Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 961 al 980 
AsuntoAutor
29/03 - El Levanta Humboldt
26/03 - AGB EN EL Humboldt
28/03 - El Levanta Humboldt
30/03 - El Levanta Humboldt
27/03 - Movimiento Humboldt
24/03 - V Coloquio Humboldt
31/03 - Geografiao Humboldt
25/03 - Aniversari Humboldt
32/03 - Mural Elet Humboldt
40/03 - Página CeH Humboldt
33/03 - La Tragedi Humboldt
34/03 - Los Kurdos Humboldt
35/03 - Los presos Humboldt
36/03 - Si la soci Humboldt
37/03 - Sobre el a Humboldt
38/03 - Sobre el a Humboldt
39/03 - Sobre el a Humboldt
41/03 - 150 años d Humboldt
42/03 - Ese geógra Humboldt
43/03 - Regionalis Humboldt
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 1154     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 43/03 - Regionalismo, proteccionismo e imperialismo
Fecha:Martes, 28 de Enero, 2003  23:54:01 (-0300)
Autor:Humboldt <humboldt @............ar>

NCeHu 43/03
 
Avanza el regionalismo asiático
 
Razeen Sally

 

LONDRES

Estados Unidos y Singapur han allanado los últimos obstáculos en el camino hacia un acuerdo bilateral de libre comercio. Estos pactos están cundiendo por Asia como el fuego en un pajonal.
.
Hasta hace poco, la mayoría de los países de Asia Oriental seguían políticas no discriminatorias. Hoy, el acuerdo entre Estados Unidos y Singapur demuestra una popularización creciente de las iniciativas discriminatorias bilaterales y regionales. Ahora parece admisible la formación de un bloque económico regional en torno a China o Japón. Todas estas concertaciones, ¿marginarán la región dentro de la Organización Mundial del Comercio (OMC)?
.
Los países de Asia Oriental tienen políticas comerciales relativamente liberales y un grado razonable de integración en la economía mundial. Sin embargo, esto oculta enormes diferencias. Hong Kong y Singapur son puertos libres. Corea del Sur y Taiwán han experimentado una liberalización sustancial en años recientes. Malasia se abrió bastante, aunque manteniendo una protección significativa, sobre todo en los servicios. Tailandia sigue siendo muy proteccionista. Indonesia y Filipinas están empantanadas en su inseguridad política y económica. Myanmar, Vietnam, Camboya y Laos son países muy pobres, con mayores niveles de protección.
.
Consideremos ahora los dos motores de la región: Japón y China. La esclerosada economía interna del primero lo incapacita para ejercer un liderazgo regional. Su política comercial es defensiva, en especial por su apego al proteccionismo agrícola.
.
China presenta un cuadro diferente. Es el país en desarrollo más firmemente comprometido con la OMC. Ha reducido la brecha que la separa de otras naciones en desarrollo, bajando los aranceles aduaneros medios a los niveles de Asia Oriental y América Latina (o sea, alrededor de un 10 por ciento) y estableciendo una apertura comparable respecto a las inversiones extranjeras directas. Resultado: la política de mercado está tomando un cariz mucho más competitivo, particularmente en cuanto a atraer esas inversiones.
.
Encontramos por doquier rastros del "nuevo regionalismo" introducido por Singapur. La Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (Asean) ha entablado conversaciones con otros países. Hasta ahora, sólo ha entrado en carrera una propuesta de acuerdo de libre comercio entre la Asean y China. En el nordeste asiático se preparan iniciativas similares.
.
Política y economía
.
Detrás de todo esto hay factores políticos y económicos. China ve en los acuerdos de libre comercio un medio para ejercer el liderazgo estratégico regional. Las motivaciones económicas son más defensivas. Pero, mientras la OMC lleva años atascada entre la deriva y los desacuerdos insuperables, asistimos a una carrera para asegurarse el acceso preferencial a los mercados de las grandes potencias y distender la tensión comercial constituyendo fuertes alianzas bilaterales y regionales.
.
Dadas las tendencias actuales, en Asia Oriental podría surgir un bloque laxo, paralelo a los que lideran Estados Unidos y la Unión Europea, cuyo pivote sería China (suena más probable que Japón). Todos estarían interconectados por un centón transregional de acuerdos bilaterales y multilaterales de libre comercio. Es un escenario inquietante, si la OMC no sale de su camino trillado, porque una economía mundial rebanada en regiones estará dominada por la discriminación, el papeleo burocrático obstructivo y los juegos de poder. En semejante mundo, los países pobres y débiles saldrían perdiendo. Pero si el marco de referencia del comercio mundial institucionalizado en la OMC progresara, especialmente por intermedio de una liberalización multilateral no discriminatoria en la actual Rueda de Doha, es probable que el nuevo regionalismo resulte benigno.
.
En última instancia, los acuerdos de libre comercio son insuficientes para Asia Oriental. La región depende mucho del resto del mundo y sus inversiones, por lo que mantendrá un interés a largo plazo por una OMC que libere el comercio en forma global, esto es, multilateral, más que bilateral o regional.
.
La OMC es importante para Asia Oriental, y viceversa. Entre la veintena de Estados miembros recién desarrollados, o en un enérgico proceso de desarrollo, casi la mitad pertenece a esa región. La Rueda de Doha no logrará un avance sostenido sin la participación activa de Asia Oriental en cuestiones individuales y generales.
.
La OMC está en una encrucijada. Necesita con urgencia una liberalización comercial progresiva. Para impulsarla en tal dirección, evitando a la vez un futuro al estilo de la UE (recargada de regulaciones) o la ONU (un lugar de conversación irrelevante), hace falta un fuerte liderazgo norteamericano. Esto es más probable bajo el gobierno de George W. Bush, con mejores credenciales de apertura de mercado y una política externa más dogmática que cualquier alternativa demócrata. Pero Robert Zoellick, representante comercial de Bush, necesita aliados. Y encontrará a muchos de ellos, incluida China, en Asia Oriental.
.
Razeen Sally es director de la Unidad de Política Comercial de la London School of Economics.
.
.
(Traducción de Zoraida J. Valcárcel)

Fuente: Diario La Nación, Buenos Aires, del 28 de enero de 2003.
.