Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 6381 al 6400 
AsuntoAutor
1432/05 - Mar del Centro H
1433/05 - Argentin Centro H
1434/05 - Argentin Centro H
1435/05 - HONORIS Centro H
1436/05 - Arden lo Centro H
1437/05 - Francia Centro H
1438/05 - La miser Centro H
1439/05 - Italia l Centro H
1440/05 - Argentin Centro H
1441/05 - Argentin Centro H
1442/05 - Argentin Centro H
1443/05 - Francia Centro H
Saqueos y Huracan FRANCESC
1444/05 - Argentin Centro H
1445/05 - Francia Centro H
1446/05 - XVII Con Centro H
1447/05 - INCORPOR Centro H
JUEVES 10: Seminar Guillerm
BECA ILAS-LONDRES Beer
INTELLECTOR (1) 20 Charles
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 6611     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 1437/05 - Francia - Se agrava la violencia en los suburbio s de París
Fecha:Viernes, 4 de Noviembre, 2005  14:32:19 (-0300)
Autor:Centro Humboldt <humboldt @...........ar>

NCeHU 1437/05
 
La geografía suburbana del conflicto (II)

Crisis para el gobierno francés: el desafío de la integración

Se agrava la violencia en los suburbios de París, que vivieron su peor noche

Atacaron trenes y dispararon contra la policía; el gobierno desplegó 2000 policías y gendarmes


La crisis comenzó tras la muerte de dos jóvenes de origen árabe Crecen las críticas contra el gobierno y se teme que los choques se agraven hoy por el fin de ramadán

PARIS.- El gobierno francés enfrentaba ayer una creciente presión para calmar la caótica situación en los suburbios de París luego de la peor noche de una semana de violencia, que incluyó disparos contra la policía y ataques contra trenes.

Por séptima noche consecutiva, los manifestantes incendiaron decenas de automóviles, y atacaron escuelas y comercios en cerca de 20 barrios pobres en el norte y este de la capital francesa, habitados en su mayoría por inmigrantes musulmanes, que se sienten discriminados.

La mitad de las 40 localidades del departamento Seine-Saint-Denis, al norte de la capital francesa, fueron escenario de disturbios que se extendieron también a otros barrios periféricos de París, marcados por la pobreza, el desempleo y la delincuencia. Se teme que en las próximas horas la violencia crezca aún más, ya que la policía desplegó un gigantesco operativo y porque ayer terminó el ramadán, la fiesta santa musulmana.

Pese a que unos 2000 policías y gendarmes fueron desplegados en la región, los manifestantes dispararon contra las fuerzas del orden en tres incidentes separados. Cuatro oficiales de policía y dos bomberos resultaron heridos.

Y en la Ciudad de los 4000, un conglomerado de monoblocs, tres periodistas de la cadena de televisión pública France 2 fueron atacados con piedras y debieron abandonar su automóvil, que fue incendiado.

En Bobigny, unos 40 atacantes encapuchados destrozaron un centro comercial y atacaron a las vendedoras. También prendieron fuego a una escuela primaria, otra secundaria, un cuartel de la policía y un parque de bomberos. La misma suerte corrieron una concesionaria de Renault, un supermercado y un gimnasio en Aulnay-sous-Bois. El conflicto llegó a afectar incluso al transporte entre París y el aeropuerto internacional Charles de Gaulle, cuando manifestantes atacaron con piedras dos trenes en la estación Le Blanc-Mesnil.

Un sindicato que representa a policías describió la situación como una "guerra civil", desencadenada por la muerte de dos jóvenes de origen árabe en una presunta persecución policial, y pidió al ministro del Interior que impusiera un toque de queda en las zonas más conflictivas.

"Es una situación dramática y los acontecimientos puedan incluso empeorar esta noche [por anoche]", dijo Francis Masanet, secretario general del sindicato de policía UNSA.

"Todo esto es inaceptable", declaró ayer el primer ministro francés, Dominique de Villepin. "El Estado no se rendirá -agregó-. El orden y la justicia en nuestro país tendrán la última palabra." Villepin, quien aplazó una visita a Canadá por la crisis, mantuvo ayer dos reuniones de emergencia: una con los ministros del gobierno y otra con las organizaciones no gubernamentales implicadas en los problemas en los guetos de los suburbios en Francia.

El premier incluso dejó de lado su rivalidad con el ministro del Interior, Nicolas Sarkozy, y le agradeció su "movilización", pese a que este último fue duramente criticado por su forma de manejar la crisis.

En una muestra de la gravedad de la situación, el diario más vendido en Francia, France Soir, tituló en tapa ayer: "Se quema Francia", con una foto de Sarkozy y de Villepin entre las llamas.

 Temor a la radicalización

La espiral de violencia comenzó la semana pasada, cuando dos adolescentes murieron electrocutados el jueves en Clichy-sous-Bois cuando aparentemente trataban de huir de la policía. El fiscal de Bobigny, François Molins, dijo ayer que los jóvenes no estaban siendo perseguidos y abrió una investigación.

Las muertes de estos dos jóvenes desencadenaron una rebelión que se extendió esta semana a gran parte de los alrededores de París. Especialmente después de que Sarkozy, aspirante a la presidencia en las elecciones de 2007, calificara de "canallas" a los manifestantes y afirmara que "limpiaría [las calles] a lo Karcher", una conocida marca de aspiradoras.

El presidente de Francia, Jacques Chirac, intentó anteayer bajar el tono: dijo que si bien "hay que aplicar la ley con firmeza", se debe tener en cuenta que "la ausencia de diálogo y la escalada de la falta de respeto conducirán a una situación peligrosa".

La violencia ilustra una vez más el fracaso de la integración de los jóvenes de origen extranjero y el fenómeno de los suburbios convertidos en guetos, problema que los sucesivos gobiernos no han conseguido solucionar desde hace 25 años. El canciller francés, Philippe Douste-Blazy, advirtió ayer que Francia corre el riesgo de perder "la batalla de la integración" en los barrios periféricos y de ver instalarse allí "una radicalización de movimientos políticos basados en la religión".

Agencias AFP, Reuters y ANSA


Fuente: diario La Nación, de Buenos Aires, Argentina; 4 de noviembre de 2005.