Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 7641 al 7660 
AsuntoAutor
818/06 - A LA NACI Noticias
Re: NoticiasdelCeH Rita Vin
819/06 - Nuestros Noticias
Fw: NoticiasdelCeH Noticias
820/06 - Ecología Noticias
821/06 - VISITE LA Noticias
822/06 - GEÓGRAFOS Noticias
823/06 - No había Noticias
824/06 - Buenos Ai Noticias
825/06 - El desarr Noticias
826/06 - REPORTAJ Noticias
827/06 - Los próxi Noticias
828/06 - La Crisis Noticias
Taller de Jose R.
829/06 - A la gent Noticias
CENEGRI/GERT: lanç Charles
830/06 - 2da circu Noticias
831/06 - El Jefe d Noticias
832/06 - La barbar Noticias
833/06 - ¡Hay que Noticias
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 7887     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 833/06 - ¡Hay que detener a los nazis de Israel! ( Víctor Ego Ducrot)
Fecha:Martes, 1 de Agosto, 2006  22:08:24 (-0300)
Autor:Noticias del CeHu <noticiasdelcehu @..................ar>

NCeHu 833/06
Ref.: 827/06
 

¿Hasta cuando las masacres en el Líbano?
¡Hay que detener a los nazis de Israel!
Víctor Ego Ducrot
 APM

Hitler habita en Tel Aviv. Olmert y sus sicarios del nuevo holocausto ordenan matanzas de mujeres y niños refugiados. La paranoia fascista como práctica política internacional
El nuevo y pequeño Hitler -porque el redivivo mayor habita en la Casa Blanca-, Ehud Olmert, no soporta ni los simulacros de negociaciones que finge Condoleezza Rice. Mientras la secretaria de Estado se encontraba en Medio Oriente, con la idea de ganar tiempo hasta el miércoles próximo, el primer ministro de Israel y sus generales, quizá los mejores aprendices de las SS hitlerianas, masacraron a decenas de civiles libaneses, en su mayoría niños y mujeres, que huían del terror sembrado por la tropas del Estado judío.

Kofi Annan abría el domingo al medio día la reunión de urgencia convocada por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (ONU), cuando el ministerio de Defensa israelí se encargaba de explicar el por qué de la última masacre de los nazis de Tel Aviv: la ofensiva militar sobre el Líbano requiere dos semanas más.

Por supuesto que los grandes mascarones de la política internacional volvieron a rasgarse las vestiduras y las manifestaciones de indignación ante la matanza de Qana aparecieron por doquier. Annan pidió un inmediato cese del fuego. Rice dijo de su "profunda tristeza".

Sin embargo el secretario general de la ONI abrió su alocución frente el Consejo de Seguridad responsabilizando al Hezbollah por el inicio del conflicto y Rice en ningún momento se desdijo del verdadero objetivo de su misión: internacionalizar el escenario mediante la implantación de fuerza multinacional en el Sur del Líbano, una vez que Israel haya cumplido con su supuesto objetivo, acabar con el poder de fuego de la organización político militar que resiste en forma heroica los embates de los nazis asentados en Tel Aviv.

Claro que Annan, Rice y todos los reproductores del discurso oficial del gobierno de George W. Bush -incluso sus timoratos detractores en la Unión Europa (UE)- no califican al Hezbollah de resistencia sino de organización terrorista, a tono con la actual doctrina internacional estadounidense ("los nuevos enemigos o nuevos desafíos"), según la cual todos aquellos que se opongan a sus intereses hegemónicos y al de sus aliados son "terroristas" o "narcoterroristas".

Mientras todo esto acontecía, la cadena de televisión estadounidense CNN -la misma que suele pedir que la acciones militares dispuestas en el mundo por el Pentágono coincidan con sus horarios informativos centrales- reforzó el mismo domingo su campaña de acción psicológica pro israelí, mostrando la apacible vida de Tel Aviv, ahora "expuesta a ataques terroristas".

La maquinaria bélica, política y cultural comandada desde Estados Unidos suele ser consecuente. Conforme a los postulados de uno de sus principales intelectuales orgánicos, Samuel Huntington (ver libro "El choque de las civilizaciones"), no todos los seres humanos somos iguales, no todas las vidas valen lo mismo: los musulmanes deben morir; los "occidentales", judíos y cristianos, será los salvadores. Son esas formulaciones la que explican las posiciones del ministerio de Defensa de Israel, cuando en sus comunicados habla de "limpiezas" en el Sur del Líbano, al puro estilo de Adolf Hitler.

Como siempre, el fascismo promueve matanzas mientras encubre buenos negocios. El diario Clarín, de Buenos Aires, que para nada puede ser "sospechoso" de ser pro Hezbolla, publicó el sábado pasado un artículo en el que se afirma, "la máquina de matar está de parabienes".

El sector defensa del sistema corporativo de Estados Unidos creció un 8 por ciento en los dos último años, desplazando incluso al llamado "boom" de los precios petroleros. Según la revista estadounidense Fortune, la empresa Lockheed Martin, que fabrica los aviones F-16 y los misiles Patriot, usados por Israel, acaba de anunciar una renta trimestral el 26 por ciento superior a la del mismo período en 2005.

