Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 6141 al 6160 
AsuntoAutor
solicitud de infor daniel c
Re: NoticiasdelCeH UNTREF-G
1235/05 - Puerto R Centro H
1234/05 - México - Centro H
Re: NoticiasdelCeH claudia
Re: NoticiasdelCeH María de
Re: NoticiasdelCeH Sandra G
1236/05 - Nuevas f Centro H
1244/05 - México - Centro H
1243/05 - Espacios Centro H
1245/05 - Argentin Centro H
Re: {posible spam} Fernando
1242/05 -La batall Centro H
1241/05 - Argentin Centro H
1240/05 - España - Centro H
1239/05 - NUEVA OR Centro H
1238/05 - Brasil - Centro H
FE DE ERRATA-solic UNTREF-G
1237/05 - Los cont Centro H
Re: NoticiasdelCeH Jimena G
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 6368     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 1236/05 - Nuevas formas de organización territorial en los procesos de integración
Fecha:Martes, 27 de Septiembre, 2005  07:19:25 (-0300)
Autor:Centro Humboldt <humboldt @...........ar>

NCeHu 1236/05
 

 

 “Nuevas formas de organización territorial en los procesos de integración.

El caso de la Microrregión Cordillerana Sur Neuquina”[1][1]

 

 

Mirian Noemí Cardone*

 

 

Introducción

 

La  reestructuración económica neoliberal de las últimas décadas, ligada a los avances científico-tecnológicos, llevó a los países y regiones a dinamizar los vínculos de integración, cooperación y asociación de intereses, fundamentalmente económicos, emergiendo nuevas formas de organización territorial.

Dicha organización está, en buena medida, determinada por la formación de espacios de flujos en constante evolución donde el tiempo se hace instantáneo a escala planetaria, alterándose significativamente la relación espacio/tiempo.

La progresiva apertura de los mercados y las nuevas tecnologías de la información han propiciado un aumento sin precedente de flujos materiales e inmateriales y una creciente interdependencia entre territorios a escala mundial que desbordan las fronteras de las propias naciones con la consiguiente pérdida del rol del Estado-Nación.

Surgen, entonces nuevas organizaciones, producto de las acciones promovidas desde los niveles locales y supranacionales.

Ello significó, a nivel supranacional, la formación de los bloques  de mercado internacionales (UNIÓN EUROPEA, NAFTA, MERCOSUR) con distinto grado de maduración. Es decir, el agrupamiento de países con marcadas asimetrías estructurales, que se vienen relacionado desde tiempo atrás a quienes conviene abrir  sus fronteras para aprovechar la ventajas de complementariedad, centralizadas por las empresas multinacionales.

Y a nivel local, el agrupamientos de municipios con  un rol revitalizador en la búsqueda de la cooperación regional/local y una mayor inserción externa.

En este contexto se renueva, en la década de los años ’90, el proceso de cooperación-integración de Argentina con Chile y en particular en la Microrregión Cordillerana Sur Neuquina con sus pares tras-cordilleranos.

El proceso a nivel regional y local es el resultado de objetivos y acciones que se llevan a cabo en  espacios fronterizos como el que nos ocupa, estableciéndose, entre este tipo de comunidades, desde vinculaciones de tipo  familiar, laboral, socio-cultural o de orden político hasta la complementación económica o abastecimiento de bienes de consumo y servicios.

Se relacionan  y dinamizan en conjunto estructuras físicas, económicas y sociales  complejas, que aunque no necesariamente deben estar localizadas en las inmediaciones de la frontera, su vinculación se realiza a través de la misma. Se van conformando así “espacios de integración” argentino-chilenos, que ocupan partes de estos territorios fronterizos y cuyas formas y funciones cambian. El objetivo de esta ponencia es presentar la constitución y dinámica de esta nueva organización territorial a partir de los procesos de integración local y extra-local, en la Microrregión Cordillerana Sur Neuquina, observándose las restricciones de funcionamiento.

 

 

La Microrregión Cordillerana Sur Neuquina, puerta de conexión binacional

Comprendida  por los Departamentos de Aluminé, Huilliches, Lácar y Los Lagos (Fig.Nº1) en el sudoeste de la Provincia del Neuquén, con una superficie cercana a los 18.000 km2 (20% de la superficie total de la provincia) y una población de 52.008  habitantes (2001) cifra que representa  poco más del 10% del total de los habitantes de la provincia, se presenta como la puerta de conexión argentino-chilena  a través de los  pasos cordilleranos de Icalma al norte, Mamuil Malal al centro ,Cardenal Samoré al Sur y otros de menor importancia.

Estos pasos, junto al de Pino Hachado, principal acceso del Corredor Comercial Bioceánico Sur, son los principales vinculantes con el país vecino a la altura de la Nord-Patagonia , su uso se extiende a toda la población que provenga de otras partes de la región, el país o el extranjero.

El flujo de mercancías y personas es esencialmente de carácter vecinal,  en su mayoría trabajadores, por lo general chilenos en busca de empleo en territorio argentino,  de intercambio comercial y turístico, moviéndose un total de 400.000 personas por año.

