Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 981 al 1000 
AsuntoAutor
Re: NoticiasdelCeH mariana
44/03 - Urban and Humboldt
45/03 - Saddam, co Humboldt
Fwd: Re: Noticiasd leonor c
46/03 - Cultural E Humboldt
Re: NoticiasdelCeH Diana To
47/03 - SIMPÓSIO N Humboldt
Fwd: Petición Ana Marí
No a la guerra Secretar
48/03 - Globalizac Humboldt
49/03 - BECAS ALBA Humboldt
RV: NoticiasdelCeH mahmarti
50/03 - South Amer Humboldt
51/03 - De Irán a Humboldt
52/03 - Irak y Ven Humboldt
60/03 - Resolucion Humboldt
61/03 - Seminario Humboldt
53/03 - Las Áreas Humboldt
54/03 - Quinto Enc Humboldt
55/03 - Quinto Enc Humboldt
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 1168     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 51/03 - De Irán a Argelia
Fecha:Martes, 4 de Febrero, 2003  15:30:40 (-0300)
Autor:Humboldt <humboldt @............ar>

Ataque radial

NCeHu 51/03

EE.UU. va a la guerra por el petróleo
 

Por Jeffrey D. Sachs
Para LA NACION


NUEVA YORK

En el mundo entero, la gente se pregunta cuál es el verdadero motivo detrás de la amenaza de guerra lanzada por el gobierno de George W. Bush contra Irak. ¿Restringir las armas de destrucción masiva? ¿Defender a Israel? ¿Rehacer un Medio Oriente más democrático, tal como insisten en afirmar muchos voceros destacados de la Casa Blanca? ¿Es algo más personal: la venganza de un hijo contra el hombre que intentó asesinar a su padre? ¿O, como algunos sospechan, es echar la zarpa al petróleo iraquí?
.
El gobierno de Bush ha propuesto diversas justificaciones para sus planes, aunque poniendo énfasis, de manera bastante uniforme, en las armas de destrucción masiva. El subsecretario de Defensa, Paul Wolfowitz, habla de convertir a Irak en "la primera democracia árabe". Numerosos funcionarios sostienen que las políticas agresivas hacia Irak podrían acabar derrocando a los gobiernos autocráticos del Medio Oriente, del mismo modo en que, supuestamente, el gobierno de Ronald Reagan echó por tierra al "malvado" imperio soviético.
.
Fuera de Estados Unidos, casi nadie acepta estos argumentos. Los más creen que el motivo primordial es el petróleo. A menos que, de pronto, se abran nuestros archivos de seguridad nacional, es improbable que hallemos una explicación definitiva respecto a los pensamientos más recónditos de nuestro presidente. Además, no cabe duda de que las prioridades varían de un funcionario a otro. Bush pondrá su mira en las armas de destrucción masiva. Wolfowitz, quizás, en la democracia. Tal vez otros claven la vista en el precio del petróleo iraquí.
.
Comportamiento histórico
.
En vez de indagar acerca de sus motivaciones, más vale preguntarse cómo actuará Estados Unidos una vez iniciada la guerra. Aquí no tenemos que confiar en individuos que inventen explicaciones a posteriori. Podemos examinar su comportamiento en la historia reciente.
.
En vista de la documentación histórica, cuesta creer que Estados Unidos vaya a dar al Medio Oriente una nueva estructura democrática. La actual es obra de Estados Unidos y Europa. Sus déspotas y monarcas deben sus puestos a las maquinaciones y connivencias de Occidente. Aun cuando Estados Unidos marchase a la guerra enarbolando la bandera de la democracia, probablemente los resultados serán menos gloriosos: terminará siendo una guerra por el petróleo iraquí.
.
A lo largo del siglo XX, el petróleo se antepuso a la autodeterminación, la democracia y la reforma económica entre los pueblos árabes. Cuando los ingleses sedujeron a sus caudillos para que combatieran por el Imperio Británico en la Primera Guerra Mundial, a su término no los recompensaron concediéndoles la soberanía, sino imponiéndoles su mandato y el de Francia.
.
