Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 9528 al 9547 
AsuntoAutor
784/07 - Santa Mar noticias
783/07 - Crónica d noticias
785/07 - TURISMO Y noticias
786/07 - Maestría noticias
787/07 - Cien años noticias
788/07 - EL ESPACI noticias
789/07 - LOS PAISA noticias
1/08 - En octrubre noticias
2/08 - Bolivia - L noticias
3/08 - 10mo ENCUEN noticias
4/08 - A FORMAÇAO noticias
5/08 - The Diversi noticias
(sin asunto) Ana Cabe
últimas vacantes "Prog. E
6/08 - Desde Sana Alexande
Revista UCC, Númer Cecilia
RE: NoticiasdelCeH SUSANA B
SEGUNDO CONGRESO M Mabel Pa
Re: NoticiasdelCeH Jose Car
Zdt <humboldt@elis GeoEcono
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 9769     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 785/07 - TURISMO Y DESARROLLO EN LA REGION DE AYSÉN (R ovira- Muñoz- Sanhueza)
Fecha:Domingo, 30 de Diciembre, 2007  18:45:20 (-0300)
Autor:noticiasdelcehu <noticiasdelcehu @..................ar>

NCeHu 785/07
 

TURISMO Y DESARROLLO EN LA REGION DE AYSÉN.[1][1]

 

Adriano Rovira[2][2]

 María Dolores Muñoz[3][3]

 Rodrigo Sanhueza[4][4].

 

El territorio de la Región de Aysén, ubicado en el extremo sur de Chile (44 a 49 grados de latitud sur), presenta grandes oportunidades para  todo tipo de actividades turísticas orientadas a la recreación y esparcimiento, lo que sumado a la belleza paisajística y abundantes zonas para la pesca deportiva, hacen de Aysén un territorio de inigualable valor y atractivo para el visitante. Esta condición natural ha- generado un aumento de la demanda turística a nivel regional, que sigue la tendencia mundial. En este sentido la tasa de crecimiento del número de pasajeros llegados a Aysén para el período 1990 - 1999 llegó al 12,1 % (Silva y otros, 2001), siendo mayor el incremento en el número de turistas extranjeros, por sobre los chilenos. El año 2005 llegó a la Región, un total de 34.369 pasajeros, los que registraron un total de 55.919 pernoctaciones. Del total de pasajeros, el 31% eran extranjeros quienes fueron responsables del 29% de las pernoctaciones. Diversos autores advierten que se debe tener presente que aproximadamente el 30 % de los pasajeros que llegan a Aysén son registrados en los establecimientos formales, existiendo una alta proporción de alojamientos informales, por lo que se puede llegar a estimar en poco más de 100.000 los turistas que entran a la Región.

 

La Figura 1 presenta la llegada de pasajeros por tipo de establecimiento de alojamiento turístico en el año 2005. Se aprecia el claro predominio de los hoteles sobre el resto de los establecimientos, lo que dada la distribución espacial de este tipo de equipamiento, hace presumir un turismo centrado en las ciudades principales (Coyhaique y Puerto Aysén)

 

Figura 1.-  Llegada de pasajeros a tipos de establecimientos de alojamiento turístico. Región de Aysén, año 2005.

Fuente:INE – SERNATUR. 2006.

 

Teniendo en cuenta las características de la Región, Silva (2002) citando un informe de Eurochile, corporación empresarial de la Comunidad Europea, elaborado por encargo de CORFO en 1998, menciona como posibles productos turísticos regionales, el turismo cultural, el agroturismo, el ecoturismo y el turismo deportivo. La principal oferta turística de la Región es su naturaleza, la que dado el bajo nivel de intervención que presenta, surge como un gran atractivo especialmente para el ecoturismo, entendiendo que se trata de una actividad cuya principal motivación es la observación y contemplación de la naturaleza. Para estos fines la Región posee una gran superficie de tierras bajo instrumentos de protección (tabla 1), los que son motivo de visitas por parte de los turistas.

 

Tabla 1. Superficies oficiales de Áreas Silvestres Protegidas del Estado.

