Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 5569 al 5588 
AsuntoAutor
738/05 - Cuidado c Centro H
739/05 - Entrevist Centro H
740/05 - Este mome Centro H
741/05 - Décimo an Centro H
solicito informaci Gladys M
742/05 - Bolivia - Centro H
743/05 - ESPECIALI Centro H
744/05 - CONFLICTO Centro H
745/05 - ESPECIALI Centro H
746/05 - LA DINAMI Centro H
747/05 - ESPECIALI Centro H
748/05 - LA DEGRA Centro H
749/05 - CICLO DE Centro H
750/05 - Presentan Centro H
754/05 - La situac Centro H
751/05 - Argentina Centro H
752/05 - Se mueve Centro H
753/05 - Estado ch Centro H
755/05 - Brasil - Centro H
756/05 - NOTICIAS Centro H
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 5801     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 744/05 - CONFLICTOS AMBIENTALES Y DESARROLLO TURÍSTICO EN EL SUDOESTE DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES. REPÚB LICA ARGENTINA
Fecha:Viernes, 3 de Junio, 2005  23:17:27 (-0300)
Autor:Centro Humboldt <humboldt @...........ar>

NCeHu 744/05
 

CONFLICTOS AMBIENTALES Y DESARROLLO TURÍSTICO EN EL SUDOESTE DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES. REPÚBLICA ARGENTINA

Alicia Susana Zinger1

María del. C. Vaquero2

Introducción

Gran parte de los informes elaborados por organismos internacionales en los últimos 30 ó 40 años manifiestan preocupación por las alteraciones que las actividades humanas producen sobre los sistemas biológicos del planeta y, en definitiva, sobre la calidad de vida de la propia sociedad.

En tal sentido, el Principio 14 de la Declaración de Estocolmo 1972 reconoce que: ... "la planificación racional constituye un instrumento indispensable para conciliar las diferencias que surgen entre las exigencias del desarrollo y la necesidad de proteger y mejorar el medio".

El turismo, como toda actividad humana, genera impactos en el ámbito geofísico y socioeconómico, tanto en el espacio receptor como en su entorno

Las distintas modalidades del turismo tienen diferentes exigencias en el uso –consumo del espacio, en consecuencia, los conflictos ambientales emergentes de la actividad se relacionan principalmente con la sensibilidad del medio y la intensidad de uso del espacio.

El desarrollo de actividades turísticas en el sudoeste de la provincia de Buenos Aires, Argentina, se basa en su diversidad geoambiental y cultural ,las cuales han sido puestas en valor tanto en el litoral marítimo como en las áreas serranas y de llanura. Sin embargo, el rápido crecimiento y espontaneidad con que ésta se llevó a cabo impulsó la aparición de conflictos y disfuncionalidades ambientales que hoy, en muchos casos, debido a la degradación de los recursos que le dieron origen, constituyen una amenaza latente para su continuidad.

Dentro de este contexto la premisa que guía la investigación es: Los conflictos ambientales existentes en las áreas turísticas del sudoeste bonaerense: sector serrano, ambientes lagunares y litoral marítimo expresan el impacto de un crecimiento del turismo, acelerado y espontáneo, cuyo desarrollo se produjo bajo los imperativos de las leyes del mercado.

En tanto el objetivo central del trabajo radica en: identificar y conocer las causas de tales conflictos a efectos de establecer pautas de ordenación espacial sobre la base de los principios básicos de racionalidad ambiental. El propósito es lograr un desarrollo armónico, equilibrado y sustentable de la actividad turística, asumiendo que calidad ambiental y turismo no representan categorías divergentes sino complementarias.

En este punto, parece pertinente recordar lo expresado por su S. S. el Papa Juan Pablo II (27 de Setiembre de 2002) en oportunidad de celebrarse el Día Mundial del Turismo: ..."Espero que la celebración de la próxima Jornada Mundial del Turismo ayude a redescubrir los valores que entraña esta experiencia humana de contacto con la creación e impulse a cada uno al respeto por el hábitat natural y las culturas locales".

