Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 7841 al 7860 
AsuntoAutor
967/06 - Exército Noticias
968/06 - Iraq - El Noticias
II Simpósio Intern Helio Ca
6º Simpósio Brasil Helio Ca
969/06 - ESPECIALI Noticias
970/06 - Protesta Noticias
971/06 - Argentina Noticias
972/06 - Afganistá Noticias
973/06 - Reunião i Noticias
974706 - ¿División Noticias
975/06 - La rebeli Noticias
976/06 - ‘Latinoam Noticias
977/06 - PROGRAMA Noticias
978/06 - ESPECIALI Noticias
979/06 - PROGRAMA Noticias
980/06 - ESPECIALI Noticias
RE: NoticiasdelCeH SUSANA B
981/06 - PROGRAMA Noticias
CARRERAS DE GEOGRA UNTREF-G
Re: NoticiasdelCeH Rita Vin
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 8061     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 960/06 - La economía es política disfrazada (Hazel Henderson)
Fecha:Sabado, 2 de Septiembre, 2006  19:32:37 (-0300)
Autor:Noticias del CeHu <noticiasdelcehu @..................ar>

NCeHu 960/06

Rumbo al VIII Encuentro Humboldt
El "retorno" de la política
Colón, Entre Ríos
25 a 29 de septiembre de 2006


La economía es política disfrazada

Hazel Henderson 


ST. AUGUSTINE, FLORIDA

Es sabido que la economía no es una ciencia, sino que siempre ha sido política disfrazada; un defectuoso código de origen inserto profundamente en las empresas, generador de insostenibilidad. De ahí los booms, las bancarrotas, las burbujas, las recesiones, las crisis energéticas, la merma de recursos, la pobreza, las guerras comerciales, la contaminación, el desbaratamiento de comunidades y la pérdida de diversidad cultural y biológica.

Los ciudadanos de todo el mundo están rechazando este código defectuoso y sus sistemas operativos, representados por el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional, la Organización Mundial del Comercio y los imperiosos bancos centrales. Su duro programa, la ahora ridiculizada receta del Consenso de Washington para esa superchería conocida como el crecimiento del producto nacional bruto (PNB), es desafiado por el Indice de Desarrollo Humano (IDH), el Análisis de la Huella Ecológica, el Indice del Planeta Viviente, los Indicadores Calvert-Henderson sobre Calidad de Vida y otros índices.

Toda moneda real es local, creada por la gente para facilitar el intercambio y basada en la confianza. La historia de cómo esta útil invención creció a partir de monedas nacionales abstractas, de circulación fiduciaria, respaldadas por las promesas degobernantes y de banqueros centrales, está siendo vuelta a contar.

Casino global

Nosotros presenciamos cómo la tecnología de la información y ladesregulación de la banca y las finanzas en la década del 80 ayudaron a construir el actual monstruoso casino global, en el que un billón quince mil millones de dólares chapotean diariamente por todo el planeta por medio de intercambios electrónicos, el noventa por ciento de los cuales corresponde a negocios puramente especulativos.

Como una reacción a ese fenómeno, actualmente estamos viendo, a escala mundial, experimentaciones con intercambios locales, trueques y clubes de intercambio tales como Deli-Dollars, LETS, Ithaca Hours y otros en Estados Unidos y Canadá. Miles de millones de personas todavía viven en sociedades tradicionales, en las que no se utiliza el dinero, al igual que en los sectores del voluntariado, mayormente integrados por mujeres.

Cuando los grupos y comunidades locales crean su propio papel moneda o sustitutos de éste, como vales o pagarés y sistemas de intercambio, aprenden el más profundo secreto de los economistas: el dinero y la información son equivalentes y no escasean.

El trueque o permuta, desestimado por los manuales sobre economía como una reliquia primitiva, se ha convertido en alta tecnología. La gente comenzó a darse cuenta de cómo los bancos centrales y los sistemas monetarios nacionales controlan a la población mediante el manejo macroeconómico de los bajos niveles de empleo, de la escasez de hipotecas y de préstamos para compra de autos por medio del suministro de dinero, del crédito, de las tasas de interés y de todas laspalancas y grifos secretos usados por los banqueros centrales.

El rediseño imprescindible

Pese al uso y abuso de tales mecanismos, el crecimiento de alternativas locales saludables se está propagando a escala mundial. El Foro Social Mundial, realizado en Porto Alegre, en 2000, por impulso de reformistas brasileños, es uno de esos numerosos movimientos en todo el mundo. El default de la Argentina en 2001 enseñó a sus ciudadanos que podían confiar en sus propias monedasparalelas locales no oficiales, en los mercados de pulgas y en lossistemas electrónicos de intercambio más que en la moneda oficial. La Argentina, Brasil y Venezuela han decidido pagar por completo los préstamos que les hizo el FMI para liberar sus economías de las prescripciones del Consenso de Washington.

De modo que, hoy, el casino global con su cortejo de desequilibrios, déficit, inestabilidad monetaria, pobreza y crisis de la deuda del momento global actual requieren un rediseño de ese defectuoso código de origen de la economía. Preocupados ministros de finanzas y banqueros centrales reclaman vanamente “una nueva arquitectura financiera internacional”.

Antes de que caigamos en errores, deberíamos eludir las pequeñeces doctrinarias, los localismos ideológicos e instintivos impulsos libertarios. Nada puede proteger a las comunidades locales de los estragos de la globalización dirigida por los fundamentalistas del mercado.

En el mundo actual, saturado de información, las comunidades necesitan comprender de nuevo qué elementos rechazar y cuáles adoptar. El rechazo total puede llevar a la rigidez, a la xenofobia y a una mala lectura de la historia. Asimismo, una aceptación completa de las actuales insostenibles tendencias económicas globales seguramente conducirá a la pérdida de las culturas locales y de la biodiversidad, así como a la reducción drástica de los recursos naturales.

De los cambios que se están sucediendo y de sus imprevistas consecuencias debemos, entonces, aprender y evolucionar, pues de lo contrario sufriremos un colapso ecológico.


La autora, economista estadounidense, ha escrito, entre otros libros, Beyond Globalization .


Fuente: diario La Nación, de Buenos Aires, Argentina; 1 de septiembre de 2006.