Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 501 al 520 
AsuntoAutor
447/02 - Neolibera Humboldt
448/02 - Argentina Humboldt
449/02 - Ciclo de Humboldt
450/02 - Patrimoni Humboldt
455/02 - Conferenc Humboldt
454/02 - JORNADAS Humboldt
453/02 - Plan de L Humboldt
452/02 - Resolucio Humboldt
451/02 - Jornadas Humboldt
456/02 - Simposio Humboldt
457/02 - Privatiza Humboldt
458/02 - Somos 500 Humboldt
459/02 - SEMANA DE Humboldt
Re: NoticiasdelCeH Haydee B
460/02 - Geografía Humboldt
RE: NoticiasdelCeH Monica P
461/02 - Empresas Humboldt
462/02 - Actividad Humboldt
464/02 - Encuentro Humboldt
465/02 - Curso Hor Humboldt
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 687     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:RE: NoticiasdelCeHu 460/02 - Geografía y Ley Federal de Educación
Fecha:Martes, 27 de Agosto, 2002  15:01:46 (-0300)
Autor:Monica Ponce <mponce @..............ar>

Estimados señores de Humboldt:
Deseo comunicarme para expresar mi total adhesión a los conceptos vertidos en el boletin 460, pero creo que llegó MUY, PERO MUY TARDE. Los docentes de Geografía del ex-nivel medio comenzamos a quejarnos y a advertir sobre esta situación desde 1996 y ya estamos en el 2002, o sea miles de alumnos han padecido, padecen y padecerán al Profesor que le toque en suerte en Sociales. Nosotros desde entonces hacemos lo que podemos, desde aulas atiborradas de alumnos, magrísimos sueldos, y pseudocapacitaciones para cubrir falencias que obviamente no elegimos tener, porque si estudiamos Historia o Geografía es porque no teníamos inclinación hacia la otra disciplina.
Me hubiera gustado oír desde las Universidades y distintas Instituciones Académicas fuertes advertencias sobre esta Reforma cuando la misma se estaba gestando. Ese era el momento. Ahora estamos ante los hechos consumados.
Atte.
Prof. MONICA PONCE
-----Mensaje original-----
De: Humboldt <humboldt@sinectis.com.ar>
Para: Noticias del CEHU <humboldt@eListas.net>
Fecha: Martes, 27 de Agosto de 2002 01:52 p.m.
Asunto: NoticiasdelCeHu 460/02 - Geografía y Ley Federal de Educación

 NCeHu 460/02

 

Declaración de la Academia Nacional de Geografía

 

Posición  de la geografía en el espectro científico

y en el  ámbito educativo ante la Ley Federal de Educación

 

 

En los enunciados axiomáticos de la Ley Federal de Educación se desarrollan principios que parecieron inspirados en el respeto y consideración por la geografía como instrumento básico para la formación de la conciencia territorial de los ciudadanos, en un marco republicano formador de identidad nacional y valorización de la soberanía argentina.

 

Sin embargo, potenciada por un lento proceso de adecuación en distintos niveles, la geografía fue viéndose cada vez más desleída y desperdigada en las sucesivas instancias de definición curricular en los últimos años. En muchos casos se trató de acuerdos federales, los cuales tuvieron etapas previas de discusión.

 

Muchos geógrafos e instituciones - incluidos universidades e institutos del profesorado - llamaron la atención sobre la progresiva desnaturalización de la disciplina y una merma dentro del conjunto. A pesar de esto los planteos de los especialistas no fueron escuchados, diluyéndoselos en un maremagnum de opiniones y criterios que terminaban siendo descartados en favor de las propuestas originales, impuestas desde el nivel nacional.

 

La Academia Nacional de Geografía, entidad consultora de los requerimientos del Estado en esta especialidad, quiere hacer notar este paulatino empobrecimiento, reflejado en primera instancia en el desarrollo de los Contenidos Básicos Comunes y, consecuentemente en una disminución cualitativa y cuantitativa del personal docente aplicado a la enseñanza de la geografía en todos los estadios (aunque especialmente visible en la competencia de los profesores, correspondiente a la Educación General Básica, tercer nivel, y Polimodal).

 

En múltiples oportunidades las entidades geográficas han realizado presentaciones con pedidos, críticas y hasta demostraciones públicas referidas a tal problemática. La mayoría de las veces no han tenido el eco esperado en los niveles de decisión.

 

A la citada posición se suma el criterio unánime de los directores de Departamentos de Geografía de Universidades Nacionales. En su reunión de esta Red Interdepartamental de Universidades, producida en Comahue, en la que participaron diecinueve universidades  y referentes extranjeros, se emitieron severos juicios respecto de la participación de la geografía en la educación argentina, argumentos que fueron volcados

en un volumen de colaboraciones titulado La geografía en la Universidad Argentina – Experiencias,  dificultades y perspectivas (Neuquén, Universidad del Comahue­, 2000).

 

 

 

 

 

 

 

La Academia Nacional de Geografía no puede permanecer al margen de esta grave situación tan perjudicial, no sólo para la disciplina y sus cultores, sino, especialmente, para los ciudadanos de futuras generaciones. Una vez más quiere destacar particularmente la incidencia de este problema en dos cuestiones claves: la agudización de la tradicional dicotomía entre geografía física y geografía humana y la incertidumbre de la inserción profesional frente al vaciamiento de la disciplina en el currículo vigente.

