Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 8801 al 8820 
AsuntoAutor
218/07 - Bienvenid Noticias
220/07 - WAIS DE B Noticias
219/07 - Recuerdo Noticias
221/07 - Suplement Noticias
Maestría en activi Jeronimo
222/07 - Mujeres, Noticias
223/07 - Llamado a Noticias
224/07 - Oliveira Noticias
227/07 - SOCIEDAD Noticias
226/07 - Abanico d Noticias
225/07 - ACME - Re Noticias
228/07 - Argentina Noticias
229/07 - La cumbre Noticias
230/07 - Geopolíti Noticias
231/07 - En Buenos Noticias
232/07 - DIPLOMACI Noticias
América Latina: fu Noticias
234/07 - CARVALHO, Noticias
235/07 - "Dueños" Noticias
236/07 - Victoria Noticias
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 9051     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 236/07 - Victoria del sionismo en Arabia Saudita (Yariv Oppenheimer)
Fecha:Miercoles, 14 de Marzo, 2007  20:41:24 (-0300)
Autor:Noticias del CeHu <noticiasdelcehu @..................ar>

NCeHu 236/07
 

Victoria del sionismo en Arabia Saudita
 
La iniciativa saudita es el paso más dramático dado por el mundo árabe desde la partición de la ONU en 1947. Israel debe decirle sí, de modo claro y contundente.

 
La iniciativa saudita, que cumplirá cuatro años a fin de mes, no es otro truco mediático ni un globo de ensayo insignificante; su elaboración es el paso más dramático dado por elmundo árabe todo desde la decisión de la ONU de crear el Estado de Israel en 1947. Este plan de paz, que fuera aprobado por toda la Liga Árabe, constituye en los hechos la victoria del sionismo y la conversión de Israel en parte integral del Medio Oriente.

La iniciativa incluye el reconocimiento pleno de Israel y el establecimiento de relaciones de paz y normalización entre Israel y todo el mundo árabe, y ello luego de la retirada israelí a los límites de 1967. Por primera vez, de modo público y abierto, la Liga Árabe declara su predisposición a reconocer a Israel y aceptarlo como parte inseparable de los países del Medio Oriente. No en conciliábulos, no en diálogos cerrados ni secretos, sino a la luz de las cámaras y sin medias tintas ni objeciones, los líderes del mundo árabe repiten su expresión de voluntad de normalizar sus relaciones con Israel y resolver los problemas políticos pendientes.

Desde ya, la fórmula simplista, que exige la retirada completa a los límites de 1967 a cambio de pleno reconocimiento, no es aplicable de modo inmediato y total. Sin embargo, el principio según el cual los territorios conquistados en la Guerra de los Seis Días son la base de la resolución del conflicto árabe-israelí, es el principio correcto que garantizará la normalización y la paz en la región.

Incluso en el tema de los refugiados, la iniciativa saudita llama a las partes a hallar una solución concertada y creativa, que sea lograda por medio del diálogo entre la parte palestina y la israelí. La significación de este apartado es de hecho la concesión del derecho al veto para Israel, y la no aceptación de la exigencia palestina de permitir a todos los refugiados de 1948 de regresar a sus hogares dentro de territorio israelí. El tema de los refugiados es complejo e inflamable, pero la iniciativa saudita llama a elaborar una fórmula consensuada que asegure, también en este tema, una solución justa. Así, el plan saudita está adoptando la postura de Israel, país que no puede aceptar de regreso a todos los refugiados a su territorio luego de la retirada a las líneas de 1967.

Lo que es más importante: la iniciativa saudita tiene una influencia decisiva en las relaciones de fuerza en todo el mundo árabe. Este plan de paz es una bofetada al islam fundamentalista encabezado por Irán, embanderado con la exterminación de Israel y con borrarlo del mapa. La posibilidad de aceptar la fórmula propuesta y avanzar sobre su base en negociaciones es una poderosa arma contra los extremistas del mundo árabe.

La lucha entre los moderados y los extremistas se vuelve cada día más encarnizada. El tiempo se acaba y actúa en contra de todos aquellos que ansían la normalización y la paz. Las voces que llaman al exterminio de la "entidad sionista" van cobrando fuerza, y las amenazas estratégicas, como los misiles de largo alcance y las armas no convencionales, no hacen más que aumentar y fortalecerse. Por eso, hoy, más que nunca, el mundo árabe moderado precisa de la cooperación de Israel en la solución del conflicto y la búsqueda de la paz. Ha llegado el momento de que el gobierno de Israel deje de "considerar", "seguir con atención" y contemplar desde el costado. Debe decir con voz clara: ¡Sí a la iniciativa saudita!


  El autor es secretario general del movimiento pacifista Shalom Ajshav (Paz Ahora). La versión en español se publica con autorización de Povesham.

Fuente: www.elcorresponsal.com , 14 de febrero de 2007.