Sus acciones llegaron a los 80 dólares por unidad contra los 60 de hace 12 meses. La consultora Standard & Poor´s, la misma que siempre ha tenido enorme influencia en la manipulación del endeudamiento externo latinoamericano, recomienda en la actualidad la compra de esas acciones. Hasta 2001, la firma Lockheed Martín fue presidida por Lynne Cheney, esposa del vicepresidente de Estados Unidos.

La corporación Armor Holdings, importante fábrica de tanques y otras armas y transportes militares, subió su rentabilidad un 23 por ciento en los últimos 12 meses. Boeing, cuyo valor se estima en los 66.000 millones de dólares, acaba de anunciar pérdidas en el trimestre pasado, por los retrasos en la ejecución de un programa del Pentágono, pero sus acciones avanzaron un 13 por ciento.

Otra estadounidense, Northrop, anuncio ganancias en su papeles del 11 por ciento, mientras que la italiana Finmeccanica (aviones, misiles y artillería naval) mantiene índices positivos y constantes del 6 por ciento.

Todas esa empresas mantienen un llamativo común denominador: son proveedoras de las fuerzas armadas de Israel, en sus directorios figuran altos jerarcas de la política estadounidense, israelí y de la UE, y todas aportan ingentes sumas anuales al llamado "lobby" pro israelí en Washington.

Según el instituto especializado sueco SIPRI, el negocio global de armas representa casi un 3 por ciento del Producto Bruto Interno (PBI) mundial. Casi la mitad de las corporaciones que pertenecen a esa economía de la muerte son asociaciones estadounidenses - israelíes, emprendimientos conjuntos que llegan a implicar compromisos políticos de ejecución en distintos puntos del planeta.

Así por ejemplo, las fuerzas armadas, los servicios secretos, muchas empresas y hasta universidades israelíes prestan personal calificado a la central estadounidense de inteligencia (CIA) y a la fuerza antidrogas (DEA) para trabajos clandestinos de sabotajes, asesinatos y otros actos de terrorismo de Estado en América Latina (buena parte de la capacitación parapolicial que prevé el Plan Colombia está cargo de expertos israelíes).

En notas anteriores se afirmó que el genocidio contra palestinos y libaneses tiene por objetivo primario acabar con las fuerzas patrióticas de resistencia, como Hamas y Hezbollah, pero que apunta a una finalidad estratégica ya reconocida por la administración de George W. Bush en 2003, después de la caída de Bagdad.

Esta consiste en arrasar con Siria e Irán para modelar un Medio Oriente según las necesidades hegemónico - imperialistas de Estados Unidos, en asociación con su aliado fascista, el Estado de Israel en manos del fundamentalismo paranoico que lleva ahora a Olmert y a sus secuaces no sólo a tergiversar los hechos en forma descarada sino a manifestarse casi como iluminados por una supuesta luz divina. Por eso incumplen desde hace décadas casi 270 resoluciones de Naciones Unidas, condenatorias de la política exterior de Tel Aviv.

Para cumplir con su cometido, el Israel ni siquiera respeta normas básicas del derecho humanitario internacional.

El Programa Mundial de Alimentos de la ONU suspendió el domingo el envío de un convoy de ayuda humanitaria al sur del Líbano, a raíz de la negativa de los militares israelíes de permitirles un acceso seguro, informaron la estadounidense AP y otras agencias internacionales de noticias.

El convoy de seis camiones tenía previsto transportar más de 60 toneladas de alimentos hasta Marjayoun, un pueblo de habitantes cristianos en la frontera con Israel. Inicialmente iban a partir el sábado y también se les negó el acceso, indicó Mona Hammam, la principal coordinadora humanitaria de la ONU en el Líbano.

"Es frustrante. Hay lugares en el sur donde se les acabó el agua y los alimentos, y necesitamos tener acceso", manifestó esa funcionaria a AP.

Se cree que miles de libaneses han quedado atrapados en aldeas de todo el sur del país, como consecuencia de los ataques israelíes, consgnó textualmente la misma agencia.

Sin embargo, durante la reunión el Consejo de Seguridad del domingo pasado y en un acto de desparpajo paranoide, la misión diplomática de Tel Aviv sostuvo que el responsable del desplazamiento de los refugiados es Hezbollah.

Israel no sólo prohíbe el paso de las misiones humanitarias de la ONU, sino que dispuso la masacre de Qana, justamente contra decenas de víctimas civiles de sus propios ataques.

Antes, Israel había rechazado el pedido de la ONU para una tregua de tres días, a fin de transportar víveres a los damnificados y permitir que los civiles abandonen la zona bombardeada.

Uno de los mayores ideólogos y ejecutores del terrorismo de Estado practicado sistemáticamente por Estados Unidos e Israel, el ex secretario de Estado torturador Henry Kissinger, volvió a salir a la luz pública como de tanto en tanto los hace en los últimos años, para marcar el camino, para avisarle al mundo lo que Washington y Tel Aviv (con la complicidad de él mismo) están dispuestas a lograr.

En un artículo que el fin de semana pasado reprodujeron decenas de diarios en todo el mundo, Kissinger escribió " será inevitable que Estados Unidos, y de hecho sus socios choquen con Irán(NCeHu 827/06). Estados Unidos tienen la obligación de explorar todas las alternativas".

Los pueblos de Medio Oriente y del planeta entero están expuestos a la locura del nuevo Hitler, se vista éste con uniforme estadounidense u ordene genocidios en nombre del estado de Israel.


Fuente: www.prensamercosur.com.ar , 31 de julio de 2006.