Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 4261 al 4280 
AsuntoAutor
1583/04 - Activida Centro H
1584/04 - Después Centro H
1585/04 - Premio M Centro H
1586/04 - Base de Centro H
1587/04 - Presenta Centro H
1596/04 - X jornad Centro H
1595/04 - Sitio de Centro H
1588/04- Colombia Centro H
1589/04 - Novedade Centro H
1590/04 - Caleta O Centro H
1591/04 - Las etap Centro H
1592/04 - Ni un mi Centro H
1593/04 - Países p Centro H
1594/04 - Una "Geo Centro H
1597/04 - AUSPICIO Centro H
1598/04 - Míguel Centro H
1599/04 - Presenta Centro H
1600/04 - La Selva Centro H
1601/04 - Entrevis Centro H
1602/04 - Boeing v Centro H
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 4516     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 1614/04 - La Nueva Geografía Económica y Social de Ven ezuela (Hernán Mena Cifuentes)
Fecha:Miercoles, 13 de Octubre, 2004  11:57:46 (-0300)
Autor:Centro Humboldt <humboldt @...............ar>

 

NCeHu 1614/04


La Nueva Geografía Económica y Social de Venezuela

 Hernán Mena Cifuentes


Caracas, 02 Oct. , Venpres.- Una serie de acontecimientos registrados en los últimos tiempos en el mundo y en los que Venezuela ha jugado un rol importante, han generado transformaciones de tal magnitud en su fisonomía socioeconómica que han dotado de un nuevo rostro a su geografía económica y social, ampliando de tal manera sus horizontes, al otorgarle una jerarquía, protagonismo y liderazgo sin precedentes, en virtud del gran poder de negociación adquirido, para ubicarla entre las naciones del continente con mayor potencialidad de desarrollo.
Gran parte de esa privilegiada posición no se habría alcanzado, de no haber emergido hace cerca de seis años en el país, un proceso revolucionario, inédito y pacífico que bajo el liderazgo de Hugo Chávez Frías, ha contribuido a la implementación de innovadores proyectos sociales y económicos que están dibujando el perfil de una nación y de un pueblo en busca de un desarrollo sustentable, donde la dignidad, esencia de la condición humana, prevalezca sobre todo progreso material, por muy avanzado que éste se ofrezca.
Uno de esos hechos, aun cuando tuvo su origen hace poco más de dos décadas, es la colosal talla de “gigante”, alcanzada por Venezuela tras la expansión de su territorio marítimo como resultado de tratados y acuerdos suscritos con países del área atlántica y caribeña, que le han permito generar un inmenso “Mar territorial”, borrando el obsoleto y vago límite que le fijaba el Caribe como su frontera Norteña, condición ésta que ha sido consolidada mediante una moderna infraestructura conservacionista ejecutada por el actual gobierno en la estratégica y diminuta Isla de Aves.
Otra fase de esa transformación, se dio recientemente, con la incorporación de nuestro país a Mercosur, el pasado mes de julio, pues en su carácter de miembro asociado del bloque, integrado además por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, miembros con “pleno derecho” y por Bolivia, Chile y Perú y nuestro país como miembro asociado, pasó a formar parte de ese bloque gigante, una de las mayores potencias territoriales y económicas del mundo, de 14.000.000. millones de Km2. de extensión, donde habitan 380 millones de personas (35% del continente americano) y un PIB de 990 mil millones de dólares.
Este hecho permitirá un notable incremento de las exportaciones de productos venezolanos no tradicionales a ese vasto mercado del sur, que de acuerdo con estimaciones de Edmeé Betancourt, viceministra de Industria, aumentarán a 3.000 millones de dólares al año, que supera cuatro veces a las actuales, estimadas en 700 millones, y con grandes posibilidades de aumentarlas mucho más, una vez superadas las diferencias competitivas con otros miembros de Mercosur.
Ello significa que muy pronto, una gran variedad de productos venezolanos podrán acceder a esos mercados, especialmente los energéticos como el petróleo, el gas y la electricidad entre otros, con lo cual se dará un impulso nunca antes visto a nuestra economía.
Fresca estaba aún la tinta de las firmas que suscribieron el histórico ingreso de Venezuela a Mercosur, cuando a escasas horas de haber culminado el evento, los presidentes Krishner, de Argentina y Chávez de Venezuela, firmaron el acuerdo que marcó el inicio o “Partida de Nacimiento” de PetroSur, punto de partida de la integración energética de la región, proyecto al que piensan incorporarse Brasil, Bolivia y otros países del área.
