Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 4219 al 4238 
AsuntoAutor
1543/04 - Calendar Centro H
1544/04 - Base de Centro H
1545/04 - QUINTA J Centro H
1546/04 - Intercul Centro H
1547/04 - II Ciclo Centro H
1548/04 - Boletin Centro H
1549/04 - POST-ENC Centro H
1550/04 - POBREZA Centro H
1551/04 - Felipe P Centro H
1552/04 - Reformi Centro H
1553/04 - Del petr Centro H
1554/04 - Entrevis Centro H
1555/04 - Base de Centro H
1556/04 - Iraq: E Centro H
1557/04 - Brasil : Centro H
1558/04 - La migra Centro H
1559/04 - Soja, de Centro H
1560/04 - Pre-sele Centro H
1561/04 - América Centro H
1562/04 - Caleta Centro H
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 4457     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 1558/04 - La migración africana a Occidente (Juan José Osés Irigaray)
Fecha:Sabado, 2 de Octubre, 2004  12:34:34 (-0300)
Autor:Centro Humboldt <humboldt @...............ar>

NCeHu 1558/04

 
Claves para comprender los flujos migratorios africanos
La migración africana a Occidente

Juan José Osés Irigaray
Cidaf


Africanos subsaharianos... Apenas percibimos sus ojos llenos de miedo y sus cuerpos ateridos de frío en las imágenes que nos da la televisión de su llegada en pateras a las costas de España. Nos los encontramos por las calles de las grandes ciudades de España con sus tenderetes de fortuna o "top-manta" vendiendo CD's pirateados de música moderna, mirando de reojo por si llega algún policía que les reviente el negocio del día. No vemos sus rostros, pero sabemos que llegan por centenares cada mes a Madrid, a Barcelona, desde Canarias u otros centros de tránsito, en aviones fletados por las mismas autoridades. Con un documento en el que se dice "que han sido expulsados de España", la policía los deja cerca de un centro de la Cruz Roja, que les pueda ayudar en los primeros días de libertad...

Africanos subsaharianos en España... ¿Cuántos son? ¿De dónde vienen? ¿Por qué vienen? Preguntas que nos hacemos los que queremos y amamos al continente africano. Quizás la respuesta más obvia y la más próxima a la realidad es que son jóvenes y han nacido cerca de aquí. Los países de África Occidental de donde proceden la mayoría de los inmigrantes (Senegal, Guinea, Gambia, Malí, Burkina Faso, Ghana, Nigeria) están sólo a unos días de camión del mar mediterráneo, con pocas y amplias fronteras que cruzar, y con policías, que cierran fácilmente los ojos por unos pocos dólares.

La expansión extremadamente rápida de las migraciones clandestinas registradas a la salida de África desde el inicio del decenio de 1990, está sin duda ligada a la atracción cada vez más fuerte que supone el modo y el nivel de vida de las poblaciones de Occidente. A favor de la globalización, del desarrollo de las nuevas tecnologías de la información y todo ello acompañado de la penetración de imágenes en lugares aún inaccesibles hace poco más de dos decenios influye hoy con mucha fuerza, en particular entre los jóvenes. La libertad, el deseo de aventura, las necesidades vitales han sido siempre el motor de las migraciones humanas. Para los jóvenes subsaharianos que llegan a nuestras costas, Europa representa lo mejor que existe en términos de condiciones de vida, de libertad, de garantía de los derechos, de diversiones. Europa representa todo lo que sus países no son y todo lo que ellos aspiran.

Por otra parte, la generalización de la obligatoriedad de visado en el conjunto de países potenciales de acogida, limitando de forma singular las migraciones legales y los simples desplazamientos de personas, ha contribuido en gran medida al crecimiento de los movimientos efectuados en la clandestinidad.

Pero esto no explica totalmente la migración subsahariana. Hay otras razones particulares propias del continente africano. En un estudio del año 2002 sobre migraciones internacionales dedicado a la inmigración subsahariana, la Oficina Internacional del Trabajo señalaba cuatro elementos importantes de la realidad africana, que explican el éxodo de muchos de sus jóvenes.

