Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 5215 al 5234 
AsuntoAutor
415/05 - Uruguay: Centro H
=?utf-8?Q?422/05_- Centro H
416/05 - GEÓGRAFOS Centro H
420/05 - Los ocupa Centro H
419/05 - Dos años Centro H
418/05 - Las mult Centro H
417/05 - EL ALCA: Centro H
424/05 - El viejo Centro H
421/05 - Asia Orie Centro H
423/05 - Palestina Centro H
425/05 - ¿Superal Centro H
RE: NoticiasdelCeH Hector R
RV: Violencia en S Hector R
426/05 - Kirguistá Centro H
427/05 - HISTORIA Centro H
428/05 - GEÓGRAFOS Centro H
430/05 - Agua, ¿pr Centro H
431/05 - Argentina Centro H
429/05 - Buenos Ai Centro H
429/05 - Buenos Ai Centro H
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 5442     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 417/05 - EL ALCA: INTEGRACIÓN LATINOAMERICANA EN EL CO MERCIO INTERNACIONAL
Fecha:Domingo, 3 de Abril, 2005  01:45:27 (-0300)
Autor:Centro Humboldt <humboldt @...........ar>

NCeHu 417/05
 

EL ALCA:

INTEGRACION LATINOAMERICANA EN EL COMERCIO INTERNACIONAL

 

Irene Martínez de Errecalde1

 

EL SISTEMA MUNDIAL

Interpretar la naturaleza y la dinámica del Sistema Mundial supone hallar el núcleo en

el que se anuda y del cual derivan estructuras y subsistemas y encontrar la posibilidad de

ordenamiento e integración de unidades espaciales a distintas escalas, a la vez que apreciar

con un enfoque global y desde la Geografía Social configuraciones que comprenden desde

el lugar al mundo.

En una expresión ambiciosa y densa, el Sistema Mundial es contenedor de los

interrogantes del pensamiento geográfico e implica la búsqueda posible del espacio de la

solidaridad.

Desde el siglo XIX el Sistema Internacional Global desarrolla principios, prácticas,

instituciones, reglas, comportamientos que fluyen de la cultura europea para alimentar los

intereses de sus poderosas naciones con extensión al conjunto del Sistema de Occidente

(Bernal Meza, 2000).

Existen imágenes, interpretaciones y categorías en los flujos del orden global que

muestran la diversidad y la fragmentación consecuente de ese escalonamiento en la

participación y pertenencia de los distintos espacios. Estos espacios están comprendidos en

el Sistema Global, "un mundo en dos carriles"(Emerij, 1989 en Bernal Meza, 2000, 40)

surgido de la diferenciación creciente entre Norte y Sur con un 15 % de población que vive

en la riqueza y democracia y un 85 % en zonas de conflictos, subdesarrollo y anarquía o

autoritarismo.

Sin embargo existen propuestas, proyectos y acciones concretas para esta visión

que equilibra la globalidad, con la respuesta de la formación de bloques regionales

diferentes y adecuados a las necesidades y posibilidades propias y al mismo tiempo con la

búsqueda de vinculaciones multilaterales.

Al prever los posibles cambios, cabe tener en cuenta las propias historias, la

valoración y conservación de la identidad, la fortaleza del tejido social regional y local y la

concertación de la participación de actores de todos los niveles involucrados que convergen en esa unidad territorial.

Hoy se habla del nuevo Sistema Global que incluye transiciones políticas y

tecnológicas, así como transnacionalización en las relaciones internacionales contemporáneas. Globalización y regionalización constituyen un nuevo orden dominado por lo económico donde el nucleamiento regional es una consecuencia de la formación del

 

Sistema-Mundo.

La economía concentrada en núcleos regionales en torno a otro núcleo más

dinámico es clave de los flujos de comercio, inversión, tecnología, dirigidos a países del entorno con economías integradas. A través de bloques y regiones se transfiere autonomía política, lo que antes era privativo del Estado Nacional.

Es un paso hacia la configuración de un sistema económico de Imperio-Mundo.

