Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 5195 al 5214 
AsuntoAutor
402/05 - Economist Centro H
401/05 - Conferenc Centro H
405/05 - ADQUISICI Centro H
404/05 - GEÓGRAFOS Centro H
403/05 - Taller so Centro H
400/05 - SÉPTIMO E Centro H
399/05 - Brasil - Centro H
398/05 - RedGeoEco Centro H
397/05 - Washingto Centro H
407/05 - NUEVO NÚM Centro H
415/05 - Uruguay: Centro H
414/05 - Mauritani Centro H
413/05 - Argentina Centro H
412/05 - Argentina Centro H
411/05 - Uma ameac Centro H
410/05 - Revista C Centro H
409/05 - O Imperio Centro H
felicitaciones silvia m
408/05 - Argentina Centro H
406/05 - GEÓGRAFOS Centro H
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 5437     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 412/05 - Argentina - Dos leyes y la cuestión de los rada res
Fecha:Sabado, 2 de Abril, 2005  17:44:11 (-0300)
Autor:Centro Humboldt <humboldt @...........ar>

 
 
 

Argentina
Complaciendo a Rumsfeld y Rice
Entre un diligente Parlamento
 y la Economía Política de dos ministros
 

 
La relación con Washington: respaldo legislativo a la Casa Blanca y críticas del Ministerio del Interior

El Congreso aprobó dos leyes reclamadas por los EE.UU.

Son convenios internacionales contra el terrorismo que ayer sancionó Diputados

El PJ tuvo el apoyo del radicalismo y de los bloques de centro La izquierda y la centroizquierda se opusieron a las normas Bielsa y Lavagna habían pedido su aprobación

A pocas horas de la visita del canciller Rafael Bielsa a Washington para entrevistarse con la secretaria de Estado norteamericano, Condoleezza Rice, la Cámara de Diputados aprobó y convirtió ayer en ley dos convenios internacionales contra el terrorismo largamente reclamados por los Estados Unidos y aguardados con ansia por la Cancillería argentina.

Con el apoyo de la UCR y el Interbloque Federal de partidos de centro, y la cerrada oposición de los bloques de izquierda y centroizquierda, el PJ consiguió la ratificación parlamentaria de la convención internacional para la Represión del Financiamiento al Terrorismo de la ONU, en 1999, y de la Convención Interamericana contra el Terrorismo de la OEA firmada en Bridgetown, Barbados, en junio de 2002.

La aprobación de estos tratados fue por una mayoría amplia: el primero de los proyectos obtuvo 156 votos favorables, 23 en contra y 6 abstenciones. En el caso de la convención interamericana, se aprobó con 159 votos positivos, 23 en contra y 3 abstenciones.

La aprobación de los convenios demandó sólo unos minutos. Se resolvió antes de que el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, expusiera su informe mensual en la Cámara baja, donde habló del caso de las narcovalijas en Ezeiza (de lo que se informa en la página 15).

En rigor, el debate sobre los tratados internacionales se había agotado en la sesión del 16 de marzo último, pero el PJ se quedó entonces sin quórum y el titular de la Cámara, Eduardo Camaño (PJ-Buenos Aires) debió postergar la votación hasta ayer. Sólo el diputado kirchnerista Miguel Bonasso (PRD-Capital) intentó dejar sentada su oposición a los proyectos, pero Camaño se amparó en el reglamento y no le permitió hablar.

El Gobierno estaba interesado en la sanción legislativa de las normas, aprobadas por el Senado a mediados del año último. De hecho, para acelerar el tratamiento de estas leyes cruciales, el canciller Bielsa se había reunido un mes atrás con Camaño. A la vez, el ministro de Economía, Roberto Lavagna también había advertido sobre las serias consecuencias económicas que sufriría nuestro país de no aprobarse los proyectos, incluidos en la nueva política de Washington para con las organizaciones terroristas, luego del atentado a las Torres Gemelas.

El PJ intentó aprobar estas leyes hace dos semanas, como un gesto a los Estados Unidos y a horas de la visita del secretario de Defensa norteamericano, Donald Rumsfeld. Pero ahora, Bielsa podrá mostrar la aprobación a Condoleezza Rice, un día después del llamado telefónico del presidente George W. Bush a Néstor Kirchner.

Detalle de los tratados

La convención interamericana contra el terrorismo tipifica qué se denomina "acto terrorista", y establece que a los fines de una eventual extradición, acciones como la colocación de explosivos, toma de rehenes y secuestros de aviones no podrán ser considerados en adelante como delitos de carácter estrictamente políticos.

