Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 981 al 1000 
AsuntoAutor
Re: NoticiasdelCeH mariana
44/03 - Urban and Humboldt
45/03 - Saddam, co Humboldt
Fwd: Re: Noticiasd leonor c
46/03 - Cultural E Humboldt
Re: NoticiasdelCeH Diana To
47/03 - SIMPÓSIO N Humboldt
Fwd: Petición Ana Marí
No a la guerra Secretar
48/03 - Globalizac Humboldt
49/03 - BECAS ALBA Humboldt
RV: NoticiasdelCeH mahmarti
50/03 - South Amer Humboldt
51/03 - De Irán a Humboldt
52/03 - Irak y Ven Humboldt
60/03 - Resolucion Humboldt
61/03 - Seminario Humboldt
53/03 - Las Áreas Humboldt
54/03 - Quinto Enc Humboldt
55/03 - Quinto Enc Humboldt
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 1178     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 61/03 - Seminario en el CTA
Fecha:Miercoles, 5 de Febrero, 2003  17:38:58 (-0300)
Autor:Humboldt <humboldt @............ar>

NCeHu 61/03

De los fracasos del siglo XX a sueños nuevos para el XXI

(Una lectura psicoanalítica de la Cultura y su movimiento social)

 

1       Ubicación del seminario en la historia. Particularmente de las producciones intelectuales y psicoanalíticas sobre la Cultura y su movimiento social.

2       Psicoanálisis en extensión. Sobre la función social y política de la extensión del método psicoanalítico, que dejando en suspenso juicios de valor lee las castraciones, inconsistencias de los movimientos sociales y políticos, para contribuir a generar nuevas condiciones de operar a través de lo simbólico, sobre lo real. Crítica al pensamiento utópico, que no cesa de escribirse como consecuencia de lo que no cesa de no inscribirse. Analizarlo como efecto del lugar del Ideal en la constitución subjetiva y en consecuencia resistente a los deseos. Reivindicación de analizar los sueños y las fantasías sociales. Potencialidades y límites. Las resistencias en otras disciplinas sociales a la lectura de lo inconsciente en la Cultura, son a predominio imaginario. También se presentan en los sectores afectados, como resistencias de lo real por fracaso de lo simbólico.       El fracaso de lo simbólico: condición de estructura de la cultura. Bibliografía: "El porque de la guerra",  "carta a Einstein", "El malestar en la cultura" y "Seminario de la Ética". W. Benjamin: "Para una crítica de la violencia"  y "La dialéctica en suspenso”. Fragmentos sobre la historia" las tesis de "Sobre el concepto de historia".

3       Sobre el concepto de tiempo desde la antigüedad clásica en Occidente. El tiempo en la cultura judeo-cristiana: "soy el que soy" o "soy el que seré” Sus 2 vertientes temporales. La concepción del tiempo en la modernidad con la inauguración de la temporalidad como consecutividad y del instante como acontecimiento: Pascal en el s. XVII va a hablar de un "Dios oculto" y del terrible silencio de Dios. Será en ése silencio que la modernidad se constituirá y constituirá otras referencias simbólicas: el lenguaje de las matemáticas recubre la naturaleza y sus efectos fallidos en lo real llevan al discurso de la ciencia. La instauración de esta estructura que supone una operación de separación del Padre lleva un sujeto que no debe confundirse con individuo o conciencia. Tratase de una operación histórica que tiene como consecuencia la producción de un sujeto que es la respuesta por instante y punto radical de corte. La temporalidad en la "consumación" de la modernidad: ciencia y temporalidad. Ilya Prigogyne y la flecha del tiempo. La razón y sus ilusiones. Acerca del concepto heideggeriano de "consumación". Diferencias sustanciales entre la concepción de tiempo en Hegel y en Kierkegaard. Lectura freudiana de Kierkegaard: instante, repetición y angustia, momento de estallido y corte de la concepción "iluminista" del hombre.

4       El tiempo en Freud y en Lacan. De la “atemporalidad del inconsciente al tiempo de la retrosignificación. Del “golpe de vista” lúcido y enceguecedor, a la no comprensión como prólogo de la conclusión que abre nuevamente a la no comprensión y la continuidad del trabajo conjetural.