 

 

 

 

 

 

                    MICRORREGION CORDILLERANA SUR NEUQUINA

            Escenario de las transformaciones en el contexto de la integración

 

                                                                                                                             Figura Nº 1                                                                                                                                                                                                                                

 

                   

Po. ICALMA

 

Po. CARDENAL

     SAMORÉ

 

Po. PINO HACHADO

 

 

Po. MAMUIL

MALAL

 

REPUBLICA  ARGENTINA

           PROVINCIA   

         DEL NEUQUEN

 
                                                                             

                                                                                                     

                                                                                                                 

Fuente: Elaboración de la autora Mirian Cardone (MC)  sobre la base del Atlas de la

Provincia del Neuquen, Departamento de Geografía, UNCo, 1982.    

Antecedentes de la vinculación con Chile

Este espacio trascordillerano de la Provincia del Neuquén presenta, al igual que el resto de la Patagonia, una fuerte vinculación con las regiones chilenas colindantes, desde antes de la conquista[2][2]. Los pueblos de raza mapuche, se erigieron en los principales actores del proceso facilitado por los pasos naturales de la Cordillera de los Andes.

Es así como el territorio, se fue organizando con una existencia propia basada en la fácil accesibilidad de la Cordillera de los Andes, que permitió a través de sus valles transversales un contacto mutuo entre ambas sociedades.  Ello indica que los elementos fisiográficos tuvieron un particular significado desde los inicios del proceso de vinculación-integración entre estos pueblos. 

Mas recientemente, en las últimas décadas del Siglo XX, se reafirman estos contactos. El nuevo modelo basado en el caso de Argentina y Chile en la reprimarización de sus economías y la necesidad de expansión de sus exportaciones- con algunas diferencias temporales entre ambos espacios-, sumado a  la desmilitarización de las fronteras, la desmitificación y decadencia de la ideología de la soberanía nacional,  la pérdida de vigencia de la doctrina de seguridad nacional y la solución de los conflictos limítrofes en ambos países, permitieron que tomen fuerza las iniciativas de integración.  Hoy se perfilan en un nuevo contexto nacional y mundial que impone la apertura en los sistemas económicos nacionales para la puesta en marcha de acciones integracionistas.

 

La microrregión y la nueva organización territorial

El nuevo rumbo que toma el proceso de integración con Chile está estrechamente ligado a las acciones, políticas y normativas extra-locales; se encuadra en el marco general del MERCOSUR, en el Tratado de Paz y Amistad, celebrado entre Chile y Argentina (1985) en los acuerdos que establece la Provincia del Neuquén con la IX y X Región y los específicos a nivel local. La Microrregión, inserta en  la Provincia del Neuquén   participa de acuerdos, convenios y protocolos  con los actores públicos y privados de las regiones y alcaldías chilenas colindantes, en los que  deja explícita la posición respecto a consolidar  vínculos de cooperación e integración. Estos vínculos se manifiestan en un ámbito regional y entre las comunidades ubicadas muy próximas entre sí a uno y otro lado de la frontera.

Las políticas impuestas en este proceso de vinculación, cooperación-integración han incidido en el ámbito de la Microrregión desde distintos niveles de acción:

(I)                  el  macrorregional, representado por el MERCOSUR con la puesta en marcha del Corredor Comercial Bioceánico Nordpatagónico;

(II)                 el regional al crearse el Comité de Integración “Región de los Lagos” y

(III)                el nivel local con la Asociación  de Municipalidades de Integración Binacional (AMIB) y otras asociaciones o convenios que se fueron estableciendo entre dos o más localidades trascordilleranas puntuales, reafirmándose el rol de los municipios como actores  necesarios del proceso  de  integración.  Los distintos niveles  de acciones se corresponden con las escalas geográficas en que se produce el proceso, las que se representan  en el siguiente Cuadro.

La Microrregión Cordillerana Sur Neuquina y las escalas geográficas de la integración

Nivel de Acciones

Actores

 Escalas de la integración

I   MERCOSUR

- Acta Integ. Arg. Brasil  (1986). Programa de Integración y Coop. Económica. (PICE)

- T. de Integración Coop. y Desarrollo (1989)

- T. de Asunción (1991) const. definitiva Mercosur

- D. Conj. Presidencial  (1991)

- A. de Complementación Econ. (ACE-1991)

 

 

 

- Tratado de Paz y Amistad,  (1985)

- Acta Acuerdo Corredor  Bioceánico T. del Sur (2000)

 

 

 

  Poder Ejecutivo Nacional Cancillerías, Argentina-Brasil

Empresarios

 

 

Poder Ejecutivo Nacional-Cancillerías miembros Mercosur

Empresarios

 

 

 

 

Poder Ejecutivo Nacional Cancillerías, Argentina-Chile

 

Poder Ejecutivo Provincial y Regional, Empresarios   

 

Integración macrorregional

 

Bloque del Mercado Común del cono Sur: Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay, (Chile y Bolivia, adherentes).

 

 


Área Corredor Comercial MERCOSUR,Brasil(proyectado)

 

 

 


Área del Corredor Comercial Bioceánico Trasandino del Sur (Pto. Bahía B. Provincia del Neuquén y Río Negro, VIII, IX y X Región de Chile, Brasil)

 

II  Comité de Integración  Encuentro Comité de Frontera (S.C. Bariloche,1991)

- Acta creación “Comité Región de los Lagos” (1991)

Ministerio de Relaciones Exteriores- Cancillerías.