                                                                

CATEGORIA DE PROTECCION

Hectáreas

PARQUES NACIONALES

3.026.968

Parque Nacional Queulat

154.093   

Parque Nacional Isla Magdalena

157.616

Parque Nacional Laguna San Rafael

1.742.000

Parque Nacional Isla Guamblin

10.625

Parque nacional Bernardo O’Higgins

921.000

RESERVAS NACIONALES

2.175.394

Reserva Nacional Las Guaitecas

1.097.975

Reserva Nacional Lago Rosselot

12.725

Reserva Nacional Lago Las Torres

16.516

Reserva Nacional Lago Carlota

27.110

Reserva Nacional Trapananda

2.305

Reserva Nacional  Mañihuales

3.587

Reserva Nacional Coyhaique

2.676

Reserva Nacional Cerro Castillo

179.550

Reserva Nacional Lago Jeinimeni

161.100

Reserva Nacional Tamango

6.943

Reserva Nacional Katalalixar

674.500

Reserva Nacional Río Simpson

41.634

Reserva Nacional Lago General Carrera

178.400

MONUMENTOS NACIONALES

409

Monumento Natural Dos Lagunas

181

Monumento Nacional Cinco Hermanas

228

 

Fuente: www.conaf.cl

 

Del total de turistas que llegan a  la Región, aproximadamente un tercio de ellos visitan las áreas silvestres protegidas, lo que queda en evidencia al observar el gráfico de la figura 2.

 

 

Figura 2.-  Relación entre Turistas y Visitantes a las Areas Silvestres Protegidas.

FUENTE: Tomado de Silva (2002)

 

El Servicio Nacional de Turismo informa de 23.250 visitantes a las Áreas Silvestres Protegidas de Aysén, en el año 2004, de las cuales, 11.544 corresponden a extranjeros. El 90 % de los extranjeros se concentran en el Parque Nacional Queulat (4.001 visitantes) y las Reservas Nacionales Río Simpson (5.229 visitantes) y Coyhaique (1.276 visitantes). Cabe hacer notar que las dos Reservas Nacionales se encuentran en el área central de la Región, más concretamente en el camino entre Coyhaique y Puerto Aysén, por lo que influye en esta estadística la cercanía respecto a los centros poblados. Por su parte el Parque Nacional Queulat es atravesado por el Camino Longitudinal Austral (Ruta 7) en el trayecto desde el norte de la Región hacia Coyhaique. Por otra parte, la estacionalidad de las visitas se constata en el hecho de que el 80 % de ellas se produce entre los meses de Diciembre y Febrero (www.sernatur.cl).

Resulta importante observar que muchas de las áreas protegidas no registran visitas, como es el caso de los parques nacionales Isla Guamblin, Isla Magdalena y Bernardo O’Higgins, lo que se constituiría en una oferta no explotada para el ecoturismo.

 

Respecto al equipamiento que posee la Región para acoger a los turistas, se dispone de un total de 251 establecimientos que ofrecen servicios de alojamiento, pero de ellos, 83 corresponden a la categoría hospedaje familiar, lo que muestra el grado de desarrollo que tiene el sector. Se cuenta con sólo 17 hoteles, los cuales se concentran en las dos ciudades principales (Coyhaique y Puerto Aysén). En cuanto a la oferta de camas, estas alcanzan a un total de 4.234, de las cuales 707 corresponden a los hoteles y 940 a los hospedajes familiares, lo que muestra que este último tipo de oferta es de pequeña magnitud individual. A esto se debe sumar una no despreciable oferta de hospedaje familiar no formal, cuyos datos por lo mismo no son conocidos.

 

Un problema específico del turismo de Aysén es su marcada estacionalildad. Si bien, en general el turismo en Chile muestra un ciclo anual, la situación para el caso de la Región de Aysén se extrema como efecto de las condiciones climáticas predominantes en el sur austral de Chile. Esta estacionalidad queda reflejada en los datos que conforman el gráfico de la figura 3. Este gráfico, con información del año 2005, muestra la fuerte concentración de las visitas durante los meses de verano, especialmente enero y febrero, meses que corresponden al periodo de vacaciones en Argentina y en Chile, fuentes principales de origen de los turistas.

Figura 3.-  Distribución mensual de turistas chilenos y extranjeros llegado a la   Región de Aysén. 2005.

Fuente SERNATUR, 2006

 

Desde el punto de vista del empleo, el turismo, durante el año 1999 ocupó en promedio un 6,85 % de la fuerza de trabajo total, lo que equivale aproximadamente a 2.500 puestos de trabajo. En cuanto al aporte al PIB regional, según, es posible estimar que dicho sector contribuye en aproximadamente en un 10% del total regional. De igual manera los ingresos que se percibieron el año 2001 se estiman en  50 millones de dólares, y su proyección al año 2010 es del orden de 150 millones de dólares ( SERPLAC, 2000).

 

Según Silva (2005), el sector turismo registró un total de 594 personas ocupadas en establecimientos de alojamiento turístico, al año 2004, siendo Aysén, la Región con el menor número de personas ocupadas en este rubro. Esta ocupación es además notablemente estacional,  concentrándose en los meses de verano, lo que se traduce además, en que se trata de puestos de trabajo de tipo temporal, en una buena proporción.

