Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 6061 al 6080 
AsuntoAutor
Re: RV: Noticiasde ana galv
Rv: Re: RV: Notici Andrés S
Re: NoticiasdelCeH Barisci
Transcripción de l Cabani
1178/05 - Argentin Centro H
Re: Rv: Re: RV: No claudia
1179/05 - Revista Centro H
Re: Noticiasdel Cristina
1181/05 - SEMINARI Centro H
Importancia de la Zaniel N
FW: Re: Noticiasde ctorrens
material Rodolfo/
Re: RV: Noticiasde MARIA EL
mesa redonda Silvia G
RE: RV: Noticiasde Luis Fel
Re: Re: Noticiasde Centro H
1180/05 - Argentin Centro H
Argentina - Urgent Centro H
1183/05 - Argentin Centro H
1184/05 - El hurac Centro H
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 6305     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 1184/05 - El huracán podría modificar el mapa demogr áfico de EE.UU. (María Luisa Azpiazu)
Fecha:Miercoles, 7 de Septiembre, 2005  21:38:16 (-0300)
Autor:Centro Humboldt <humboldt @...........ar>

NCeHu 1184/05

Los desplazamienteos. O la "libertad de circulación" de los explotados


El huracán podría modificar el mapa demográfico de EE.UU.

Por el desplazamiento de población negra de estados como Louisiana y Mississippi


WASHINGTON.- El devastador huracán Katrina obligó a cientos de miles de personas de raza negra a dejar sus hogares en Louisiana y Mississippi, lo que provocó un masivo éxodo hacia otros estados que, según las autoridades, modificará el mapa demográfico de Estados Unidos.

Aunque todavía es temprano para saber qué harán en el futuro los miles de familias negras de bajos recursos que ahora se encuentran en centros de refugiados en otros estados, muchos han manifestado que se quedarán allí si encuentran trabajo en esos lugares.

"Si encuentro trabajo por acá, no vuelvo", dijo Willy, un afroamericano que está refugiado en el estadio Astrodome, de Houston, después de haber vivido la agonía del Superdome, de Nueva Orleáns. El joven resumió lo que piensan muchos de los sobrevivientes desplazados.

Según las cifras que manejan las autoridades, hay entre 300.000 y 400.000 personas en su misma situación. Personas que antes tenían poco y ahora no tienen nada y que dependen de la ayuda que pueda darles el gobierno. Después de la dramática experiencia vivida con el huracán y las inundaciones posteriores, cualquier lugar puede ser bueno para volver a empezar.

"Advertimos a la gente que esta ciudad está destruida", dijo anteayer el subjefe de la policía de Nueva Orleáns, Warren Riley, quien pidió a sus ex conciudadanos que por favor no volvieran por ahora a la ciudad.

Los desplazados están distribuidos temporalmente en centros para refugiados en Texas y en otros estados, en su mayoría del sur del país.

Los desplazados podrían tardar meses, si no años, en poder volver a ciudades como Nueva Orleáns. Esto preocupa a algunos estados que los recibieron, que temen que los evacuados vayan a permanecer en su territorio.

Ante esta situación, los analistas ya están estudiando lo que pronto creen que será una realidad: la modificación del mapa demográfico de Estados Unidos.

Por razones históricas no ajenas a la esclavitud, la comunidad negra de Estados Unidos se concentra sobre todo en los estados del sudeste, es decir, Louisiana, Arkansas, Mississippi, Alabama, Georgia y Carolina del Sur.

A principios del siglo XX, el 85 por ciento de los negros de Estados Unidos vivía en los estados del Sur. Sin embargo, los cambios económicos posteriores a la Segunda Guerra Mundial produjeron una gran redistribución de la población, motivada sobre todo por el boom industrial.

Se calcula que en ese entonces cerca de cinco millones de afroamericanos se trasladaron a estados industriales como Michigan -con sus empresas automovilísticas-, Illinois y, por supuesto, Nueva York y estados aledaños, como Nueva Jersey.

El movimiento de los derechos civiles de los años 60 y las revueltas que se produjeron en el Sur durante esta etapa de rebelión contra la discriminación racial produjeron también un éxodo hacia ciudades como Washington, donde actualmente los afroamericanos representan más del 60 por ciento de la población capitalina.

Las circunstancias ahora son muy distintas, pero las consecuencias pueden ser similares.

Los desplazados no pueden esperar un año para rehacer sus vidas y probablemente buscarán la forma de establecerse en los estados a los que llegaron como refugiados.

Esto preocupa sobre todo a Texas, donde se calcula que ya hay unos 100.000 evacuados de Nueva Orleáns. Además, las autoridades informan que son 30.000 las personas de bajos recursos refugiadas en el Astrodome y en el resto de los centros de acogida de Houston. En otras ciudades de este estado, como San Antonio y Dallas, hay más o menos 14.000 damnificados en cada una.

En esta situación no es de extrañar que el gobernador de Texas, Rick Perry, haya hecho un llamado a los demás estados del país para que colaboren en la acogida de evacuados y liberen a Texas de toda esta carga. Entre los que se ofrecieron para recibir a los desplazados están Virginia, Utah, Oklahoma, Michigan, Iowa, Nueva York y Pennsylvania. Otros estados, como Nuevo México, ya recibieron a otros miles de refugiados.

María Luisa Azpiazu

Fuente: diario La Nación, de Buenos Aires, Argentina; 7 de septiembre de 2005.