Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 7641 al 7660 
AsuntoAutor
818/06 - A LA NACI Noticias
Re: NoticiasdelCeH Rita Vin
819/06 - Nuestros Noticias
Fw: NoticiasdelCeH Noticias
820/06 - Ecología Noticias
821/06 - VISITE LA Noticias
822/06 - GEÓGRAFOS Noticias
823/06 - No había Noticias
824/06 - Buenos Ai Noticias
825/06 - El desarr Noticias
826/06 - REPORTAJ Noticias
827/06 - Los próxi Noticias
828/06 - La Crisis Noticias
Taller de Jose R.
829/06 - A la gent Noticias
CENEGRI/GERT: lanç Charles
830/06 - 2da circu Noticias
831/06 - El Jefe d Noticias
832/06 - La barbar Noticias
833/06 - ¡Hay que Noticias
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 7885     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 831/06 - El Jefe de Estación era dueño y señor
Fecha:Martes, 1 de Agosto, 2006  21:11:07 (-0300)
Autor:Noticias del CeHu <noticiasdelcehu @..................ar>

NCeHu 831/06
 

El Jefe de Estación era dueño y señor

 

Juan Carlos Cena

 

Había tres proyectos. Un proyecto en que el ferrocarril quedaba totalmente en el estado; una empresa mixta, inglesa-argentina, que el estado se hiciera cargo de la infraestructura, -como ahora, se hace cargo de la infraestructura pero las ganancias las tiene el privado-, y que el gerenciamiento lo tuvieran los ingleses; y el otro era que se lo quedaran los ingleses, pero con subsidio de los argentinos. Los norteamericanos dijeron: -“¡No, querido! Nosotros ganamos la guerra, perdimos 3500 millones de dólares para que recuperaran Londres… Te deshacés no sólo de los ferrocarriles argentinos, ¡de todo! Los de Tanzania, los de Australia, los de África y te desentendés de todos los bienes. Se acabó. Nosotros ganamos la guerra y ahora venimos nosotros. “

Acá hubo una polémica infernal porque Miranda, el Ministro de Economía que tenía Perón, quería los ferrocarriles en el marco de un convenio comercial. Y a Perón se los enchufaron de prepo y los tuvo que agarrar, y los agarró mal. Pero bajo el punto de vista del balance de qué generó esta nacionalización de los ferrocarriles… Yo la viví, yo era chico, vivía en un pueblo que se llamaba San Cristóbal, y la alegría de la gente era impresionante. En mi casa, una casa ferroviaria, muy grande, se hizo un asado, vinieron todos los ferroviarios de un taller inmenso frente de mi casa… Mi viejo era ferroviario.

Sacarse a los ingleses de encima… No sé si se puede contabilizar eso, yo me saco al opresor de encima, a qué costo no lo sé. Nosotros recuperamos los ferrocarriles pero también recuperamos otras cosas. Recuperamos la soberanía en los transportes, pero también recuperamos nuestras tierras. Las tierras también eran del estado. Pero lo más importante de todo esto es que al nacionalizarse los ferrocarriles y al ser una sola empresa, se forma un formidable sistema de transporte ferroviario integrado, de industrias y comunicaciones. Porque ahora es una sola empresa y se planifica el transporte, y ¿por qué de comunicaciones? Porque el ferrocarril trajo el teléfono. Primero trajo el telégrafo y después trajo el teléfono. Y porque en las estaciones del ferrocarril, en cualquier rinconcito, tiene estafeta. Y si había que mandar un telegrama de felicitación se mandaba a través del telégrafo. Y siempre las estaciones tenían mensajero y las estaciones tenían que tener un cadete. Y el mensajero tenía que saber telégrafo porque él recibía los mensajes, ahí empezaba la carrera ferroviaria. Mi viejo, en vez de mandarme a la Academia Pitman en San Cristóbal, me mandó a atender el telégrafo. Porque si le pasaba algo a él, yo ya tenía laburo en el ferrocarril. Era así la cosa.

Cada empresa inglesa que estuvo acá, había diecisiete, tuvo su taller: Remedios de Escalada, Liniers, Bahía Blanca, Spurr, Tafí Viejo, San Cristóbal… Pero cuando se nacionaliza hay un complejo industrial de treinta y siete talleres. Son treinta y siete fábricas. Hay que ver el taller de Junín lo que era… La instalación de los talleres Junín, la instalación de los talleres Rosario… Era un complejo industrial… Entonces no fue fácil aunar la administración. Había administraciones inglesas, había administraciones francesas y del estado. Y se resuelve que la administración que iba a regir en los ferrocarriles nacionales era la del ferrocarril del estado, que era el Belgrano. Porque el Ferrocarril Belgrano se había adelantado a los ingleses y tenía contabilidad de estación, que ninguna otra línea la tenía. El Jefe de Estación era dueño y señor de la estación. Cobraba el flete, tomaba peones, los echaba, rendía cuentas y tenía un libro de contabilidad… No mandaba la cosa a centralizar. A partir de eso se empieza regir y se transforma en un gigantesco complejo industrial ferroviario donde el ferrocarril tomó un auge impresionante, que nunca hasta la fecha fue igualado, con doscientos veinte mil empleados, y donde tiene el pico de cargas y de transporte de pasajeros. Con trenes de pasajeros de larga distancia, corta distancia, los mixtos –los trenes mixtos son de pasajeros y cargas-. Es decir que el ferrocarril empezó a cumplir un papel solidario. E independientemente de la voluntad de los ingleses y de los franceses, el ferrocarril cumplió un papel, por la propia dinámica del ferrocarril, que fue la integración del país y la conexión de los pueblos...

 

Segundas Jornadas de Geografía Económica. Buenos Aires, Argentina – 26 al 28 de abril de 2006.