 

 

Como una forma de organizar la oferta turística natural, el Servicio Nacional de Turismo posee un instrumento de ordenación del territorio denominado Zona de Interés Turístico (ZOIT), cuyo propósito principal es preservar los atractivos turísticos y hacer sostenible la actividad. La declaración de Zona de Interés Turístico Nacional, tiene por objetivo fundamental focalizar coordinadamente la acción de los organismos del Estado que intervienen directa o indirectamente sobre la compleja red de servicios y demás elementos que componen esta actividad; además de fijar reglas claras para estimular la inversión privada consecuente con el potencial turístico de la zona y mitigar los efectos nocivos de aquellas actividades que presenten algún grado de incompatibilidad con el mismo (SERNATUR, 2004).

 

En el mapa de la figura 3 se presentan las cinco ZOIT identificadas en la Región. De ellas, la signada con el número 2, correspondiente al Lago General Carrera, es la única que se encuentra decretada oficialmente. Las restantes áreas se encuentran en proceso de declaración y se trata de las siguientes: ZOIT Tortel – Lago O’Higgins (1); Hoya superior ríos Simpson y Blanco (3); ZOIT Puyuhuali – Raúl Marín Balmaceda (4); y Puyuhuapi – Quitralco . Estero Elefantes (5).

 

Se entiende por Zona de Interés Turístico Nacional, aquella área de características esencialmente rural, amplia en extensión, donde junto a recursos turísticos relevantes coexisten otros usos o actividades con una compatibilidad básica con estos. Los atractivos turísticos que ofrece, corresponden a una gama variada y contribuyen a conformar circuitos y/o áreas turísticas generalmente no explotadas, de carácter potencial, siendo conveniente velar por la preservación y puesta en valor de los recursos turísticos que posee, debiendo contar para ello con un plan de Ordenamiento Territorial de carácter extensivo que resguarde y encauce adecuadamente su desarrollo turístico.

 

Es este el principal instrumento de gestión territorial turística con que cuenta el Estado chileno, pero en algunos casos se han presentado oposiciones de parte tanto del sector privado como del público, puesto que ha significado un obstáculo adicional para la inversión, debido a que todo proyecto debe ser sometido al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental, mediante un Estudio de Impacto Ambiental.

 

Figura 4.- Áreas de desarrollo turístico definidas por el Servicio Nacional de Turismo.

FUENTE: SERNATUR, 2005.

 

Tipología de Actividades Turísticas

 

La oferta turística de la Región de Aysén, constituida básicamente por su naturaleza, es objeto de usos diversos, desde aquellos de alto estándar hasta otros de carácter informal.

 

De esta manera parecen organizarse dos tipos de espacios turísticos. El primero de ellos está representado por los circuitos que se comercializan por operadores internacionales, destacando el tema de la pesca deportiva y del turismo aventura. La pesca deportiva ofrece grandes atractivos derivados de la abundante oferta de lagos y ríos, en los cuales el principal interés lo concita la pesca del salmón, especie que llega a alcanzar tamaños espectaculares, entre 10 y 20 kilos, lo que para los pescadores representa un desafío mayor.

 

Este tipo de turismo está focalizado en los llamados “lodge de pesca”, que ofrecen el sistema completo: desde el alojamiento hasta las excursiones de pesca con guías especializados. Los turistas son casi exclusivamente extranjeros (de Estados Unidos, Canadá, Japón y Europa), arriban por vía aérea y son trasladados a los lugares de pesca en avionetas o en helicóptero. Se trata del más claro ejemplo de turismo de alto estándar en la Región.

 

Adicionalmente han surgido ofertas de mayor exclusividad aún que por valores del orden de los 23.000 dólares por semana, aseguran jornadas de pesca inolvidables en lugares prácticamente inaccesibles por vías normales.

 

Estas actividades no sólo implican usuarios extranjeros sino que además en la mayor parte de los casos los capitales también lo son. Ello implica que los beneficios económicos no tienen repercusiones locales ni siquiera regionales, tratándose en la práctica de verdaderos enclaves de la globalización. El propio personal de estos establecimientos suele también ser extranjero o de Santiago, debido a que la población local no tiene los niveles de capacitación que se requieren para atender este tipo de clientes.

 

En el caso del turismo aventura, los intereses se centran en los descensos por los caudalosos ríos de la Región, ya sea en balsa, en kayak o en canoas. El otro centro de interés lo constituyen los glaciares y ventisqueros, en cuyo caso se trata de caminatas de acercamiento a estos cuerpos de hielo, o bien el ascenso a algunos de ellos. En este último caso destacan las ofertas que se refieren al Campo de Hielos Norte.

