Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 681 al 700 
AsuntoAutor
603/02 - Ni derech Humboldt
Re: NoticiasdelCeH dante
607/02 - Eleccione Humboldt
605/02 - Página de Humboldt
604/02 - Cursos Un Humboldt
610/02 - ELECCIONE Humboldt
611/02 - ELECCIONE Humboldt
612/02 - ELECCIONE Humboldt
613/02 - ELECCIONE Humboldt
609/02 - Curso CEP Humboldt
608/02 - Eleccione Humboldt
606/02 - La Escale Humboldt
614/02 - El Compor Humboldt
615/02 - Ponencias Humboldt
616/02 - Los Límit Humboldt
617/02 - Los sin t Humboldt
618/02 - Bloque Pi Humboldt
619/02 - Fronteira Humboldt
620 - Comunicado d Humboldt
621/02 - Notas pre Humboldt
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 857     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 610/02 - ELECCIONES BRASILEÑAS III
Fecha:Viernes, 4 de Octubre, 2002  20:19:39 (-0300)
Autor:Humboldt <humboldt @............ar>

Bebida de limón

NCeHu 610/02

ELECCIONES BRASILEÑAS III
Repercusiones en la Prensa Argentina
Diario La Nación: Orientación conservadora

La voz de un empresario que apoya al PT
 

Lawrence Pih prefiere a Lula porque considera que el modelo actual "está agotado"

  • Para el multimillonario, que factura US$ 130 millones, el neoliberalismo no es efectivo
  • Apoya la idea de un "ajuste bravo"
  • Cree que la reforma tributaria es clave para exportar
  •  
    SAN PABLO (De nuestro corresponsal).- "Voto por Lula porque este modelo está agotado", dice Lawrence Pih. Con esa declaración y ese nombre, Pih no parece ni brasileño ni empresario. Pero es brasileño, porque a pesar de haber nacido en Shanghai pasó su vida en este país y terminó nacionalizándose. Y no es un simple empresario más: buena parte del pan consumido en todo Brasil es hecho con la harina que él fabrica en su empresa, Molinos Pacífico, fabricada a su vez con las 400.000 toneladas de trigo que le compra por año a la Argentina.
    .
    Pih, que tiene 59 años, es uno de los empresarios que apoyan a Lula desde la primera hora. A pesar de la aparente contradicción de votar a un candidato de izquierda y salir en las revistas al lado de sus dos Ferrari, una roja y otra negra.
    .
    Pih, que participó de la conversación en la que Lula y su equipo les avisaron a los empresarios que el país va a tener que pasar por "un ajuste bravo", dijo que no hay ninguna contradicción en votar a Lula y ser empresario. "Si lo viera apenas desde mi interés económico, diría que necesito que Lula gane para tener cada vez más consumidores que puedan comprar pan", dijo, en una entrevista con LA NACION.
    .
    -Como empresario que factura 130 millones de dólares al año, ¿por qué decidió apoyar a Lula?
    .
    -Porque el modelo actual está agotado. Tras ocho años de este gobierno y otros tantos de gobiernos anteriores, quedó demostrado que el modelo de neoliberalismo basado en el consenso de Washington no es efectivo. Tenemos que buscar un nuevo enfoque, que le dé más importancia a la producción y menos al mercado financiero.
    .
    -¿Ese pensamiento es sostenido por otros empresarios brasileños?
    .
    -Por un montón de empresarios y de economistas. Muchos empresarios apoyan, pero en silencio, porque no quieren enemistarse con el gobierno actual. Pero este modelo no tuvo éxito en América latina, ni en el Africa subsahariana, ni en ningún mercado emergente. El Estado tiene la obligación de conducir e inducir el desarrollo de la economía en estos países.
    .
    -Siendo empresario, por conciencia de clase, ¿no debería votar a otros candidatos de discurso más conservador?
    .
    -Todo lo contrario. Si Lula gana, habrá un grado de crecimiento más saludable y mayor. En el 2001 y 2002 estamos teniendo un crecimiento negativo per cápita, porque la economía creció menos que su población. Brasil necesita crear tres millones de empleos por año, y para eso hay que crecer un 5% por año. Si no, la misma tragedia que ocurre en la Argentina va a ocurrir acá.
    .
    -Brasil vive una tragedia social, con índices de violencia, pobreza y desempleo dramáticos, propios de una desigualdad en la distribución de la riqueza. ¿No teme salir perjudicado con una victoria de Lula?
    .
    -No existe empresa sin mercado. Si lo viera sólo desde mi interés económico, diría que preciso que Lula gane para tener cada vez más consumidores que puedan comprar pan. Ese no es el caso del mercado financiero, que tiene un solo gran cliente: el gobierno. Los empresarios que producimos necesitamos que la gente pueda consumir.
    .
    -Usted participó ayer de la reunión en que Lula y su equipo auguraron a los empresarios "un ajuste bravo". ¿Cómo será ese ajuste?
    .
    -Todo va a depender del comportamiento del mercado financiero. Tenemos una deuda interna y externa muy grande, una carga tributaria muy alta y un espacio para maniobrar muy reducido. Primero, el Partido de los Trabajadores espera poner la economía en orden, para luego realizar las reformas que permitan que Brasil vuelva a crecer. Ese es el ajuste que será necesario y todos los empresarios que participamos de la reunión somos conscientes de que será necesario "un ajuste bravo". La clave para salir es incentivar la exportación, porque va a aumentar la riqueza interna, crear empleos y mejorar las cuentas del país.
    .
    -¿No teme que el establishment financiero conspire contra Lula?
    .
    -No, porque sería como dispararse un tiro en el pie. La mayor parte de la deuda externa está en manos del sector privado. Si ellos continúan sin darle crédito a Brasil, las empresas brasileñas que tienen esas deudas van a empezar a decir que no pueden pagar. No el gobierno, sino las empresas. Deberán renegociar sus deudas, como ya lo están haciendo muchas compañías.
    .
    -¿Cuáles son las principales reformas que tendrá que hacer Lula si llega al poder?
    .
    -La reforma tributaria, fundamentalmente. Es clave para que el sector exportador se vuelva más competitivo. Y hacer el sistema progresivo y no regresivo, para que quien puede pagar más, pague más. No me interesa pagar un poco más, lo que yo quiero es un país viable, porque el modelo actual no funciona. Y al final, si más gente consume, igual voy a salir ganando.
    .
    Fuente: Diario La Nación, Buenos Aires - ARGENTINA, del 3 de octubre de 2002.