Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 9620 al 9639 
AsuntoAutor
Escrachamos a la F Juan Ped
FW: NoticiasdelCeH mariana
Zeo <estargeo@elis GeoEcono
INSCRIPCIÓN A LAS Noticias
Aporte silvina
RE: NoticiasdelCeH =?utf-8?
34/08 - La crisis Noticias
33/08 - Fuera las Noticias
36/08 - Una derech Noticias
RE: NoticiasdelCeH Jorge Ar
37/08 - La situaci Noticias
35/08 - Haití no e Noticias
Lunes 23hs: inf. e Jeronimo
38/08 - Una campañ Noticias
39/08 - Elecciones Noticias
RE: NoticiasdelCeH Graciela
Re: NoticiasdelCeH Vicente
Foro "El conflicto Damián F
Zdt <humboldt@elis GeoEcono
Re: NoticiasdelCeH Elena Al
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 9867     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 34/08 - La crisis de Haití ocupado
Fecha:Domingo, 13 de Abril, 2008  12:00:44 (-0300)
Autor:Noticias del CeHu <noticiasdelcehu @..................ar>

NCeHu 34/08
Ref.: 33/08
 

 
Haití en emergencia

10/4/08

 
Haití vive una tensa situación. Hoy, en Puerto Príncipe, continúan las protestas contra el alto costo de la vida y la presencia de los soldados de la ONU. Las manifestaciones se iniciaron la semana pasada en varias ciudades del país, dejando un saldo de cinco muertos y decenas de heridos. Ayer, manifestantes intentaron derribar la barrera principal del Palacio nacional en Puerto Príncipe siendo repelidos por los soldados de la ONU.

Las protestas que se iniciaron pacíficamente en la sureña ciudad de Les Cayes para reclamar por el alto costo de la vida han devenido en una confusa y caótica situación en la que están presentes robos, asaltos y saqueos.

El principal lugar público y centro administrativo de Puerto Príncipe, conocido como Champ de Mars, ayer fue el teatro de innumerables actos de violencia cuando millares de manifestantes tomaron posesión de estas áreas. En las primeras horas de la mañana, grupos de manifestantes intentaron, con ayuda de un gran cubo de hierro, derribar la barrera principal del Palacio nacional. Los soldados de la ONU utilizaron la fuerza para frustrar las intenciones de los manifestantes.

El fotoperiodista Jean-Jacques Augustin, del diario Le Matin , y el fotógrafo de prensa, Mackenzie Blanc, fueron heridos de bala, cuando cubrían los acontecimientos.

Frente al Palacio Nacional, se registraron varios enfrentamientos con los cascos azules. Los manifestantes lanzaron piedras en dirección de los soldados de la ONU que formaron un cordón de seguridad alrededor de la sede de la Presidencia. Los soldados de la Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (Minustah) respondieron con tiros de armas automáticas y gas lacrimógeno.

Además de las reivindicaciones contra el incremento del costo de la vida, los manifestantes piden el regreso del ex Presidente Bertrand Aristide, actualmente exiliado en Sudáfrica, y rechazan la presencia de la Minustah. En Petit-Goâve (Sur), los manifestantes prendieron fuego a una base de la Minustah, según corresponsales de prensa. En estos enfrentamientos varias personas fueron heridas de bala.

Nueve mil soldados de la Minustah se encuentran desplegados en el país desde 2004. Organizaciones de la sociedad civil y de mujeres han denunciado que los militares enviados por la ONU, en lugar de contribuir a la paz y a solucionar los graves problemas sociales, se han visto involucrados en abusos sexuales a mujeres y menores, sin que los culpables hayan sido sancionados.

Las movilizaciones también se dirigen contra la incapacidad del actual gobierno de René Preval para combatir la carestía de la vida, la miseria y el desempleo que afectan al pueblo.

Crisis alimentaria

Las manifestaciones se iniciaron la semana pasada en la ciudad de Les Cayes (sur), la ciudad de Gonaives (norte) y en Puerto Príncipe, donde la gente se lanzó a las calles para protestar contra el alto costo de los alimentos. También pedían la dimisión del gobierno presidido por René Preval.

En Les Cayes hubo tres muertos, nueve heridos y varios detenidos. Las fuerzas militares de la ONU dispararon contra la población, según ellas, en respuesta a ataques con armas de fuego.

El Primer Ministro, Jacques Edouard Alexis, reconoció que los ciudadanos tienen el derecho de expresar su rechazo al incremento del costo de la vida, sin embargo, señaló que quienes prendieron la primera llama del movimiento fueron los traficantes de droga y contrabandistas.