5       Crisis, repeticiones, estabilizaciones. Su relación con los tres registros –real, simbólico, imaginario- de la experiencia del ser hablante. Estabilizaciones imaginarias en ordenamientos corporativos. Repeticiones y crisis por irrupciones de lo real en lo inconsistente de lo imaginario. Operaciones de lo simbólico: éxitos transitorios, fracasos, nuevos intentos.

6       El deseo en la antigüedad clásica. 6.1 La "construcción social" del amor: el "amor cortes": formas de elaboración fantasmática que tuvo occidente para elaborar la pérdida del objeto y como posibilidad de acceso al objeto "fetiche". 6.2 Melancolía y fetichismo avizoradas desde Platón y Aristóteles pasando por la concepción medieval  hasta la concepción romántica del amor y de la pérdida del objeto "fetiche"

7       Propiedad y apropiación. La causa del deseo y los deseos de propiedad y de apropiación. Significantes (inconscientes) para el goce de lo propio y de lo ajeno.  Las propiedades moebianas del narcisismo. Sus resultantes productivas y destructivas. El amor en los tres registros.

8       Ordenamiento económico social. Conceptos en Marx: Valor de cambio y valor de uso, modos de producción y formaciones económico sociales. Trabajo alienado, alienación, objeto y trabajo "objetivado". Fetichismo de la mercancía y el dinero.

9       Trabajo y cuarto nudo. La función del trabajo como uno de los principales anudadores del ser parlante a su estructura y sus repercusiones en los efectos sujeto, en distintos modos de producción y formaciones económico sociales (Agricultor, artesano, patrón industrial, obrero, financista, etc...).

10  El trabajo como descendiente directo de la tortura. Etimología de la palabra "trabajar". La alienación constitutiva del sujeto cartesiano: Descartes, Marx, Kierkegaard, Freud, Heidegger: hilo conductor de la apuesta de Lacan en su lectura de la modernidad: "amar y trabajar" como condiciones de posibilidades de sublimación en la modernidad: sus razones y sus fracasos

11  Pulsión de muerte. Causa, determinaciones y efectos. Su presencia en los diversos modelos sociales.

12  Lo real en el valor de cambio y los conflictos sociales. Desde la pregunta fundante para el sujeto -¿qué me quiere?- a través de la plusvalía de Marx y el plus de goce de Lacan, al valor de cambio imposible de calcular como base de los desencuentros personales y sociales y de sus consecuencias.

13  Globalización, sus condiciones materiales bajo hegemonía de las grandes corporaciones. Movimientos antiglobalización: formas potencialidades y límites.

14  Fracasado el ¿"qué me quiere"? para la causa. Por la articulación y primacía del discurso del capitalista, la constitución del mundo por el sujeto se aparece desde el exceso del fantasma. Condensación de objeto y  fantasma: ¿política del síntoma ó política del fantasma?

15  Los discursos, imprescindibles para los vínculos sociales. La comunicación, la incomunicación, el sobrentendido, el malentendido exigen inevitablemente la existencia del lugar del agente y el del otro. Cada discurso se sostiene a partir de la verdad del agente y hace que el otro produzca pero en disyunción con ella, lo cual sostiene el desencuentro.

16  Corporaciones y no clases sociales. No hay clases sociales ordenadas según su lógica debido a que las diferencias originadas entre deseo y goce en los sujetos al lenguaje tornan imposible ordenarlas. En el hiato que abren dichas diferencias se conforman las corporaciones que Freud llamó “organizaciones artificiales de masas”. Función de la transferencia al sujeto supuesto al saber hacer.

17  Las corporaciones resultan de “engarces fantasmáticos” por respuestas imaginarias de sus integrantes ante lo real que los convoca.  Velan las diferencias entre ellos y la imposibilidad de contestar la pregunta por su valor de cambio. Matema y paradojas del discurso fundante del inconsciente escrito por Lacan como: discurso del amo antiguo. El valor de uso, respuesta imaginaria a lo imposible del valor de cambio. Al funcionar por identificación, los integrantes de las corporaciones resultan seducidos por demandar valores de uso, cayendo bajo represión  los deseos de cada uno y reordenándose en función corporativa la distribución libidinal de goce. El “ser” de sus integrantes está condicionado por cómo se posicionen en función del propio goce y del lugar que ocupen para y por ello en la corporación. Funciones, potencialidades y limitaciones de los intelectuales de estado. Sus ganancias y sus pérdidas sostenidas en el deseo como imposible.