1. Principales impactos de la actividad turística en el sudoeste bonaerense.

Es innegable que las actividades socioeconómicas afectan –en mayor o menor grado- el equilibrio logrado por la naturaleza durante miles de años aunque, no es menos cierto, que ellas también tienen la posibilidad de convertirse en verdaderos modelos de sustentabilidad ambiental3. Dentro del marco de referencia enunciado, el turismo –en tanto actividad humana y generadora de actividades económicas- puede plantearse dicha utopía como una meta a alcanzar.

Area de Estudio: sudoeste bonaerense. Principales unidades geambientales. Figura 1 Asimismo, es necesario tener en cuenta que la actividad turística al generar procesos de transformación con ritmos e intensidades diversas sobre el paisaje, sociedad y economía adquiere dimensiones territoriales y ambientales. En consecuencia, conocer la lógica temporal-procesual de dichas dimensiones, cuyos elementos naturales y culturales se convierten en productos turísticos, constituye uno de los requisitos básicos para el diseño de políticas de desarrollo ambientalmente sustentables.(Figura 2) y (Figura 3)

El turismo en tanto actividad humana Figura 2 Dimensión territorial y ambiental del turismo

Figura 3

En este sentido, una planificación realizada sobre la base de la capacidad de acogida de cada sector producirá un metamorfismo espacial menos traumático, es decir en mayor concordancia con sus potencialidades .

Por otra parte es necesario señalar, en general, la falta de planificación del proceso de desarrollo turístico en el sudoeste bonaerense4(Figura 4). Esto produjo una profunda transformación en la matriz ambiental originaria cuyos efectos se manifiestan tanto en la disminución de los servicios ambientales básicos como en la multiplicación de fricciones y conflictos sociales y espaciales. (Figura 5).

El sudoeste bonaerense: integración política (Partidos) Figura 4

Desarrollo turístico en el sudoeste bonaerense Figura 5 Figura 5 Desde el enfoque adoptado para la realización de este trabajo, en una primera instancia, se identifican los conflictos actuales en cada geoambiente. El propósito es acrecentar el conocimiento existente sobre los motivos que los generaron a efectos de elaborar propuestas de gestión tendientes a minimizarlos y, si fuera posible, revertir el proceso de degradación iniciado hacia mediados del siglo pasado, el cual, aún continúa.

1.a. Area litoral marítima.

Las zonas costeras, en tanto áreas de interfase de ambientes diferentes –agua y tierra- con intenso intercambio de materia y energía, constituyen uno de los espacios de mayor fragilidad ambiental del planeta. Por lo tanto, el uso y apropiación intensivos del recurso playa vinculado, principalmente, con el desarrollo turístico produce problemas ambientales de difícil resolución.

El sudoeste bonaerense posee un extenso litoral marítimo, con amplias y seguras playas, sectores de costas aptas para la pesca y actividades náuticas e islas que constituyen reservas de especies protegidas.

El centro turístico de mayor crecimiento y expansión urbana, es Monte Hermoso, ubicado en el partido homónimo –sudoeste de la provincia de Buenos Aires-, cuyo origen responde a un modelo de desarrollo espontáneo impulsado por agentes privados en respuesta a demandas provenientes del producto " sol y playa".

Sus orígenes se remontan a 1918 cuando, debido al naufragio de un barco norteamericano cargado de maderas, se construye el denominado Hotel de Madera. Sin embargo, la categoría de balneario recién llegaría en 1942 fecha en que se levantan algunas residencias en terrenos sin escriturar (fiscales) cercanas al faro Villa Recalada.

No obstante ello, el turismo masivo –iniciado en la década de 1950- constituye el motor del rápido desarrollo y uso intensivo del espacio, sobre todo el adyacente a la playa, generando una gran concentración inmobiliaria compuesta por hoteles, equipamiento propio de la actividad y segundas residencias.

El proceso urbanístico, en la década del 70 con uno de los índices de construcción más elevados del país, muestra una conformación lineal paralela a la costa.

