Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 4821 al 4840 
AsuntoAutor
43/05 - "No hay so Centro H
44/05 - Iraq, el d Centro H
45/05 - Fórum Soci Centro H
46/05 - Comité de Centro H
47/05 - Economía-B Centro H
48/05 - Argentina: Centro H
49/05 - FEUDOS Y S Centro H
50/05 - Petróleo, Centro H
51/05 - Apogeo de Centro H
52/05 - Eight Inte Centro H
53/05 - Revista Mi Centro H
54/05 - Iraq: la d Centro H
55/04 - Llamado de Centro H
56/05 - América La Centro H
57/05 - En recuer Centro H
58/05 - La geopolí Centro H
59/05 - Chomsky y Centro H
60/0S - Salvemos A Centro H
61/05 - XI - Simpó Centro H
62/05 - Simpósio " Centro H
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 5061     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 58/05 - La geopolítica de Aceh (Alfredo Jalife-Rahme)
Fecha:Miercoles, 12 de Enero, 2005  16:38:03 (-0300)
Autor:Centro Humboldt <humboldt @...........ar>

NCeHu 58/05


La geopolítica de Aceh: del efecto dragón al tsunami

Alfredo Jalife-Rahme

Estados Unidos, el gran beneficiado


SEGUN EL PROMINENTE fisiólogo y geógrafo Jared Diamond, quien acaba de publicar el libro Colapso, el tsunami que se abatió sobre el océano Indico el fin de año "fue un acto de la naturaleza, pero más catástrofes ambientales causadas por los humanos pueden provocar un daño mucho peor" ("Desastres por ocurrir", The Guardian, 6 de enero). Sin duda, y con mayor razón, en la etapa del ominoso unilateralismo bushiano, que ya exhibió sus insuperables dotes nihilistas en Irak.

MAS ALLA DE las pletóricas "teorías de la conspiración" que han inundado Internet, el unilateralismo bushiano ha resultado el gran beneficiado, desde el punto de vista geopolítico, para sacar provecho del cataclismo que devastó a la provincia islámica de Aceh, al norte de Indonesia (ver Bajo la Lupa, 9 de enero).

EL PORTAVIONES NUCLEAR USS Abraham Lincoln, clasificado como el quinto portaviones transportador del "tipo Nimitz" (es decir, de ligas mayores nucleares), arribó a Aceh en forma expedita a los cuatro días del cataclismo, desde Hong Kong. El portaviones no escogió, para su despliegue estratégico con travestismo de "ayuda humanitaria", a las islas indias de Andaman y Nicobar, ni Sri Lanka, ni Tailandia, ni Malasia, ni otros puntos afectados. Es entendible la discriminación, por encima de otros sitios dañados, del portaviones nuclear estadounidense. Aceh, que se ubica en la cercanía más inmediata al epicentro del maremoto, constituye uno de los puntos más estratégicos del planeta debido a cuatro consideraciones: 1) Su pertenencia a Indonesia: tanto el país islámico más poblado (88 por ciento de los 238.5 millones de habitantes) como el mayor archipiélago-Estado del mundo, con 17 mil 508 islas; 2) posee un gigante yacimiento de gas que explota Exxon-Mobil; 3) es donde se libra una guerrilla separatista que proseguiría el desmembramiento gradual del archipiélago indonesio, y 4) forma parte del superestratégico estrecho de Malaca, que conecta el transporte marítimo (que incluye el petróleo procedente de Medio Oriente hacia China, Japón y Corea del Sur) entre el océano Indico y el no menos estratégico mar del sur de China.

