Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 6041 al 6060 
AsuntoAutor
Re: NoticiasdelCeH Cristina
1170/05 - Pensamen Centro H
1171/05 - HISTORIA Centro H
SEIS NUEVAS CARRER Redes
1172/05 - La pobla Centro H
1173/05 - Festival Centro H
Re: NoticiasdelCeH Alejandr
1174/05 - Internat Centro H
Re: NoticiasdelCeH Cristina
Re: NoticiasdelCeH Lydia Az
1175/05 - PROGRAMA Centro H
RE: NoticiasdelCeH Miguel E
1176/05 - A acade Centro H
Re: NoticiasdelCeH Andrea d
RV: NoticiasdelCeH Maria de
Re: NoticiasdelCeH Arlete
RE: NoticiasdelCeH Marina
Re: RV: Noticiasde pablo co
RE: NoticiasdelCeH Alejandr
1177/05 - PROGRAMA Centro H
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 6270     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 1172/05 - La población negra, duramente golpeada (Nu eva Orleans)
Fecha:Domingo, 4 de Septiembre, 2005  20:58:11 (-0300)
Autor:Centro Humboldt <humboldt @...........ar>

NCeHu 1172/05
Raza y clase como factor de riesgo

Estados Unidos
 
El devastador paso de Katrina: los efectos en una de las minorías norteamericanas

La población negra, duramente golpeada

Los sectores más pobres de Nueva Orleáns resultaron diezmados por el huracán; indignación en los líderes afronorteamericanos

 David Gonzalez 
The New York Times


NUEVA YORK.- La combinación apocalíptica de cadáveres flotantes, saqueadores que buscaban alimentos, y desesperados tropeles de gente que trataba de salir de Nueva Orleáns es suficientemente trágica. Pero varios dirigentes afronorteamericanos están cada vez más indignados porque muchos de los afectados por la tragedia son quienes durante generaciones han sido marginados por la sociedad.

Las víctimas, según advierten, fueron en gran medida pobres y de raza negra, aquellos que subsistían sacrificadamente en el trasfondo de los lugares turísticos, en barrios deteriorados que desde siempre se supo que eran vulnerables en caso de una catástrofe si los diques cedían. Sin automóvil ni pasaje de ómnibus para escapar antes del paso arrollador del huracán Katrina, se vieron una vez más abandonados por la falta de un plan para rescatarlos.

"Si uno sabe que un espantoso huracán se aproxima, y ya vio los estragos que esos fenómenos atmosféricos han causado en Florida y otras partes, ¡por Dios! ¿En qué estaban pensando?", preguntó el reverendo Calvin O. Butts III, pastor de la Iglesia Bautista Abisinia, en Harlem. "Creo que mucho tiene que ver con la cuestión racial y la clase social. La gente más afectada es en gran medida pobre y de raza negra", añadió.

Desde que los pueblos y ciudades a lo largo de la costa del golfo fueron asolados por el vendaval, se tuvo cada vez más la impresión de que la cuestión racial y la clase social son mudos indicadores de quién pudo salir y quién no.

Así como en los países del Tercer Mundo en los que el fracaso de las políticas de desarrollo rural se vuelve elocuentemente claro en momentos de desastres naturales como inundaciones o sequías, algunas de las ciudades más pobres de los Estados Unidos quedaron muy vulnerables debido a las políticas federales", advirtieron muchos dirigentes políticos nacionales negros.

"Nadie hubiera hecho un control de las personas negras en esos distritos cuando brillaba el sol", señaló el alcalde Milton D. Tutwiler, de Wistonville, Mississippi. "De manera que... ¿si me sorprende que nadie haya venido a ayudarnos? No, en absoluto", añadió.

Algunos funcionarios de la minoría negra describieron la devastación causada por el huracán Katrina como "el tsunami negro" y afirmaron que aún tiene que haber una reacción semejante a la que se produjo después de la tragedia asiática del año pasado.

Desesperación

Roosevelt F. Dorn, presidente de la Asociación Nacional de Alcaldes Negros, sostuvo que los funcionarios a cargo de la asistencia y rescate debieron actuar con más rapidez. "Tengo una lista de alcaldes negros en Mississippi y Alabama que piden ayuda a gritos. Sus ciudades casi han desaparecido y están desesperados. ¡Y nadie atendió sus reclamos!", exclamó Dorn.

El reverendo Jesse Jackson expresó que varias ciudades fueron dejadas de lado por el gobierno de Bush porque el presidente obtuvo en ellas pocos votos. "Muchos negros piensan que el color de su piel, sus precarias propiedades y su forma de votar fueron factores que tuvieron que ver con la respuesta del gobierno", declaró Jackson. "Lo que es evidente es que hay mucha gente pobre sin posibilidad de una salida."

En Nueva Orleáns, el impacto de la catástrofe realza la intersección de raza y clase social en una ciudad donde dos tercios de los habitantes son negros y más del 25% vive en la pobreza.

Spencer R. Crew, dirigente de Cincinnati, Ohio, señaló que la tragedia obligará a la gente a afrontar la cuestión de la desigualdad socio-económico-racial. "La mayoría de las ciudades -prosiguió- tiene una población pobre marginada y de la que no siempre se habla, conformada por negros y blancos, y la mayor parte del tiempo la ignoramos. Este es un momento en que no podemos ignorarlos. Su miseria y sus penurias deben pasar a primer plano."

Traducción: Luis Hugo Pressenda


Fuente: diario La Nación, de Buenos Aires, Argentina; 3 de septiembre de 2005.