Tras admitir posibles infiltraciones en el conflicto en curso, sectores de derechos humanos criticaron el laxismo de las autoridades que, más allá de las promesas aún no cumplidas, no adoptaron ninguna medida inmediata para prevenir el deterioro de la situación global del país.

El detonante de la situación actual es la acelerada subida de los bienes esenciales de consumo como consecuencia de un nuevo aumento de los precios del petróleo a finales de marzo de 2008 y de los deslaves y de las inundaciones.

Sectores de la sociedad civil han señalado que la liberalización del comercio impuesta a Haití, en el marco del acuerdo firmado con el FMI y el Banco Mundial, ha venido a agravar la situación. El paquete de ayuda ofrecido al Gobierno estaba condicionado a la liberalización del comercio y éste no tenía otra elección que abrir su economía y aceptar las reformas políticas propuestas.

“En Haití, los resultados de la reducción de los derechos de aduana sobre los productos agrícolas han sido catastróficos. El aumento de las importaciones de productos alimenticios fue tan espectacular que Haití importa actualmente más productos alimenticios que cualquier otro producto. Mientras que anteriormente Haití era autosuficiente y satisfacía las necesidades alimentarias de su población, actualmente utiliza alrededor de 80 % de sus ingresos de las exportaciones solamente para pagar importaciones de productos alimenticios”, señala un documento elaborado por Christian Aid sobre la liberalización agrícola de Haití.

Haití es uno de los países más pobres del mundo. El 80 por ciento de su población vive con menos de dos dólares por día, y se ubica en el puesto 150 de 177 en el Índice de Desarrollo Humano que es medido por Naciones Unidas.

Con información de AlterPresse (http://www.alterpresse.org/).


Haití
La población protesta contra el alza de precio de la canasta básica

11/4/08

 
Desde Les Cayes llegó a Puerto Príncipe, luego alcanzó a Ouanaminthe y ya está en todos los rincones de Haití. Es la voz de protesta del pueblo, que reclama por el alto precio de la canasta básica, de la corrupción de la policía, de la ineficacia del Estado, y también de la presencia de la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (Minustah), que además de herir la soberanía del país, violenta a sus mujeres y niños.

Desde la última semana las protestas tomaron las calles, siendo fuertemente reprimidos por las fuerzas de seguridad del gobierno. En la madrugada de ayer (09), neumáticos se quemaban en los barrios de Ouanaminthe. Las escuelas y bancos de la ciudad cerraron sus puertas. La población acusa a los policías de dificultar las importaciones, especialmente de alimentos.

Huevos, gallinas y géneros alimenticios perecederos venidos desde República Dominicana son señalados como productos que no pueden entrar en Haití, pero después de ser confiscados por los policías durante el día; a la noche, ellos mismos, los revenden a los comerciantes locales. El precio de los productos básicos subió todavía más el último mes de marzo, con al alza del petróleo y los ingresos de la mayoría de la población no es suficiente para comprar alimentos o ropas.

En Haití, cerca del 80% de la población vive con menos de dos dólares por día. La gravedad de la situación en el país se refleja en la posición que ocupa en el Índice de Desarrollo Humano medido por las Naciones Unidas; Haití se encuentra en la posición 150 de 177 países evaluados.

En Puerto Príncipe, a las mismas protestas realizadas en todo el país, se le agrega el pedido de retorno del ex-presidente Bertrand Aristide, actualmente exiliado en África del Sur. En Petit-Goâve, los manifestantes prendieron fuego a una base de la Minustah.

En todo el país ya hay cinco personas muertas. Solamente en Les Cayes fueron tres las personas muertas, nueve heridos y varios detenidos. El gobierno de René Preval es acusado de ser incapaz de combatir la miseria, el hambre y el desempleo que afecta al pueblo.

La producción local del país fue destruida por la economía neoliberal y por la ausencia del Estado en la promoción del desarrollo de la agricultura interna. Así, el país es dependiente de la mercadería que llega, principalmente, de República Dominicana. Los acuerdos firmados con el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial agravaron el problema del mercado.

"En Haití, los resultados de la reducción de los derechos de aduana sobre los productos agrícolas fueron catastróficos. El aumento de las importaciones de productos alimenticios fue tan espectacular que Haití importa actualmente más productos alimenticios que cualquier otro producto", dice el informe elaborado por Christian Aid sobre la liberalización agrícola de Haití.

El mismo informe mostró además que antes de la firma de esos acuerdos Haití era autosuficiente y satisfacía las necesidades alimentarias de su población, mientras que ahora utiliza cerca del 80 % de sus lucros con exportaciones para pagar importaciones de productos alimenticios.

