Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 8621 al 8640 
AsuntoAutor
94/07 - GONZALEZ, Noticias
95/07 - Minería en Noticias
Programa de radio Jeronimo
Re: NoticiasdelCeH Santiago
96/07 - Modelación Noticias
Re: NoticiasdelCeH Jeronimo
Re: NoticiasdelCeH Teledete
97/07 - Kingsland, Noticias
Novedad editorial FRANCESC
99/07 - LACANAU RA Noticias
98/07 - Asamblea M Noticias
100/07 - O que é a Noticias
Re: NoticiasdelCeH Raquel P
101/07 - LIBERALI, Noticias
102/07 - ¿Por qué Noticias
103/07 - Convocato Noticias
104/07 - Una fría Noticias
106/07 - La pesadi Noticias
105/07 - Haití: Te Noticias
107/07 - El Pentág Noticias
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 8857     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:Re: NoticiasdelCeHu 93/07 - “Ordenamiento territorial en la Patagonia Andina, ¿en un territorio ‘adole scente’?”
Fecha:Miercoles, 7 de Febrero, 2007  13:20:03 (-0300)
Autor:Teledetección <telesig @...............ar>
En respuesta a:Mensaje 8854 (escrito por Santiago Bondel)

Don Conrado:
 
Muchas gracias por sus aclaraciones, que considero sumamente válidas. Y comparto con usted la visión en la cual debido a las diferentes interpretaciones y ninguna normativa sobre el territorio, prevalece la ley del más fuerte. Sobran ejemplos a cualquier escala.
 
Saludos,
El tocayo.-
----- Original Message -----
Sent: Wednesday, February 07, 2007 10:54 AM
Subject: Re: NoticiasdelCeHu 93/07 - “Ordenamiento territorial en la Patagonia Andina, ¿en un territorio ‘adolescente’?”

 

Estimado tocayo: valoro la lectura crítica.

Estoy de acuerdo en que podría haber sostenido con algún argumento aquello de normativa explícita y efectiva. Trataré entonces de abonar la explicación que la extensión sugerida para el artículo no me le hubiera permitido.

Una normativa explícita y efectiva  no supone un listado de reglas a cumplir (la pura reglamentación). En materia de normas (distinto que reglas), se podrían distinguir entre aquellas que se sostienen por su propio peso, por su aceptación en el conjunto de la sociedad (en términos urbano-espaciales: algunos usos de calle, vereda, fachada, plaza y demás); serían las que no necesitarían de reglas (hasta que exista un determinado pleito). La otras, en cambio,  requieren de su construcción y consenso social, y que, justamente, no deben esconderse en ejercicios tecnocráticos sectoriales sólo penetrables por entendidos (muy amigos de términos como código).

Si sirve de ejemplo, en la alta montaña patagónica los usos van de la mano de tantas interpretaciones como grupos sociales intervienen y aquí ese desorden es amigo de la injusticia, es la ley del más fuerte. Para el caso, y por la multiplicidad de visiones, lo que en otras regiones podría darse por obvio (ej.: sería impensable que alguien aspire a ser dueño del Sosneado, del Aconcagua, de la Nueve de Julio o de la Bristol .... aunque se escucha cada cosa), aquí pasa por claroscuros; existen algunas reglas no tomadas en serio justamente porque no se sustentan normativamente.

Por dar ejemplos, en tierras fiscales (por suerte aún extensas), un mallín, una cascada, un circo glaciario, una senda boscosa, hasta un promontorio de valor escénico, etc., están sujetas a tantas valoraciones como actividades se perfilan en la región y, su apropiación pareciera ser la meta de muchos. Se trata de actividades que van en andariveles diferentes y muchas veces contrapuestos. Las intencionalidades se solapan entre la búsqueda de la intangibilidad en pro de la conservación o la intervención en favor de todo tipo de proyectos (entre micros y megas).

Otro tanto sucede con la Incertidumbre legal y de comportamiento social y económico respecto del manejo del agua en escorrentías y lagos, puesto que lo que sí existe es un planteo esquemático al que nadie lleva el apunte. Del Código Civil Argentino: “... son bienes públicos ubicados en áreas terrestres y aguas continentales, conforme al artículo 2340, entre otros: “inc. 3) los ríos, sus cauces, las demás aguas que corren por cauces naturales y toda otra agua que tenga o adquiera la aptitud de satisfacer usos de interés general (salvo que nazcan y mueran dentro de una misma heredad o propiedad); inc 4) las playas del mar y las riberas internas de los ríos... inc 5) los lagos navegables y sus lechos (...)” (Lavalle Cobo et al., 1998)”. Demás está decir que en la Patagonia Andina, esta es letra muerta, salvo para quien se sienta a gusto en la pendencia.

Resumiendo, lo que sí existe es un planteo territorial meramente esquemático, se diría fértil por su abono conflictivo a una tradición dominante en materia leguleya y hoy día con menos peso, militar.

 

Atento a tus comentarios, saludos.

C. Santiago Bondel

 

----- Original Message -----
Sent: Tuesday, February 06, 2007 2:13 PM
Subject: Re: NoticiasdelCeHu 93/07 - “Ordenamiento territorial en la Patagonia Andina, ¿en un territorio ‘adolescente’?”

Buenas:
 
leyendo y releyendo me siguen surgiendo interrogantes:
 
- Si primero digo "...en un espacio dado (continente) esto aquí, aquello allá, con estos materiales, instrumentos y aquel diseño y, por favor, ...¡que funcione y  resista! Como es simple imaginar, la cuestión está lejos de ser meramente esquemática." (negar lo citado), y después afirmo: "1.      Carencia de una normativa explícita-efectiva sobre usos del territorio en amplios sectores con singular importancia ecológica (cabeceras de cuencas, humedales, faldeos abruptos, escorrentías, lagos y lagunas). 2.      Incertidumbre legal y de comportamiento social y económico respecto del manejo del agua en escorrentías y lagos"
¿no me estoy contradiciendo? ¿no estoy afirmando lo que critiqué al principio? (sic)
 
Más saludos cordiales,
 
Santiago Behr (estudiante de Geografía - UNPSJB)