Poder Ejecutivo y Legislativo  Organismos públicos de nivel Provincial y Regional Empresarios y gremios afines Comunidad

 

Integración regional

 

Zona norte: Provincia del Neuquén y VIII y IX Región de Chile

III   Asociación de Municipalidades por la Integración Binacional

             (AMIB)

- 1º y 2º Foro Alcaldes Chilenos e Intendentes Argentinos (S. Carlos Bariloche, mayo 2000 y Pucón, julio 2000)

- Acta fundacional de la AMIB (Pucón, 2000)

- 2ª Reunión de la AMIB( Junín de los Andes, septiembre 2000)

-3º Reunión de la AMIB (Villa La Angostura, marzo 2001)

- Acta de Intención definitiva de la AMIB,(Junín de los Andes, junio 2001)

­­­­­---------------------------------------

Asociaciones de Municipios

-Ej.“Comité Pro Paso Mamuil Malal” Acta fundacional (1995)

Convenios de Hermandad y Cooperación: Integ. Turíst ica, Deportiva y Cultural (1996)

Alcaldes, Intendentes, Concejales, Presidentes de Comisiones de Fomento, Comunidad

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

---------------------------------------

 

  Alcaldes,   Intendentes

Comunidad         

Integración local

 

“Los Lagos -Araucanía”: Municipios de la Microrregión Cordillerana Sur  y zona centro de la Provincia del Neuquén,  la IX Región y Valdivia, de la X Región de Chile.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

---------------------------------------

 

Junín  de los Andes, Villarrica, Pucón y Curarrehue

 

Fuente: Elaboración de la autora (MC) en base a los contenidos temáticos analizados en el estudio y proceso de investigación.

 

En este caso en particular y por necesidad de acotar la ponencia, me referiré a los espacios de integración de los niveles II y III.

 

La  “Región de Los Lagos” y las funciones actuales

            Este espacio de integración regional (II), producto de la nueva concepción de apertura y vinculación con el país vecino, comprende  las provincias argentinas del Neuquén, Río Negro y Chubut y las regiones chilenas VIII, IX, X y XI.  Gestionado por el Comité de Frontera “Región de Los Lagos”,  se constituyó definitivamente en  el Encuentro realizado  en la ciudad de Bariloche (Pcia de Río Negro) en 1991[3][3].

            Por razones operativas se dividió en dos: el de la zona norte,  integrado por la provincia del Neuquén,  a la que pertenece la Microrregión y las regiones  VIII y IX de Chile,  (Fig. Nº16 ) y el de la zona sur comprendido por las provincias  de Río Negro y Chubut  y las regiones X y XI de Chile.

Los Comités de Frontera se constituyeron con el fin de activar todos los mecanismos tendientes a lograr la integración regional fronteriza. Como organismos que  regulan y gestionan las regiones para la integración, se fundan (1987) sobre la base de experiencias y resultados del funcionamiento de otros  localizados en las fronteras con Paraguay, Brasil y Uruguay.

Impulsados desde los niveles políticos de mayor jerarquía como el Poder Ejecutivo  y el Ministerio de Relaciones Exteriores de ambos países, lo  integran  representantes de las provincias argentinas y de las regiones chilenas y  funcionarios de los organismos con competencia en el control fronterizo. También  participan representantes de las entidades privadas de cada país con competencia en el ámbito de las diversas áreas y actividades del Comité .

Presididos conjuntamente por los cónsules argentinos y chilenos de la jurisdicción, operan en un principio como mecanismos internacionales de información y consulta entre los sectores regionales y las autoridades gubernamentales de ambos países. Sus propósitos son atender  a nivel nacional, provincial, departamental o local distintas problemáticas relacionadas al movimiento de personas, bienes, vehículos, comunicaciones, intercambio comercial y turístico,  cooperación en servicios,  gestión de proyectos, asuntos culturales y sociales de la frontera así como toda labor destinada a la profundización de la integración regional y fronteriza. Desde el punto de vista jurídico se erigen en los máximos organismos para efectivizar las acciones en el área de frontera.

Las decisiones tomadas en estos comités se aprueban por consenso y luego son las respectivas Cancillerías las que aprueban, confirman o rechazan las decisiones propuestas por cada Comisión de Trabajo del Comité. Ello implica una dependencia directa del “poder de decisión” de las Cancillerías para que se materialicen las propuestas.

A lo largo de más de10 años de funcionamiento se fueron ampliando  sus mecanismos y funciones. A partir del año 2000 se lo denomina Comité de “Integración Región de Los Lagos” en lugar de Comité de Frontera, con el énfasis de afianzar el proceso de referencia. Se establecen en la estructura de trabajo, siete Comisiones con  Subcomisiones y tres Foros institucionales los que se pueden ampliar según  futuras necesidades. Éstos dan cuenta de la variedad de temáticas y problemáticas analizadas y de los actores involucrados.

A partir del año 2001 se reorganiza el funcionamiento del Comité  al constituirse la “I MESA POLITICA BINACIONAL”y el COMITÉ PERMANENTE DE SECRETARIOS /GERENTES EJECUTIVOS DE INTEGRACIÓN. Estos se constituyen en los órganos ejecutivos del proceso, es decir que sus acciones son las de asesorar, coordinar y ejecutar las directrices que emanen de la Presidencia, de la Secretaría y de la Mesa Política de los encuentros y por lo tanto constituirse en interlocutores directo de los Presidentes y Secretarios de las Comisiones, Subcomisiones y los Foros.