EL MANUAL MUNDIAL de hechos de la CIA define la "localización estratégica" del archipiélago indonesio: "a horcajadas (sic) o a lo largo de las principales rutas marítimas del océano Indico al océano Pacífico". ¡Nada más! En siete años el islámico archipiélago indonesio sufre su segundo cataclismo, luego del "tsunami financiero" que ocasionó el efecto dragón en 1997-1998, propiciado por el megaespeculador George Soros, como fue desnudado en su momento, y que no solamente desestabilizó al régimen militar del general Suharto (derrocado inmediatamente en 1998 para pasar bajo la implacable custodia del FMI), aliado "favorito" de Washington durante la guerra fría, sino que derivó, dos años y medio más tarde al efecto dragón, en la separación y la independencia de Timor oriental, también pletórico en gas y petróleo, de lo cual se benefició la anglosajona Australia más que nadie. No hay que perder de vista que el neoconservador straussiano Paul Dundes Wolfowitz fue embajador en Indonesia durante la administración Reagan y, hay que reconocer, pocos conocen como él las vulnerabilidades, con perspectiva geoestratégica, de la zona que va del océano Indico hasta el sur del mar del China, que incluye al islámico archipiélago indonesio.

UNA DE LAS exquisitas vulnerabilidades del extendido archipiélago indonesio -un genuino cerrojo del océano Indico con el mar del sur de China- se centra en que de sus proverbiales 17 mil 508 islas solamente 6 mil se encuentran habitadas, lo que deja al resto a la buena de Dios. De las 11 mil 508 islas no habitadas, ¿cuántas poseerán gas y petróleo?

ACEH, CON UNA superficie de 55 mil 390 kilómetros cuadrados y alrededor de 4.5 millones de habitantes, cuya capital es Banda-Aceh, representa (al extremo norte de la isla Sumatra) un "distrito especial" dentro de la república. Desde el siglo XIII, Aceh fue el sitio de penetración del Islam al archipiélago, donde fincó un bastión debido a su zona montañosa inexpugnable. Antes de la revolución industrial, las potencias comerciales coloniales de Portugal y Gran Bretaña intentaron apoderarse infructuosamente del sultanato islámico de Aceh, lo que no pudo conseguir Holanda sino hasta 1903, después de 25 años de luchas feroces. Pero Aceh, una de las mayores reservas de petróleo y gas del archipiélago, nunca fue "pacificada" en su totalidad y se volvió una provincia autónoma en 1949; cinco años más tarde estalló una rebelión separatista que obtuvo su estatuto de "distrito especial" tres años después. Sus moradores, de origen étnico "malay", son " islámicos devotos", muy sugestionables por las arengas fundamentalistas que, después de tanto cataclismo, pueden sucumbir a la adicción de Osama Bin Laden.

LA PARTE ORIENTAL de Aceh (Lhokseumawe) se ha desarrollado como una terminal de petróleo y gas licuado natural y, desde 2003, la conflagración se ha exacerbado entre la guerrilla separatista, conocida como GAM (Gerakin Aceh Merdeka), Movimiento Libre de Aceh, y el gobierno central de Yakarta. La tremenda devastación, con villorrios enteros desaparecidos, incrementará la frustración de los moradores, quienes tendrán una coartada más para reclamar la independencia (International Herald Tribune, 10 de enero; y The Christian Science Monitor, 11 de enero). La guerrilla separatista y protofundamentalista islámica GAM desea instaurar una teocracia mahometana en Aceh y su líder Hasan di Tiro se encuentra exilado en Suecia, desde donde teledirige sus operaciones. ¿A qué precio ulterior?

HA SIDO LA tónica de ciertas "organizaciones civiles" de Estados Unidos, notoriamente desestabilizadoras -que "monitorean" (sic) los "derechos humanos" de todo el mundo menos los de su propio país, ni los del ejército estadunidense en sus excursiones e incursiones planetarias-, fustigar los abusos de los militares en la persecución de la guerrilla en Aceh. El guión ya está muy visto y la CIA, tan preocupada por los abusos ajenos, llega a manejar la cifra de más de medio millón de "desplazados" en todo el archipiélago, donde descuella la quinta parte en Aceh, y luego en Papúa Nueva Guinea, el siguiente candidato a la secesión, no muy lejos de la anglosajona Australia.