La promulgación, en 1977, de la Ley Provincial de Uso del Suelo Nº 8912/77, aparece como un instrumento útil para solucionar el problema provocado por la explosión del negocio inmobiliario cuyo origen se halla en la demanda de lotes frente a la costa. Sin embargo, lejos del espíritu con el cual había sido creada, aún se construye sobre el médano frontal con el consecuente incremento de los problemas ambientales originados por la alteración de los ecosistemas costeros.

El crecimiento de la actividad turística y, consecuentemente, el avance del proceso de urbanización incentivaron una serie de intervenciones espaciales espontáneas. Entre las más perjudiciales, desde el punto de vista ambiental, están: las construcciones permanentes y la forestación sobre la primera línea de dunas. Ellas inducen, al menos, dos tipos de impacto por un lado, se desestabiliza la dinámica natural en la relación mar-tierra firme interrumpiendo el libre intercambio de sedimentos entre el médano frontal y la playa que, desde un análisis sedimentológico, pasa de playa acumulativa a erosiva. Por otro, existe degradación y disminución permanente de los hábitats costeros afectando a numerosas especies; disminución de la superficie de reposición de agua dulce –recarga del acuífero- y además, debido a la estrecha relación existente entre la capa freática contigua al sector costero y el mar por el efecto sifón se produce la salinización de la misma.

La interrupción del libre intercambio estacional de arena –flujo de materiales desde el médano frontal en verano cuando la playa crece debido al menor poder energético de las olas y el proceso inverso en invierno- genera el estrechamiento constante de la misma, sobre todo en el área de mayor densidad urbanística, y la aparición y/o profundización de canales como resultado de la progresiva falta de reposición de sedimentos.

Este fenómeno se traduce en graves daños sobre las construcciones costeras fundamentalmente, durante los temporales y sudestadas, provocando profundos socavones, grietas y derrumbes en algunos sectores. La pavimentación de calles y deriva de los desagües pluviales hacia la costa también influyen sobre la capacidad de infiltración del médano, la que antes percolaba hacia el primer nivel freático hoy escurre libremente hacia la playa.

Asimismo existen otros comportamientos que afectan el equilibrio del recurso playa, entre ellos la extracción de arenas para la construcción y el desplazamiento de vehículos sobre las dunas cuyo impacto se advierte sobre la costra protectora (berma) de limo, arcilla, sales o algas.

El escenario descripto no sólo genera la emergencia de conflictos ambientales como los mencionados sino también la degradación continua del patrimonio natural y cultural. Al respecto, desde los relatos de Darwin (1832-1833) se conoce la existencia de fósiles en este sector del litoral Atlántico donde a lo largo de 40 kilómetros se identifican, al menos, tres sitios de gran riqueza paleontológica: Farola Monte Hermoso –15 km al oeste de Pehuén-Có en cuyos acantilados se encuentra una rica fauna de vertebrados fósiles pertenecientes al Plioceno de entre 3 y 5 millones de años-; Playa del Barco – a 1000 metros de Pehuen-Có donde se han descubierto restos de grandes mamíferos sudamericanos: gliptodontes, mastodontes y tigres diente de sable, entre otros- y el yacimiento paleontológico de Pehuen-Có a 1000 metros al este del balneario donde se identifican numerosas huellas de aves y mamíferos sobre arcillas consolidadas, que vivieron hace unos 12000 años aproximadamente, en un ambiente muy distinto del actual.

En épocas más recientes se descubre el Yacimiento arqueológico de Monte Hermoso localizado a unos 6 km del centro urbano del mismo nombre y conocido como "El Pisadero" donde se observan pisadas humanas y vestigios de otras especies de unos 7000 años de antigüedad, habitantes de un ambiente lagunar costero de agua dulce.

El deterioro del sector costero se debe, entre otras motivaciones, a que el Municipio durante muchas décadas impulsó una política desarrollista en función de demandas turísticas, donde conservación y calidad ambiental no formaron parte del proceso de toma de decisiones. La ausencia de ambas variables reforzada por el incumplimiento de la legislación respectiva, falta de estudios técnicos específicos, personal no calificado en la función pública, falta de voluntad política y de concientización en la población local sobre la gravedad de las problemáticas enunciadas contribuyeron a agudizar el proceso de degradación que hoy representa una amenaza latente para el crecimiento de la propia actividad.

