Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 6461 al 6480 
AsuntoAutor
1479/05 - CONFEREN Centro H
1481/05 - Sobre el Centro H
1480/05 - Felicita Centro H
1482/05 - FALLECIM Centro H
1483/05 - El ALCA, Centro H
=?utf-8?Q?1484/05_ Centro H
CONVOCATORIA ABIER Beer
Re: NoticiasdelCeH Merlin
1485/05 - FELIZ DÍ Centro H
Re: NoticiasdelCeH Victor H
1486/05 - Saludos Centro H
1487/05 - Felicita Centro H
Z <ebeer@telecentr Beer
Felicitaciones Alicia C
Felicitaciones Pablo Do
1488/05 - QUIERO F Centro H
1489/05 - Maestría Centro H
1490/05 - Argentin Centro H
1491/05 - Venezuel Centro H
1492/05 - MÉXICO - Centro H
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 6688     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 1481/05 - Sobre el Día del Geógrafo en Argentina
Fecha:Martes, 22 de Noviembre, 2005  12:30:02 (-0300)
Autor:Centro Humboldt <humboldt @...........ar>

NCeHu 1481/05
 

Sobre el Día del Geógrafo en Argentina

 

En mayo de 1999, y con motivo de la celebración del Día del Geógrafo en Brasil, nos preguntaron y nos preguntamos si había un día que conmemorara el quehacer de nuestra profesión en la Argentina. Debido a que la respuesta fuera negativa, el Centro Humboldt lanzó, a través de su Red Noticias del CeHu, la propuesta de buscar una fecha que nos fuera representativa.

Si bien algunos colegas desaprobaron la iniciativa, la gran mayoría aceptó la idea y se dio comienzo a una amplia consulta, a través de diferentes medios, sobre qué día podríamos tomar como referencia.

Seis meses después, en noviembre de ese año, se realizaría en Buenos Aires, el Primer Encuentro Internacional Humboldt.  Consideramos que era una excelente ocasión para definir mediante una urna accesible para todos, incluidos quienes no estuvieran inscriptos en el Encuentro, las principales fechas elegidas hasta ese momento.

En términos generales, la disidencia se presentaba entre las  relacionadas con la figura de Humboldt: nacimiento, llegada a América (preferidas por varios miembros del Centro Humboldt), y las referidas al Perito Francisco Pascasio Moreno, surgidas por propuesta de Víctor Hugo Vallejos, de la Universidad Nacional de La Plata y apoyada por muchos geógrafos de esa ciudad.

Finalmente, debido a la gran cantidad de asistentes procedentes de la Patagonia, la balanza se inclinó hacia la conmemoración del fallecimiento del Perito Moreno, admirador de Humboldt y de Darwin, ocurrida el 22 de noviembre de 1919. Al igual que Humboldt, Francisco Moreno terminó sus días sin un centavo, dándolo todo en beneficio del conocimiento.

 

 

Francisco Pascasio Moreno (1852-1919)

 

 

Nació en la ciudad de Buenos Aires el 31 de mayo de 1852. Pasó sus primeros años en contacto con la naturaleza y se sintió fuertemente atraído por sus misterios. Aun niño, empezó a coleccionar restos fósiles y piezas arqueológicas; cursó sus primeros estudios en el Colegio San José donde las lecturas de viajes de famosos exploradores del Siglo 19 comenzaron a despertar su sed de aventuras.

A la edad de 15 años instala con sus hermanos un museo en el mirador de la casa familiar iniciado por una colección de jades y piedras de variados colores. Ese mismo año sufre la muerte de su madre víctima de una epidemia de cólera. A partir de 1870 enriquece sus colecciones con exploraciones que realiza en la Laguna Vittel, localidad a la que su familia se traslada en 1871 ante el avance de la fiebre amarilla.En 1873, ya instalados nuevamente en su casa de Parque Patricios, su padre decide construirle un edificio especial para el museo.

A finales de ese año realiza su primer viaje al sur a Carmen de Patagones. Recoge abundante material que incorporaría posteriormente a su museo. Supo contener sus ansias de internarse más al oeste recordando las recomendaciones de su padre en ese sentido: la acechanza del indio era permanente. Para esta época el llegar hasta esa localidad era ya considerada una empresa de magnitud: el ferrocarril llegaba hasta Las Flores y debía cubrirse una distancia de casi mil kilómetros en galera y a caballo. Sólo existía la ciudad de Bahía Blanca en el trayecto a Patagones. Con este viaje termina una etapa en la vida de Moreno, la de su niñez y adolescencia para comenzar la de sus exploraciones personales realizadas entre 1874 y 1880.

