegemonía perdida, pese al riesgo de provocar un incremento en las tensiones sociopolíticas al sur del Río Bravo.

Los especialistas del CLAEI subrayan que para la opinión pública latinoamericana ha pasado inadvertido en buena medida, el paquete de operaciones militares englobado en el programa denominado Sociedad de las Américas (Partnership of the Americas), que incluye las maniobras navales militares Unitas 2008 realizadas en el Atlántico y en el Pacífico en las que ha venido participando la Armada de México; así como de otra serie de ejercicios navales en Centroamérica, el Caribe y Sudamérica. (Internacionales, 2008) (Dufour, 2008)

Nada más un dato, Panamá AP y EFE noticias y el Diario el Clarín de Buenos Aires, dan a conocer el 18 de agosto pasado: Ejercicio militar de 20 países. Maniobras de guerra contra el terrorismo en el Canal de Panamá. (AP.EFE., 2008)

Treinta buques de guerra bajo el mandato de Naciones Unidas participan en las maniobras “Panamax” destinadas a impedir que un ficticio grupo de terroristas llamado “La Brigada de los Mártires de la Liberación” planifica atacar el Canal de Panamá para eliminar la influencia de las potencias occidentales en el continente.

A segunda la dirección de inteligencia del Comando Sur, “La importancia del Canal de Panamá para la economía mundial y la estabilidad de la región, que atiende a más de 144 buques por semana de 80 países, y por donde han cruzado más de 957,600 barcos desde su apertura en 1914, le hace un blanco atractivo”.

En el simulacro participan Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, EU, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Perú, Uruguay, y República Dominicana, Además, España, Francia, México y Paraguay como observadores.

En las maniobras “Panamax” se están empleando más de treinta buques y una docena de aeronaves distribuidas en distintos puntos del Caribe y el Pacífico. Además, fuerzas de tierra simuladas participan desde El Salvador y la base aérea de Soto Cano, ubicada en Honduras. (AP. EFE., 2008)

Finalmente concluye el CLAEI, que el gobierno estadunidense, ha puesto en alerta permanente a la restablecida IV Flota Naval dentro de la jurisdicción de las fuerzas del Comando Sur, dentro de un paquete de medidas de emergencia destinadas a restablecer el control político de Washington sobre América Latina. (Internacionales, 2008)

Llama la atención que la mayor presencia militar estadounidense, tenga como objetivo el control económico sobre los recursos naturales y el control político para detener los esfuerzos sudamericanos de trazar un curso menos orientado hacia EU.

La Unión de las Naciones del Sur (UNASUR), formada por 12 Estados en América del Sur en 2004 -Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guayana, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela-; simboliza este último intento que converge con el Mercosur -formado en marzo de 1991 por el Tratado de Asunción por Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay-, Chile y la Comunidad Andina en una zona de libre comercio y de integración física, energética y de comunicación. (Iruegas, 2008)

Para ello, los estrategas de la Casa Blanca, del Departamento de Estado y del Pentágono, es decir, la colusión del poder político y el complejo militar estadounidense, no han encontrado nada mejor que retomar las tácticas que fueron utilizadas en la Guerra Fría, fracasadas en su momento provocaron una justificada indignación entre los pueblos latinoamericanos y los gobiernos nacionalistas de la región.

Esta suerte de diplomacia de maniobras navales militares innovada por EU, que abarca de manera oficial la participación del portaviones nuclear George Washington, cuya presencia en aguas latinoamericanas viola el espíritu y la letra del “Tratado para la Proscripción de las Armas Nucleares en América Latina y el Caribe”, conocido también como Tratado de Tlatelolco, firmado en México en 1967. Y no obstante que EU es signatario de los Protocolos I y II del tratado, por lo cual se comprometió formalmente a respetar la desnuclearización militar de América Latina, no sólo en cuanto a los territorios de los países de la región, sino en cualesquier posesión, permanente o temporal como Guantánamo en Cuba, que tenga de jure o de facto, en el ámbito geográfico de su aplicación; EU no ha tenido el menor recato en introducir armas nucleares en los mares de la región. (García Robles, 1967)

Así las cosas, ninguna potencia mundial menos EU toma una decisión importante de tipo militar si no hay detrás un motivo como:

    • La reorganización geoestratégica y ocupación de los territorios;
    • El control de las rutas marítimas;
    • La apropiación de los recursos naturales, de los bancos de biodiversidad, de los mantos de agua dulce y del petróleo principalmente. (Ceceña Martorella, 2007)

Ésta y no otra, es la razón para que EU reactive su IV Flota Naval en la lucha por mantener su hegemonía global.