Supone promoción de la industrialización como motor del desarrollo económico, expansión de exportación de manufacturas, promoción de empleos, mejoría de la balanza de pagos con protección del mercado interno y capacidad de negociación para enfrentar presiones.

 

AMÉRICA LATINA Y EL MUNDO

América Latina no alcanza fácilmente estos parámetros, sus ventajas comparativas son estáticas y el comercio exportador se basa en comodities, alimentos, producciones básicas, agrícolas y energéticas.

Conviven factores, en un sistema generalizado de economía de mercado, gobiernos democráticos, mundialización de las finanzas que suele originar movilidad de capitales e inestabilidad financiera, presencia de firmas o empresas internacionales y vigencia de la búsqueda de coordinación de políticas económicas y seguridad.

Se profundiza la brecha de polaridad global centro-periferia y proliferan los bloques regionales en contraposición al sistema multilateral. Al mismo tiempo se generan impulsos dinámicos con identificación de fuerzas centrípetas que llevan a la integración y unificación gradual y articulada de los mercados internacionales, pero también afloran crisis y conflictos que implican lo contrario por disparidad en niveles de desarrollo, volatilidad cambiaria, inestabilidad por los diversos ritmos de crecimiento demográfico, dominio de determinados recursos, etc.

¿Puede sobrevivir el Estado Nacional en un mundo dominado por una agenda global? ¿A dónde conduce la tendencia mundial a la expansión del regionalismo? Se pregunta Hirts (Riordan, 1999).

Los procesos de integración económica están regulados y basados en acuerdos entre los Estados miembros. El objetivo es eliminar condicionamientos a la aceleración de circulación de capital, de aumentar intercambios en el comercio y la producción y mejorar las condiciones de inserción en el escenario internacional así como la posición relativa de los países integrantes.

Se generan nuevas especializaciones y nueva división del trabajo a nivel internacional y entre las regiones de cada bloque.

Entre estas características se da la alteración de tipos de productos originados en cada país. En los países industriales se expandió la exportación de productos intensivos de capital y tecnología y se contrajeron los de mano de obra y recursos naturales. Los nuevos productos de alta tecnología se impusieron en detrimento de los bienes primarios y de los de producción masiva, por lo general productos tradicionales tanto para sus mercados internos como para la exportación.

En esta dinámica el Estado asume el rol de reformular funciones que inciden en la gestión de obras de infraestructura, participación del sector privado y mecanismos destinados a satisfacer las demandas sociales que generan las nuevas implantaciones. El ambiente productivo mundial se alteró y expandió profundamente. La mayor interacción entre lo local y lo global muestra un mosaico territorial de producción flexible y espacializada.

 

LOS BLOQUES Y SU FUNCIONAMIENTO

Existen distintas formas de compromiso y de cooperación e integración en los bloques regionales, las que no necesariamente son cerradas y cuyos caracteres más marcados propician: acceso ilimitado al mercado de los socios, discriminación a terceros países en el mercado interno y externo, competencia económica, defensa de la propiedad intelectual, compras gubernamentales, de lo que resultan disciplinas colectivas en políticas micro y macroeconómicas en forma implícita o explícita.

 

Estas formas son:

1 - Preferencias Aduaneras: Funcionan en un conjunto de territorios aduaneros que se conceden entre sí ventajas no extensibles a terceros como Reino Unido y Dominios;

Benelux; Argentina, Chile, Bolivia y Perú, en una zona de doble vía y en áreas históricas.

2 - Zonas de Libre Comercio: Dos o más Estados suspenden sus trabas aduaneras y comerciales, lo que se mantiene para terceros países: EFTA, NAFTA, ASEAN, EEUU y CANADÄ.

3 - Unión Aduanera: Máxima expresión de integración de dos o más países con supresión inmediata o gradual de barreras arancelarias y comerciales a la circulación de mercancías entre los Estados de la Unión. Requiere mayor integración funcional.

4 - Unión Económica: Es la profundización y ampliación de la Unión Aduanera por agregarse adecuación de legislación, normas fiscales, tipo y formas de transporte, comunicaciones y moneda, etc. Es imprescindible un fuerte y elaborado marco institucional (BENELUX, CEC).