 

Este tipo de actividades también está orientada al turismo extranjero y aunque sus usuarios no alcanzan los niveles de gasto que los pescadores, constituyen un nicho de demanda muy especializada y por lo tanto requiere también de servicios de alto nivel, desde el alojamiento hasta el servicio de guías e instructores, los que muy a menudo también son extranjeros o provienen de otras regiones. Se refleja una vez más la falta de capacitación en la población local, que les permita participar de estas fuentes de ingresos. En algunos casos, tanto los prestadores de servicio extranjeros como los chilenos de otras regiones, han establecido domicilio definitivo o temporal en la Aysén, lo que de alguna manera permite un mayor grado de captación local de estos ingresos.

 

Mención aparte merece el naciente turismo de cruceros que se aprovecha del auge que esta actividad tiene a nivel mundial. Durante la estación veraniega algunos de los cruceros que pasan por Chile, recalan en Puerto Chacabuco y desde allí se les traslada en grupos a visitar los alrededores, llegando hasta Coyhaique, que dista no más de dos horas del puerto.

 

Un caso especial son los cruceros nacionales, los que se realizan en navíos de mucho menor estándar que los internacionales y cuya principal atracción consiste en la observación de las bellezas que ofrece el paisaje de las numerosas islas, canales y fiordos por los que pasan sus circuitos, y sobre todo en la visita a la laguna y ventisquero San Rafael. Se trata de una actividad controlada por operadores de Puerto Montt y Santiago, por lo que no revisten significado económico para la Región de Aysén.

 

Un segundo espacio de mayor informalidad, se genera en relación con la oferta de servicios de alojamiento y alimentación de bajo estándar y que deben su desarrollo a los requerimientos demandados por los viajeros intraregionales, que deben salvar largas distancias para trasladarse de un pueblo a otros. Un caso típico de esto es el que se registra en Cochrane, centro poblado ubicado a mitad de camino entre los centros poblados del sur de la Región y la capital regional, por lo que adquirió un rol de “posta” que aún hoy sigue prestando. Cochrane se encuentra a cuatro horas de Coyhaique y a cinco de Tortel y siete de Villa O’Higgins. Estas distancias eran de un día, antes de la consolidación del sistema carretero regional.

 

Este sistema de carácter más local, es utilizado principalmente por turistas nacionales y por extranjeros que practican el turismo de “mochileo”, en bicicletas o en sistemas de buses locales. En el caso de los turistas nacionales, se trata de familias que se desplazan en sus propios automóviles y sus actividades son preferentemente del tipo observación de la naturaleza, visitas a lugares destacados de la Región. Consiste más que nada en recorridos por los caminos de la Región, aprovechando el sistema de alojamientos a que ya se hizo alusión.

 

Los extranjeros son preferentemente jóvenes con espíritu de aventura que visitan un lugar que tiene un lugar destacado en el imaginario de quienes buscan la naturaleza menos alterada, sitios prístinos, naturaleza salvaje y agresiva. Eso les hace disfrutar de la lluvia, que está presente casi todo el año, los malos caminos y los alojamientos sin mayores comodidades.

 

En este caso sí que los gastos de los turistas quedan en las comunidades locales, en su mayoría, puesto que también en este nicho se encuentran inversiones en proyectos con capitales extra regionales y extranjeros.

Conclusiones

 

No obstante el gran potencial turístico que presenta la Región, se torna indispensable la consecución de inversiones provenientes ya sea del sector  público o del privado, destinadas a mejorar la oferta turística, tanto en los aspectos de infraestructura, como en aquellos que dicen relación con los servicios turísticos. De igual manera se requiere entregar señales claras a los inversionistas, por medio de la definición de las  mencionadas zonas de interés y atractivo turístico, que por una parte permitan materializar inversiones y por otra contribuir a impedir la ocurrencia de conflictos de uso con otros sectores productivos.

 

Entre las debilidades y amenazas que presenta el turismo en la Región, se destacan las deficiencias de la infraestructura en general, y específicamente en las Reservas y Parques Nacionales. A ello se agrega una deficiente protección a los recursos naturales, falta de circuitos turísticos locales, problemas de acceso a los atractivos turísticos y el aislamiento comunicacional que se presenta en toda la Región, y en las áreas de mayor atractivo para el ecoturismo, en particular.

 

La oferta turística, en términos de establecimientos, no presenta una diferenciación suficiente para atender los distintos segmentos de la demanda. En general las empresas son de tamaño pequeño, por lo que no poseen todos los servicios que requiere el visitante. Además los precios son muy elevados, sin distinguir con ello la calidad que se ofrece. El único ejemplo que se está apreciando en cuanto a oferta discriminada son los “lodges de pesca”, orientados a satisfacer la demanda de pescadores que practican la pesca con mosca y en sistema de captura y liberación.