Por lo tanto, es perentorio trabajar en el ordenamiento del espacio y elaborar una planificación ambientalmente sostenible de la actividad turística incluyendo a, todos los actores sociales involucrados , en las futuras acciones a seguir.

1.b. Area serrana.

Desde el punto de vista político pertenece a los partidos de Saavedra, Coronel Suárez, Coronel Pringles y Tornquist (FIGURA 2)y, desde el morfoestructural al Sistema de Ventania o Sierras Australes de la Provincia de Buenos Aires.

Presenta un relieve escarpado de baja altura de origen Paleozoico con alta potencialidad para el desarrollo del turismo por cuanto su atributo más sobresaliente, el predominio de paisajes naturales -en la actualidad- constituye uno de los valores de mayor demanda por parte de los habitantes citadinos debido a la crisis ambiental que existe en los centros urbanos medianos y grandes.

Pintorescos valles longitudinales y transversales (abras), fuentes de agua, arroyos, flora y fauna autóctona, pinturas rupestres ,estancias, canchas de golf etc,. constituyen atractivos más que suficientes para dar lugar a distintas actividades recreativas en contacto con la naturaleza.

La diversidad de atractivos permite el desarrollo de distintas modalidades de turismo: turismo rural, ecoturismo, turismo aventura, turismo religioso y turismo científico.

La realización de acontecimientos programados como celebraciones especiales -aniversarios de fundación o Noche de Reyes en la localidad de Sierra de la Ventana, llegada de las golondrinas en Villa Ventana, ferias artesanales y competencias deportivas, golf y polo - congregan a un gran número de turistas. Existen además, otros lugares de interés muy visitados, tales como: sitios arqueológicos, campos con cultivo de aromáticas y comunidades de origen extranjero –alemanes del Volga- que se localizan en pequeñas colonias.

Sin embargo, el Cerro Ventana (1134mts), declarado Monumento Natural en 1959 cuyo hueco de origen natural da nombre a todo el sistema serrano, constituye el principal atractivo, no sólo por su interés morfoestructural sino también por la perspectiva de observación que se tiene desde su cumbre.

De acuerdo con la legislación vigente –Ley 10907, de Reservas y Parque Naturales-, pertenece al Parque Provincial Ernesto Tornquist, incluido dentro del Sistema de Areas Protegidas de la Provincia de Buenos Aires, con una superficie de unas 6700 hectáreas.

El objetivo de su creación fue la protección del pastizal pampeano, formación vegetal prácticamente extinguida en la Provincia a partir del incremento de la actividad agropecuaria en tanto actividad predominante, la cual debido a la convergencia de políticas gubernamentales y la modificación del patrón climático hacia un ciclo más húmedo, indujo el avance de la frontera agrícola hacia el oeste.

En este contexto, es necesario aclarar que los primeros conflictos ambientales no se debieron al turismo sino a la introducción de especies leñosas exóticas con el propósito de "enriquecer" el paisaje, pero el resultado fue la competencia con las especies nativas. La mayoría de ellas introducidas por el hombre, han incrementado significativamente su área de expansión original, en especial los pinos que, si bien le confieren mayor atractividad al paisaje serrano, tienen gran capacidad invasiva y erosiva. La mayor expansión de esta especie, hoy esparcida por las laderas de los cerro, se produjo por la liberación de semillas a partir de incendios acaecidos en varias oportunidades.

Otro problema en el Parque, es la presencia de caballos cimarrones, éstos causan un impacto severo sobre el pastizal, debido al sobrepastoreo. En la actualidad, sobrepasan los 500 ejemplares compitiendo con otras comunidades autóctonas (guanacos).

Cabe destacar además que, la Reserva presenta uno de los índices de potencialidad turística más alto del sistema serrano, por ello es el sector de mayor dinamismo en el crecimiento de infraestructura dedicada a tal fin.

