Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 5847 al 5866 
AsuntoAutor
999/05 - "Cuarto c Centro H
997/05 - Argentina Centro H
998/05 - Nuevas fo Centro H
1000/05 - Argentin Centro H
1001/05 - Brasil - Centro H
1002/05 - Perú - Centro H
1003/05 - Conferen Centro H
1004/05 - Conflict Centro H
1005/05 - Degradac Centro H
1006/05 - SALIÓ EL Centro H
Z <ebeer@telecentr Beer
1007/05 - Argentin Centro H
1008/05 - Los Camb Centro H
1009/05 - Mercosur Centro H
1010/05 - La corru Centro H
1011/05 - La "tele Centro H
1012/05 - Argentin Centro H
1013/05 - Lucha de Centro H
1014/05 - México - Centro H
1015/05 - Mendoza Centro H
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 6087     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 1011/05 - La "telenovela" brasileña
Fecha:Martes, 2 de Agosto, 2005  21:41:47 (-0300)
Autor:Centro Humboldt <humboldt @...........ar>

NCeHu 1011/05


El escándalo en Brasil, como una telenovela

Desde hace casi dos meses, los brasileños siguen el caso a diario, como si se tratara de un reality show


SAN PABLO.- "¿Y cuál es el escándalo de hoy?" Al saber que el pasajero es periodista, el taxista no se contiene: quiere saber cuál va a ser el capítulo del día en la historia de suspenso, drama, comedia y aventura que hace casi dos meses mantiene en vilo a los brasileños como si fuera una de las famosas telenovelas de la TV Globo.

La historia comenzó a mediados de junio, cuando uno de los protagonistas, el diputado Roberto Jefferson, conmocionó al país con una revelación explosiva en una entrevista: "El Partido de los Trabajadores le paga un mensalão (mensualidad grande, es decir, un sobresueldo) a legisladores oficialistas y de partidos aliados".

A partir de entonces, esta "novela" político-policial se desarrolló de una forma que ni el más inspirado guionista podría concebir. Resultado: los brasileños, que tradicionalmente no suelen discutir de política -por lo menos no como los argentinos-, se volvieron adictos a la historia y comenzaron a seguir cada revelación o cada interrogatorio transmitido en vivo por la TV Senado como si fuese la final de un mundial de fútbol.

"A la noche en casa paramos para ver el Jornal Nacional para ver qué va a pasar con ese Marcos Valerio", afirma la empleada doméstica Claudilene Maria Dias, que hasta la explosión del escándalo rara vez miraba un noticiero. Marcos Valerio de Souza es uno de los protagonistas de la historia y encarna el papel del "malo de la película". Hasta hace dos meses no lo conocía nadie; su nombre jamás había salido en un diario. Pero en medio de esta historia apasionante se descubre que era el operador de una "caja negra" de cientos de millones de reales que manejaba en nombre del Partido de los Trabajadores, dirigido desde Brasilia.

Las máscaras de goma para el carnaval ya se están fabricando, y la de la calva brillosa de Valerio es una de las más buscadas. Pero, según el español Armando Vales, uno de los principales fabricantes de máscaras para carnaval en Brasil, la que más le están pidiendo los comerciantes es la del diputado Jefferson con el ojo negro. Sucede que el día que declaró ante la Comisión Parlamentaria de Investigación, Jefferson apareció en el Congreso con un ojo en compota, lo que agregó otro condimento a la historia.

La explicación del legislador fue que se había caído de una escalera cuando buscaba un CD de música. De hecho, sus dotes histriónicos en cada interpelación pública, con pausas que aumentan el suspenso, lo han convertido en uno de los mejores actores de la historia.

"No se preocupe que no le va a costar un mensalão", dice irónicamente un comerciante de la feria de la plaza Benedito Calixto, en la zona oeste de San Pablo, al ser consultado por un precio. La jerga del escándalo ya se incorporó a la vida diaria de los brasileños, que siguen los detalles del caso como se sigue un reality show.

Al banquillo

Lo que atrapa a los electores televidentes es que éste es una especie de reality de políticos. Cada semana deja de participar un ministro; por ejemplo, cuando cae en desgracia y es "renunciado". O un dirigente del PT. O surge alguna revelación y oh, sorpresa: un documento prueba que el diputado que estaba haciendo las preguntas también había recibido "sobresueldos", y pasa entonces al banquillo de los acusados.

"¡Yo no me perdí ni un minuto de la declaración de Delubio!", exagera la vendedora Rosa, sobre la interpelación de casi 14 horas al tesorero del PT, Delubio Soares, transmitida en vivo y en directo por tres canales (TV Senado, GloboNews y BandNews). Rosa vende toallas, pero sigue los vericuetos políticos como si fueran su tema. "¡Cuando la legisladora que fue jueza le preguntó si él ya conocía una cárcel, para que se fuera preparando, y él dijo que prefería no responder a la pregunta... ¡Fue espectacular!" Momentos de pura emoción.

La historia es pródiga también en momentos de acción, como cuando se interceptó la conversación telefónica de una persona que preparaba el secuestro del empresario Marcos Valerio, después de escuchar tantas versiones sobre los casi 200 millones de dólares de origen desconocido que pasaron por sus cuentas en apenas dos años. Pocos días después, se interceptó la llamada de un policía en el momento en que daba la orden de quemar las facturas que servirían como evidencia para probar la conexión entre el empresario y sus negocios sucios.

Pero uno de los episodios que elevaron el rating por los cielos fue el que sucedió cuando entró en la historia el asesor del hermano del presidente del PT, José Genoino. "Fue detenido en el aeropuerto cuando intentaba viajar con 100.000 dólares en los calzoncillos y 200.000 reales en un maletín", anunció el noticiero. El calzoncillo se volvió tema de decenas de chistes -como el que dice que a partir de ahora el "lavado de dinero" es obligación-.

Dos días después vino otro episodio de los más impactantes: "Diputado del Partido del Frente Liberal es detenido cuando intentaba abordar un avión con siete valijas con 10 millones de reales y once guardaespaldas armados". Ni un guionista se habría animado a tanto.

Y cuando parecía que la historia decaía, apareció Christina Mendes Caldeira, despechada ex mujer del presidente del Partido Liberal, Valdemar Costa Neto. "Voy a contar todo", dijo, aumentando el suspenso para el día de su declaración en vivo y tramando la venganza de su marido. "Volvimos de Taiwan con una valija llena de dólares para la campaña", afirmó, e incluyó así una conexión oriental en la novela. "Mi marido compró un partido político entero por 5 millones de reales. En ese momento, cuando me lo contó, yo no sabía que era delito", reveló.

Un sitio de Internet para gays elige al diputado más buen mozo del escándalo. Publicaciones de moda recomiendan, irónicamente, la mejor ropa para prestar declaración en el Congreso. La secretaria del empresario acusado salta a la fama después de declarar en el Congreso y pide dos millones de reales para posar desnuda en Playboy, y con esa plata pagar su campaña para diputada. Renilda, la esposa del empresario Marcos Valerio, llora cinco veces durante su declaración en vivo de diez horas y el presidente de la Comisión Parlamentaria corre hasta el baño para ampararla.

Los brasileños siguen esta novela política como se sigue de boca abierta una obra maestra de la dramaturgia. Y, quizás, lamentándose de que todo sea la más pura realidad.

Luis Esnal
Corresponsal en Brasil


 Fuente: diario La Nación, de Buenos Aires, Argentina; 1 de agosto de 2005.