 

ANTECEDENTES DE BLOQUES REGIONALES AMERICANOS

1988 - Nacimiento del NAFTA como idea de Zona de Libre Comercio entre

Estados Unidos y Canadá.

1989 - Iniciativa por las Américas, programa de ayuda económica a Iberoamérica y el Caribe, para Estados Unidos significa el tratamiento integral de las problemáticas: reducción de la deuda externa, inversión, libre comercio (metodología utilizada por el Tratado de Roma en 1947) con el objetivo de sumar México a América del Norte, y luego incorporar América Central y América del Sur. Significa la apertura preferencial a mercados nacionales de mayor tamaño, pero despierta temores en sectores industriales y de comercio exterior.

La nueva concepción de integración regional pretende la articulación de un espacio económico ampliado, eficiente, competitivo y capaz de exportar al resto del mundo. El NAFTA sirvió de referente para los acuerdos entre los demás países latinoamericanos.

Los costos y beneficios económicos se asocian a otros procesos de circulación de bienes, finanzas y personas. Es el primer paso de un Mercado abierto a todos los países de América del Sur, aunque se dieron experiencias previas con la Asociación Latinoamericana de Libre Comercio, ALALC y luego la Asociación Latinoamericana de Integración ALADI.

¿Se dan las condiciones para construcción de poder regional? . . . ¿ Y para el desarrollo autónomo? . . .

En 1991 se firma el Tratado de Asunción, Tratado de Libre Comercio entre Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay al que luego se incorporan como asociados Chile, Bolivia y luego también Perú, países que integran el Mercosur, con posibilidad de incorporar próximamente a Venezuela y México.

En 1994 entra en vigor el acuerdo por el cual el NAFTA, Estados Unidos y Canadá incorporan a México. Es el modelo para el intento de incorporar en este bloque a los demás países americanos, especialmente los comprendidos en el Mercosur y Región Andina.

También en 1994 se reúne la Cumbre de las Américas en Miami con la asistencia de 34 Jefes de Estado. Se aprobó la Declaración de Principios para el Desarrollo y la Prosperidad: Democracia, Libre Comercio y Desarrollo Sustentable. En lo comercial se acordó culminar en el 2005 la negociación para el ALCA, con la aprobación de un Plan de Acción para avanzar en la ampliación y profundización de los acuerdos de Libre Comercio en la región y el desarrollo de normas de liberalización comercial. También se trabajó en otros campos para regular la incorporación al ALCA en forma congruente, con las disposiciones de la Organización Mundial de Comercio, OMC.

 

ALCA PARA LAS AMÉRICAS

Las Américas, son 34 países, con aproximadamente 800 millones de habitantes, 13 % de la población mundial, de ellos 500 millones an América Latina con el 50 % de pobres que ganan menos de 2 dólares diarios, un PBI de 11 billones de dólares, 38 % del producto mundial, 23 % de exportaciones de bienes mundiales, 25, 3 % de comercio internacional de servicios en economías fuertes por 87, 7 % de la producción mundial, aunque el 71 %pertenece a Estados Unidos.

Esta Reunión Cumbre realizada en Miami se muestra también interesada por el mercado de China, por el petróleo de Asia Central, por la zona del Pacífico y el control de Europa. Pero especialmente importa por sobre lo demás el ALCA y la rapidez de negociación, con un temario que abarca: aspectos comerciales, flujos de capital, garantías de inversión extranjera, solución de controversias, propiedad intelectual, compras estatales, desgravación y disminucióin de aranceles.

Durante 1998 con la Cumbre de las Américas en Santiago de Chile, se intenta formalizar el tratamiento del ALCA. Hay oposición y resistencia. Se desea proceso abierto y tratamiento a través del Mercosur.

Desde el punto de vista del Mercosur las negociaciones desarrolladas en Santiago generan atención especial en cuanto a:

1 - Alcances del ALCA: los negociadores norteamericanos se interesan en obtener acuerdos preferenciales que superen las condiciones de la OMC: comercio de servicios, protección de derechos de propiedad intelectual, tratamiento de la inversión extranjera directa, políticas de competencia, estándares laborales y ambientales y compromisos más profundos en temas no cubiertos por reglas multilaterales.