Del análisis exhaustivo de las memorias de los distintos Encuentros de los Comités, se destacan principalmente los debates orientados a facilitar la circulación y lograr la complementación económica. El curso de la investigación orientó la siguiente pregunta: cuál es el mecanismo de acción del conjunto y cuál el poder de decisión de estos órganos?, respuestas que encontramos al participar de las actividades realizadas en los distintos encuentros del Comité “Región de Los Lagos”. En estas y otras instancias  se participó activamente a través de debates e intercambio de opiniones como docente e investigadora de la Universidad Nacional del Comahue, situaciones en las que a la vez que se aportaron ideas y propuestas, se enriquecieron los conocimientos sobre el proceso de la realidad estudiada [4][4].

Una cuestión fundamental que se constató fue que, el Comité no tiene poder de decisión por sí mismo sino que depende de las Cancilllerías, hecho que se  enunció pero pudo constatarse al participar en los debates de las  Comisiones. Las Comisiones con sus correspondientes Subcomisiones y los Foros se constituyen en los núcleos fundamentales para llevar a cabo  diálogos de acercamiento e ideas para los acuerdos en materia de complementación e integración económica y social, cooperación y facilitación fronteriza entre los representantes de organismos y entidades de ambos países. La consigna es mejorar las condiciones y funcionamiento de diálogo, hacer más eficaz la toma de acuerdos, articular relaciones para ir conformando una estructura institucional binacional responsable de la gestión y la dirección del proceso de integración de regiones y provincias que son miembros del  Comité de Integración, esa es su función específica poniendo los resultados a disposición de las Cancillerías.

También nos preguntamos qué nuevas funciones adquiere el Comité con la creación  reciente de la MESA POLITICA BINACIONAL y la  COMISIÓN PERMANENTE DE LAS GERENCIAS EJECUTIVAS de ambos países? Pudo inferirse que  el interés de su creación es fundamentalmente  efectuar el seguimiento de acuerdos y propuestas de las Comisiones y Subcomisiones. Pero esta nueva situación no cambia el poder de decisión que sustenta el Comité. Queda claro que la creación de estas representaciones tiene como propósito  agilizar y dar mayor ejecutividad a los trabajos que el Comité efectúa, pero la toma de decisiones sigue dependiendo del poder central, es decir que sigue sustentado por las Cancillerías de los respectivos países.  Creemos que la excesiva burocracia y la centralización del poder dificultan la materialización de las transformaciones necesarias para afianzar el proceso  de integración,  cuyo debate se origina en el seno de las bases. Por otro lado también pudo constatarse que es un proceso lento, abundante en discurso más que en acciones.

 

 Los municipios, actores de la conformación de un nuevo subespacio de integración local (III)

Sirviendo como antecedente la región para la integración gestionada por el Comité “Región de los Lagos” a la que se hizo referencia,  se produce una nueva transformación político-institucional, de connotaciones importantes para el espacio de estudio el que no queda ajeno a estos cambios, se convierte en centro de atención y gestión local. 

Asimismo, sirven de antecedentes otras  acciones que llevan a cabo los actores públicos y privados de algunos municipios de la microrregión. Estos inician, en las últimas décadas del siglo XX, diversas acciones tendientes a incrementar  la integración en aspectos relacionados a la priorización, optimización y transitabilidad de los pasos trascordilleranos, a cuestiones económicas, deportivas y culturales.

Interesa destacar   por su trayectoria y  promoción de actividades y eventos con sus pares chilenos, la labor del denominado “Comité Pro Paso Mamuil Malal”,  liderado por Junín de los Andes y las localidades de Villarrica, Pucón, y Curarrehue del lado chileno; también por su participación activa en los encuentros binacionales, exponiendo necesidades, estrategias, inquietudes y recomendaciones en materia de integración. En forma mancomunada, los sectores privado y público concretan la priorización del paso Puesco-Tromen, hoy Mamuil Malal, arman estrategias de desarrollo regional conjunto con la propuesta de optar por el turismo como  eje principal de desarrollo para el área y establecer una estrecha vinculación cultural y deportiva entre los pueblos que lo integran.   La iniciativa y trabajo de este organismo apoyados por la comunidad en su conjunto, se constituyen en un ejemplo para las otras localidades argentino-chilenas que integran la Microrregión, encaminadas a concretar similares objetivos.

 

Del Primer FORO DE ALCALDES CHILENOS E INTENDENTES ARGENTINOS (2000)   surge formalmente “la voluntad de unirse en una organización a favor de la integración, el intercambio fluido y la transferencia científica, técnica y tecnológica”[5][5]. Se produce entonces  una nueva forma de gestión político-institucional  atendiendo los intereses particulares de los municipios y alcaldías en materia de Integración.