18  Fantasma, mito, religión - dispositivos de goce

19  Fantasma y fetiche: subjetividad y fantasma en la constitución de la modernidad. El fantasma desde Aristóteles y Platón a la Edad Media. El fantasma y el fetiche en el Marx de la "Ideología alemana", en el "XVIII Brumario" y en "El Capital": El fetiche en el mundo actual (siglo XXI): ¿auge del fetiche fantasmatizado?. ¿Pérdida de la sintomatología y de una política del síntoma: primacía de una política del fantasma?. Fetiche y fantasma: mortajas del intercambio simbólico. Organizan la confrontación y las transacciones con los “otros” por la distribución de la renta producida colectivamente.

20  Movimientos vecinales y piqueteros. Surgidos como efecto y defensa contra la disgregación y la caída del movimiento obrero tradicional nacieron corporaciones puntuales y transitorias de desempleados y de vecinos. De las huelgas, las insurrecciones y las guerrillas, a los cortes de ruta y las puebladas. Del asalto al poder, a la ingobernabilidad.

21  Ley y reglamentaciones, vecindades y extraterritorialidades. La universalidad de la Ley de prohibición del incesto, de la castración. Sus consecuencias sociales y las respuestas singulares. Constitución subjetiva y construcción de un nuevo mito trágico desde la actualidad paleolítica: de la tragedia griega a la tragedia del fracaso del discurso capitalista: de la tragedia como constitutiva del lazo social a la tragedia de la destrucción de todo lazo social. Las reglamentaciones sociales como intento de suturar y de velar lo imposible. Las cortes y los    enjuiciamientos “internacionales” son un fundamentalismo juridicista para encubrir la castración de las leyes sociales y favorecer a los amos. Las imposibilidades, en las relaciones entre leyes sociales, justicia e injusticia, entre lo general y lo particular. Fin de los metarrelatos, construcción de otros nuevos para las generaciones sucesivas: ¿quién se hará cargo de la función de "pasadores" de un futuro mejor que a todo hijo se le transmitía? Relación, por la pregunta hecha desde el niño, entre verdad y justicia: argumentación que anticipa la división del sujeto

22  Lo imposible y lo necesario en la relación entre liderazgos y masas. Deseo y goce de los líderes (tendencia a la corrupción). La función del En Nombre del Padre y rasgos necesarios, que no cesan de escribirse, en dichos líderes. Deseo y goce de prohijamiento en la masa y su tendencia a la corrupción. Contingencia del bienestar. El sujeto y sus anonadamientos.

23  Transformaciones en lazos sociales de occidente. De la decadencia del En Nombre del Padre, la reubicación de las mujeres, la extensión de “las familias ensambladas”, el fracaso del discurso del amo moderno y la marcha del discurso del capitalista “a su consumición”. Entre la anomia, la disgregación y nuevas formas de familias y de vínculos sociales.

24  Las regímenes políticos, máscaras de la lógica social. Los vínculos sociales y su diversidad de intereses goces y deseos es lo que no cesa de no escribirse de la estructura social. Los diferentes regímenes políticos, -autoritarismos o democracias-, no cesan de escribir apariencias que velan y develan la lógica básica de las corporaciones. Las izquierdas y las derechas, las inversiones de los reflejos del espejo y sus funciones de desconocimiento. 

25  Los trámites del malestar. La queja, la protesta, la insatisfacción, como emergencias de lo real y como efecto de lo imaginario en su función represiva. El discurso de la histérica, agrupamientos y reagrupamientos transitorios. Las anomias y las anarquías, convocan amos. La función de denuncia de los estudiantes y de algunos intelectuales y su tendencia a gozar del deseo de deseo insatisfecho. Exigencias de la cultura a vivir en un mundo colmado de objetos: contradicción en la estructura de un mundo famélico y corrupto: el todo es posible ante la nada y el anonadamiento y la jibarización de las mayorías

26  Los intelectuales “libres”. La función de los intelectuales libres. Sus potencialidades contingentes y sus limitaciones en función de impotencias e imposibilidades, sus ganancias y sus pérdidas. Su soporte en el deseo prevenido. Caída de la función por excelencia de los intelectuales: la crítica. Consecuencia es la desaparición de los mismos como soporte para pensar el mundo en que se vive, su pasado y el futuro. Esta caída tanto de aquellos "orgánicos" como de la ausencia de los "libres" provoca el surgimiento de meros repetidores, comentadores, charlatanes de "ocasión" que usurpan el lugar de la meditación y la reflexión: relación entre la caída de la función del intelectual y del surgimiento de la noticia al instante y de la imagen que la acompaña - aceleración temporal - que anula la dimensión del acto y del acontecimiento.

