Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 5609 al 5628 
AsuntoAutor
775/05 - Dos años Centro H
776/05 - Atlas del Centro H
777/05 - HISTORIA Centro H
778/05 - Presentac Centro H
779/05 - Taller de Centro H
780/05 - Brasil - Centro H
781/05 - " ¿ Neoli Centro H
782/05 - El Diario Centro H
783/05 - Bolivia - Centro H
784/05 - Argentina Centro H
785/05 - A ORGANIZ Centro H
786/05 - Argentina Centro H
787/05 - Bolivia: Centro H
788/05 - Evaluació Centro H
789/05 - ARGENTINA Centro H
790/05 - Bolivia - Centro H
791/05 - India e I Centro H
792/05 - Argentina Centro H
793/05 - HISTORIA Centro H
794/05 - LA CONFLI Centro H
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 5842     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 783/05 - Bolivia - El Alto, ciudad rebelde
Fecha:Domingo, 12 de Junio, 2005  23:52:34 (-0300)
Autor:Centro Humboldt <humboldt @...........ar>

 

NCeHu 783/05

En octubre del 2003 selló su liderazgo y ahora lo ratifica

El Alto vanguardia del movimiento social de Bolivia en el Siglo XXI

 
La ciudad rebelde convertida en bastión de la lucha contra las logias y la oligarquía que tiene su cuartel cercado en Santa Cruz. Los alteños que apoyaron la administración del periodista Carlos Mesa, esperaron 19 meses que cumpla con la Agenda de Octubre. Minoría radical y desestabilizadores fueron las respuestas de Mesa y sus colaboradores a las demandas de los alteños. El Alto y sus organizaciones mantuvieron más de un año de diálogo con los colaboradores del presidente renunciante en mesas de trabajo.

Desde octubre del 2003, después de haber echado del poder al más notable icono del neoliberalismo, la oligarquía y las logias que manejaron Bolivia en los más de 20 años de vigencia del proceso democrático, Gonzalo Sánchez de Lozada del Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), la ciudad rebelde de El Alto comenzó a perfilarse como una dirección y vanguardia de las luchas sociales que libran los pobres alrededor de la defensa de los recursos naturales. Ese coraje que se consolidó con la furia que desato la masacre perpetrado en El Alto provocó la huida de Sánchez de Lozada.

Tras el objetivo de la defensa del gas, recurso que la ex administración de Sánchez de Lozada pretendía exportan a través de Chile, con un paró cívico indefinido que duró 15 días que se radicalizó por la muerte de más de 60 personas que en su mayoría fueron abatidas por balas de guerra disparados por los efectivos del ejército, quienes militarizaron El Alto con la salida de las tropas apoyadas por tanques y carros de asalto.

El Alto que tiene una población de más de 700 mil habitantes distribuidos en 540 villas, donde los aymaras arruinados por el minifundio, los obreros despedidos por la libre contratación y la "relocalización" y los desocupados han construido su nuevo hogar.

Hasta ahora, desde que se inició la movilización de los alteños por la nacionalización de los hidrocarburos que comenzaron a movilizar a los campesinos, mineros, maestros y desocupados han pasado 35 días. Todo se inició el lunes 2 de mayo, cuando los trabajadores alteños bajo la conducción de la Central Obrera Regional (COR) se procedió a la toma simbólica de la planta de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) en Senkhata, donde funciona la planta engarrafadora de gas licuado, los tanques de almacenamiento de la Compañía Logística de Hidrocarburos de Bolivia (CLHB) y de Transredes

Jaime Solares, secretario ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB), el pasado lunes en la plaza de los Héroes, reconoció que los trabajadores pobres del país en sus luchas tienen su vanguardia en el pueblo alteño, que pese a sus dificultades se halla en un paro cívico sindical indefinido y realiza constantes marchas.

En el siglo XX, los trabajadores y el pueblo boliviano tuvo a su vanguardia en los mineros, quienes influían con sus luchas y línea ideológica en los movimientos sociales, a partir de 1985 con la "Marcha Por la Vida", el sector tras ser diezmado fue virtualmente anulado. Alrededor de 20 años, los movimientos sociales tuvieron que buscar una referencia que hasta hace poco fueron los cocaleros.

Si los alteños para implementar el paro cívico que derrocó al ex presidente de la República Sánchez de Lozada tuvieron un entrenamiento en las movilización contra los formularios Maya y Paya del actual alcalde José Luis Paredes, en la lucha por la nacionalización de los hidrocarburos los alteños verificaron que esa medida es contundente en las jornadas de la lucha por la expulsión de la empresa Aguas del Illimani (AISA), subsidiaria de la transnacional Lyons que se desarrollaron en enero y marzo.

Sin embargo, la particularidad de la presente lucha que encabezan en Bolivia los alteños es que dicho paro fue iniciada por la Central Obrera Regional y ratificada por la Fejuve y otras entidades que siguen las acciones de la ciudad rebelde.

Por la solidaridad y el apoyo que encuentran los sectores sociales de Bolivia, además de la unidad que tienen los alteños, las organizaciones sindicales, de campesinos y desocupados, consideran que El Alto se ha convertido en una especie de cuartel de los pobres, lo que los politólogos y políticos lo llaman bastión.

Ahora, por las marchas que descienden desde la Ceja de El Alto y que son protagonizadas por las organizaciones sociales de Bolivia, la ciudad rebelde se ha convertido en un bastión de la lucha contra las logias y la oligarquía que tiene su cuartel en la ciudad cercada de Santa Cruz.

Por su pobreza, los alteños no pueden armar ni financiar las marchas y lo único que tienen para compartir físicamente con los sectores sociales son las ollas comunes que son servidas a la intemperie.

El paro cívico y los distritos

En la década del 80, cuando comenzó a implementarse el actual modelo económico que languidece y que tiene su base en la globalización, los fabriles de La Paz comenzaron a implementar los bloqueos denominados zonales, donde en las carreteras a Viacha, Oruro y Copabana los obreros de las industrias armaban sus barricadas.

Esa experiencia de los fabriles, fue aplicada por las juntas vecinales en 1989 cuando los alteños demandaban la cesión de los terrenos del Instituto Nacional de Formación Laboral (Infocal) para la construcción de la Universidad de El Alto.

El paro cívico con bloqueo, después de 14 años fue rescata y mejorada por los vecinos, quienes se organizan por distritos, los cuales se han convertido en centros de debate y de organización que tiende generalmente a rebasar a los dirigentes.

Los alteños que dieron la bienvenida al nuevo presidente Carlos Mesa el sábado 18 de octubre de 2003, le dio todo el tiempo posible para que cumpla con la Agenda de Octubre donde se planteaba la nacionalización y la industrialización de los hidrocarburos y el establecimiento del juicio de responsabilidades contra el ex presidente Sánchez de Lozada.

En octubre de 2003, las organizaciones sindicales y vecinales presentaron sus pliegos de petición donde principalmente se planteaba la nacionalización de los hidrocarburos. Sin embargo, las espera paciente concluyó el pasado 2 de mayo y lo alteños decidieron salir por la cabeza de Mesa.


Fuente: www.Bolpress.com , 8 de junio de 2005.