Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 4261 al 4280 
AsuntoAutor
1583/04 - Activida Centro H
1584/04 - Después Centro H
1585/04 - Premio M Centro H
1586/04 - Base de Centro H
1587/04 - Presenta Centro H
1596/04 - X jornad Centro H
1595/04 - Sitio de Centro H
1588/04- Colombia Centro H
1589/04 - Novedade Centro H
1590/04 - Caleta O Centro H
1591/04 - Las etap Centro H
1592/04 - Ni un mi Centro H
1593/04 - Países p Centro H
1594/04 - Una "Geo Centro H
1597/04 - AUSPICIO Centro H
1598/04 - Míguel Centro H
1599/04 - Presenta Centro H
1600/04 - La Selva Centro H
1601/04 - Entrevis Centro H
1602/04 - Boeing v Centro H
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 4493     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 1592/04 - Ni un minuto para América Latina ( Andrés Oppenheimer)
Fecha:Miercoles, 6 de Octubre, 2004  07:27:16 (-0300)
Autor:Centro Humboldt <humboldt @...............ar>

NCeHu 1592/04

América Latina en el debate Bush-Kerry
 

Ni un minuto para América latina


MIAMI.- No hay duda de que la guerra en Irak justificaba ocupar casi todos los 90 minutos del primer debate entre el presidente George W. Bush y el candidato demócrata, John Kerry. Lo que no se justifica es que no le hayan dedicado ni siquiera un minuto a América latina.

Al día siguiente del debate, ni los principales asesores de asuntos latinoamericanos de Bush y Kerry ni los dignatarios latinoamericanos que hablaron ante la Conferencia de las Américas de The Miami Herald podían entender la omisión. No cabían en su asombro sobre cómo en un debate dedicado a la política exterior llevado a cabo en Miami -una ciudad donde el 61 por ciento de la población nació en América latina o el Caribe- ni siquiera se hubieran mencionado las crisis de la región o las crecientes amenazas a las relaciones interamericanas.

Es cierto y justificado que el 11 de septiembre cambió totalmente las prioridades de la política exterior norteamericana. No hay soldados norteamericanos que estén muriendo en América latina ni se sabe que existan grupos terroristas islámicos en la región ni países con armas nucleares. Tal como dicen algunos funcionarios del Pentágono medio en broma, si estalla una Tercera Guerra Mundial, su epicentro no estará en Tegucigalpa.

Sin embargo, hay varias razones por las que el debate debería haber tocado el tema del continente. En lo que hace a los temas que afectan la vida diaria de los estadounidenses -seguridad en las fronteras, inmigración ilegal, comercio, tráfico de drogas, el medio ambiente y, cada vez más, el abastecimiento de petróleo- no hay una región del mundo que impacte a Estados Unidos en un mayor número de frentes.

  • En cuanto a inmigración, hay cerca de 3 millones de trabajadores indocumentados que llegan anualmente a Estados Unidos, la mayoría de ellos provenientes de México, América Central y el Caribe.

  • En referencia a seguridad: cada vez más inmigrantes indocumentados de Medio Oriente están llegando a los Estados Unidos por tierra desde Canadá y México, según funcionarios de Estados Unidos. Debido a las nuevas medidas de seguridad en los aeropuertos y las restricciones de visas, hoy resulta más fácil entrar en Estados Unidos ilegalmente por la frontera que por un aeropuerto, dicen.

  • En materia de drogas, más de 21.000 norteamericanos mueren anualmente por sobredosis de drogas provenientes de América latina. Esta cifra es veinte veces mayor que el número de soldados muertos en Irak.

  • En asuntos de comercio, Canadá y México son los socios comerciales más importantes de Estados Unidos. Y América latina se está convirtiendo rápidamente en el mayor mercado para las exportaciones norteamericanas, superando a Europa.

  • En cuanto a la energía, tres de los cuatro principales abastecedores de energía de Estados Unidos -Venezuela, México y Canadá- son vecinos.

  • En materia de política interna, los más de 38 millones de hispanos que viven en Estados Unidos ya son la minoría más grande del país, con unos 8 millones de votantes registrados. Y, según una reciente encuesta de Zogby International, un 91 por ciento de estos votantes hispanos considera que las relaciones de Washington con América latina son un tema importante.

    A todo esto, las relaciones entre Estados Unidos y el resto de la región no están en su mejor momento. Una encuesta de 18 países de América latina de la empresa Latinobarómetro muestra un creciente antiamericanismo en la región y un menor apoyo al libre mercado. Venezuela, agrandada por sus petrodólares, está predicando el populismo en la región, y los movimientos indígenas que recurren a la violencia están ganando las calles en varios países.

    Según me dijeron Nelson Cunningham y Otto Reich, los principales asesores sobre asuntos latinoamericanos de Kerry y Bush, respectivamente, ambos candidatos presidenciales esperaban que se les hiciera por lo menos una pregunta sobre Cuba, o Venezuela, o México, o libre comercio.

    Probablemente la omisión de América latina no fue culpa de los candidatos, sino del moderador del debate, Jim Lehrer, que es uno de los mejores en su oficio, pero que parece contagiado de la visión anticuada de los medios del nordeste de Estados Unidos, que tienden a ver al país como una nación blanca de descendientes británicos. El país ya no es así.

    Mi conclusión: Irak merecía ser el tema central del debate, por lejos, pero no el único. Y en eso, el debate nos falló a muchos.                                                                                                      

    Andrés Oppenheimer


    Fuente: diario La Nación, de Buenos Aires, Argentina; 5 de octubre de 2004.