Un tema complejo es el de los subsidios agrícolas, de alta prioridad para el Mercosur, pero de improbable prioridad de tratamiento.

2 - Implementación: la fórmula de Miami 2005 como límite temporal para finalizar negociaciones e implementar acuerdos se propuso para asegurar resultados equilibrados en un ámbito de asimetrías de tamaño y poder.

3 - Distribución de los costos y beneficios de la integración económica: existen grandes disparidades de estructura y nivel de desarrollo. Por consiguiente una distribución equitativa resulta ser un un tema importante.

4 - Efectos macroeconómicos del ALCA: las negociaciones impulsadas por los norteamericanos, incluyendo temas como liberalización de los movimientos de capitales, aumenta la importancia de las implicaciones macroeconómicas del ALCA.

Es importante y significativo que el tema ALCA se convierta en una negociación y no en simple marco para extensión del NAFTA. Las demandas de negociación del ALCA han demostrado la necesidad de fortalecer las posiciones comunes y el proceso de integración del Mercosur.

Las negociaciones para el ALCA no son únicas. Existen movimientos y gestiones entre la UE y el Mercosur y otras regiones del mundo, lo que es bueno para que desde el ALCA tengan presente que el Mercado Común del Sur es una nueva realidad y que los países del Cono Sur no están desconectados del mundo. Es posible negociación y hasta integración, pero en condiciones de participación equitativa. Por supuesto, en este momento es una expresión de deseos en aras de una utópica relación global eficiente, significativa y para poder disfrutar: paz.

Si el Area de Libre Comercio de las Américas, ALCA, se concreta como realidad, los Estados parte del Mercosur enfrentarán nuevos dilemas. Las asimetrías de poder entre los miembros del ALCA pueden generar mayor fragmentación en los países integrantes del Mercosur.

El diálogo entre México y Estados Unidos, en los primeros años tuvo niveles positivos, igualmente en América Central con el desarrollo del Sistema de Integración Centroamericano. No obstante, en 1994, con el efecto tequila en México, se reforzaron compromisos en la región con el Mercosur.

 

PARA QUE EL ALCA FUNCIONE

Se valoriza el consenso y el compromiso político con el proyecto comunitario, decisivo en las etapas de negociación, ampliación y profundización. La convergencia de intereses y estrategias geopolíticas, económicas y de integración de las partes así como el apoyo hemisférico responsable para la práctica de un regionalismo abierto son propicios a la construcción y consolidación del ALCA.

El modelo de la Unión Europea es de una integración gradual, en círculos concéntricos y sucesivas etapas que permite arreglos institucionales y la búsqueda de equilibrio y consecuencia entre las políticas internas y las políticas globales. Pero el modelo europeo dista en gran parte de las condiciones básicas latinoamericanas, mientras que la posibilidad de mayor fragmentación desluce los beneficios y acentúa los costos.

 

DESDE OTRO ENFOQUE

De las reflexiones anteriores se desprende como elección posible la propuesta de la integración latinoamericana al comercio mundial en el Ärea de Libre Comercio para las Américas -ALCA- pero a través del Mercosur.

 

¿CUÁLES SON LOS BENEFICIARIOS?

¿Cuáles son los verdaderos beneficiarios de este libre comercio hemisférico? . . .

Expertos en temas sobre América Latina de la Universidad de Heidelberg (Sangmeister y Taalouch, 2003) no confían en resultados alentadores de la aplicación del ALCA, especialmente en las economías latinoamericanas más grandes, ya que Estados Unidos tiene potenciales de exportación con numerosos países que podrían aprovecharse de un sistema de libre comercio, sin que aumenten los flujos de importaciones equitativamente en toda la región. Se estima posible el ahondamiento de las brechas de desigualdades y la reducción del rol económico y social del Estado en favor de empresas transnacionales.

Aquí aparecen dudas sobre la racionalidad de esta integración, de acuerdo a bienes esperables. Importa conocer supuestos e interrogantes así como la obtención de resultados y logros en amplitud y extensión.