Una maniobra encubierta bajo el manto de ayuda humanitaria y de protección de los mares latinoamericanos; basta recordar lo que sucedió en las Malvinas en 1982, durante el conflicto Reino Unido y Argentina. EU en apoyo a Inglaterra violó el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR). Pacto de defensa mutua interamericano firmado en Río de Janeiro en 1947. Según el artículo 3.1 dice: en caso de un ataque armado por cualquier Estado contra un Estado Americano, será considerado como un ataque contra todos los Estados Americanos, y en consecuencia, cada una de las Partes contratantes se compromete ayudar a hacer frente al ataque en ejercicio del derecho inminente de legítima defensa individual o colectiva que reconoce el Artículo 51 de la Carta de Naciones Unidas. (Departamento de Derecho Internacional, 1947)

    • Estrategia de Seguridad de Estados Unidos

Decía George Walker Bush en 2002, al anunciar al mundo La Estrategias de Seguridad de los EU. “Somos una fuerza militar sin paralelo, tenemos el derecho de actuar en todo el mundo para imponer la economía de mercado y garantizar la seguridad energética, podemos atacar a quien consideremos una amenaza o a cualquier país que pueda convertirse en una competencia militar”. (Longo, 2004)

El derecho de actuar en todo el mundo y la posibilidad de atacar a los posibles competidores tiene objetos concretos:

    • Eliminar la soberanía de los pueblos;
    • La exclusión política y económica;
    • Defender los intereses de las transnacionales, que van de la mano con las políticas de Estado;
    • Apropiarse de los recursos naturales;
    • Eliminar las leyes internas que impidan la explotación de los mismos; y
    • Liberar aún más los mercados.

Se trata de un proyecto amplio que incluye además:

    • La conformación de nuevos espacios geoestratégicos;
    • La dominación y ocupación de territorios, basada en una hipótesis de guerra;
    • Rediseñar el mapa de la región y la del mundo para favorecer a las multinacionales y al imperio, desplazando poblaciones enteras ahí donde hay riquezas naturales que persigue el capital y para esto se sirve de la corrupción y de la fuerza para borrar los gobiernos que molestan.
    • La recolonización de nuestros conocimientos, de nuestros saberes, de nuestras culturas;
    • Despojo de nuestra propiedad intelectual y de la memoria ancestral que poseemos como pueblos. (Longo, 2004)
    • Fuerzas militares de Estados Unidos

Las fuerzas armadas combinadas de EU que superan los dos millones de efectivos, esparcidos en los cinco continentes, son las que poseen el mejor y más sofisticado equipamiento, la óptima tecnología, el mejor entrenamiento y por si fuera poco, sus soldados todos, son profesionales y los mejor pagados del planeta.

Necesitan sumarse cinco fuerzas armadas de las más potentes del mundo para igualar el poder militar estadounidense, un hecho sin precedente en la historia después del poderío militar de Roma que absorbió a más de 40 país del entonces mundo conocido. (Altercom 2005, 1)

    • Doctrina

El Manual Confidencial Militar de Contrainsurgencia. Podría ser descrito críticamente como “lo que aprendimos sobre el manejo de escuadrones de la muerte y el apuntalamiento de gobiernos corruptos en latinoamerica y cómo aplicarlo en otros sitios”. Su contenido es definidor de la historia para latinoamérica y, considerado un continuo rol de las fuerzas especiales de EU en la represión de la contrainsurgencia, incluyendo Iraq y Afganistán, pero sobre todo su puesta en práctica en Centro América: Guatemala y El Salvador.

      El manual propugna directamente:

    • El entrenamiento de paramilitares;
    • La vigilancia generalizada;
    • La censura;
    • El control de la prensa; y
    • La restricciones a los sindicatos y partidos políticos. 