Alcaldes e Intendentes con criterios homogéneos en materia de representatividad, de metodología de funcionamiento del foro y de desarrollo y cooperación integrada, adoptan unánimemente a la ASOCIACIÓN DE MUNICIPALIDADES POR LA INTEGRACIÓN BINACIONAL (AMIB, nivel III) como Institución congregante; la idea se materializa  en Pucón, (Chile) en julio del 2000 donde tiene lugar el acta fundacional. Estos hechos  marcan una nueva etapa en la gestión de estos territorios en el contexto de la integración.

Esta nueva forma de organización, la AMIB, reestructura nuevamente la jurisdicción y dinámica de funcionamiento del nivel municipal de la “Región de los Lagos”. Esto es así porque si bien la componen los municipios del ya mencionado Comité de Integración Región de Los Lagos, se produce una nueva  agrupación de los mismos en la búsqueda de una mejor organización y un nuevo funcionamiento ampliándose los objetivos que impulsan la integración.

Cabe aclarar que la “Región de Los Lagos”, como espacio de integración sigue igualmente funcionando, gestionada por el Comité de Integración homónimo. Mientras la AMIB se constituye en el organismo que rige el espacio de integración local-fronteriza de mayor importancia en el norte patagónico.

Está dividida en cuatro micorregiones[6][6], identificadas según perfiles histórico-culturales y productivos de los municipios que la componen, destacándose para el caso que nos ocupa la B), denominada Los Lagos/Araucanía e integrada por los municipios del centro y sur de la Provincia del Neuquén, abarcando la Microrregión en estudio  y las alcaldías de la IX Región más la provincia de Valdivia, esta última localizada en la X Región [7][7].

Además se contempla que  podrá ampliarse la jurisdicción a otros municipios argentinos y  chilenos, quedando abierta a una nueva reestructuración.

 

La Microrregión es parte de la Asociación de Municipalidades para la Integración Binacional. Efectivamente, los municipios que la integran (comprendidos en la jurisdicción II como se señalara), participan en forma activa de los encuentros, debates y cumplen funciones jerárquicas, destacándose  particularmente las acciones propiciadas por Junín de los Andes, centro  pionero e impulsor de la integración.

La AMIB funciona con un órgano ejecutivo conformado por tres representantes del sector argentino, más tres del sector chileno, con una duración de un año en sus funciones, y una asamblea de representantes compuesta por los Acaldes e Intendentes, concejales o funcionarios designados en su reemplazo. La dinámica contempla reuniones previas y  las del Comité de Integración Región de Los Lagos  órgano base. El Acta de Intención se formaliza un año después, en el 2001 en Junín de los Andes, quedando explícita la realización de encuentros binacionales de los gobiernos locales como contraparte al Comité de Integración, generándose acercamientos más efectivos y continuos, incluyendo  equipos técnicos y administrativos.

Se proponen primordialmente:

-          Identificar y difundir las ventajas competitivas caracterizadas por la alta calidad de su oferta turística y promover los productos turísticos integrados a nivel nacional e internacional. Para ello, están gestionando, se arbitren las medidas políticas y económicas a nivel local, provincial, regional o nacional para  eldesarrollo de infraestructura y comunicaciones.

-          Constituirse en interlocutor válido del sector público ante los organismos oficiales locales, provinciales y nacionales con el propósito de que se dicten normas de legislación común a ser aplicadas en el ámbito de la Asociación.

La metodología de trabajo interna consiste en la discusión en comisiones,  de distintos ejes: político-institucional, económico-productivo con fuerte acento en la dimensión económica, tal como lo hemos visto en los objetivos que persiguen, principalmente hacia  el turismo, y un eje orientado a lo socio- cultural  y a la educación. El accionar externo se encamina a generar una agenda de audiencias con autoridades nacionales y provinciales vinculadas a los distintos ejes de discusión.

Ha podido inferirse de los debates sostenidos en los que se participara[8][8], que si bien las acciones de la AMIB se enmarcan en el Comité de Integración, existe una fuerte intención de peticionar directamente  a las autoridades involucradas, buscando caminos y respuestas más directas para agilizar el proceso, esta es una de las particularidades que le dan sentido a su creación.

En la búsqueda de reafirmar su poder de gestión  propician que “la iniciativa debe ser de los Municipios, sin esperar a la Provincia o Nación, debemos ser cazadores de los mercados. Esto implica un compromiso muy fuerte. Definir la vocación geográfica implica generar una unidad de negocios global, que cumpla la función de articulador”... “el Municipio debe ser coordinador, gestor de la actividad económica-productiva y de servicios”...“profundizar la autonomía propia de los municipios para determinar su propio accionar, queremos ir directamente a las cuestiones prácticas de estos entendimientos para que no se queden en planteos” [9][9].

Ello significa accionar en forma independiente de los otros niveles, provincial, regional o nacional, generando negocios en conjunto, nucleados en la  Asociación. La idea, entonces, es tomar la iniciativa contemplando las condiciones geográficas de sus respectivos espacios y ampliar los mecanismos para el logro de mayores recursos, comprometiendo a ambas Cancillerías ya  que, en definitiva son, como se ha remarcado, las que sustentan el poder de decisión.