Además, Krishner y Chávez anunciaron la próxima construcción de ocho buques-tanques para la empresa estatal venezolana Pdvsa, en el astillero de Río Santiago, de Buenos Aires, donde también, serán sometidos a mantenimiento los barcos de la flota petrolera nacional, permitiendo cuantiosos ahorros, ya que será más barato pero igualmente eficiente su reparación en Argentina, la cual se ha venido efectuando hasta ahora en los Estados Unidos y otros países.
Apenas habían transcurridos unos días, cuando tuvo lugar otro de esos hechos de magna importancia para el desarrrollo socioeconómico del país, como lo fue la firma del acuerdo binacional, colombo-venezolano, para construcción del gasoducto transguajiro suscrito en el Complejo Petroquímico de El Tablazo, costa oriental del Lago de Maracaibo, por los presidentes Álvaro Uribe y Hugo Chávez Frías.
En ese mismo acto, ambos mandatarios suscribieron una “carta de intención”, para la construcción de un poliducto, un proyecto sin precedentes en la historia de la industria energética mundial, como lo será esa moderna versión del Canal de Panamá que en vez de buques, permitirá el paso de petróleo, gas y otros hidrocarburos, desde las costas del Caribe venezolano hasta las playas del océano Pacífico latinoamericano para desde allí, llevarlo hasta China, Japón, India y otras naciones del Asia.
Una vez firmado el acuerdo y ejecutado el poliducto que transportará los hidrocarburos venezolanos primero a Colombia, luego a Panamá y eventualmente a otros países centroamericanos hasta llegar a México, será un hecho la apertura de Venezuela al Pacífico, la región del mundo con mayores perspectivas de desarrollo, con naciones como China e India, que requieren de petróleo y gas para su consolidación como países del Primer Mundo, llamadas, según proyecciones económicas del Banco Mundial, a sustituir a los Estados Unidos, como primera potencia económica del futuro dentro de los próximos veinte años.
Las exportaciones venezolanas a esas y otras naciones del área del Pacífico, del petróleo y del gas que pronto comenzarán a producir los grandes yacimientos del Oriente y Occidente del país, unos ya dados en concesión y otros en proceso de licitación, permitirá la diversificación de las mismas, actualmente limitadas en su mayoría a los Estados Unidos y sometidas por lo tanto, a presiones políticas y económicas provenientes de un comprador, siempre conspirando para obtener precios viles por el producto, o para apoderarse de esa riqueza.
El acelerado proceso transformador de la Geografía Económica y Social venezolana adquirió hace pocos días otro extraordinario impulso como resultado de los acuerdos binacionales suscritos por los presidentes Lula de Brasil y Chávez de Venezuela en la Cumbre de Manaos, ciudad que en esa oportunidad recibió a centenares de empresarios de ambas naciones que realizaron importantes negociaciones en el marco de las políticas de integración regional y emitieron un Manifiesto de apoyo y solidaridad a Mercosur.
A los hechos antes mencionados, llamados a ampliar las perspectivas de desarrollo económico y social de nuestro país, cabe agregar un histórico evento político acontecido el pasado 15 de agosto, como lo fue el triunfo obtenido por el presidente Chávez en el Referendo revocatorio, reconocido y apoyado internacionalmente, ratificando de ésta forma, una mayor confianza y legitimidad a su gobierno y al proceso que adelanta, con lo cual se consolida su capacidad de liderazgo en la región.
En este sentido, la superintendente de Inversiones Extranjeras de Venezuela, Miriam Aguilera, tras anunciar el pasado martes que “las inversiones foráneas en el país superan los 130 millones de dólares en lo que va de septiembre”, declaró que “un factor importante en ese incremento, “fue el triunfo del “NO” del 15 de agosto, lo que significa estabilidad, seguridad jurídica, progreso económico y un buen ambiente para las inversiones”, indicando a continuación que “los inversionistas rusos, iraníes, chinos y del Mercosur, están dispuestos a colocar más capitales en nuestro país, motivado a las gestiones realizadas por el Presidente Chávez en esas naciones.”
Si a la apertura de Venezuela al Pacífico se suma la expansión de nuestro Mar Territorial, la incorporación de Venezuela a Mercosur, las Ruedas de Negocios con empresarios sudamericanos, el incremento de inversiones extranjeras, las misiones sociales y el extraordinario desarrollo de la infraestructura energética y vial en el marco del proceso que construye su líder y que apunta a la integración regional, entonces se podrá entender, por qué la Geografía Económica y Social de la Patria de Bolívar, exhibe hoy un nuevo rostro y con ello, un futuro más prometedor para sus hijos.