Impulsa abiertamente:

    • El allanamiento sin mandato judicial;
    • La detención sin acusación bajo diversas circuntancias; y
    • La suspensión de habeas corpus o el recurso de amparo.

    En sus operativos aboga:

    • Por el empleo de terroristas;
    • El procesamiento de individuos acusados falsamente por terrorismo;
    • Realización de operaciones bajo bandera falsa;
    • Ocultamiento ante la prensa de los abusos de derechos humanos.

Igualmente defienden el uso de subterfugios y operaciones psicológicas, propanganda para que estas medidas y otras de control de la población y del saqueo de recursos sean aceptables. (USA 1994/2004)

Ahora EU pretende absorber al mundo, incluso el espacio sideral. Posee el mayor y más poderoso ejército de tierra integrado en seis comandos.

    • Bases Militares

EU cuenta con 4500 bases militares dentro de su territorio y 823 fuera de él: 21 en América -6 en Colombia-; 513 en Europa; 36 en Asia Central; 248 en Asía-Pacíficio-Oceanía; y 5 en África en una extensión que ocupa más de 2.5 millones de hectáreas en los cinco continentes. No se incluyen 106 bases militares instaladas desde 2005 en Irak y Afganistán, ni las contruidas en Israel, Qatar, Kirquizistán y Uzbequistán; tampoco las 20 bases de EU que comparten con el ejército turco.

Además el Pentágono indica que posee 32,327 cuarteles, hangares, hospitales y otros edicios en sus bases en el extranjero y que renta 16,527 instlaciones. Durante el año fiscal 2005-2006 contrató para esos enclaves a un millón de personas. (Altercom 2005,1)

Las bases militares extranjeras están concebidas para apoyar el poder militar de EU en todo el mundo, pero al mismo tiempo sus concecuencias más visibles y cotidianas se hacen sentir en el ámbito nacional.

EU pide permiso, firma un tratado o convenio con un país ubicado en cualquier parte de la tierra para instalar una base militar, y así comienza una turbia relación de neocolonialismo y dependencia con el país sometido, que cocecha en ambudancia una serie de delito y problemas sociales que a su vez, degenera en violaciones infames de derechos humanos incluso dentro de los propios EU, y crecen incontrolables en los pueblos conquistados, porque una base militar extranjera es una ocupación militar y, por tanto, un símbolo histórico del sometimiento y subyugación colonial, razón suficiente para repudiarla con patriotismo y desprecio.

Actualmente los pueblos del mundo han adquirido plena conciencia del significado de la soberanía nacional, de la dignidad de la patria, de la trascendencia de tener una nación libre e independiente, y son esos pueblos los que rechazan y repudian en todo el planeta la presencia militar de las bases militares de EU y de cualquier potencia guerrerista. (Altercom, 2005)

  • Distribución de los Comandos (Kaplan, 2007)

En América

Comando Norte (USNORTHCOM) formado en abril 2002 entró en operación el 1º de octubre de ese mismo año. (Aéreo, 2008)

Jurisdicción: Desde el Polo Norte abarcando Alaska, Canadá, Estados Unidos hasta el límite sur de México con Belice y Guatemala. Articula la Alianza para la Seguridad y la Prosperidad de América del Norte (ASPAN) y el Plan México. (Estado, 2005)

El Comando Norte anticipa y conduce la defensa de la patria y lleva a cabo operaciones de apoyo a las autoridades civiles dentro de la zona de responsabilidad asignada a defender, proteger y asegurar a los EU y sus intereses.

Misiones:

  • Defensa de la patria;
  • Apoyo a las autoridades civiles. (Aéreo, 2008)

Comando Sur (USSOUTHCOM)

Jurisdicción: Desde Guatemala y Belice hasta la Antártida -Polo Sur-, abarcando Cuba, Centro América, las Antillas y Sudamérica. Cubre una superficie total de 40,4 millones de K2 extensión que ocupan 30 países que componen el subcontinente, desde el punto de vista global interviene en un espacio del 20% del macizo continental.

 

El golpe perpetrado en suelo ecuatoriano a las FARC el primero de marzo pasado en Sucumbíos, es la muestra de las operaciones que realiza este comando.