Las acciones de la AMIB donde está comprendida la Microrregión, se han encaminado principalmente a la búsqueda de la flexibilización en la circulación y la complementación económica. Así por ejemplo se ha solicitado a las autoridades pertinentes (Gobernadores, Intendentes, Alcaldes, Organismos de Turismo, Transporte, Vialidad de ambos países) una urgente definición en la priorización y el mejoramiento de pasos fronterizos como los de Icalma, Carririñe y Hua-Hum; la dotación de equipamiento e infraestructura vial para favorecer el comercio; el incremento de la señalización vial y turística en ambos países; asimismo se viene solicitando que se homologue la categorización hotelera, agilicen las normas de circulación; se efectúen talleres de capacitación referente a las reglamentaciones del turismo de aventura, alojamientos y guías turísticos,  etc. a través de Centros de Altos Estudios, Cámaras de Turismo o de los propios Municipios, entre otros aspectos.

Se sostiene que el desarrollo regional está estrechamente ligado a la actividad turística siendo primordial mejorar la infraestructura vial, edilicia y de servicios de los pasos a ambos lados de la frontera.  Teniendo en cuenta el entorno natural y cultural propicio, ven en el Turismo una excelente oportunidad; coinciden en que es “una herramienta incuestionable productora de beneficios económicos es el desarrollo turístico, ya que se ha perdido competitividad en el rubro agropecuario, industrial y tecnológico(...), los incomensurables recursos naturales y culturales atractores del turismo no pueden ser fabricados fácilmente (...) nos otorgan una ventaja competitiva capaz de atraer a los residentes en las grandes urbes de ambos países, turismo interno regional, y al turismo internacional de los países desarrollados”[10][10] .

Apoyan la propuesta de promoción turística integrada de la Región de los Lagos para captar mercados nacionales e internacionales, favoreciendo la creación de un Organismo Binacional y Mixto con recursos financieros aportados por ambos países. Inician así la organización de actividades como las de Workshop  en el ámbito de la Microrregión (AMIB Los Lagos/Araucanía) con la convocatoria a operadores turísticos y medios de difusión; la realización de Famtours para operadores turísticos, siguiendo el ejemplo de Villa La Angostura y Osorno y se organizan talleres de capacitación como el de Pesca Deportiva en la ciudad de Junín de los Andes, centro de alta jerarquía en la pesca, de alcance internacional. Los municipios de la Microrregión con Junín de los Andes a la cabeza, se constituyen en los pioneros de las acciones mancomunadas que  va generando el nuevo organismo.

 

Fortalecimiento, restricciones y propuestas del nivel local

En el transcurso de la investigación realizada se comprobó que en el ámbito de la Microrregión, el nivel local ha ganado posición, se fortalece al conformarse un espacio municipal de integración comandado desde la Asociación de Municipalidades (AMIB). Por lo tanto se reafirma el rol de los municipios como actores necesarios del proceso  de  integración, por ser el nivel de gobierno más cercano al conocimiento y a las respuestas requeridas por la comunidad. Se afirma a su vez, el reconocimiento de que  la comunidad, con sus necesidades y aspiraciones, es el elemento básico del proceso, al mismo tiempo que la consigna es profundizar la democracia, generando instancias propias de participación ciudadana. “Los Gobiernos Locales de elección popular son la expresión y representación de los ciudadanos, como tales deben liderar el proceso de integración, promoviendo e incluyendo a todos los sectores sociales, económicos, culturales de sus comunidades”[11][11].

No obstante, se enfrenta con fuertes restricciones en el camino hacia la transformación. Entre ellas se consideran relevantes, las siguientes:

-          Escasa  autonomía  de decisión en relación al poder central;

-          Trabas burocráticas desde los niveles nacional, regional y  provincial;

-           Falta de coordinación política entre Provincias y Regiones dificultando las acciones a nivel local;

-          Ausencia de marcos legales binacionales y convenios compatibles  para temáticas comunes;

En la búsqueda de afianzar este nuevo rol, los Municipios y Alcaldías de la AMIB, proyectan, entre otros:

-          Implementar Planes Estratégicos de Desarrollo, a partir de los cuales se planteen nuevas alternativas económicas y productivas, con la participación activa de todos los sectores de las comunidades que integran la AMIB. En consecuencia la temática de la Integración deberá ser parte de las Planificaciones Estratégicas que están llevando adelante algunas Municipalidades en Argentina y en Chile en el obligatorio Plan de Desarrollo Comunal.

-          Impulsar la Institucionalización de la Integración, considerando un primer paso la inclusión del concepto de Política y Programa de Integración binacional en los instrumentos de planificación y desarrollo de cada Gobierno Local; 

-          Fomentar la complementación económica con propuestas muy variadas: erigirse en promotores del desarrollo económico local analizando la conveniencia de pasar de la ganadería al Turismo y al Agroturismo; propuesta que se condice con las tendencias actuales;

-          Crear instrumentos de apoyo y organización para la exportación y el comercio exterior,  parques tecnológicos, capacitación y recalificación de recursos humanos locales, formación empresarial, promoción del empleo, generación y apoyo de PYMES, micro-emprendimientos, empresas y organizaciones cooperativas, mejoramiento y diversificación productiva, combinadas y coordinadas a ambos lados de la frontera;

-           Agilizar los mecanismos de circulación comercial, eliminando trabas burocráticas;

-          Crear políticas sanitarias locales  para el saneamiento ambiental (Hanta-virus);

-          Detectar, acompañar e inducir a productores y empresarios locales que estén en condiciones de ofrecer productos y servicios incentivando el intercambio; fomentar e instrumentar negocios binacionales;