EL CATACLISMO NO pospuso los "juegos de poder" que pelean el primer lugar en donativos y la influencia regional con máscara de socorro humanitario, como reseña Siddartha Sivrastava (Asia Times, 8 de enero). A su juicio, prevaleció el statu quo de la "primacía de Estados Unidos, que juega el papel pivote en la región", bajo la mirada furtiva de China, India y Japón, que se vigilan también entre ellos. Pareciera que las tres mayores potencias asiáticas prefirieron dejar que Estados Unidos saliera mejor librado, en lugar de que alguno de ellos emergiera como líder regional con base en la ayuda humanitaria. Pero tampoco conviene que Estados Unidos se lleve todos los laureles, y existen zonas de acomodamiento entre India y China que transmutaron finalmente el liderazgo inicial de Estados Unidos, donde Bush en forma unilateral buscó apropiarse de todos los refelectores, para dejar que la ONU cobrara el lugar que se merece en casos de emergencia humana: "Así son las sutilezas geopolíticas de la región asiática", a juicio de S. Srivastava, quien exhibe las grandes coincidencias y convergencias en casi todos los rubros después del tsunami entre Estados Unidos e India, la potencia del océano Indico que "Bush empleará para contener a China", y concluye que "India y China desean asegurar su presencia geoestratégica en la región de cara a la tragedia del tsunami". Pero, ¿de cuándo acá la "ayuda humanitaria" ha otorgado liderazgo mundial? En la fase de transición que vive el planeta, que sale de la unipolaridad estadunidense y se perfila hacia la multipolaridad, todas las coartadas se valen para promover el liderazgo en el océano Indico y en las zonas aledañas. Con justa razón, al periódico The Times de India se le hace una "geoestrategia repugnante" tratar de darse de codazos entre Estados Unidos y las potencias regionales para colocarse en el primer sitial a costa de la tragedia.

EL SUPERESTRATEGICO estrecho de Malaca merece mención especial. No hace mucho la revista anglosajona The Economist temía un mayúsculo atentado terrorista de las huestes de Osama Bin Laden en el sureste asiático, el "segundo frente" de la "guerra contra el terrorismo global", pero con mayor peligro en el estrecho de Malaca. No hay necesidad todavía. Porque el tsunami del 26 de diciembre se adelantó a los previsores planes terroristas, cuando la madre naturaleza pareció jugar como nadie a la geopolítica.

EL ESTRECHO DE Malaca, la ruta marítima más corta entre India y China -dos potencias emergentes del siglo XXI, por ende, una de las rutas marítimas más saturadas del planeta-, tiene una superficie de 65 mil kilómetros cuadrados, corre entre la isla indonesia de Sumatra, y la parte occidental de Malasia y la península de Tailandia al oriente, y conecta el mar Andaman, en el océano Indico, con el mar del sur de China en el océano Pacífico. En su parte más angosta tiene una amplitud de 65 kilómetros. Existen pletóricos yacimientos de petróleo y gas en la parte oriental de Sumatra, a lo largo del estrecho de Malaca, donde las trasnacionales petroleras exploran con singular alegría. Justamente es en el estrecho de Malaca donde circulan los tanques gigantes que transportan petróleo del Medio Oriente a los puertos de Japón, China y Corea del Sur (como a otros de la región del este de Asia). Por lo visto, a la madre naturaleza le gusta jugar a veces a la geopolítica, pero nunca como ahora lo hizo en Aceh.


Fuente: Diario La Jornada, de México D.F., México; 12 de enero de2005.







Algunos de los cientos de artículos en venta o subasta en eGrupos.net
 
  • 100 DVD-R HYUNDAI 4,7GB ALTA CALIDAD 8x (16x*) ( 44 EUR) 
     
  • Oleo: Mujer pop ( 600 USD) 
     
  • Oleo: Mujer futurista 2 ( 600 USD) 
     ¿Tienes algo que deseas vender? ¿O comprar? ¿Quieres ver tu anuncio aquí, gratis? 
    ¡ Visita hoy mismo EGRUPOS.NET !

     
    ------=_NextPart_000_013B_01C4F8C5.15E85550--