Este destacamento militar le es indispensable a EU:

    • Para garantizar la seguridad de sus intereses en la región; y
    • Controlar el acceso a los recursos estratégicos tales como el petróleo y las reservas de agua dulce de la Amazonia y del Guaraní, entre otros.

El comando trabaja de manera cooperativa con las fuerzas militares del Perú, El Salvador, Brasil, Honduras, Paraguay, Guatemala y Chile. (Dufour 2008)

En Europa

Comando de la Unión Europea (USEUCOM)

Jurisdicción: Desde Groenlandia, toda Europa y Rusia; abarca la plataforma continental norte de Europa y Asia.

En Asia Central/África

Comando Central (USCENTCOM)

Jurisdicción: Asia Central y el cuerno de África: Desde Kazajstán, Afganistán, Pakistán, Irán, Irak, la Península Arábiga hasta la parte noreste de África, Egipto, Sudán, Etiopía, Somalia y Kenia.

En el Sudeste Asiático

El Comando Asia/Pacífico (USPACOM)

Jurisdicción: Desde la India, China, Japón, Australia y Nueva Zelanda; abarca el sudeste del continente asiático y Oceanía.

En África

El Comando de África (USACOM)

Jurisdicción: El continente africano excluyendo la parte noreste que colinda con el Mar Rojo, el Mar Arábigo y el Océano Índico por formar parte de la jurisdicción del Comando Central.

Este comando es de reciente creación; anteriormente aparecían cinco bases militares cuya actividad se encubría con el velo de la “ayuda humanitaria”.

    • Flotas Navales

EU cubre los océanos y mares del mundo con siete flotas navales:

I Flota Naval es la más antigua, la histórica y está prácticamente desactivada.

II Flota Naval

Jurisdicción: Parte del Atlántico Norte, costa este de EU y la oeste de África.

III Flota Naval

Jurisdicción: Norte y Este del Pacífico.

IV Flota Naval

Jurisdicción: Este del Pacífico sur y Oeste del Atlántico sur, latinoamericanos.

La sede central está en la ciudad portuaria de Maryland. Aunque la Flota no tenga completa su formación total, en esa ciudad por lo menos existen 21 navíos estacionados y seis escuadrones de helicópteros de la marina estadounidense.

 

La IV Flota Naval, desde el punto de vista operacional, está subordinada al Comando Sur (USSOUTHCOM).

V Flota Naval

Jurisdicción: Golfo Pérsico, Golfo de Omán, vigilando el estrecho de Ormuz y el Mar Arábigo en el Océano Índico.

VI Flota Naval

Jurisdicción: Mar Mediterráneo.

VII Flota naval

Jurisdicción: Oeste del Pacífico y el Océano Índico.

 

El potencial que esas flotas navales despliegan es impresionante. No sólo en términos de armamentos nucleares y tecnología, sino en todo el dispositivo que logran desplazar sobre el mar.

Como media, cada flota naval contiene:

    • 120 aviones
    • 60 tanques
    • 3 submarinos nucleares y
    • 12 navíos de escolta (cruceros o cazatorpederos).

Lo más sorprendente es su capacidad de bombardeo. Se sabe que cualquier punto de la tierra puede ser atacado por un avión estadounidense en menos de 90 minutos, despegando de un portaviones que son los buques insignia de las flotas navales. Un ataque de esa naturaleza, ordenado por el presidente de EU, podría ocurrir sin que una aeronave supersónica necesitara aterrizar en tierra o reabastecerse. Levanta el vuelo, ataca y regresa a la base en el portaviones nuclear. (Negra, 2008)

Sin embargo, EU asegura que se dispuso reactivar la IV Flota Naval:

    • Para dar respuesta a desastres naturales;
    • Realizar operaciones humanitarias y de asistencia médica;
    • Combatir el narcotráfico; y
    • Cooperar en temas ambientales y en tecnología.

EU negó que la flota incluya un portaviones, aunque sí admite que el George Washington podría “pasar” por la región y unirse eventualmente a la IV Flota. Y agrega, la formación “no tiene capacidad ofensiva, ni portaviones, ni barcos de guerra. Su buque más grande es un hospital”.