Si bien el principal centro de estadía del área serrana, es la localidad de Sierra de la Ventana, con equipamiento para albergar unos 10.000 turistas por día, el centro que exhibe el crecimiento más acelerado de la construcción es Villa Ventana. Localidad situada en cercanías del Abra de la Ventana, sobre la Ruta Provincial Nº 76, posee recursos con un alto índice de atractividad otorgados por su proximidad a los cerros más altos, forestación muy frondosa y un microclima especial. Ubicada en las adyacencias de la Reserva Provincial, se halla emplazada entre los arroyos El Belisario y Las Piedras.

Su población estable es de aproximadamente 400 habitantes aunque llega a 2000 en período de vacaciones o "fines de semana largos".

Allí se localizó el primer emprendimiento turístico de la región (1911) , el Club Hotel Sierra de la Ventana, en la actualidad reducido a ruinas a causa de un incendio producido en 1983, sin embargo aún representa un verdadero atractivo para el visitante.

Una de las problemáticas más acuciantes para la villa es la vinculada con el agua : exceso y déficit. Se producen Inundaciones en períodos de precipitaciones abundantes debido a la torrencialidad de las mismas combinada con su emplazamiento entre dos cursos de agua con fuerte pendiente. Este hecho provoca el aislamiento de áreas recreativas y de la propia localidad y también, un riesgo para los visitantes no informados.

Otro conflicto, relacionado con la escasez de agua potable, produce desabastecimiento sobre todo en el período estival cuando aumenta la demanda del recurso por la gran afluencia de turistas que visitan el lugar .

Aunque ya se han tomado algunas medidas al respecto, la improvisación parece ser el rasgo dominante en la Villa, pues los problemas derivados de efluentes líquidos y residuos sólidos urbanos es una deuda aun sin resolver. Los primeros se derivan a "pozos ciegos" y los residuos sólidos son tratados a cielo abierto, ambos sistemas totalmente divorciados de los principios básicos de conservación de la calidad ambiental.

Otro problema que se agudiza con la llegada de turistas es la potencialidad que presenta el sector para el inicio de incendios, fundamentalmente en verano. Tal potencialidad se basa en la cantidad de residuos naturales altamente combustibles –restos de materia orgánica seca aportada por el pastizal- que representan focos ígneos en potencia y favorecen la rápida propagación del fuego una vez iniciado.

De acuerdo con estudios previos realizados sobre el tema, estos focos ígneos se originan por causas naturales –tormentas eléctricas- y humanas, en especial negligencia de los turistas y acampantes. Estas últimas, representan la principal causa de comienzo del fuego siendo los corredores turísticos –rutas y caminos vecinales- y las márgenes de los arroyos las área de mayor riesgo.

En consecuencia, la negligencia puede ocasionar degradación y/o pérdida tanto de ecosistemas nativos como del patrón paisajístico original y de sitios de interés cultural clasificados entre los principales atractivos de la región.

De este modo, la Ruta Provincial Nº 76, adyacente al Parque Provincial E. Tornquist, ejerce especial influencia sobre la vulnerabilidad respecto del riesgo de incendios que amenaza al pastizal pampeano. Además, se trata de un área frágil desde el punto de vista ambiental y, por lo tanto, altamente sensible a intervenciones humanas. Es de destacar que se trata de uno de los sectores con mayor crecimiento de instalaciones y equipamiento turístico pasando de ser un corredor de traslado a uno de estadía. Esta situación indica la necesidad de intervenir con pautas precisas basadas en estudios técnicos específicos para llevar adelante un plan de ordenamiento territorial que garantice el desarrollo sostenible de la actividad turística.

1.c. Area de llanura.

La zona llana se extiende en gran parte de los partidos del sudoeste bonaerense; su potencialidad turística radica sobre todo en la presencia de un sinnúmero de lagunas, de aguas saladas y dulces, donde las principales actividades son: la pesca deportiva, contemplación de la naturaleza, avistaje de aves y navegación recreativa. Aunque también existe una oferta cada vez mayor y más diversa dentro del campo del ecoturismo y turismo rural donde se practica caza y pesca deportivas, avistaje de aves, caminatas y cabalgatas, se realizan tareas propias del campo como ordeñe, fabricación de fiambres, yerras y marcación de animales, entre otras.

