Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 8641 al 8660 
AsuntoAutor
108/07 - El Muro ( Noticias
109/07 - La Triple Noticias
Consulta sobre SIG Pame
110/07 - Marcelino Noticias
Congreso de Longev Enrique
112/07 - El “Proye Noticias
111/07 - MAMBRÍN, Noticias
Cosas que el diner FRANCESC
113/07 - Manifesta Noticias
114/07 - Lanzamien Noticias
115/07 - MELIGRANA Noticias
117/07 - Internati Noticias
116/07 - Bajo La A Noticias
118/07 - Afganistá Noticias
120/07 - Alumbrera Noticias
119/07 - MERINO, S Noticias
121/07 - Conferenc Noticias
Re: NoticiasdelCeH Gastón M
122/07 - X Encontr Noticias
123/07 - PROGRAMA Noticias
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 8884     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 118/07 - Afganistán - Los factores que subyacen al res urgimiento talibán
Fecha:Lunes, 12 de Febrero, 2007  00:29:56 (-0300)
Autor:Noticias del CeHu <noticiasdelcehu @..................ar>

NCeHu 118/07

Afganistán
Los factores que subyacen al resurgimiento talibán

La insurgencia talibán anunció recientemente la puesta en marcha de una ofensiva contra las tropas extranjeras y el Gobierno afgano en la próxima primavera, para lo que tiene preparados a 2.000 atacantes suicidas dispuestos a convertir este año en el más sangriento para los soldados extranjeros.

Asimismo, debido a la creciente insurgencia talibán, Afganistán fue escenario en 2006 del mayor derramamiento de sangre desde el derrocamiento del régimen talibán a finales de 2001, con la muerte de 4.000 personas, cifra casi tres veces superior a la de 2005.

Claramente, estamos asistiendo al resurgir de la insurgencia talibán, hecho al que, según los analistas, han contribuido diferentes factores como elementos geográficos, una financiación suficiente y respaldo local.

El primer factor geográfico que beneficia a los talibán radica en las numerosas montañas en el sur y el este de Afganistán, bastión de los militantes.

Los talibán se esconden y actúan en las montañas y atacan con frecuencia a las tropas extranjeras y al Gobierno. Esta estrategia de guerrilla hace difícil para las tropas extranjeras, pese a su superioridad armamentística, atacar y erradicar a la insurgencia.

El segundo factor geográfico es la porosa frontera entre Afganistán y Pakistán, de 2.400 kilómetros de largo, que los insurgentes cruzan en una y otra dirección, lo que hace difícil para las tropas afganas y para los 48.000 efectivos extranjeros abatirlos, ya que los soldados no pueden invadir la frontera.

Incluso el presidente paquistaní, Pervez Musharraf, reconoció a principios de este mes que los militantes talibán entran en Pakistán para lograr respaldo y reclutar combatientes, ante lo que muchos soldados paquistaníes encargados del control fronterizo hacen la vista gorda.

El resurgir talibán está también estrechamente relacionado con el crecimiento de la industria de opio en el país, que ofrece suficientes fondos para los militantes. Afganistán produjo 6.100 toneladas de opio en 2006, lo que supone el 92 por ciento del abastecimiento de opio de todo el mundo.

Las autoridades afganas señalaron que gran parte de los beneficios del narcotráfico pasan a manos talibanes, que proporcionan protección a los agricultores que cultivan amapola y a los que trafican con opio.

De esta forma, los talibán pueden cobrar a los agricultores grandes sumas de dinero, empleado para comprar armas y municiones, así como para remunerar a sus combatientes. El salario mensual para un militante talibán es 300 dólares, mientras que el de un soldado afgano es de 100 dólares. Este supone un importante atractivo para los reclutas, especialmente para aquellos procedentes de los sectores más desfavorecidos.

'La pobreza es una amenaza verdadera y extrema para el país: existen pruebas claras de que la pobreza está impulsando el respaldo a los talibán', escribió Musa Khan Jalalzai, reconocido estudioso, en un artículo recientemente publicado por el diario local Outlook.

Además, puesto que muchos rebeldes talibán provienen de las comunidades locales del sur y del este de Afganistán, cuentan además con el apoyo de la población local.

Los militantes pueden esconderse en complejos civiles, conseguir información de los locales e incluso obtener alimentos y agua de ellos. Por eso, es bastante difícil para las tropas afganas y extranjeras controlar, perseguir, capturar y combatir a los militantes.

Al final de la guerra de Afganistán encabezada por Estados Unidos para derrocar al régimen talibán a finales de 2001, muchos militantes talibán escaparon a las montañas o hacia Pakistán, donde se dedicaron a preparar recursos, materiales y combatientes para la lucha futura.

Los observadores han indicado que los talibán se han dedicado a fortalecerse durante los últimos años, sin atraer la atención de las tropas extranjeras.

Es difícil decir exactamente el número de combatientes talibán que existen en la actualidad, pero las fuerzas de seguridad afganas aún son bastante débiles ante la creciente insurgencia y la violencia. Es una tarea dura para el Ejército nacional afgano, integrado por 40.000 soldados, y para los 60.000 policías proteger la frontera y derrocar a los militantes.

Al parecer, la Policía afgana se enfrenta a otros problemas. 'Además de la falta de entrenamiento y lealtad, la Policía afgana padece la insuficiencia de uniformes, equipamiento y transporte inadecuados y unas instalaciones ruinosas', indicó Jalalzai en otro artículo.

Los talibán han anunciado una ofensiva para la primavera, cuando la nieve de las montañas se derrita y el tiempo sea más cálido, lo que facilita la capacidad de movimiento de los insurgentes.

No obstante, las tropas extranjeras y afganas han prometido llevar a cabo una ofensiva preventiva en primavera, con la que confían en asestar un duro golpe a la insurgencia.

Los analistas han indicado que independientemente de quién sea el autor de 'la ofensiva de primavera', todo parece indicar que Afganistán vivirá una primavera sangrienta y volátil.

Están registrados 2,1 millones de refugiados afganos en Pakistán

El ministro de Estados y Regiones Fronterizas de Pakistán, Sardar Yar Muhammad Rind, informó que alrededor de 2,1 millones de refugiados afganos están registrados en el país.

Rind dijo a la televisión oficial PTV que el actual proceso de registro de refugiados afganos en el país estará terminado el 15 de febrero.

Después de eso, dijo, se dará un período de gracia de seis semanas a los refugiados para que se registren. A quienes se registran se les da una Prueba de Registro (PR), y quienes no hagan el trámite serán declarados inmigrantes ilegales y tratados de acuerdo con la ley.

Los poseedores de PR que deseen repatriarse deben anular su registro antes de salir de Pakistán para recibir un paquete de reintegración cuando lleguen a Afganistán, señaló el ministro.

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) proporcionará 60 dólares a cada persona que regrese a Afganistán, indicó.

Tanto el gobierno de Pakistán como el de Afganistán movilizarán recursos para incrementar el paquete a 100 dólares para los que regresen.

Cuatro campos de refugiados con un total de 240.000 afganos, dos de ellos en la provincia suroeste paquistaní de Balochistan y otros dos en la provincia Frontera Noroeste, serán cerrados con el consentimiento de las autoridades afganas en el futuro cercado, mencionó.

En conferencias de donadores, se han hecho promesas por más de 5 millones de dólares, añadió.


Fuente: www.argenpress.info , 11 de febrero de 2007.