Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 881 al 900 
AsuntoAutor
775/02 - Para los Humboldt
776/02 - Por otro Humboldt
777/02 - Noticias Humboldt
778/02 - ¡Que se v Humboldt
779/02 - Boletín d Humboldt
780/02 - Desestabi Humboldt
781/02 - I Congre Humboldt
Fw: Saludos... Any Pago
782/02 - A un año Humboldt
Re: NoticiasdelCeH maria fe
783/02 - Repercusi Humboldt
784/02 - Repercus Humboldt
785/02 - Repercusi Humboldt
Saludos jbeitelm
786/02 - Repercusi Humboldt
787/02 - Repercusi Humboldt
788/02 - Discurso Humboldt
Regalo de Navidad Humboldt
Saludos de nuestro Humboldt
Re: NoticiasdelCeH maria fe
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 1064     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 784/02 - Repercusiones del acto del 20 de diciembre II
Fecha:Lunes, 23 de Diciembre, 2002  17:15:18 (-0300)
Autor:Humboldt <humboldt @............ar>

Dulces

NCeHu 784/02
A un año del argentinazo...
 
Así fue el 20 de diciembre de 2002
 
Diario Clarín de Buenos Aires, 21/12/02

Un acto multitudinario cerró la protesta piquetera en la Plaza

Ayer se movilizaron unas 40 mil personas. Junto a organizaciones piqueteras, asistieron partidos de izquierda y asambleas barriales.
No hubo episodios de violencia y los incidentes fueron mínimos.




Un año después de la caída de Fernando de la Rúa, desde la Plaza de Mayo se volvió a reclamar ayer "que se vayan todos". El masivo acto de los piqueteros más duros, las asambleas barriales y los partidos de izquierda terminó sin incidentes y marcó el final en paz de una de las semanas más temidas por el Gobierno.

Desde el palco montado sobre un camión que se ubicó delante de la Pirámide de Mayo, los organizadores hablaron de "más de cien mil personas". Desde el Departamento de Policía, estimaron el número de manifestantes en 25 mil. Y desde el techo de la Jefatura de Gobierno porteño se pudo hacer una estimación de alrededor de 40 mil personas.

La protesta de anoche fue el acto más grande de toda la semana y uno de los más importantes de los últimos tiempos. El sector piquetero más permeable al diálogo con el Gobierno ya había marchado en dos turnos. El jueves se movilizó la Federación de Tierra y Vivienda de Luis D'Elía y ayer a la mañana, la Corriente Clasista de Juan Carlos Alderete. También hubo actos en todo el país.

La Policía y los piqueteros se repartieron las medidas de seguridad para evitar incidentes. Los efectivos policiales se mantuvieron a una cuadra de Avenida de Mayo para eludir posibles provocaciones y las agrupaciones piqueteras marcharon cercadas por palos y sogas para impedir la presencia de infiltrados.

Hubo sólo tres episodios menores: algunas trompadas entre unos motoqueros y piqueteros del Polo Obrero, corridas cuando los del Movimiento Patria o Muerte de Quebracho obligaron a la modesta columna de la CTA Capital a dejar la Plaza, aunque se había acordado con ellos una "convivencia pacífica", y algunas piedras y botellas que volaron por encima de las vallas al final del acto.

Los organizadores no descuidaron ningún detalle. Para establecer el orden de salida desde el Congreso se hizo un sorteo con papelitos. El Bloque Piquetero se benefició con el primer lugar, Barrios de Pie quedó segundo, después el Movimiento Independiente de Jubilados y Desocupados de Raúl Castells y la CTD Aníbal Verón. Más atrás se debían ubicar las asambleas, los sindicatos, las organizaciones sociales y por último, los partidos políticos.

En el momento de arrancar hubo algunas modificaciones. Nadie pudo correr de la cabecera a unos diez jubilados que hacían esfuerzos por no quedarse atrás. Los líderes de las organizaciones piqueteras que comenzaron el lunes la Marcha Federal se tomaron de los brazos y se conformaron con el segundo lugar. Tal como habían anunciado, comenzaron a marchar a las 17.30 en punto.

Todos los cantos apuntaron contra Eduardo Duhalde. Sólo se hizo silencio en la esquina de Avenida de Mayo y Chacabuco, donde una placa recuerda que allí asesinaron a Gustavo Benedetto, uno de los muertos del año pasado.

Los "familiares y amigos de las víctimas de la represión del 20 de diciembre" se movilizaron envueltos en una bandera blanca. Llevaban carteles con los nombres y las fotos de los muertos. Antes de ingresar, se detuvieron frente a un cordón de policías para cantar: "Yo sabía, yo sabía, a los chicos los mató la Policía".

La cabeza de la movilización llegó a la Plaza a las 18. Desde los parlantes atronaba la Bersuit Vergarabat con "se viene el estallido". Enseguida, comenzó una interminable lista de oradores que incluyó obreros del interior, trabajadores de fábricas ocupadas, asambleístas, estudiantes y piqueteros. Cada uno tenía entre 4 y 7 minutos que fueron cronometrados con rigurosidad. Los únicos que tuvieron la palabra prohibida fueron los representantes de los partidos políticos de izquierda que estuvieron en la Plaza.

"¿Adónde están las feministas?", preguntó una mujer por el movimiento que llevaba un cartel pintado con letras violeta. "Acá somos todas mujeres en lucha", le contestó otra, ofuscada.

Uniformados todos de blanco, aguardaban los 30 voluntarios de Médicos del Mundo, un grupo de socorristas para emergencias urbanas. "Sólo hemos atendido a algún borracho", sonrió la médica Liliana Pérez, corroborando que no hubo mayores inconvenientes.

No faltaron las propuestas artísticas teñidas de sátira y humor. Colgadas de las paredes del Cabildo —emulando un equipo de matafuegos— colocaron una vitrina en cuyo interior había una cacerola y un cartel que indicaba: "En caso de represión, rompa el vidrio".

También marcharon grupos globalifóbicos, indigenistas, defensores del venezolano Hugo Chávez y un grupo de monjas del Foro Social autoconvocadas que se manifestó "contra el ALCA y por la vida". Un hombre solo con un cartel también pedía por la vida, pero de Sandro, que está internado con una pulmonía.