Además, los artículos 12 y 13 de la misma norma obligan a los países firmantes del convenio a negar el asilo y el refugio político a toda persona sospechada de cometer un acto terrorista.

En tanto, el convenio de la ONU obliga a los estados firmantes a tipificar y penalizar a quien "ilícita y deliberadamente provea o recolecte fondos a sabiendas de que serán utilizados para la comisión de un acto terrorista".

Desde el oficialismo había satisfacción por la aprobación de estas leyes. "Es central tener legitimidad de respuesta y respaldo de la opinión pública internacional para enfrentar al terrorismo", afirmó el diputado Jorge Argüello (PJ-Capital), para quien "es fundamental que la Argentina refuerce todas las medidas y herramientas que tiene para prevenir prácticas de terrorismo y lavado de dinero".

La oposición al proyecto quedó disconforme. "Los convenios avalarán arbitrariedades; dejaremos la puerta abierta para que Washington denomine como terrorista a cualquier país hermano y lo agreda militarmente", sostuvo Bonasso.



"Es dañino el informe norteamericano", dijo Aníbal Fernández

Controversia por el tráfico de personas

Sugirió que el Departamento de Estado criticó a la Argentina porque quiere venderle tecnología al país Difundió estadísticas para refutar los cuestionamientos

El Gobierno dio una fuerte respuesta al documento del Departamento de Estado norteamericano que alertaba sobre el tráfico de personas. El ministro del Interior, Aníbal Fernández, dijo directamente que se trató de "un informe muy dañino" y apuntó al interés de Estados Unidos en vender tecnología para el control fronterizo.

En conferencia de prensa en la Casa Rosada, el ministro del Interior cerró el caso con una ironía: "Me parece que hay una vocación de alguna venta de algún software que no estamos dispuestos a comprar. Así que: hasta la vista, baby".

La frase final llamó la atención, ya que quedó inmortalizada en las tres ediciones de la película "Terminator", protagonizada por el hoy gobernador de California, Arnold Schwarzenegger. El personaje pronunciaba esa frase antes de eliminar a su enemigo, aunque, en rigor, el gobierno argentino mantiene buenas relaciones con el de EE.UU.

El informe del Departamento de Estado, difundido el lunes último, describe la situación de los derechos humanos en cada país, según la visión del gobierno norteamericano. En el punto reservado a la Argentina se indicaron, principalmente, las falencias en el control del tráfico de personas.

"La coordinación en el combate del tráfico de personas permanece como un problema por resolver, a pesar del hecho que el Gobierno aumentó sus esfuerzos para combatir el tráfico y la explotación sexual de los menores", se detalló en el documento, y por primera vez se colocó a la Argentina entre los países que no cumplen por completo los estándares requeridos para velar por los derechos humanos.

Réplica

Pese a que las relaciones con Estados Unidos pasan por un muy buen momento, como lo demostró anteayer la llamada de George W. Bush al presidente Kirchner, la Casa Rosada salió al cruce del documento firmado por Condoleezza Rice un día antes de que ésta se reúna hoy en Washington con el canciller Rafael Bielsa.

Aunque la conferencia de prensa estaba prevista para explicar los cambios en la seguridad aeroportuaria (sobre lo que se informa por separado), el ministro Aníbal Fernández enumeró las acciones argentinas para mejorar los controles fronterizos.

El funcionario hizo notar los números de detenciones de traficantes de personas: "En 2002 había un nivel de 40 personas detenidas por intento de tráfico de personas, mientras que en 2004 hubo 450 detenidos. En 2002 no hubo nunca un procesado por este delito y hoy hay 108 personas procesadas".

También indicó que "durante el período 2002-2003 hubo 24 personas rescatadas del tráfico de personas y que, en lo que va de 2004, ya suman más de 570 las personas rescatadas".

Ese crecimiento en las capturas de traficantes de personas fue señalado como un logro de la gestión oficial, como contrapartida del informe del Departamento de Estado.

Fernández respaldó con sus palabras al director de Migraciones, Ricardo Rodríguez, que había dado la primera respuesta al informe norteamericano al decir que detrás de él se escondía el interés de vender un sistema de computación.

El ministro fue más allá y, aunque no dio el nombre del involucrado, aseguró que le llegó "una nota de un gobernador muy importante pidiéndonos por una empresa de estas características".

Afirmó, además, que el Gobierno trabaja para regularizar la situación de miles de inmigrantes sin papeles en regla.


Fuente: Diario La Nación, de Buenos Aires, Argentina; 31 de marzo de 2005.