Si toda esta información no es suficiente para determinar el poderío militar de EU y la militarización global, cuenta además con el NORAD que en este año cumple 50 años de existencia; y no entra en este análisis la fuerza aérea.

    • El Comando Norteamericano de Defensa del Espacio Aéreo, (NORAD)

El NORAD trabaja junto con el Comando Norte

Misiones:

    • Advertencia Aeroespacial

      Procesar, evaluar y difundir la inteligencia y la información relacionada a objetos artificiales en el dominio aeroespacial.

    • Control Aeroespacial

      Proporcionar la vigilancia y el control del espacio aéreo de Canadá y los EU.

    • Advertencia marítima

      Procesamiento, evaluación y difusión de inteligencia e información relacionada con las áreas marítimas y de los cursos de agua internacionales así como las aproximaciones marítimas a los EU y Canadá.

Así las cosas, América Latina vive una oleada progresista. Tras la envestida neoliberal que casi ha devastado el subcontinente, hemos presenciado diversas victorias de gobiernos liberales en varios países de la región. Algunos más a la izquierda y otros más de centro izquierda, pero la verdad es que el pueblo latinoamericano va diciendo basta a las privatizaciones, la precarización del trabajo, la intromisión del exterior, las dimisiones, y el autoritarismo vividos en la zona durante décadas.

Además, están los recientes descubrimientos de los megacampos petrolíferos en la costa brasileña, hay más de 300 kilómetros mar adentro y debajo de la plataforma continental, en áreas que hace algún tiempo los técnicos llaman “pré-sal”. Las reservas estimadas y deducidas de la cuenca de Santos, Campos y algunas otras zonas del noreste pueden colocar a Brasil en el mismo nivel que el de las llamadas “Siete Hermanas” de la industria del petróleo, pudiéndose situar entre los tres mayores productores de petróleo del planeta. Algunos técnicos y especialistas afirman que Brasil puede haber aumentado sus reservas en 50 mil millones de barriles de petróleo, casi cinco veces más que el total de la producción de hoy en día.

    • Opiniones

Con el proceso de reactivación de la IV Flota Naval la protesta fue general.

Brasil

Brasil cuestionó la necesidad de la reactivación. Lula se extrañó de esa necesidad y lo relacionó inmediatamente con los descubrimientos de petróleo en su país.

Sin embargo, algunos especialistas llegan a afirmar que la IV Flota Naval sería para dar apoyo a un posible ataque a Irán a partir de la V Flota Naval fondeada en el Golfo Pérsico. En pocas horas, las embarcaciones serían desplazadas desde América Latina y el Caribe hasta el Pérsico.

La repercusión de la reactivación de la IV Flota Naval ha sido inmensa. No sólo el presidente Lula la cuestionó, sino que también Hugo Chávez y Evo Morales, de Venezuela y Bolivia, entre otros presidentes sudamericanos. Todos cuestionaron las intenciones de EU y dudan de los propósitos “pacíficos” alegados por Washington.

“En mi opinión, tengo claro que los propósitos son claramente intimidatorios. Son señales que los EU envían a todos nosotros, de que están atentos al desarrollo de los acontecimientos políticos del subcontinente. Una clara amenaza que pende contra todos nuestros pueblos. Como ya se ha dicho, un imperio en su fase de decadencia cada vez se va volviendo más agresivo y más belicista”.

Por nuestra parte, debemos ser precavidos, denunciar y usar nuestra diplomacia para desenmascarar las “buenas intenciones” de EU, que esconden sus verdaderas intenciones de mantener su dominio, por tanto, “No existe ningún asunto interno de América Latina que pueda servir de pretexto para una iniciativa de ese porte por parte EU", ha dicho Pedro Simón, senador del centrista Partido del Movimiento Democrático Brasileño. "Somos capaces de resolver nuestras divergencias con tranquilidad, como ya lo demostramos recientemente en el incidente entre Colombia y Ecuador".

