Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 4361 al 4380 
AsuntoAutor
1675/04 - La histo Centro H
1676/04 - Presenta Centro H
1677/04 - Revista Centro H
1678/04 - Uma Crít Centro H
1679/04 - Retos pa Centro H
1680/04 - América Centro H
1681/04 - Desafío Centro H
1682/04 - Octubre Centro H
1683/04 - América Centro H
1684/04 - Tarea pa Centro H
1685/04 - Fw: EN L Centro H
1686/04 - REGION M Centro H
1687/04 - Presenta Centro H
1688/04- "La reneg Centro H
1689/04 - Pasado, Centro H
1690/04 - México: Centro H
1691/04 - La teorí Centro H
1692/04 - Doutorad Centro H
1693/04 - La muert Centro H
1694/04 - Iraq: De Centro H
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 4576     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 1668/04 - Bolivia a un año de la caída de González Sánchez de Lozada
Fecha:Domingo, 17 de Octubre, 2004  20:53:10 (-0300)
Autor:Centro Humboldt <humboldt @...............ar>

NCeHu 1668/04


CRECE CLAMOR POPULAR POR CÁRCEL PARA GONI Y GAS PARA BOLIVIA


Redacción de Econoticiasbolivia.com

La Paz, octubre 16, 2004).- El pueblo boliviano no ha perdido la memoria. La ofensiva popular para castigar a todos los responsables del genocidio de octubre y para nacionalizar el gas y el petróleo se agigantó en las últimas horas con multitudinarias manifestaciones de protesta en la ciudad de La Paz y masivas caminatas que trepan al altiplano desde los valles y los poblados del interior.

Todos agitan las mismas consignas: "recuperar la riqueza hidrocarburífera para los bolivianos", que aún están en manos de las transnacionales y "cárcel para Goni", el expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada que intentó defender con bala y metralla la vigencia del neoliberalismo y los millonarios intereses de Repsol, Petrobras, Enron, Shell, British, Total y otras.

Este viernes, como preanuncio de lo que será la próxima semana, una multitud convocada por la Federación de Juntas Vecinales de El Alto (Fejuve) y la Central Obrera Boliviana (COB), tomó y paralizó por más de seis horas el centro de la ciudad de La Paz, clamando por la inmediata extradición de Sánchez de Lozada, derrocado hace un año y refugiado desde entonces en Estados Unidos.

Entre los marchistas, calculados en más de 80 mil por los organizadores y en sólo 30 mil por fuentes policiales, se encontraban vecinos de los barrios más pobres de La Paz y El Alto, campesinos, mineros, fabriles, estudiantes, desocupados, jubilados, heridos y familiares de las víctimas caídas en defensa de la dignidad nacional.

"Habrá guerra civil si el Congreso no aprueba una ley de hidrocarburos donde haya nacionalización y la industrialización del gas", amenazó el líder de la COB, Jaime Solares. El Parlamento tiene previsto analizar la nueva ley a partir del martes.

El representante de los familiares de las víctimas de octubre, Néstor Salinas, también fue categórico al asegurar que no descansarán hasta ver a Sánchez de Lozada y a todos sus colaboradores en la cárcel. "Vamos a vigilar que las autoridades sean imparciales, que no sean compradas, porque queremos justicia de cara al pueblo", dijo al destacar, una vez más, que "sólo la movilización social logrará que haya justicia".

"La presión del pueblo ha obligado al Congreso a enjuiciar a Sánchez de Lozada y sus cómplices. Ahora hay que llevarlos de por vida a Chonchocoro (la prisión de máxima seguridad de Bolivia)", agregó, por su parte, el máximo dirigente de Fejuve de El Alto, Abel Mamani.

MUCHOS LLEGAN A LA PAZ

La movilización popular será más intensa a partir de este lunes, cuando arriben a la ciudad de La Paz cuatro numerosos contingentes de campesinos, cocaleros, mineros, regantes, fabriles, maestros y estudiantes, que tienen también la intención de doblegar otra vez al Parlamento de mayoría neoliberal.