-          Crear una imagen publicitaria de Integración binacional y difundir los aspectos normativos para las inversiones en el ámbito local. Las intenciones y acciones de los Alcaldes del sur de Chile e Intendentes de la Microrregión coinciden en la necesidad de  crear “directrices legislativas compatibles en temas comunes” y  “una imagen publicitaria de integración binacional para difundir los aspectos normativos que permitan captar inversiones en áreas económicas a nivel local”[12][12];

-          Adoptar medidas de índole ambiental, como el  incremento en el control de la pesca deportiva y la creación de puestos de guarda-faunas honorarios desde los clubes de caza y pesca con el fin de reforzar la dotación de los existentes;

Desde la concepción geográfica se resalta el hecho de que sus objetivos aspiran ampliar el concepto de “frontera”  al de “región bioceánica”, apoyando asimismo la puesta en marcha de los corredores comerciales bioceánicos. La creación de la región bioceánica significa extender territorialmente la participación en la AMIB a otras comunidades, aunque no estén estrictamente localizadas en la frontera. De tal forma, la proyectada región abarcará a todos los municipios que se sumen a la Asociación y compartan sus objetivos, ampliándose el espacio de integración local.

 

 

Reflexiones finales

La gestación de espacios funcionales al proceso de integración estableció un nuevo orden territorial, comandado desde distintos niveles, macrorregional, regional y local. Las transformaciones hasta la constitución definitiva de estos espacios  tuvieron distintas connotaciones  a través del tiempo[13][13]. Arrojaron por resultado la constitución  de un espacio de integración regional, comandado desde el Comité de Integración “Región de los Lagos”(1991) del cual forma parte la microrregión. Pero finalizada  la década del ‘90, se desprende una nueva organización con sentido integracionista, propiciada por Intendentes y Alcaldes argentinos y chilenos del referido  Comité. Es la denominada,  “Asociación de Municipalidades por la Integración Binacional” (AMIB) donde quedan comprendidos  los municipios de la Microrregión; son parte de este espacio para la integración junto a las alcaldías de las IX y X regiones  de Chile.

Mientras el Comité de Integración “Región de los Lagos”se erige en el Órgano máximo de fomento a la integración regional,  la AMIB lo es a nivel local-municipal.

De la conformación de la AMIB, surge como conclusión relevante el fortalecimiento del nivel local. Los móviles que impulsaron una  mayor participación fueron signados  por el objetivo de lograr una presencia más efectiva y permanente y elevar el protagonismo para no quedar excluidos en un mundo cada vez más competitivo y fragmentario. No obstante el fortalecimiento alcanzado por este nivel, sigue existiendo una estrecha dependencia de los niveles jerárquicos en la toma de decisiones, siendo las Cancillerías de ambos países las que en definitiva resuelven, por lo tanto ésta sigue siendo una fuerte restricción a la hora de materializar los proyectos que surgen desde el nivel de base. Este por su parte emprende un camino sustentado en un fuerte convencimiento de adquirir mayor independencia y poder de decisión frente a los estamentos superiores.

Este espacio de investigación queda abierto para seguir reflexionando acerca de un proceso que es nuevo en el tiempo y que necesariamente requiere de los aportes de distintas disciplinas como la política,  sociología, la historia y la geografía, ámbito disciplinar, este último, desde el cual surgió este trabajo de investigación.

 

 

Bibliografía específica

 

-         BANDIERI, Susana (2001) “Estado Nacional, Frontera y relaciones fronterizas en los andes Nordpatagónicos: Continuidades y rupturas”en Cruzando la Cordillera.... La frontera argentino-chilena como espacio social, Centro de Estudios de Historia Regional, CEHIR,  Facultad de Humanidades, Universidad Nacional del Comahue, Neuquén (Argentina).

-        DI FILIPPO, Armando y FRANCO Rolando (2000): Integración regional, Desarrollo y Equidad, Siglo XXI Editores, CEPAL, México.

-        LAURELLI, Elsa, MONTAÑA, Elma y SCHWEITZER, Alejandro (1998): “El despliegue Territorial de la Reestructuración Económica y los procesos de Integración” en Globalización y Territorio, Impactos y Perspectivas. Fondo de Cultura Económica. Pontificia Universidad Católica de Chile, Santiago (Chile) p. 503-533.

-        LAURÍN, Alicia (1997): Del Área de frontera a la región fronteriza: el caso de la Provincia del Neuquén, Tesis de Maestría en Ciencias Sociales aplicadas, Universidad de la Frontera (Chile), inédito.

 

Informes

-        COMITÉ DE INTEGRACIÓN MAMUIL MALAL, NICOLETA MARÍA SUSANA (1998) Informe “Paso Internacional Mamuil Malal”, Junín de los Andes, Provincia del Neuquén (Argentina).

 

Actas y Acuerdos

-           Actas  XII, XIII, XIV, XV, XVI, XVII, XVIII,  Encuentros Comité de Integración “Región de los Lagos” (1995-2001).

-           Acta Fundación de Asociación de Municipalidades por la Integración Binacional, A.M.I.B (2000).

-           Actas del Primer, Segundo y Tercer Foro de Alcaldes Chilenos e Intendentes Argentinos (2000 y 2001).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Título de la Ponencia

 

“Nuevas formas de organización territorial en los procesos de integración.