Aunque las actividades mencionadas parecen compatibles con la conservación del ambiente el incremento de la corriente turística activa la demanda de servicios. Así es que ha aumentado sensiblemente la oferta de los mismo con consecuencias directas sobre el hábito de la avifauna, la cual cambia tanto sus lugares de asentamiento como los sitios de nidificación, sea por la presencia humana o por los ruidos que generan los vehículos destinados al traslado de visitantes.

Además, el interés de los turistas por ciertos recursos, como sitios con valor arqueológico o aquéllos donde concretar la caza deportiva –debido al continuo pisoteo en los senderos- provocan fragmentación en los ecosistemas nativos dificultando y/o interrumpiendo el libre desplazamiento de otras especies.

Por otra parte, el sudoeste bonaerense se caracteriza por poseer clima semiárido así algunos cuerpos de agua como Laguna Chasicó sufren el impacto provocado por la sucesión de ciclos secos y húmedos asimétricos los cuales alteran la composición físico-química de sus aguas y modifican la superficie del espejo de agua.

Estas singularidades, propias de la región, movilizó diferentes formas de aprovechamiento turístico; así ante un período seco prolongado, el contenido salino de las aguas se intensifica impulsando un turismo basado en sus cualidades terapéuticas; mientras que al transitar por uno húmedo, como el actual, se produce una merma considerable en el tenor salino permitiendo la proliferación de pejerreyes y con ellos, la pesca deportiva. Ambas situaciones propician la llegada de turistas, el desarrollo de la urbanización y el incremento de todas las actividades relacionadas con el turismo.

La dimensión territorial y ambiental de las transformaciones generadas por dicha actividad, desde el punto de vista del ambiente, de ninguna manera son "inocentes" ya que la producción de residuos sólidos y efluentes líquidos, tarde o temprano, impactarán sobre la calidad de las aguas de la laguna.

El escenario planteado indica que, al no existir un plan de manejo, las actividades generadas a partir de la explotación del espejo de agua como centro de pesca deportiva con el tiempo puede operar negativamente sobre la calidad ambiental del área.

2. Síntesis y localización de los conflictos ambientales producidos por el turismo en el área de estudio.

Factor impactante

Conflicto ambiental

Localización del conflicto

Construcciones per-manentesyfores

Degradación el médano frontal. Alteración de hábitatsdegradacióndefuncionesecosis

Monte Hermoso y Pehuen-Có

manentes y fores-tación en el litoral marítimo

hábitats, degradación de funciones ecosis-témicas, del paisaje natural y pérdida de biodiversidad.

Construcción de caminos costeros y pavimentación de calles

Deterioro de los ecosistemas Interrupción de corredores biológicos. Fragmentación del paisaje. Modificación del drenaje superficial natural. Alteración de la geomorfología originaria. Contaminación acústica. Dismi-nución de la superficie de reposición de agua dulce.

Monte Hermoso

Desplazamiento vehicular en playa y médano frontal

Destrucción de yacimientos paleoicnológicos y arqueológicos. Fragmentación de ecosis-temas. Alteración de la fauna.

Monte Hermoso. Pehuén-Có

Extracción de arena

Degradación de los ecosistemas costeros. Interrupción del proceso natural de reposición de arena.

Monte Hermoso. Pehuén-Có

Descarga de aguas contaminadas

Alteración de la calidad del agua: superficiales y subterráneas. Deterioro del recurso, pérdida de biodiversidad, dismi-nución del turismo

Monte Hermoso. Pehuén-Có.

Sistema serrano de Ventana, Lagunas

Ruido

Disturbios y contaminación acústica Irritación de los turistas. Alejamiento de la fauna autóctona.

Mte Hermoso, Pehuén-Có, Sistema serrano de Ventana, Lagunas

Navegación con lanchas a motor

Disturbios (ruido) y contaminación del agua (combustibles)Afecta a la aves durante la reproducción, pérdida de calidad del agua. Interferencia con los sonidos naturales.

