Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 6541 al 6560 
AsuntoAutor
Re: NoticiasdelCeH Diana Du
RE: NoticiasdelCeH Darío Sá
1540/05 - Marcha d Centro H
Estrategia Montone Vicente
1539/05 - La neces Centro H
1547/05 - Todos lo Centro H
1546/05 - Colombia Centro H
1545/05 - Brasil: Centro H
1544/05 - BOLIVIA: Centro H
1543/05 - Bolivia Centro H
1542/05 - Bolivia Centro H
1541/05 - Bolivia Centro H
1548/05 - II SIMPÓ Centro H
1549/05 - FELICIDA Centro H
1550/05 - NACIÓN, Centro H
1551/05 - Felicida Centro H
1552/05 - Primera Centro H
1553/05 - Seguimos Centro H
1554/05 - ¿Qué es Centro H
1555/05 - Mensaje Centro H
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 6777     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 1546/05 - Colombia - Violencia política y Estado colombi ano (Alberto Pinzón Sánche)
Fecha:Lunes, 19 de Diciembre, 2005  23:49:24 (-0300)
Autor:Centro Humboldt <humboldt @...........ar>

NCeHu 1546/05

Colombia
Violencia política y Estado colombiano
Alberto Pinzón Sánchez
19/12/2005

Todo en el exilio llega tarde: ¡Hasta los libros! Y me refiero al libro de Ingrid Johanna Bolívar, editado por el Cinep-Uniandes en septiembre del 2003, titulado Violencia Política y formación del Estado: ensayo historiográfico sobre la dinámica de la Violencia de los cincuenta en Colombia, que hasta ahora pude leer.

Es un intento serio y como la autora honestamente reconoce, limitado a la bibliografía bastante abundante y anecdótica que se puede leer en la lista final. Además, que no correlaciona, porque no es su pretensión, las cifras del desarrollo económico del capitalismo deforme en nuestro país en aquellos años, con el fenómeno de la Violencia política desatada intencionalmente desde la cúpula del Estado, contra el pueblo trabajador colombiano. Para esto último se puede consultar el libro de historia económica del ex
marxista y ex director del banco de la república Salomón kalmanovitz, Economía y Nación Editorial Tercer Mundo.1988. Varias ediciones

Y es que esta es la primera comprobación del ensayo: el Estado colombiano desde las alturas del poder, desata en el medio siglo XX, lo que se ha dado en llamar 'Violencia Liberal Conservadora' sobre toda la población laboriosa del país, pero no de una manera homogénea y amorfa como no lo han hecho creer hasta hoy en sus pseudo análisis los medios de comunicación de masas, sino diferenciada y especificada con minucia científica en diferentes regiones, tiempos diversos y dinámicas dispares, dentro de un proceso de integración territorial y socioeconómica , que se pone al descubierto en el ensayo, el cual se debe leer en su totalidad.

Tratando de resumir su propio pensamiento y a riesgo de empobrecerlo, dice así la autora en la página 149 y ss: 'Para terminar estas consideraciones finales nada mejor que retomar y exponer brevemente los diferentes tipos de sociedad regional identificados a lo largo de la investigación de acuerdo a las modalidades de la Violencia (capitulo 4). Los cuatro tipos de sociedad regional identificados en la revisión de las investigaciones regionales son:

Un primer tipo, corresponde las zonas denominadas centralmente integradas, en donde la regulación social ha logrado afincarse en torno a instituciones sociales más o menos fuertes, donde la Violencia comprometió unas redes de poder contra otras por el control de las estructuras del poder local, y que a pesar de su gran intensidad se mantuvo sobre cánones partidistas. Es la Violencia que caracteriza los municipios cafeteros de Antioquia y algunos de Caldas. Y para hacer frente a esta Violencia burocrática, el Estado confió en las elites y en las instituciones de control tradicional.

Un segundo tipo, está constituido por aquellas zonas de integración subordinada mediada por la producción cafetera y la colonización paisa en los departamentos de Caldas, Quindío, norte del Tolima y del Valle, de reciente y próspera articulación con la economía del café, pero donde las instancias de control y regulación social no son suficientemente articuladas por la estructura partidista. Una de las modalidades de Violencia mas fuertes en estas regiones fue el bandolerismo. Varios autores han constatado que el bandolerismo en cualquiera de sus formas, no constituye un residuo de la Violencia, sino una de sus manifestaciones más características y masivas. En estas regiones el Estado combinó el uso del Ejército con el apoyo a sectores partidistas afines.

Un tercer tipo, corresponde a las sociedades cafeteras de Oriente y en decadencia, articuladas con la política nacional en la época de la Violencia, de manera preponderante por el cultivo del café pero en un proceso de de decadencia. En estas zonas la modalidad de Violencia política, más importante implicó la lucha de guerrillas liberales y posteriormente la estigmatización de algunos municipios como comunistas. El Estado acudió al Ejercito, incluso convirtiendo algunos municipios en zonas estigmatizadas por la presencia comunista.

Un cuarto tipo de sociedad regional afectada por la Violencia, pero bajo la modalidad especifica de de lucha de guerrillas, corresponde a las zonas periféricas y de frontera. Los distintos extremos de Antioquia, tanto como las zonas del Magdalena Medio y los Llanos orientales sufren una Violencia que, aun cuando asume los ribetes partidistas, recubre problemas de tierra y trabajo. En estas regiones la Violencia comenzó invocando la retórica partidista pero pronto desbordó sus antiguos márgenes para incluir desafíos a la dominación bipartidista en sí misma. Como en los casos anteriores se enfrentan contrachusmas y guerrillas liberales, al tiempo que el Estado da preeminencia al papel del Ejército en el control de la Violencia. En algunas de estas regiones la guerrilla liberal va a evolucionar hacia formas de resistencia no partidista o comunista'.

Y mas adelante la autora concluye su ensayo con esta parrafada: 'Al dar por terminado este trabajo se consolida como un problema epistemológico e histórico crucial, la cuestión de cómo hacer una historia política donde las relaciones de poder no sean concebidas como algo meramente instrumental y donde la política no sea el reflejo distorsionado de conflictos sociales estructurales y dados. Esa sigue siendo una gran preocupación que invita a re-considerar la caracterización de la Violencia solo como una guerra entre liberales y conservadores. Más aún, cuando como el poema de Raúl Gómez Jatín se cree en el pasado como punto de llegada'

Con una raíz histórica así de compleja, queda claro que la Solución Política al conflicto colombiano tendrá que darse a partir de sus desarrollos y dentro de Colombia; lo que Washington finalmente tendrá que aceptar. Lo demás a pesar de la publicidad electoral o internacional, corre un alto riesgo de terminar siendo marginal.



Alberto Pinzón Sánchez es médico y antropólogo, participó en la Comisión de los Notables en el pasado proceso de paz en Colombia y ahora como ensayista se dedica a impulsar una salida política al conflicto en su país.

Fuente: www.argenpress.info .