 

SOBRE EXPECTATIVAS, FUNCIONAMIENTO Y RESULTADOS

EN ALGUNOS TERRITORIOS

Todos los países de la región son partes de acuerdos regionales o subregionales de integración pero han comenzado a negociar acuerdos e impulsar nuevas formas de relación entre bloques.

El ALCA pretende ser el foro de armonización de estos esfuerzos estableciendo preferencias hemisféricas. Por ello es interesante la compatibilización de intereses de lo ya existente, Mercosur, Grupo Andino, Mercado Común Centroamericano, Comunidad del Caribe, Mercado Común del Caribe, Nafta, Grupo de los Tres, analizando coincidencias y divergencias o bien, simetrías y asimetrías.

 

ARGENTINA Y BRASIL: En Argentina existen otros temas prioritarios, pero el debate aguarda un abordaje futuro. Se piensa en la postergación de la meta del 2005 para concretar la participación en el Acuerdo.

Brasil juega fuerte al Mercosur, el ALCA es un interrogante aún y como en Argentina, se piensa en extender el plazo más allá del 2005.

Argentina y Brasil necesitan elaborar una estrategia conjunta, según expresión de Juan Pablo Lohle, Embajador de Brasil (Clarin, 11/ 03/ 04) quien sostiene que existe un tema central: discutir la propuesta que vincule los programas del Fondo de Desarrollo de los Países. Es decir, es importante proponer cambios de enfoque sobre las inversiones públicas y los gastos sociales y de superávit fiscal, contando con el apoyo mutuo entre ambos países de política común para la región no sólo por solidaridad, sino en beneficio y defensa de los propios intereses. Argentina y Brasil con más de doscientos millones de habitantes necesitan una escala de producción y de construcción institucional supranacional.

Por supuesto que esto instala en el quehacer de cada uno de los Estados un gran esfuerzo de negociación.

Mientras, se habla del "ALCA ligth", como modificación deseable de la estrategia de Estados Unidos que reconoce dificultades, pero no cede posiciones en temas significativos como subsidios agrícolas y apertura de mercados gubernamentales y de servicios en nuestros países.

BOLIVIA, ECUADOR y PERÚ: Enfrentan el proceso de definir una estrategia frente a la alternativa del ALCA.

CHILE: De larga trayectoria con relación a la internacionalización de la economía (1975) enfrenta escenarios donde tiene fuerte competencia.

Luego de un largo período de indefiniciones, en julio del 2003, firmó con Estados Unidos un Tratado de Libre Comercio, el que se estima como un instrumento piloto que Estados Unidos desea usar como base de negociación con los países que se incorporan al ALCA.

COLOMBIA: Para este país, el tema del comercio internacional está ligado al de la guerra civil y al apoyo que para esta cuestión recibe de Estados Unidos, lo que resulta un fuerte condicionamiento en la toma de decisiones sobre la participación en el Acuerdo Latinoamericano en el Comercio de las Américas.

Jorge Enrique Robledo, analista colombiano (2003) compara el ALCA y sus consecuencias con la irrupción de los españoles en América en el siglo XV expresando que el Mercado Ünico desde Alaska a Tierra del Fuego pensado con casi ochocientos millones de compradores puede resultar en la destrucción de economías regionales, especialmente las más vulnerables que tienen como base la producción primaria.

Las opiniones oscilan entre la expectativa de apertura de nuevos mercados y el temor de servir de acceso, a través del ALCA a los poderosos mercados del Norte. Ni la globalización, ni la liberalización sustituyen el crecimiento aún con éxito en el modelo planteado.

MÉXICO: Se encuentra afirmado en el ámbito de la economía norteamericana y desde allí se discute la perspectiva y el desarrollo de la creación del Ärea de Libre Comercio para las Américas -ALCA-.

No obstante las promesas iniciales del Acuerdo no se lograron. De acuerdo a críticos del proceso, la pérdida de empleos y la desvalorización del salario real acrecentaron las desigualdades. México no tuvo la era de prosperidad, ni saltó del Tercero al Primer Mundo como prometieron en 1994 los presidentes de Estados Unidos, Canadá y México. Hubo libertad de comercio con muchos perdedores.