Los senadores brasileños recordaron que varios navíos estadounidenses permanecieron cerca de la costa de Brasil antes del golpe militar de 1964. Según una nota del Senado, EU ha respondido que su país tiene tradición de respetar los mares territoriales, que la Flota no contará con navíos permanentes y que se dedicará sobre todo a actividades humanitarias, como la ayuda a víctimas de desastres naturales. Según EU, esta maniobra no puede ser interpretada como una amenaza a la soberanía de Brasil sobre áreas en el océano Atlántico en las que el país ha venido encontrando gigantescas reservas de petróleo. (EFE, 2008)

Argentina

Honorable Concejo Deliberante de Argentina.

La comunicación de EU sobre la decisión de reactivar su IV Flota Naval para que opere en aguas de América Latina y el Caribe a partir del 1º de julio, llevó a los concejales argentinos Alberto De Fazio y Cora Otamendi a pronunciarse:

Que el hecho anunciado, sin duda, amenaza el respeto a la soberanía, integridad e inviolabilidad de los Estados Latinoamericanos, y lesiona el principio de autodeterminación de los pueblos. Que lo antes dicho está basado en que las flotas estadounidenses se despliegan tanto en función de la defensa como de la intervención en escenarios de conflicto, de probables guerras o de alto riesgo bélico. Que no se entienden entonces las razones o argumentos del gobierno estadounidense para el despliegue de esta flota y sus supuestas actitudes protectoras, tutelares o providenciales que nadie en Latinoamérica le ha pedido que realice.

Ante estas circunstancias, es necesario que este Honorable Concejo Deliberante exprese su rechazo a la reactivación de la IV Flota Naval como forma de preservar la soberanía, integridad e inviolabilidad de las naciones de la región y del irrenunciable principio de autodeterminación de los pueblos.

Congreso de Perú

La flota de EU causa zozobraEs posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen. ¿Para qué viene?Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen. El ex ministro de Defensa y actual congresista, David Waisman, sostuvo ayer que el país debe permanecer “atento y a la expectativa” frente al despliegue de la IV Flota Naval que en las próximas semanas hará su ingreso al Pacífico Sur.

Señaló Waisman, “la movilización de la IV Flota responde a los intereses de un cártel de países que roban al mundo bajo el manto del libre mercado y el cinismo de la Organización Mundial de Comercio. Buscan que no haya focos subversivos en ningún punto del planeta”.

El Imperio en su desesperación de sucumbir y perder su hegemonía mundial ha reactivado y puesto en acción la IV Flota Naval que hace 60 años era la encargada de patrullar los mares de los países a los que EU llama su patio trasero; esta siniestra fuerza está compuesta por buques de guerra un submarino nuclear y un portaviones, la torpe y desafortunada decisión de reactivar la IV Flota Naval, pone de manifiesto descarnado la naturaleza y esencia gansteril de la clase política estadounidense que con esta ostentación trata de amenazar cualquier posición progresista y antiimperialista en LA así como asegurarse fuentes de recursos naturales estratégicos necesarios para su sobrevivencia.


* General Brigadier del Ejército Mexicano. Doctor en Administración Pública por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, UNAM. Actualmente posdoctorante en Estudios Latinoamericanos, Instituto de Investigaciones Económicas, UNAM.


Trabajos citados:

Aéreo, C. N. (2008). Presentación Grupo Legislativo Mexicano. EU.

Altercom, C. p. (2005). Repudio Universal creciente a bases militares gringas.

Américas, P. d. (2008). Estados Unidos anuncia que su IV Flota reanuda operaciones, en medio de sospechas.

AP.EFE., P. (18 de agosto de 2008). Ejercicio Militar de 20 países, maniobras de guerra contra el terrorismo en el Canal de Panamá. Diario Clarín de Buenos Aires .

Ceceña Martorella, A. E. (2007). Territorialidad de la Dominación: Integración de la Infraestructura Regional Sudamericana (IIRSA). Buenos Aires: Asociación Nuestra América.

Departamento de Derecho Internacional, O. (1947). Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca.

Dufour, J. (2008). El regreso de la IV Flota y el futuro de América Latina .

EFE, B. (2008). El Senado brasileño rechaza la reactivación de la IV Flota Naval de Estados Unidos.

Estado, D. d. (2005). Alianza para la Seguridad y la Prosperidad de América del Norte (ASPAN). Washington, D.C.

García Robles, A. (1967). Tratado de Tlaltelolco. Microsoft, Encarta .