Mte Hermoso, Puhuen-Có y lagunas.

Introducción de flora y fauna exótica

Competencia con las especies autóctonas. Sobrepastoreo. Modificación de habitats.

Sistema serrano. Parque Tornquist.

Recolección de recuerdos

Perjuicio para los atractivos naturales y culturales. Agotamiento de recursos, deterioro de la calidad del atractivo, dificultad para futuras investigaciones.

Mte Hermoso, Pehuén-Có, Sistema serrano de Ventana, Lagunas

Iniciación de focos de incendio

Incendios de pastizales y forestales. Modificación del paisaje y funciones ecosistémicas, muerte de animales, inseguridad para el turista

Sistema serrano de Ventana y Pehuen-Có

Acumulación de residuos sólidos

Deterioro del paisaje natural. Riesgos sanitarios y disminución de la calidad estética.

Proliferación de roedores.

Mte Hermoso, Pehuén-Có, Sistema serrano de Ventana, Lagunas

Ingreso ilimitado de turistas

Incremento de conductas sociales agresivas. Contaminación: acústica, grafitis y generación de residuos sólidos. Deterioro de la flora y fauna nativas. Disminución de la calidad ambiental.

Mte Hermoso, Pehuén-Có, Sistema serrano de Ventana, Lagunas

Recolección de leña

Deforestación. Deterioro del hábitat para otras especies, favorece el proceso de erosión, desaparición de especies, disminución de la biodiversidad.

Sistema serrano de Ventana y lagunas.

Reflexiones finales.

La investigación realizada indica que los grandes geoambientes del sudoeste bonaerense presentan un alto grado de fragilidad la razón radica, fundamentalmente, en su posición geográfica. Los tres se ubican dentro de la franja de clima templado semiárido donde los ecosistemas dominantes deben realizar adaptaciones especiales para prosperar bajo condiciones ambientales hostiles desde el punto de vista ambiental.

Por otra parte, una de las unidades, el litoral marítimo, como área de interfase entre mar y tierra firme, pertenece a una de las zonas más dinámicas e inestables del planeta. Allí, los flujos e intercambio de materiales y energía son permanentes afectando, en particular, a los organismos vivos quienes desarrollan estrategias especiales para sobrevivir. En consecuencia, las intervenciones espaciales- producto de las actividades de la población-, como es el caso del turismo, deberían realizarse bajo los principios básicos de sostenibilidad ambiental con el propósito de legar a las generaciones futuras un ambiente, al menos, semejante al actual.

En este marco, es necesario advertir que los geoambientes del área de estudio -en la actualidad- manifiestan una serie de impactos negativos –algunos compartidos y otros específicos- originados por el incremento del desarrollo turístico espontáneo y desordenado en las últimas décadas, el cual afectó la relación de equilibrio existente entre sociedad y naturaleza, cuyo producto es la multiplicación de conflictos ambientales, hoy de difícil y costosa resolución.

Tales efectos –enumerados en la matriz sintética precedente- plantean una creciente preocupación por cuanto deterioran los recursos naturales y culturales con alto riesgo para lograr una actividad turística sostenible. No obstante ello, aún es posible detener y/o revertir el proceso a través de la aplicación de medidas coherentes con los principios básicos de racionalidad ambiental . En este sentido, existen herramientas para alcanzar dicho objetivo, entre ellas se hallan: la determinación de la sensibilidad ambiental y capacidad de acogida de los ecosistemas, las evaluaciones de impacto ambiental, el respeto de la legislación vigente en cada caso y cálculo de la capacidad de carga turística, cuyos resultados deberán complementarse con los estudios sobre umbrales ambientales límite y límite aceptable de cambio, ampliamente utilizados en los países con tradición turística reconocida.

