Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 7845 al 7864 
AsuntoAutor
969/06 - ESPECIALI Noticias
970/06 - Protesta Noticias
971/06 - Argentina Noticias
972/06 - Afganistá Noticias
973/06 - Reunião i Noticias
974706 - ¿División Noticias
975/06 - La rebeli Noticias
976/06 - ‘Latinoam Noticias
977/06 - PROGRAMA Noticias
978/06 - ESPECIALI Noticias
979/06 - PROGRAMA Noticias
980/06 - ESPECIALI Noticias
RE: NoticiasdelCeH SUSANA B
981/06 - PROGRAMA Noticias
CARRERAS DE GEOGRA UNTREF-G
Re: NoticiasdelCeH Rita Vin
982/06 - ESPECIALI Noticias
Jubileu de Prata d Zeno
primero las maquin GEOAMERI
983/06 - Premio ME Noticias
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 8077     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 972/06 - Afganistán - La eterna primavera
Fecha:Sabado, 9 de Septiembre, 2006  13:12:40 (-0300)
Autor:Noticias del CeHu <noticiasdelcehu @..................ar>

NCeHu 972/06

Afganistán
Cuando todo el año es primavera:
crece la resistencia a los invasores otanistas
 

Un país acosado por una eterna reconstrucción y los talibanes

La continua violencia impide el despegue de Afganistán

 Terry Friel
agencia Reuters


 

BAMIYAN, Afganistán.- La vida es sombría cuando uno no puede pagar el alquiler de una cueva infestada de escorpiones, cuando no hay trabajo a la vista y cuando gente desesperada espera ocupar el puesto de uno.

Mientras Afganistán se empeña en reconstruirse cinco años después del 11 de Septiembre y de la caída del régimen talibán, cientos de familias están atrapadas en una amplia red de cuevas en el frondoso valle de Bamiyan, rodeado de áridas montañas y famoso por sus dos Budas gigantescos, destruidos con explosivos en 2001.

"No tenemos trabajo. Nuestra vida empeora cada vez más. Tampoco [tenemos] suficiente comida", señaló Mahtab, una mujer de 35 años y madre de seis hijos. Desde hace cinco años, Bamiyan es a la vez un símbolo del progreso logrado y de lo que falta progresar en Afganistán.

Bamiyan tiene la primera y única mujer gobernadora y está tratando de recomponer su actividad turística. Pero sigue siendo desesperadamente pobre y hundida por el fracaso del presidente Hamid Karzai y de sus patrocinadores occidentales de dar el puntapié inicial a la economía y de eliminar la producción de opio.

Con los talibanes, que tienen su mayor fuerza combativa desde 2001, y con la producción de opio en niveles sin precedente, la violencia está impidiendo los esfuerzos tendientes al desarrollo económico.

La falta de trabajo significa que cada vez más gente está dispuesta a cultivar amapolas; alienta a los jefes guerreros y obliga a los aldeanos empobrecidos a sumarse a las filas talibanes como combatientes pagos.

"Tenemos una generación de jóvenes y todos, o casi todos, están sin empleo", comentó con su característico tono de voz suave la reflexiva gobernadora de Bamiyan, Habiba Sarabi, que es hematóloga.

"Por supuesto -añadió-, el enemigo de Afganistán puede aprovechar esa generación de jóvenes tan sensible y emocional, darles dinero y usarlos como terroristas."

Los talibanes recobraron su fuerza combativa este año y la violencia es la más intensa desde que las tropas encabezadas por los Estados Unidos derrocaron a los islámicos fundamentalistas por dar refugio a Osama ben Laden, que organizó los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Solamente en lo que va de este año, más de 2000 personas fueron asesinadas, principalmente en el sureño bastión talibán.

Las fuerzas de la OTAN lanzaron el fin de semana pasado su mayor ofensiva terrestre, la denominada Operación Medusa, para aplastar a los talibanes en el Sur. La OTAN tiene unos 16.500 efectivos en Afganistán.

El número dos de los talibanes, el mullah Obaidullah, afirmó que aumenta el apoyo entre los afganos desilusionados por la violencia, la corrupción, la falta de reconstrucción, y el narcotráfico. "El país se ha convertido en un centro de inestabilidad, matanzas, saqueos, obscenidades y drogas. El pueblo afgano respalda al poder talibán", afirmó.

Traducción de Luis Hugo Pressenda


Fuente: diario La Nación, de Buenos Aires, Argentina; 9 de septiembre de 2006.