Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 8661 al 8680 
AsuntoAutor
China-América Lati FRANCESC
Chávez y Venezuela FRANCESC
Re: NoticiasdelCeH Vicente
124/07 - Brasil - Noticias
126/07 - El choque Noticias
125/07 - "La intel Noticias
Seminario "Histori Vicente
El gas limpia de b FRANCESC
Robert Scott y el FRANCESC
La revolución educ FRANCESC
El vertido del pet FRANCESC
Venezuela acusa a FRANCESC
128/07 - Minería e Noticias
127/07 - MONTERO, Noticias
129/07 - The 2007 Noticias
UNTREF-INSCRIPCION GEOAMERI
ENC: Chamada_de_tr catiaant
130/07 - ASAMBLEA Noticias
131/07 - Iran to b Noticias
132/07 - Ambiental Noticias
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 8898     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu El gas limpia de bombas el Báltico
Fecha:Martes, 13 de Febrero, 2007  10:53:02 (+0100)
Autor:FRANCESC XAVIER C. PAUNERO AMIGO <xavier.paunero @...es>


REPORTAJE
El gas limpia de bombas el Báltico
Gazprom y E.ON retirarán restos bélicos para construir un gasoducto de
Rusia y Alemania
El País. JUAN GÓMEZ - Berlín - 13/02/2007

Los cientos de miles toneladas de armamento convencional y químico que aún
descansan en el mar Báltico suponen un serio problema para la construcción
del gasoducto proyectado por el consorcio Nord Stream, que conectará las
costas de Rusia y Alemania permitiendo la importación directa de
combustible ruso. Para cuando esté concluido el proyecto, en 2010, con un
presupuesto de 5.000 millones de euros, el gasoducto enviará a Europa
27.500 millones de metros cúbicos de gas natural, un 8% del consumo de la
Unión Europea.
Pero para llevar a cabo esa gran infraestructura energética, primero hay
que limpiar el lecho submarino por donde discurrirán las tuberías. Y para
ello será necesario rastrear de material peligroso un corredor de 2.400
kilómetros cuadrados del fondo marino báltico.
La propia empresa, cuyo 51% pertenece al gigante ruso Gazprom, asociado
con E.ON Ruhrgas (24,5%), y el grupo BASF (24,5%), calcula que entre el
sedimento del Báltico se ocultan 55.000 toneladas de sustancias químicas
venenosas, como gas mostaza, deshechos de las dos guerras mundiales y de
la guerra fría. El Báltico es además cementerio marino de miles de navíos
de guerra o transporte hundidos en acciones bélicas y cargados de
armamento o material explosivo. Se cree que miles de minas dispersas por
la zona aún siguen activas.
El oceanógrafo alemán Stefan Nehring considera que Nord Stream "no ha
llevado a cabo controles suficientes en el trazado que tiene previsto para
el gasoducto, ni se conocen exactamente qué métodos ha utilizado".
Jens Müller, portavoz de Nord Stream, dijo que se tomaron "más de cien
pruebas" del fondo marino para buscar venenos. Con 1.200 kilómetros de
gasoducto, esto supone aproximadamente una prueba cada 12 kilómetros.
Demasiado poco, según Nehring, que además duda de que se sometan a
exámenes suficientes para las más de 150 posibles sustancias venenosas.
Reticencias ecológicas
Nord Stream afirma que van a investigar "cada metro" de los 2.400
kilómetros cuadrados por donde irán las tuberías con técnicas capaces de
detectar objetos metálicos "del tamaño de una taza". Según se constate su
procedencia, estos objetos serán retirados del terreno "como se considere
procedente", lo cual no excluye que simplemente lo aparten del camino.
El miedo a posibles catástrofes ecológicas se ha extendido en los países
con costa báltica y especialmente en Suecia, donde ecologistas y políticos
alertan de que las obras podrían dañar contenedores de venenos bélicos y
destruir el ecosistema marino. A estas reservas se añade en Polonia la
sospecha de que Moscú trata de excluir a países del este de las redes de
suministro de energía, para negociar directamente con los países más ricos
de la Unión Europea sin contar con ningún intermediario.
Matthias Warnig, presidente de Nord Stream y veterano de la Stasi (el
servicio secreto de la antigua República Demócratica Alemana), quiere que
el gasoducto esté terminado en 2010. Uno de sus empleados, el ex-canciller
socialdemócrata alemán Gerhard Schröder, lleva semanas poniendo toda la
carne en los asadores políticos de Bruselas para que así sea.



-~--------------------------------------------------------------------~-

-~--------------------------------------------------------------------~-