A partir de la información obtenida, una vez aplicadas las herramientas mencionadas, es posible establecer pautas de ordenamiento territorial sobre la base de los principios básicos de racionalidad ambiental que, sin lugar a dudas, conducirá al desarrollo sostenible de la actividad turística en el área.Referencias bibliográficas

 

REFERÊNCIAS

ANGELES, G., 1997. Cartografía de riesgo de incendio en un sector del cordón serrano de Ventana. En Actas "Primeras Jornadas Nacionales de Geografía Física". Dpto de Geografía. Universidad Nacional del Sur. Bahía Blanca.

DADON, J.R., MATTEUCCI, S.D. (Editores), 2002. Zona costera de la pampa argentina . Lugar Editorial S.A. Buenos Aires.

COZZANI,N. y ZALBA,S., 2003. Efectos de una población de caballos cimarrones sobre las aves del Parque Tornquist. En: Actas "II Jornadas Interdisciplinarias del Sudoeste Bonaerense". Universidad Nacional del Sur. Bahía Blanca .

DEL POZO, O. y Otros, 2000. El turismo, la apropiación de los recursos costeros y la preservación del ambiente. En "Turismo y desarrollo local". Bróndolo, Vaquero, Ercolani. Editorial EDIUNS. Bahía Blanca.

GIL, V. y ZINGER, A. S., 2002. Problemáticas de la integración entre el subsistema natural y social en Villa Ventana, Partido de Tornquist. En En VAQUERO, M.d.C. (Comp.) "Territorio, Economía y Medio Ambiente en el sudoeste bonaerense". Edit. EDIUNS. Bahía Blanca.

GIL, V. y ZINGER, A., S., 2004. Capacidad de carga turística: una herramienta eficaz?. Caso: Parque Provincial E. Tornquist, Partido de Tornquist, Provincia de Buenos Aires. Presentado en "III Jornadas Interdisciplinarias de Sudoeste Bonaerense". Universidad Nacional del Sur. Bahía Blanca.

GOMEZ OREA, D., 1999. Evaluación de Impacto Ambiental. Editorial Agrícola Española S.A. y Mundi Prensa. Madrid. España.

VAQUERO, M.d.C. y Pascale, J.C., 2002 .El turismo y las nuevas herramientas de gestión. Los municipios de Bahía Blanca y Tornquist. En VAQUERO, M.d.C. (Comp.) "Territorio, Economía y Medio Ambiente en el sudoeste bonaerense". Edit. EDIUNS. Bahía Blanca.

ZALBA, S. y Otros, 2003. Restauración de ambientes naturales afectados por especies exóticas en el Parque Provincial Ernesto Tornquist. En Actas "II Jornadas Interdisciplinarias del Sudoeste Bonaerense". Universidad Nacional del Sur. Bahía Blanca .

ZALBA, S. y CAZZANIGA, N., 2002. Forestacion en el parque Ernesto Tornquist: cuando los arboles son un problema. En: VAQUERO, M.d.C. (Comp.) "Territorio, Economía y Medio Ambiente en el sudoeste bonaerense". Edit. EDIUNS. Bahía Blanca.

ZINGER, A. y CAMPOS, M., 2000. La Laguna Chasicó: un área potencialmente turística?. En "Turismo y desarrollo local". Bróndolo, Vaquero, Ercolani. Editorial EDIUNS. Bahía Blanca.


 1 MSc - azinger@uns.edu.ar

2 Lic. - mvaquero@uns.edu.ar

DEPARTAMENTO DE GEOGRAFÍA y TURISMO - UNS. 

3 Concepto complejo y abarcativo ya que incluye dimensiones tan diversas como compatibilidad entre desarrollo económico y procesos ecológicos, cambio de comportamiento de la sociedad frente al consumo y mejora de la calidad de vida de las personas incorporando la implementación de políticas tendientes a la equidad económico-social de la población. 

4 Partidos del sudoeste bonaerense Bahía Blanca, Cnel Dorrego, Cnel Rosales, Municipio Urbano de Monte Hermoso, Cnel Pringles, Cnel Suárez, Tornquist, Saavedra, Puán, Villarino y Patagones.


Anais do X Encontro de Geógrafos da América Latina – 20 a 26 de março de 2005 – Universidade de São Paulo