México y Colombia han vivido ya estos cambios relacionados con la balanza comercial deficitaria desde el 2001 con aumento de importaciones sobre exportaciones y crecimiento de la deuda externa, como también aumento de la pobreza, sobre todo en áreas rurales.

Existe desequilibrio entre la producción nacional y la extranjera, también deterioro de la calidad y de la rentabilidad de la producción. El ALCA es un proceso lleno de condicionamientos y parece que no ofrece demasiados estímulos para el crecimiento sustentable y la equidad social.

ESTADOS UNIDOS: Desde el Congreso reclama que con estos acuerdos, las corporaciones y multinacionales aprovechan para trasladar sus plantas y fábricas a países del Tercer Mundo donde la mano de obra es más barata, además de obtener franquicias impositivas y beneficios con el tipo de cambio.

Este éxodo implica la pérdida para el ámbito local en la magnitud de cientos de miles de puestos de trabajo, empleos industriales que se trasladan a países de bajos salarios como China, Singapur y México.

Estados Unidos incrementó su déficit luego del NAFTA, tratado que firmaron con este último país y Canadá, pero desde el 2002 dispone de legislación destinada a morigerar el impacto de esta realidad sobre los trabajadores, las empresas y las comunidades.

La apertura agrícola de Estados Unidos de América es imprescindible para que el tratado no sea un simple acto de poder unilateral, pero no ofrece alternativa de desarrollo y puede estar acompañada de un saldo fuertemente negativo en términos de empleo. También es posible que produzca un desplazamiento de la producción industrial orientada al mercado local.

VISTO DESDE EUROPA: Desde el inicio del proceso ALCA en 1994 En la Primera Cumbre de las Américas en Miami, Europa decidió acuerdos individuales de asociación con tres socios selectos de América Latina: Mercosur, Chile y México, en correspondencia con sus intereses y prioridades en la región. Chile y el Mercosur son los principales socios políticos y económicos de la Unión Europea, México es la puerta de entrada al mercado norteamericano. Con los demás países y subregiones prevalece el aspecto asistencial de las relaciones.

EN EL MUNDO: Los países más poderosos del mundo: G 7 + 1; Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Francia, Alemania, Italia, Japón (+ Rusia) y las grandes corporaciones internacionales son la base de la conformación de los bloques económicos regionales. Las ventajas comparativas se reemplazan por las ventajas competitivas. La articulación de las relaciones comerciales de los Estados Nacionales las regulan por medio de tratados y la Organización Mundial de Comercio -OMC- es la institución emergente en esta etapa.

Son viejas nuevas zonas de dominación paralelas a tendencias de desequilibrios económico financieros y agudización de la brecha tecnológica.

El ALCA es preeminentemente una iniciativa de Estados Unidos para mantener su competitividad económica e influencia política en el mundo.

¿Qué pasa si no entramos en el ALCA? . . .

SANTA ROSA, LA PAMPA, ARGENTINA, NOVIEMBRE DE 2004.-

 

REFERÊNCIAS

BERNAL MEZA, R.; 2000, Sistema Mundial y Mercosur, Grupo Editor

Latinoamericano, Buenos Aires, Argentina

BOUZAS, R.; (comp.) 1997, Regionalización e Integración Económica, Grupo Editor,

Latinoamericano, Buenos Aires, Argentina.

RIORDAN, R.; (comp.) 1999, Integración Regional y Mercados Mundiales, Grupo

Editor Latinoamericano, Buenos Aires , Argentina.

TAMAMES, R.; (comp.) 1995, Entre bloques y globalidad, Editorial Complutense,

Madrid, España.


1 Licenciada - Facultad de Ciencias Humanas

Instituto de Geografía - Departamento de Geografía

Universidad Nacional de La Pampa - Argentina

ierrecalde@cpenet.com.ar


Anais do X Encontro de Geógrafos da América Latina – 20 a 26 de março de 2005 – Universidade de São Paulo