Todos intentan que se reedite lo que aconteció la madrugada de este jueves, cuando el Congreso, amenazado con el cierre por los sindicatos y organizaciones populares, autorizó el enjuiciamiento de Sánchez de Lozada y de todos sus colaboradores. Los marchistas ahora quieren hacer lo mismo con la ley del gas.

En La Paz ya se encuentran casi medio millar de combativos mineros de Huanuni. Las continuas explosiones de dinamita marcaron su presencia en todo el camino de más de 12 kilómetros que une El Alto con La Paz.
Hasta ahora, la columna más numerosa que llega a La Paz es la de casi cuatro mil campesinos y cocaleros que vienen de los valles de Cochabamba, a la cabeza del diputado Evo Morales

Desde Warisata, en el altiplano, cientos de campesinos también marchan a la cabeza de Roberto de la Cruz. Desde Achacachi y las regiones aledañas al Lago Titicaca también ya son visibles las concentraciones campesinas que se alistan para marchar bajo la convocatoria del "Mallku" Felipe Quispe.

También hay anuncios, no confirmados, del avance de nuevos contingentes de colonizadores y cocaleros de los Yungas.

En La Paz y El Alto, también son intensos los preparativos de la COB y las organizaciones laborales para multiplicar desde el lunes la presión sobre el Congreso por la nacionalización del gas y por mandar a la cárcel a Sánchez de Lozada y a todos sus colaboradores. Los mandos policiales y militares han instruido alerta máxima y acuartelamiento.



PERIODISTAS DE LA PAZ NO TRAICIONARÁN A LA COB


Redacción de Econoticiasbolivia.com

La Paz, octubre 16, 200).- Desoyendo a los sectores divisionistas y aliados al actual gobierno, los periodistas y trabajadores de la prensa de La Paz ratificaron su lealtad a la Central Obrera Boliviana (COB) y a la lucha del pueblo por nacionalizar el gas y enjuiciar al ex presidente Gonzalo Sánchez de Lozada y a todos sus colaboradores.

"Fusil, metralla, la prensa libre no se calla", corearon dirigentes y afiliados de la Federación de Trabajadores de la Prensa de La Paz, que marcharon este viernes junto a los obreros, campesinos y vecinos de los barrios más pobres de La Paz y El Alto en el reinicio de la ofensiva popular contra las petroleras extranjeras y el gobierno neoliberal de Carlos Mesa.

Precisamente, los periodistas alineados detrás de la política gubernamental y que controlan la Confederación del sector habían prohibido la participación de los hombres y mujeres de prensa en las movilizaciones y acciones de masas convocadas por la COB, ordenando el "repliegue" de esta organización. Esta instrucción, asumida en una reunión en la localidad de Vinto, a espaldas de los periodistas de La Paz, fue rechazada por la Federación de La Paz, que, por el contrario, instruyó a sus bases a seguir luchando al lado de los trabajadores

En un comunicado público, la Federación de La Paz denunció que la Confederación, dirigida por Freddy Morales y Remberto Cárdenas, "pretende dividir el movimiento sindical boliviano con un repliegue inconsulto, en un momento en que se juega el destino de la Patria con los debates sobre la Ley de Hidrocarburos, la Asamblea Constituyente y la lucha contra las empresas transnacionales, incluidas las de comunicación".

Así, el directorio en pleno de la Federación de La Paz determinó "rechazar el repliegue cupular y vertical ordenado por la Confederación. Por el contrario, señalamos la necesidad de fortalecer a nuestra Central Obrera Boliviana, sin importar quién se halle a la cabeza. Es a la institución a la que defendemos y no a las personas".

"Los dirigentes de la Confederación no pueden replegarse de ninguna Central Obrera Departamental porque nunca participaron en movimiento alguno, ratificando su carácter de dirigentes sin bases, mientras que la Federación de La Paz se mantiene a la vanguardia del gremio y luchando codo a codo con los asalariados", agrega el documento.