 

Con el objeto de mejorar la oferta turística, especialmente hacia el mercado del ecoturismo, y así contribuir a la generación de un mayor número de fuentes de trabajo que permitan el desarrollo de las comunidades locales, se requiere incentivar e impulsar la cooperación entre los empresarios, a la vez que se necesita una mejor coordinación entre los organismos públicos con incidencia en el sector. Pero no basta con el desarrollo de un empresariado organizado y coordinado, es necesario desarrollar los atractivos turísticos, por medio de inversiones en infraestructura y en promoción y marketing.

 

Se advierte que el turismo rural y el ecoturismo en particular, constituyen las principales fuentes de negocio en el sector para la región de Aysén, ante lo cual es muy necesario tener presente las discusiones que sobre este tipo de turismo se presentan en el ámbito de los investigadores y especialistas en la materia. Así mientras Rodrigues (1996) asocia estas prácticas con las posibilidades de un desarrollo sustentable, César y Arnais(2006) lo estigmatiza como una forma de neo-colonialismo practicado en lo que llama “la última frontera”, donde las riquezas naturales de paisajes preservados por la utilización sabia que de ellos hacen los habitantes originarios, son pasto de el botín de “los nuevos descubridores”.

 

Así entonces, las posibilidades de aprovechar las actividades turísticas para conseguir impulsar procesos de desarrollo local, requiere de mayores estudios, en las comunidades involucradas, para establecer las reales potencialidades que ellas tienen para internalizar estos procesos y lograr conducirlos en su beneficio.

 

 

Bibliografía

 

César Dachary, Alfredo y Arnaiz, Stella Maris. 2006. Territorio y Turismo. Nuevas dimensiones y acciones. Universidad de Guadalajara. Guadalajara, México. 182 páginas.

 

INE - SERNATUR, 2006. Turismo. Informe Anual 2005. Instituto Nacional de Estadísticas, Santiago de Chile. 87 páginas

 

Rodrigues, Adyr A.B. 1996. Desafíos para os estudiosos do turismo. En: Rodrigues, Adyr (ed) Turismo e geografía. Reflexoes teóricas e enfoques regionais. Editora Hucitec. Sao Paulo, Brasil. Páginas 17 – 32.

 

SERPLAC XI Región. 2000. Estrategia de Desarrollo Regional de Aysén. 2000 – 2006. Coyhaique. Octubre de 2000.

SERNATUR. 2005. Cartografia Zonas y Centros de Interés Turístico Nacional. Áreas en estudio. Zonas Norte – Centro – Sur. Servicio Nacional de Turismo. 13 Páginas.

 

Silva, Iván. 2002. Desarrollo local y alternativas de desarrollo productivo : El impulso de un cluster eco-turístico en la Región de Aysén. ILPES – CEPAL. Serie Gestión Pública N° 24. Instituto Latinoamericano y del Caribe de Planificación Económica y Social – ILPES. Santiago (Chile). 84 páginas.

 

Silva, Iván; Schulte, Silke y Buitelaar, Rudolf. 2001. Desarrollo de un cluster ecoturístico como posible alternativa de desarrollo productivo en la Región de Aysén. En: Memorias del seminario internacional de ecoturismo: políticas locales para oportunidades globales, mayo de 2001. CEPAL - SERIE Seminarios y conferencias N° 17. Pag 143 – 175

 


 



[1][1] Este trabajo reune antecedentes que forman parte de la investigación financiada por FODECYT, proyecto 1060633

[2][2] Instituto de Geociencias Universidad Austral de Chile. Investigador del Centro A. von Humboldt y del CIEP (Centro de Investigación en Ecosistemas de la Patagonia). arovira@uach.cl

[3][3] Centro EULA Universidad de Concepción. Investigadora del CIEP (Centro de Investigación en Ecosistemas de la Patagonia) marmunoz@udec.cl

[4][4] Departamento de Geografía Universidad de Concepción. Investigador del CIEP (Centro de Investigación en Ecosistemas de la Patagonia) rsanhue@udec.cl


Ponencia presentada en el IX Encuentro Internacional Humboldt. Juiz de Fora, Minas Gerais - Brasil. 17 al 21 de setiembre de 2007.






Ve, guarda y comparte lo que te interesa en la red
Crear o visita páginas a las que puedes añadir aquellas cosas interesantes que te encuentras porla web ¿A qué esperas?
es.corank.com