Internacionales, C. L. (2008). IV Flota Naval . México: CLAEI.

Iruegas, G. (2008). Unasur. La Jornada .

Kaplan, R. D. (2007). Gruñidos Imperiales: El imperialismo Norteamericano sobre el Terreno . Ediciones B.

Longo, R. (2004). La Triple Frontera en la mira del imperio. Observatorio Latinoamericano de Geopolítica .

Negra, B. (2008). Para qué sirve la IV flota Naval.

Toro Hardy, A. (2007). Hegemonía e Imperio. Colombia: Villegas Editores.

USA. (1994/2004). Manual Confidencial Militar de Contrainsurgencia.

Información:

  1. EEUU Navy, "Navy Re-Establishes U.S. Fourth Fleet", Comunicado de Prensa: 24 de abril, 2008, http://www.southcom.mil/appssc/factFiles.php?id=55 [consultado el 16 de junio, 2008].
  2. Lieutenant Joe "Myers" Vásquez, U.S. Navy Public Affairs Officer, U.S. Naval Forces Southern Command (SouthCom), (intercambio por correo electrónico: joe.m.vasquez@navy.mil).
  3. María Daniela Espinoza, "Decisión de EEUU de reactivar IV Flota genera inquietud", El Universal, http://buscador.eluniversal.com/2008/05/25/pol_art_decision-de-eeuu-de_872613.shtml [consultado el 16 de junio, 2008].
  4. Le Monde Diplomatique Brasil, No. 11., Junio 2008.
  5. Council on Foreign Relations, (2008) U.S.-Latin American Relations: A New Direction for a New Reality, INDEPENDENT TASK FORCE REPORT No. 60., Chairs: Charlene Barshefsky y James T. Hill.
  6. El País, http://www.elpais.com.co/historico/may232008/OPN/editorial.html [consultado el 16 de junio, 2008].
  7. Antonio Luiz M.C. Costa, "Vamos Olhar Para o Sul," Carta Capital, No. 468., 4 de junio, 2008.
  8. Para más detalles sobre http://www.cusns.navy.mil/Main%20Pages/ops.htm y las misiones y objetivos del SouthCom, véase "Theater Security Operations" http://www.southcom.mil/AppsSC/pages/theaterSecurity.php y "Exercises/Operations" [consultado el 15 de junio, 2008].
  9. Bloggers Roundtable, http://www.southcom.mil/appssc/factFiles.php?id=55 [16 de junio, 2008].
  10. The Economist, "What Lies Beneath," 16 abril 2008, http://www.economist.com/daily/news/displaystory.cfm?story_id=11043022&top_story=1 [consultado el 23 de junio, 2008].
  11. Iuri Dantas, "EUA respeitam mar do Brasil, diz comandante," Folha de S. Paulo, 16/5/2008.
  12. Sam Logan y Matthew Flynn, "U.S. Military Moves in Paraguay Rattle Regional Relations," (Silver City, NM: International Relations Center, Dec. 14, 2005).
  13. Luiz Carlos Azenha, "Poeira e consipiração," Carta Capital, No. 493, 25 de marzo, 2008.
  14. General James T. Hill, United States Army Commander, United States Southern Command Testimony Before House Armed Services Committee, United States House of Representatives, 24 de marzo 2004, http://www.house.gov/hasc/openingstatementsandpressreleases/108thcongress/04-03-24hill.html.
  15. Maruricio Dias Carta, "Rosa-dos-Ventos," Carta Capital, No. 495., 12 de mayo, 2008.
  16. Military Power Review, http://www.militarypower.com.br/ranking.htm [consultado el 23 de junio, 2008].
  17. Lt Col Juan Berrios, "Security Assistance Executive Conference," USSouthCom J5 Unclassified, http://www.usasac.army.mil/SAEC06/SAECBriefings06/PDF/05%20-%20Southcom%20(LTC%20Berrios).pdf [consultado el 8 de julio de 2008].
  18. Washington Office on America Latina (WOLA), Blurring the Lines: Trends in U.S. military programs with Latin America, Septiembre 2004.


NCeHu 281/08

Surgimiento de la IV Flota Naval y su impacto en la soberanía de América Latina

José Francisco Gallardo Rodríguez