Minustah

La misión de la Onu, liderada por Brasil, invadió el país en 2004, bajo el pretexto de mantener la paz, después de la salida forzada del presidente Aristide. Pero desde que llegó a Haití, es acusada de no ser capaz de solucionar los graves problemas sociales, y los soldados son acusados de violentar sexualmente a mujeres y niños, sin que sean castigados.

Con informaciones de Alai Latina y del Servicio Jesuita a Refugiados y Migrantes


Cierran escuelas y comercios en varias ciudades; ola de disturbios deja 5 muertos y 60 heridos
Llama el presidente haitiano a frenar la violencia y los saqueos


Afp, Dpa y Reuters/La Jornada
12/4/08



Puerto Príncipe, 9 de abril. El presidente de Haití, René Préval, hizo este miércoles un llamado a la calma mientras el país, el más pobre del continente americano, seguía sumido en una ola de violencia y saqueos tras un brusco incremento en los precios de los productos básicos.

Los cascos azules de la Organización de Naciones Unidas (ONU), que protegen desde el martes el Palacio Nacional, lanzaron gas lacrimógeno en Puerto Príncipe para dispersar a los manifestantes, según testigos.

No hubo nuevas víctimas por los incidentes de este miércoles, aunque las protestas del martes dejaron cerca de 15 heridos. El saldo desde el comienzo de la crisis es de cinco muertos y unos 60 heridos.

“La crisis por la carestía es mundial y nosotros pagamos las consecuencias de malas políticas aplicadas desde hace 20 años en Haití”, declaró Préval en discurso en cadena nacional.

Préval llamó a los haitianos a evitar el saqueo y la destrucción. “Eso no va a resolver los problemas del país”, dijo. “Ordené a la policía haitiana y a los soldados de la ONU poner fin a los saqueos”.

Jóvenes tomaron varias calles de la capital, formaron barricadas con neumáticos y piedras, y lograron paralizar la capital. Muchos comercios fueron saqueados por manifestantes armados con garrotes, y algunos incluso con armas de fuego, aseguraron testigos.

La estación de radio Visión 2000 fue apedreada, dijeron al aire locutores de la emisora, que pidieron ayuda a la policía.

Al día siguiente de una declaración del Consejo de Seguridad de la ONU, reafirmando su respaldo al gobierno de Haití, el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, se sumó al llamado a la calma.

Como hace una semana, también hubo manifestaciones en el interior del país. En Gonaives (oeste) y Saint-Marc (norte), cientos de manifestantes salieron a las calles, motivando el cierre de escuelas y comercios, según radios haitianas.

Los precios de los productos básicos se incrementaron dramáticamente en una semana en Haití, donde el precio de un costal de 50 kilos de arroz, el alimento más popular, pasó de 35 a 70 dólares, mientras el precio de la gasolina aumentó por tercera vez en menos de dos meses.

Préval dijo que se reunirá con importadores de alimentos para intentar una baja en los precios de los productos básicos.

Con 8.5 millones de habitantes, Haití es el país más pobre del continente americano; 80 por ciento de su población vive con menos de dos dólares al día, es decir, debajo del nivel de pobreza.

Estados Unidos anunció este miércoles la suspensión de las operaciones de su embajada en Haití hasta que cese la violencia en el país.

Los disturbios en países pobres por la escasez de alimentos podrían extenderse ante la expectativa de que esa carencia y los altos precios se mantengan por algún tiempo, dijo Jacques Diour, director del Fondo de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés).

La combinación de costos altos de los combustibles, la creciente demanda de alimentos en Asia, el uso de cultivos para biocombustibles, el mal clima y la especulación en los mercados han impulsado los precios, provocando violentas protestas en países pobres.

Brasil donará 14 toneladas de alimentos a Haití, anunció este martes el ministerio de Relaciones Exteriores de ese país.

De otro lado, el gobierno de Perú inició hoy el reparto de alimentos en barrios pobres de Lima, en respuesta al incremento en los precios de productos básicos.




Continúan las movilizaciones en Haití tras discurso de Préval


PÚLSAR/ESPACINSULAR
12/4/08



El presidente haitiano, René Préval, prometió públicamente, alimentos a bajo costo, luego de una semana de levantamientos populares en todo el país que fueron duramente reprimidos por los cascos azules de la Organización de Naciones Unidas.

Préval sostuvo que el país exporta cada año “270 millones de dólares del cereal” por lo que sería necesario aumentar la producción nacional de arroz cuatro veces más, “para que ese dinero se quede en manos de los campesinos haitianos".

El Primer Mandatario prometió bajar el precio del arroz y de la leche como también de otros productos de consumo diario y también anunció la aplicación de subsidios a los químicos utilizados para abonar la tierra.

Asimismo, Préval sostuvo que Haití “carece de recursos” para responder a las demandas que desde hace una semana reclama en las calles mejores condiciones de vida.