27  Los psicoanalistas en extensión. El discurso del inventor, del científico, del verdadero artista y del psicoanalista pasando al acto. El psicoanalista como intelectual inorgánico produciendo un verdadero acto por su inserción e intervención en la cultura de su época, que para serlo debe implicar desnudar las contradicciones efectuando cortes necesarios, buscando mantener la mas amplia independencia y la mayor distancia posible con el objeto que se trabaja merced al entrenamiento y al análisis personal: Las intervenciones del analista deben efectuarse sobre los nucleamientos humanos, a través de congresos, institucionales o no, en los medios masivos y cualquier otro escenario que ofrezca fisuras de hechos y palabras. Con compromiso y cierta dosis de valentía para lograr actuar sobre el "borde" de lo real: "bordeando siempre bordeando"...

28  La ética en la política. La imposibilidad de “sentarse sobre las bayonetas”[1] y de arribar a una “sociedad de productores libres”[2], condicionan las alternancias en la misma. “El fin justifica los medios o el fin no justifica los medios”, es una falsa disyunción que encubre la función de los medios como condicionantes de los fines. La violencia inherente a la política, sus formas, sus marcas. Democratismos diversos, entre la anomia –terror anárquico- y la violencia burocrática - terrorismo de estado-. La cultura de la mortificación (Ulloa). Nuevos significantes predominantes: exclusión, expulsión, marginación. La representación violada: violencia institucional y violencia social. La "banalización" del bien. La amputación subjetiva. Clínica del hambre de representación

29  Los amos. Del discurso del amo antiguo -el estratega- pasando por el maestro de artesanos, el del amo moderno, el del amo entre encausante y encausado, hasta el del nuevo capitalista post industrial y predominantemente financiero. Debilitamiento de los estados sumergidos, ante las corporaciones de gran capital.

30  Televisión, capitalismo salvaje y perversión. Las religiones e iglesias como factores de ligazón a través de la promoción de ideales morales en la antigüedad hasta la modernidad incluida. Los medios masivos y en particular la televisión, pertinentes al discurso del capitalista, en nombre de la libertad y la transparencia derrapan hacia la obscenidad y la promoción de la perversión no sólo sexual (talk y reality shows) sino también social (noticieros y programas políticos). El impacto y la impronta de la imágen: efectos sobre la subjetividad, los lazos sociales y el cuerpo. Bibliografía: Paul Virilio: un arqueólogo del futuro. "El arte del motor", "la velocidad de liberación" y "Un paisaje de acontecimientos" y otros.

31  Pedagogía y memoria, ilusiones fracasadas. La ilusión moderna en la memoria consciente y pre consciente como fuente de la enseñanza razonable de la política. Su fracaso en las utopías principales del siglo XX (Democracia, Comunismo, Fascismo) La "creencia" en la bondad implícita: idea básicamente cristiana: oponer a la crítica de la sociedad y del hombre que plantea Nietzche

32  El fracaso del capitalismo. Su noción de auto regulación del Mercado forcluye a la función del significante como límite al goce. Es el resultado de colocar a la optimización de las ganancias como ideal principal y al dinero como fetiche supremo: el dinero (significante que mata a todas las significaciones)

33  El lugar que ocupa en la actualidad como producto de una serie infinita de transformaciones que lo ha llevado a ir "desapareciendo" en sus formas tradicionales a la par de que el hombre se ha alienado casi totalmente en este fetiche supremo llegando al paroxismo de su fantasmatización. Es decir que actualmente el dinero toma la apriencia de ser "El" supremo y de no ser absolutamente nada, ni tener entidad como valor que sirva para medir el valor de un producto. Estamos ante la emergencia de un nuevo tipo de “desaparecido”.