Cada vez que una democracia genuina amenazó el control norteamericano sobre las reservas de petróleo de Medio Oriente, Washington la arrojó por la borda. Tomemos por caso el golpe (respaldado por la CIA) contra Mossadegh, el popular primer ministro iraní. En 1951, Mossadegh nacionalizó la industria petrolera iraní. Con ello, provocó el boicot británico al año siguiente y, en 1953, la intervención, apoyada por Estados Unidos, que lo derrocó y lo envió a prisión.
.
Otro caso instructivo es el apoyo occidental a la represión militar en Argelia, cuando las elecciones democráticas de comienzos de 1992 amenazaron con llevar al poder al Frente Islámico de Salvación. Este parecía encaminarse hacia el triunfo, pero el Ejército argelino se interpuso e interrumpió la votación. Los gobiernos occidentales, liderados por Francia pero respaldados por Estados Unidos, prestaron apoyo moral y financiero a los generales argelinos.
.
La conducta norteamericana en las antiguas repúblicas soviéticas de Asia Central no es menos gráfica. Muchos miembros del gobierno de Bush señalan lo que hicieron en esta región a modo de ejemplo de cómo remodelarán el Medio Oriente. Sin embargo, la democracia nada tiene que ver con la política norteamericana en Asia Central, donde las compañías petroleras y los diplomáticos norteamericanos tropiezan unos con otros en su afán por promover sus negocios en Kazakhstán, Turkmenistán y Uzbekistán, tres países con regímenes despóticos.
.
Algunos documentos clave, escritos por y para el gobierno de Bush antes del 11 de septiembre de 2001, cuando el análisis del Medio Oriente estaba mucho menos inficionado por los temores actuales, abren una buena ventana hacia la política norteamericana de posguerra en Irak. El más interesante es, quizás, un estudio titulado "Desafíos del siglo XXI a la política estratégica en materia de energía", elaborado en forma conjunta por el Instituto James Baker III de Política Pública, de la Universidad Rice, en Texas, y el Consejo de Relaciones Exteriores.
.
La verdadera seguridad
.
El estudio deja en claro dos puntos. Primero: Irak es vital para el flujo de petróleo desde el Medio Oriente, porque se asienta sobre la segunda reserva del mundo (en volumen). Los autores del estudio se angustian porque, de hecho, Estados Unidos necesita el petróleo iraquí por razones de seguridad económica, pero no puede permitir que Saddam Hussein lo explote por razones de seguridad militar. La inferencia parece obvia: Estados Unidos necesita un cambio de régimen en Irak por motivos de seguridad energética. En todo el estudio, no figura ni una sola vez la palabra "democracia".
.
Este documento también ofrece un vistazo interesante de las preocupaciones de ciertos funcionarios, como el vicepresidente, Dick Cheney, y el secretario de Defensa, Donald Rumsfield. Ambos ingresaron en la cúpula nacional en 1974, durante la presidencia de Gerald Ford. Por entonces, el embargo del petróleo árabe había desencadenado formidables conmociones económicas que condenaron a Ford al fracaso. El informe al que nos referimos atribuye una importancia enorme a las amenazas actuales de una fractura similar. Evidentemente, el embargo de los años 70 fue un momento definitorio en el pensamiento estratégico de Cheney y Rumsfeld.
.
El gobierno de Bush tal vez crea que va a la guerra para combatir por la democracia en el Medio Oriente pero, probablemente, el apoyo norteamericano a una democracia auténtica será una de las primeras víctimas. Es lamentable que una guerra librada por el petróleo venga a desestabilizar aún más las políticas y la sociedad internacionales, y socave la verdadera seguridad de Estados Unidos y el mundo.
.
© Project Syndicate y LA NACION
.
(Traducción de Zoraida J. Valcárcel)
.
Jeffrey D. Sachs es profesor titular de economía y director del Earth Institute, en la Universidad de Columbia.
.