Luego del discurso del Presidente, los haitianos volvieron a las calles sin confiar en las promesas de René Préval de subsidiar los alimentos de primera necesidad y bajar los salarios de los funcionarios.


La crisis social acentúa las presiones para un cambio de Gobierno en Haití


12/4/08


Haití es uno de los países más pobres del mundo. Los habitantes viven con menos de un euro al día. A la ya crítica situación, se ha sumado la carestía de los productos básicos, ante lo que miles de personas han salido a las calles y el Senado ha pedido la cabeza del primer ministro.

Desde mediados de 2007, el coste mundial de los alimentos casi se ha duplicado, lo que ha tenido especial incidencia en Haití. Con nueve millones de habitantes, es uno de los países más pobres del mundo. Cerca del 60% de los haitianos vive con menos de 70 céntimos de euro al día y el paro supera el 80%.

La expresión grangou klowox, que significa «comiendo lejía», se ha puesto de moda entre la población en los últimos meses; una expresión que pone de manifiesto la quemazón que sienten en el estómago debido al hambre. «Tengo cinco hijos y cuando puedo les doy de comer. Algunos días es pan y otros, azúcar», manifestó Paul Fleury, de 53 años y desempleado desde hace diez años. Su caso es fiel reflejo de la situación del país.

El precio de un paquete de 120 libras de arroz, por ejemplo, pasó de 35 a 75 dólares, mientras que la gasolina volvió a subir por tercera vez en dos meses.

Las protestas, que comenzaron en la ciudad sureña de Les Cayes por este notable incremento del precio de los productos básicos, se han sucedido diariamente en la última semana.

Algunas fuentes hablaban de cinco muertos y de más de medio centenar de heridos. La organización humanitaria Médicos sin Fronteras (MSF) indicó que, en tan sólo dos días, atendió en la capital haitiana a 31 personas, de ellas 15 por heridas de bala. Emisoras locales, además, informaron del saqueo de la bodega de arroz que el Gobierno tiene a las afueras de Puerto Príncipe y de la oficina del alcalde de Petionville.

El Senado pide dimisiones

A la gran crisis social se suma la política. Cada vez son más las voces que piden un cambio de Gobierno. Horas después de la intervención del presidente, Réne Préval, llamando a mantener la calma, senadores reclamaron en una carta la renuncia inmediata del primer ministro, Jacque Edouard Alexis.

Hace un mes ya fue sometido a una moción de censura en el Parlamento por su mala gestión y la carestía de los productos. La iniciativa no prosperó y obtuvo un voto de confianza.

«Se necesitan medidas económicas urgentes a medio y largo plazo, así como decisiones políticas valientes», subrayó el presidente de la Asamblea Nacional, Kelly Bastien.

En su discurso tras una semana de silencio, Préval, de 54 años y en el poder desde 2006, sostuvo que están pagando «las consecuencias de las malas políticas aplicadas desde hace 20 años en Haití».

El mandatario caribeño, que ya estuvo al frente del país entre los años 1996 y 2001, pidió también el cese de las protestas y de los actos de violencia porque no ayudan en nada; «al contrario, pueden aumentar la miseria e impedir las inversiones».

estados unidos

El Gobierno de Estados Unidos ha suspendido las operaciones de su embajada en Haití y ha pedido a los ciudadanos estadounidenses residentes en el país que, en lo posible, no salgan a la calle.

La subida de precios, motor de protestas en varios países

Haití no es el único país que ha sido escenario de duras movilizaciones por la carestía de los productos de primera necesidad y el hambre. Entre el 20 y 28 de febrero, más de un centenar de personas fueron detenidas en Burkina Faso. Las protestas se sucedieron en distintos puntos del país.

El 23 de febrero, la violencia sacudió una treintena de ciudades de Camerún. Además de los elevados precios, denunciaban un proyecto de reforma constitucional que permitiría al presidente Paul Biya, en el poder desde 1982, repetir un nuevo mandato. Un balance oficial cifró en 40 los muertos, mientras que una ONG elevó a un centenar el número de víctimas mortales.

El 30 marzo, en Senegal, las asociaciones de consumidores salieron a la calle en contra de la subida de los precios de productos como el aceite, la leche, el arroz y el jabón. Un día después, dos personas murieron en Costa de Marfil en manifestaciones contra el elevado coste de las cosas.

El pasado día 6 estallaron dos motines en la ciudad egipcia de Mahala por la crisis del pan, básico en la dieta. 340 personas fueron arrestadas. GARA


René Préval

Tras una semana de silencio, el presidente René Préval salió el miércoles a la palestra para pedir «calma» y anunciar su intención de subvencionar la producción nacional de arroz, producto básico.