 

En efecto, la identidad de la geografía se fundamenta en su visión integral de la realidad. Geografía no es la suma de los contenidos físicos y de los humanos; geografía es la interrelación de ambos. Refuerza este argumento la cita que a continuación se transcribe:

 

Los rasgos físicos no interesan en sí mismos: interesan en la medida en que han sido usados y continúan usándose en términos de organización y construcción territorial. El territorio es así una construcción físico-histórica. Las sociedades no se desarrollan prescindiendo de las dificultades naturales. Cada sociedad tiene su propio modo de relación, de apropiación y de utilización del cuadro natural, transformado según los medios técnicos del momento y el tipo de organización de la sociedad. (Scheibling, J. ,1994, Paris, Hachette).

 

Como hemos señalado, los cambios curriculares, inspirados en la aplicación de la Ley Federal, apuntan a ubicar a la geografía en la llamada “área de ciencias sociales” y quedan  desplazados otros contenidos tradicionalmente identificados con la naturaleza, ámbito propio de la geografía física. Esto impide establecer las interrelaciones que son específicas del espíritu de la geografía.

 

Esta particularidad, de una mal llamada “ciencia social” - en singular -, que ignora la esencia de la geografía, ya fue advertida por Luis A. Romero hace más de 35 años, cuando decía:

 

...se habla de una cosa nueva llamada ciencia social; esta ciencia social no existe. De lo que se está hablando es de un híbrido a constituir, que no tiene el menor estatuto científico, sumando un poquito de cada disciplina. Plantear a nivel curricular una ciencia social es crear algo que no tiene anclaje en la ciencia. No se puede enseñar lo que no se conoce.(Romero, L. A.1966).

 

Refuerza estos argumentos la opinión producida por  otros especialistas. En una declaración, emitida hace cuatro años, la Academia Nacional de la Historia, aludiendo a la Ley Federal de Educación expresa:

 

Sobre todo queremos hacer hincapié en una observación que nos parece fundamental: si la llamada área de ciencias sociales es concebida como un grupo de disciplinas que conservan su individualidad, modos de abordaje y metodología, y que fueran enseñadas por profesores formados básicamente en cada una de ellas, no habría nada que objetar. Si, en cambio, por área de ciencias sociales ha de entenderse un híbrido hecho de retazos yuxtapuestos de historia, geografía, antropología, economía y ciencia política, que amontona contenidos y categorías de todas ellas, se configuraría un grave error que perjudicaría la formación de los alumnos, en una edad que están perfectamente capacitados para entender contenidos articulados sobre la base de lo disciplinar (Tau Anzoátegui, V. et al. 1997, Buenos Aires, Academia Nacional de la Historia)

 

 

 

 

 

 

La aplicación de la Ley Federal de Educación ha generado una grave anarquía en el campo educativo, la que sistemáticamente se tradujo en pérdidas sustanciales para la geografía, que debería ser una disciplina núcleo en todos los niveles, por sus contenidos conceptuales, de procedimiento, valores y actitudes. Sobre este peligro se pronunció, en 1992, a nivel mundial, la  Comisión sobre Educación Geográfica de la Unión Geográfica Internacional que publicó al respecto su Carta Internacional, proclamada en ocasión del 27° Congreso Internacional de Geografía realizado en Washington.

 

De allí la aparición de dificultades, perjuicios e injusticias respecto de la competencia en los títulos, falta de aplicación de puntajes equitativos y de  habilitación en los diferentes niveles, problemas generados a la sombra de una diversidad preocupante en las formas de implementación. Tal falta de coherencia se genera al no existir acuerdos básicos motivados por la poca claridad de la Ley y trae incongruencias a nivel de las provincias y entre los ámbitos educativos oficiales y privados.

 

En consecuencia, los miembros de número de la Academia Nacional de Geografía, reunidos en sesión extraordinaria con el  propósito particular referido en el epígrafe, recomienda que:

 

·        Se respete la identidad científica de la geografía, reconociendo la vigencia de su potencialidad y valores en la educación argentina.

·        Se evite la dispersión de sus contenidos entre las ciencias naturales y las ciencias sociales.

·        Se recompongan los cuadros de cada disciplina para dar a la a la geografía el lugar que le pertenece.

·        Se categorice y seleccione al cuerpo docente titulado en geografía en virtud de su idoneidad específica.

 

Por todo lo expuesto, y tomando en cuenta la trascendencia de los problemas mencionados,  la Academia Nacional de Geografía, reitera su disposición para asesorar a los cuerpos de Ejecución –misión que estatutariamente es de su incumbencia– y propone la consulta a otros organismos geográficos competentes.

 

 

 

 

ANTONIO CORNEJO

Académico Secretario

 

ROBERTO J. M. ARREDONDO

Académico Presidente

 

 

 

 

 

 

 


Para la elaboración de esta declaración se  designó una comisión, cuyo coordinador fue el Dr. Ricardo Capitanelli y estuvo  integrada por la profesora Efi Ossoinak de Sarrailh, la profesora Mabel G. Gallardo, el doctor Mariano Zamorano, el doctor Jorge A. Pickenhayn  y la doctora Josefina Ostuni.

 

Su texto definitivo, fue aprobado en la Sesión Extraordinaria que la Academia realizó el 14 de diciembre de 2001.

 





--------------------------------------------------------------------- 
Tu dirección de suscripción a este boletín es humboldt-alta@eListas.net. 
Para darte de baja, envía un mensaje a  
humboldt-baja@eListas.net 
Para obtener ayuda, visita http://www.eListas.net/lista/humboldt