En 1874, el profesor Paul Broca (fundador de la Escuela de Antropología de Paris) publica un artículo de Moreno en la Revue D’Anthropologie de Paris. Ese mismo año integra una expedición que parte de Buenos Aires rumbo a Santa Cruz alcanzando la Bahía homónima, pero menos tiempo del que habían pensado ya que sus planes eran poder remontar el Río Santa Cruz hasta sus nacientes, lo que no pudo concretarse.

En 1875 emprende un viaje al Lago Nahuel Huapí siendo el 22 de enero de 1876 el primer hombre blanco que arriba al gran lago desde el Atlántico. En este recorrido Moreno cumplió uno de sus mayores anhelos: ponerse en contacto directo con las naciones indígenas de la Patagonia y estudiar su enigmático pasado y sus orígenes.

A finales de 1876 emprende un nuevo viaje rumbo al río Santa Cruz, comenzando a remontarlo el 15 de enero de 1877 en un bote tripulado por 7 hombres y arrastrado por caballos desde la orilla; el día 15 de febrero llegan a sus nacientes bautizando al lago Argentino en homenaje a la bandera argentina debido al color turquesa de las aguas, separado del cielo por la blanca franja de los hielos. Explora la región hasta el lago San Martín (al que bautiza como tal) y reconoce el Chaltén nombrándolo cerro Fitz Roy. A su regreso a la isla Pavón cabalga quinientos kilómetros hasta Punta Arenas desde donde se embarca hacia Montevideo. Las vivencias recogidas en este viaje se ven reflejadas en su libro ‘Viaje a la Patagonia Austral’.

Dona sus colecciones al Gobierno de la Provincia de Buenos Aires que las incorpora a su patrimonio con el nombre de Museo Antropológico y Arqueológico de la provincia de Buenos Aires siendo nombrado Director del mismo.

Para 1878 comienza a recibir honores en reconocimiento a sus exploraciones e investigaciones: la Universidad Nacional de Córdoba le otorga el título de Doctor Honoris Causae al mismo tiempo que es nombrado miembro honorario de la Sociedad Antropológica de Berlín. (www.leyendaspatagonicas.com.ar)

 

"(...)Mi pesimismo estaba en la verdad: treinta y cuatro años han transcurrido desde que el cacique Nacuncheo desapareció defendiendo el suelo en que nació, desde que con medios violentos, innecesarios, quedó destruida una raza viril y utilizable y desde esa fecha, aun cuando y hay en la región florecientes pueblos y la cruza en parte el riel, estorban su progreso concesiones de tierras otorgadas a granel a potentados de la Bolsa, una vez que la frontera avanzó lo que hace que decenas de leguas estén en poder de un solo afortunado. (...)

 

(...)La filosofía indígena respecto a las relaciones entre los “dueños de los campos” y los usurpadores, los blancos, les impone la venganza, pero ésta no se realiza con tanto horror por parte de ellos como por parte nuestra. El indio es tradicionalista, recuerda en sus “parlamentos” los fusilamientos en masa de sus ascendientes, realizada por las fuerzas del tirano Rosas, y tiene muy presente las que se realizaron casi a diario durante la Campaña del Desierto en los últimos veinte años. (...)

 

(...)Se ha hecho siempre confusión con las diferentes denominaciones de las tribus de raza araucana, y hasta se ha deducido mal el significado de algunas. Se habla mucho de puelches, mamuelches, de ranqueles o ranquelches, de pehuenches, de aucaches, de huiliches, etcétera, y a veces se han hecho variedades cuando todos pertenecen a la misma raza, siendo aquellos nombres tomados del paraje en que viven, y es así que un puelche, que llegue del este puede ser huiliche alejándose al sud (gente del sur).

Los mamuelches (gente de los bosques), los ranqueles (gente de los carrizales), toman sus nombres del paraje en que viven pero son puelches (gente del este) para los que habitan más al oeste. Para los puelches, los moluches, son los que ocupan las faldas andinas indistintamente mientras que para éstas que habitan el lado chileno, las del argentino son puelches. Para los que viven en el lago Nahuel Haupi, son picunches (gente del norte) los que acompañaban antes en el Neuquen, etcétera.(...)

 

Fragmento sacado de "Barridos por el viento, Historia de la Patagonia Desconocida", Por Roberto Hosne. Pág. 162-171; Editorial Planeta.

 

 


Lic. Ana María Liberali

Presidente Centro Humboldt