1. El aumento de la población.

Los paises africanos registran en su conjunto la tasa de natalidad más elevada del mundo y en consecuencia, el índice más rápido de crecimiento natural de la población. Un 3 % en África para un 1.7% en el resto del mundo. África tenía 221 millones en 1950, 800 millones en 2002 y, según los cálculos, tendrá 1.300 millones en 2025.

2. Una pobreza en crecimiento.

En los últimos años y a pesar de algunos progresos puntuales, la situación africana se define por una regresión económica y social, que desemboca en el retroceso del Producto Nacional Bruto y de la renta por habitante. La pobreza africana se define por su masificación: alcanza al 46,3 % de la población y millones de africanos viven con menos de un dólar al día; está causada por el desequilibrio en los intercambios comerciales; está favorecida por el analfabetismo y la falta de escolarización, que perpetúan el estado endémico del subdesarrollo; está acompañada por el crecimiento demográfico y las guerras.

A pesar de las diferencias que podamos constatar de un pais africano a otro y, al interior de un mismo país, de las zonas urbanas a la rurales, de alguna manera, África conoce una cierta "coherencia" en cuanto a la progresión de la pobreza entre sus poblaciones. Esta resulta, en efecto, de un crecimiento anémico, encerrado en el círculo vicioso de un mercado interior deprimido y de un débil aumento de las exportaciones".

3. La deforestación y la desertización junto a la escasez de agua.

Junto con Oriente Medio, África forma parte de la regiones más amenazadas por el rápido descenso de las cantidades de agua disponible por habitante y la que menos medios tiene para hacer frente a esta situación. No es suficiente para un país tener un río, que pase por su territorio, para disponer de agua. "El continente africano, a pesar de poseer agua dulce por sus ríos (el Congo, el Nilo, el Senegal o el Níger) o de algunos de los lagos más grandes del mundo (lago Victoria y lago Tanganica), sufre ya un verdadero problema de agua, tanto en términos de calidad como de accesibilidad". Esta situación provoca el éxodo rural hacia las ciudades donde el desempleo es muy grande, y este desempleo a su vez obliga a la emigración.

4. Los conflictos largos y prolongados.

África subsahariana, ha sufrido, entre los años 1969 y 1990, 17 de todas las guerras acontecidas en el mundo durante este periodo, de las cuales las más sangrientas han sido las de Biafra-Nigeria, Angola, Liberia, Mozambique, Sudán y Sierra Leona. Ruanda y la República Democrática del Congo, que monopolizan en su corta historia algunos de los mayores dramas del último siglo. En la actualidad nos encontramos ante el conflicto de Costa de Marfil tan devastador y desestabilizador para toda la región. África conoce guerras entre Estados o guerras civiles interétnicas o interconfesionales que afectan, hoy por hoy, con más o menos intensidad a 24 paises. Factores de disolución de la sociedad, las guerras civiles o interestatales arruinan los tesoros públicos de los distintos Estados implicados. Impiden la asignación de los recursos económicos para las labores urgentes de desarrollo y no dan respuesta a las necesidades básicas de las poblaciones, como son las infraestructuras: el agua, el saneamiento, la educación y la sanidad, y limita la creación de puestos de trabajo.

Ésta es la realidad que tienen que vivir en sus países de origen los jóvenes africanos y los motiva a emprender la aventura del éxodo, para empezar una nueva vida en Europa.

Pero acaso tengamos que tener una visión más amplia del problema. La migración hace parte de la historia de la humanidad. Como ha escrito un autor camerunés: "la migración voluntaria aparece desde siempre como un medio para realizarse como ser humano". Sin olvidar lo que nos dicen las ciencias: que los primeros seres humanos nacieron y vivieron en África Austral y desde allí la humanidad se extendió por toda la tierra.


Fuente: www.rebelión.org , 28/9/04.