Este es el documento presentado por la Federación de La Paz:

FRENTE A LA ARBITRARIEDAD, LA PREPOTENCIA Y EL DIVISIONISMO

Respecto al documento emitido por la Confederación Sindical de Trabajadores de la Prensa de Bolivia, en su reunión de Vinto (Cochabamba) el pasado 18 de septiembre, con el sugerente título de: "Repliegue de la COB por actitudes arbitrarias", la Federación de Trabajadores de la Prensa de La Paz denuncia ante el pueblo boliviano lo siguiente:

1. Nuestra federación que es la más numerosa; moral, política y éticamente reconocida a nivel nacional e internacional, no fue convocada al encuentro de Vinto.

Para evitar "manipulaciones", se recuerda que se envió una nota oficial al Secretario general de la Confederación, Freddy Morales, pidiéndole explicaciones sobre dicha reunión, su agenda y la invitación correspondiente.

2. Como no había respuesta y preocupados por los temas que pudieran tratarse, se intentó lograr información por los conductos regulares. Sin embargo, la secretaria de la Confederación indicó que tenía prohibido entregarnos información, por orden expresa del señor Morales y que, si deseábamos tenerla, primero deberíamos lograr el permiso del secretario general de la Confederación.

Al respecto y con esos antecedentes, la Federación de La Paz recuerda que desde el XVI Congreso nacional ordinario, realizado en la ciudad de La Paz, del 30 de mayo al 1 de junio del 2003, quedó evidenciada la "incompatibilidad política y gremial, y la forma de actuar y pensar entre la dirigencia de la Confederación y la Federación".

Desde esa fecha mantenemos diferencias radicales frente al cotidiano acontecer nacional. "Ellos (la Confederación) defendiendo el poder establecido y haciendo de conciliadores cuando el pueblo exige cambios radicales, nosotros (la Federación de La Paz) al lado de los explotados".

"Fuimos coherentes cuando, en octubre del 2003, rechazamos su pedido de apoyo al naciente gobierno del vicepresidente de Gonzalo Sánchez de Lozada, Carlos Mesa".

"No nos equivocamos y hoy sostenemos que el presidente periodista es más peligrosos para los intereses de la Nación que Hugo Banzer, Jorge Quiroga y Sánchez de Lozada juntos".

Por respeto a la institucionalidad, la unidad del sector y la lucha general de los trabajadores contra el sistema, la Federación no se retiró del seno de la Confederación ni ordenó repliegue alguno.

Con estos antecedentes, la Federación denuncia a los dirigentes de la Confederación de:

1. Pretender dividir el movimiento sindical boliviano con un repliegue inconsulto, en un momento en que se juega el destino de la Patria con los debates sobre la Ley de Hidrocarburos, la Asamblea Constituyente y la lucha contra las empresas transnacionales, incluidas las de la comunicación.

2. Rechazar el repliegue cupular y vertical ordenado por la Confederación. Por el contrario, señalamos la necesidad de fortalecer a nuestra Central Obrera Boliviana (COB), sin importar quién se halle a la cabeza. Es a la institución a la que defendemos y no a las personas".

3. Los dirigentes de la Confederación no pueden replegarse de ninguna Central Obrera Departamental porque nunca participaron en movimiento alguno, ratificando su carácter de dirigentes sin bases, mientras que la Federación de La Paz se mantiene a la vanguardia del gremio y luchando codo a codo con los asalariados.

4. Esos "representantes conciliadores" no pueden proclamar la independencia de nadie, porque nuestros Estatutos y Documentos Políticos, ordenan estar a lado de nuestras organizaciones matrices y junto a las luchas del pueblo antes que organizar "comisiones" donde se defienden cupularmente oscuros intereses personales y de grupo.

Directorio de la Federación de Trabajadores de la Prensa de La Paz