34  El fracaso del comunismo. Como ideal de regulación total desde un estado dictatorial - equitativo. Ignoró singularidades y particularidades de deseos y goces de los seres hablantes y sus diversos ordenamientos, lo que lo llevó a ser artífice de su propia caída. La ilusión "ilusa" de la "igualdad" entre los seres parlantes: nuevamente un legado religioso: torre de Babel que por alcanzar el cielo hablando todos la lengua que "igualara "tropieza con el castigo divino que introduce la diferencia y el "malentendido".

35  El fracaso de la democracia. La creencia en la “razón” de las masas y como consecuencia en la democracia como supuesto bien supremo capaz por sí sola de darle curso a la resolución de las carencias sociales, disfraza la función decisoria y definitoria de los que se sitúan en la función de agentes. 

36  El fracaso del fascismo como alianza del pueblo bajo la hegemonía del capital financiero y armamentista en pro de una “depuración étnica y racial” como acción necesaria para la “felicidad de los buenos”.

37  El elemento común a dichos fracasos: el aferramiento absoluto a lo imaginario de cualquier ideología, lleva a un fundamentalismo condenado a despedazarse como efecto de la vuelta desde lo real, de lo simbólico rechazado.

38  Metapsicología de la maldad, bondad, valentía y cobardía. Sus funciones represoras para analizar el devenir cultural, social y político.

39  Los modelos: entre lo necesario y lo imposible. La condición de objeto de los seres hablantes, por efecto de la estructura Real, Simbólica e Imaginaria de su constitución, hace que los programas, modelos y/o ideologías tengan una función imaginaria necesaria para corporativizar a las masas y una incapacidad de soluciones absolutas por insistencia y regeneración de lo real. Sólo se puede elaborar un imaginario verosímil y transitorio, poniendo en cuestión a los grandes mitos de la modernidad: progreso evolutivo y sin conflictos de alta intensidad, igualitarismo, democratismo, liderazgos iluminados, comunicación exitosa, transparencia, etc.

40  Bases para un programa actualizado. Hay que armar un programa o modelo que no ignore la función necesaria de agentes y “otros”. Intentando darles una tramitación factible a las diferencias entre ellos. Son problemas principales a encarar: la redistribución poblacional (qué se está efectuando salvajemente), el control de la estabilidad del ecosistema, del negocio de los armamentos como fuentes de guerras de consecuencias imprevisibles, de los fármacos y drogas en general, el negocio financiero tomando nota las nuevas formas que adquirió –ahorro a través de fondos de inversiones que operan en bolsas de “valores”-, etc.

41  Redistribución de la renta. Sólo entonces se podrán forjar transitoriamente, condiciones de posibilidad para una redistribución más razonable de la renta y para atender cuestiones básicas del goce de la vida, como la alimentación, la salud, la educación, el vestido y la vivienda. Para impulsarla hacen falta dirigentes decididos a actuar en función de las condiciones políticas y sociales pero a partir de conseguir dichos fines. Dispuestos a producir acontecimientos adecuados a las circunstancias, sin prejuicios ideológicos y sin ignorar las marcas que dejan los medios utilizados sobre los fines que se logren.

1       Modificaciones necesarias en la “aldea global”. Es un real producido por la multiplicación tecnológica, particularmente en los terrenos de la electrónica, la informática y sus consecuencias sobre las comunicaciones (telefónicas, radiales, televisivas, públicas y privadas) y sobre el transporte terrestre y marítimo. No hay marcha atrás, a menos que una catástrofe nos devuelva a tiempos pre-tecnológicos.  Operar contra dicho real es imposible como lo fue intentar eliminar las máquinas de vapor. Hay que buscar cómo hacer con él. Las grandes corporaciones capitalistas se apropiaron del mismo y como consecuencia de la “aldea global”. Pero no tienen en cuenta que ésta globalización tiende a arrasar pero no anula las diferencias de lenguas y de raíces personales (terruños). Cualquier movimiento que se proponga revertir las consecuencias perjudiciales de dicha apropiación llevada a cabo por las corporaciones salvajes, tiene que partir de no ignorar lo que ellas pretenden arrasar y desde esa posición, buscar coordinar a todos los perjudicados por dicha apropiación. 

 



[1] Frase de Napoleón Bonaparte

[2] Ideal de Carlos Marx


Cora Rojo - Instituto de Estudios CTA

instituto@ctaorg.ar