 El caso de la Microrregión Cordillerana Sur Neuquina”[14][14]

 

 

Mirian Noemí Cardone*

 

 

 

Resumen

 

La  reestructuración económica neoliberal de las últimas décadas, ligada a los avances científico-tecnológicos, llevó a los países y regiones a dinamizar los vínculos de integración, cooperación y asociación de intereses, fundamentalmente económicos, emergiendo nuevas formas de organización territorial.

Se relacionan  y dinamizan en el espacio un conjunto de estructuras físicas, económicas y sociales  complejas, que aunque no necesariamente deben estar localizadas en las inmediaciones de la frontera, su vinculación se realiza a través de la misma. Se van conformando así “espacios de integración” argentino-chilenos, que ocupan partes de estos territorios fronterizos y cuyas formas y funciones cambian.

 El objetivo de esta ponencia es presentar la constitución y dinámica de esta nueva organización territorial a partir de los procesos de integración local y extra-local, en la Microrregión Cordillerana Sur Neuquina, observándose las restricciones de funcionamiento.

 

 

                                   

 

 





 

[1][1] Parte de uno de los capítulos de la tesis doctoral de mi autoría, titulada: “La reestructuración territorial del Area Cordillerana Sur Neuquina en el contexto de los procesos actuales de integración local y extra-local; el surgimiento de una microrregión” (Directora Ana Amelia Alvarez, U. N. de Cuyo) y del proyecto de investigación “Organización y Gestión del Territorio de la Provincia del Neuquén en los procesos de integración: el caso particular de las áreas rurales y fronterizas y los centros urbanos estratégicos del corredor bioceánico sur”, que bajo mi dirección se llevó a cabo en el Departamento de Geografía de la U,N. del Comahue (2000-03)

 

* Profesora del Departamento de Geografía de la Facultad de Humanidades , Universidad Nacional del Comahue. E-mail: mcardone@uncoma.edu.ar

[2][2] Confróntense los trabajos de Bandieri, Susana y equipo de investigación del Departamento de Historia, Facultad de Humanidades, UNCo.

[3][3] Su denominación obedece a diferenciarlo de la Patagonia Austral

[4][4] X Encuentro Comité Región de Los Lagos, Puerto Madryn, 1996, XIV Encuentro Comité Región de Los Lagos, III Foro Binacional Empresario, I Feria Bioceánica, Neuquén, 1998, XVII Encuentro Comité Región de Los Lagos, S.C. de Bariloche, 2000.

[5][5]  Encuentro del Comité de Integración ,  San. Carlos de Bariloche, en Mayo del 2000.

[6][6] Denominación asignada por la AMIB.

[7][7] Las otras microrregiones son: A) San Sebastián, formada por el norte de la Provincia del Neuquén y la VIII Región de Chile. C) Centro: conformada por los municipios de la Provincia de Río Negro y de la X Región, y D) Chubut-Aysén, conformada por los municipios de la Provincia del Chubut y la XI Región de Chile.

 

[8][8] Primer Foro de Alcaldes Chilenos e Intendentes Argentinos, S.C. de Bariloche, 2000.

3ª Reunión de la Asociación de Municipios por la Integración Binacional (AMIB), Villa La Angostura, 2001. Tercer Foro de Alcaldes Chilenos e Intendentes Argentinos, Junín de los Andes, 2001.

 

[9][9] Foro de Alcaldes Chilenos y Argentinos, XVII Encuentro Comité de Integración, San Carlos de Bariloche, año 2000.

[10][10] Acta final AMIB, Villa La Angostura, Marzo 2001.

[11][11] Foro de Alcaldes Chilenos y Argentinos, Fundación de la AMIB, Pucón, 2000.

[12][12]Reunión AMIB. Encuentro Comité de Integración, Villa La Angostura ,mayo de 2000.

[13][13] Recuérdese que a los vínculos establecidos a ambos lados de la cordillera que se remontan a la época precolombina le sigue un período de creciente intercambio comercial. Luego éste se vio interrumpido por la implementación de políticas  públicas a partir de la década del ’40 y hasta iniciada la década del ’90 del siglo XX. No obstante los lazos culturales, familiares y los de tipo laboral siguieron perdurado, acciones que tuvieron fuerte influencia a nivel regional y particularmente local.

 

[14][14] Parte de uno de los capítulos de la tesis doctoral de mi autoría, titulada: “La reestructuración territorial del Area Cordillerana Sur Neuquina en el contexto de los procesos actuales de integración local y extra-local; el surgimiento de una microrregión” (Directora Ana Amelia Alvarez, U. N. de Cuyo) y del proyecto de investigación “Organización y Gestión del Territorio de la Provincia del Neuquén en los procesos de integración: el caso particular de las áreas rurales y fronterizas y los centros urbanos estratégicos del corredor bioceánico sur”, que bajo mi dirección se llevó a cabo en el Departamento de Geografía de la U,N. del Comahue (2000-03)

 

* Profesora del Departamento de Geografía de la Facultad de Humanidades , Universidad Nacional del Comahue.


Ponencia presentada en el Séptimo Encuentro Internacional Humboldt. Villa de Merlo, Argentina. Setiembre de 2005.