Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 6681 al 6700 
AsuntoAutor
Proyecto de Decla Omar Mor
Zuiel Beer <ebeer@ Ezequiel
42/06 - OCTAVO ENC Centro H
Re: NoticiasdelCeH Marcela
NoticiasdelCeHu In Eduardo
VIAJE COMPARTIDO C Geoameri
Re: NoticiasdelCeH Geoameri
43/06 - Paperleras Centro H
44/06 - II Jornada Centro H
45/06 - SUPLEMENTO Centro H
46/06 - Mundo doce Centro H
47/06 - Apreciada Centro H
XI CONFIBSIG Activ Gustavo
Re: NoticiasdelCeH Patricia
IV Congreso de Lon Enrique
NoticiasdelCeHu In David Ro
51/06 - Optimismo Centro H
48/06 - Aumenta si Centro H
49/06 - Nuevo enva Centro H
50/06 - La gran es Centro H
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 6923     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 48/06 - Aumenta sin control la creación de títulos en las universidades.
Fecha:Sabado, 4 de Febrero, 2006  21:15:39 (-0300)
Autor:Centro Humboldt <humboldt @...........ar>

NCeHU 48/06

'DESCONTROL ANTIGLOBALIZADOR'


ARGENTINA

Aumenta sin control la creación de títulos en las universidades

Los diplomas buscan atraer estudiantes más que integrar nuevos conocimientos

En la ciudad de Buenos Aires y el conurbano se ofrecen 1751 títulos, con 551 denominaciones diferentes Son cada vez más especializados Es un crecimiento sin planificación


Las universidades de la ciudad de Buenos Aires y el conurbano atraviesan un proceso de expansión: no en sedes, en alumnos o en recursos, sino en la variedad de títulos que ofrecen.

Para atraer estudiantes, "adueñarse" de un campo específico de conocimiento o crear carreras con nombres que parezcan asegurar una salida laboral más rápida, muchas universidades aumentan su oferta de diplomas de grado y posgrado, y la especializan cada vez más.

Así, en la zona metropolitana -donde estudia el 39% de los universitarios del país-, hay disponible un inabarcable menú de 1751 títulos -51% de grado y 40% de posgrado-, que en total reúnen 551 nombres diferentes.

Ya no se trata, además, de las tradicionales y abarcativas psicología, medicina, derecho o ingeniería. Los nuevos diplomas son cada vez más especializados. Un recorrido por el listado de títulos oficiales -disponible fácilmente en www.ses.me.gov.ar- permite encontrar licenciaturas en negocios inmobiliarios, desarrollo de las economías regionales, gestión de servicios de transporte turístico, criminalística, gestión del deporte, industria de la hospitalidad o diseño de equipamiento arquitectónico y urbano. Sólo en el área de economía y administración, por ejemplo, hay 51 carreras de grado diferentes.

Según un estudio realizado el año último por pedido de la Secretaría de Políticas Universitarias, las ciencias sociales concentran el 39% de los títulos que se ofrecen en la zona metropolitana, seguidas por las ciencias humanas, con 22%, y las aplicadas, con 19 por ciento. En la zona, hay 34 universidades -24 privadas y 10 públicas-, con la mayor oferta disponible en las universidades privadas (63%).

Superpoblación

Los investigadores recorrieron estadísticas oficiales e hicieron entrevistas en las universidades para cuantificar la superpoblación de diplomas e investigar qué fuerzas motorizan la creación de títulos y qué regulaciones la permiten.

Según los resultados, la sobreoferta de títulos -que, como primer efecto, complica la elección vocacional y aumenta la confusa diversidad del sistema universitario local- no es planificada ni siempre responde al desarrollo de nuevas áreas disciplinarias.

"En la mayoría de los casos, no hay creación de carreras con un pensamiento orgánico. La estructura de títulos no tiene que ver con el desarrollo de las disciplinas, cuando tendría que ser un subproducto de grupos de investigación que van produciendo un cuerpo de conocimiento", dijo a LA NACION Pedro Krotsch, investigador en temas de educación superior y encargado del estudio, junto con Daniela Atairo, realizado con la financiación del IIPE, de la Unesco.

Areas que solían ser parte de campos más generales y se convierten en carreras, especializaciones cada vez más acotadas y demandas de conocimientos puntuales que se dictan como posgrados son los fenómenos más frecuentes.

Como en el caso de los convenios que firman las universidades con otras instituciones, también en la creación de diplomas el control que ejerce el Estado es escaso y choca con la autonomía de las instituciones.

Esa laxitud contrasta con los controles de los que sí son objeto las profesiones consideradas de interés público (como medicina, psicología, ingeniería, veterinaria, entre otras), que deben cumplir con una serie de condiciones (en contenidos y carga horaria) y pasar por un proceso de acreditación especial en el Ministerio de Educación.

Pero hay también una razón cultural que enmarca la sobreabundancia de títulos. Las universidades argentinas nacieron y se desarrollaron como proveedoras de certificaciones profesionales más que como generadoras de conocimientos. Para la clase media, la movilidad ascendente que durante años posibilitó ser profesional hace que el peso simbólico del título se siga manteniendo, aunque las profesiones se diversifiquen, amplíen sus campos laborales y la inserción laboral sea cada vez más impredecible.

"La profesionalización es un pecado original de las universidades argentinas. Pero la proliferación de títulos no es proactiva, sino ceñida a la demanda. No se expande por el crecimiento de los cuerpos disciplinarios, sino porque se diversifica la búsqueda de nichos", describió Krotsch. Sin embargo, llamó la atención sobre "universidades con un modelo fuerte de investigación que generan carreras porque estiman que son objetivamente necesarias para sus comunidades".

De las 551 denominaciones de títulos existentes en el área metropolitana, sólo 71 se dan en universidades públicas y privadas a la vez. Unos 144 se dan sólo en universidades públicas y 319, sólo en privadas. La mayor cantidad se encuentra en las ciencias sociales (188 títulos) y humanidades (165 títulos). Economía y administración es el área más activa, con 91 diplomas diferentes (51 de grado y 41 de nivel terciario). Ingeniería y educación son otros campos expansivos.

Tendencia contraria

A contramano de las tendencias mundiales, por otra parte, los títulos creados en los últimos años tienden a volverse más y más específicos, aunque la formación general es la meta que se va imponiendo en otros países.

Entre las creaciones más recientes, se registra una expansión fuerte de los "ciclos de licenciatura" para docentes con título terciario, es decir, carreras de dos años de duración en distintas disciplinas que les permiten obtener el título de licenciado. También se han multiplicado nuevas especializaciones de las ciencias aplicadas -distintos tipos de diseños, ingenierías, informática, por ejemplo- y de la administración y los negocios.

En el posgrado, las maestrías encabezan la expansión y proveen una muestra de la superespecialización que caracteriza este nivel de estudios. Hay, por ejemplo, maestrías en agricultura intensiva para zonas áridas, liderazgo y gestión tecnológica, sociología de la agricultura latinoamericana o sistemas ambientales humanos.

Según comentan algunos especialistas, no faltan las maestrías armadas a partir de convocar a profesores especializados en distintas ramas de un tema que de pronto gana actualidad y aplicación laboral, pero sin una propuesta académica sostenida en un campo propio de conocimientos.

 Raquel San Martín


Fuente: diario La Nación, Buenos Aires, 16 de enero de 2006.