Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 4041 al 4060 
AsuntoAutor
1383/04 - SEXTO EN Centro H
1384/04 - Tratamie Centro H
1385/04 - El campo Centro H
1386/04 - Neoliber Centro H
1387/04 - Amplias Centro H
1388/04 - Curso de Centro H
1389/04 - "Flexibi Centro H
1390/04 - El dine Centro H
1391/04 - Teoría s Centro H
1392/04 - ABOUT HU Centro H
1393/04 - PROGRAMA Centro H
1394/04 - Educació Centro H
1402/04 . El boom Centro H
1395/04 - Seminari Centro H
1396/04 - III Con Centro H
1397/04 - El boom Centro H
1398/04 - Entrevis Centro H
1399/04 - El boom Centro H
1400/04 - "Las mue Centro H
1401/04 - El Gas B Centro H
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 4281     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 1402/04 . El boom sojero ( Parte V )
Fecha:Lunes, 6 de Septiembre, 2004  08:17:34 (-0300)
Autor:Centro Humboldt <humboldt @...............ar>

NCeHu 1402/04
 
Ref: NCeHu 1397 y 1399/04
 

Argentina
EL SISTEMA TRIBUTARIO EN LA REGION
EL BOOM SOJERO (PARTE V)
 Oscar Ainsuain - Alejandro Hugolini


En la provincia de Santa Fe, corazón del boom sojero, se observan dos realidades. Por un lado una febril actividad portuaria indicativa del buen momento económico por el que atraviesan los exportadores y los grandes productores y por el otro, que esta impresionante actividad no redunda en beneficio de la mayoría del pueblo santafesino. Teniendo en cuenta estos datos, se torna inevitable analizar el comportamiento en el tema impositivo tanto del gobierno provincial como municipal.

Superganancias sin generación de trabajo

En el gran Rosario se encuentra radicado el mayor complejo industrial aceitero de la República Argentina. Estas instalaciones marcan el perfil productivo elegido en la provincia de Santa Fe, que es de neto corte agro-industrial. Desafortunadamente este modelo está caracterizado por fuertes inversiones de capital pero con escasa incorporación de mano de obra. El promedio de cantidad de inversión alcanza a 500 mil dólares por cada puesto de trabajo generado. Según datos del Sindicato de Aceiteros de Puerto General San Martín el costo laboral alcanza al 7 por mil. Pese a esta situación, las autoridades provinciales siguen sosteniendo que la salvación de la provincia pasa por el desarrollo de este sector de la economía.

Mientras que las principales aceiteras acumulan ganancias fabulosas, a pocos kilómetros de donde se encuentran ubicadas las plantas industriales viven más de medio millón de personas por debajo de la línea de la pobreza, y más del 15 por ciento de la población activa no consigue trabajo.

El gobernador Jorge Obeid ha respaldado reiteradamente a este sector productivo. En sus numerosas visitas a la Bolsa de Comercio de la ciudad de Rosario, donde recibe aplausos y elogios, reclamó permanentemente por una rebaja de las retenciones a las exportaciones agropecuarias. Ultimamente anunció que la provincia va a poner dinero de sus arcas para la concreción del plan Circunvalar, que consiste en la construcción de un sistema ferroviario que permita rebajar los costos de flete de las trasnacionales del sector exportador. Así como respalda a este sector, el gobernador no se atreve a pisar los colegios de los barrios periféricos. Allí encontrará el reclamo de aumento de salarios de docentes que están al frente de aulas con alumnos que 'solo' se alimentan en los comedores escolares.

El sistema tributario provincial

El artículo 127 del Código Fiscal de la Provincia de Santa Fe (Ley 3.456) especifica que 'no constituyen Ingresos Brutos gravados por este impuesto, los generados por las siguientes actividades:', y en el inciso c se detalla que están exentas 'las exportaciones, entendiéndose por tales la actividad consistente en la venta de productos y mercaderías efectuadas al exterior por el exportador con sujeción a los mecanismos aplicados por la Administración Nacional de Aduanas'. De esto se desprende que el sector económico más poderoso y pujante de la Provincia de Santa Fe -el exportador- no paga Ingresos Brutos.

Se podría afirmar que el gobierno provincial sostiene un sistema tributario altamente regresivo, beneficiando a los sectores más poderosos en detrimento de los más humildes. Mientras cualquier cuentapropista o comerciante de la provincia de Santa Fe debe tributar el 3,5% en concepto de Ingresos Brutos, por cada actividad o venta realizada, el sector aceitero no desembolsa un centavo porque se encuentra exento.

Entendemos que toda exención tributaria debe ser pensada como gasto tributario. Este es un concepto económico que explica el esfuerzo que hacen todos los contribuyentes para un sector de la economía que deja de tributar. Esto equivale a decir que el beneficio de la exención no solo debe verse como un ingreso que deja de percibir el fisco sino también como un gasto por parte del Estado.

Esta situación es tan arbitraria e injusta que un plomero -ejemplo que gusta utilizar a los economistas norteamericanos- que emite una factura $100 por una reparación en un edificio deberá tributar el 3,5%, mientras que Cargill por una venta de aceite de 1 millón de dólares no paga nada.

El argumento de defensa que utilizan las aceiteras es que ya están pagando más del 20% de retenciones y que la culpa de que ese dinero no llegue a la provincia es del sistema de coparticipación de Argentina que deja todos los impuestos de aduana en manos del estado nacional. El plomero pensará en el 21% de IVA que pagó por su llave inglesa de origen chino con la cual desarrolla su trabajo. Este impuesto sí es coparticipable, pero Cargill también recibe el beneficio de la devolución del IVA, así que no deja nada que coparticipar.

Cómo tributan las cerealeras en Rosario

Por una denuncia hecha por el concejal Alberto Cortés quedó demostrado que el socialismo es tan permeable a la presión del Lobby Sojero como el gobierno provincial. La denuncia sostiene que el Ejecutivo Municipal impulsó una modificación en la forma de cobro del tributo municipal conocido como DREI (Derecho de Registro e Inspección). Esta modificación implicaba una suba en la alícuota pagada por este impuesto pero también promovía una reducción en la base imponible.

Hasta el 12 de abril del 2002, las cerealeras abonaban el 6,5 por mil de cada venta hecha en Rosario. Después de la modificación -impulsada por Binner con el aval justicialista- las empresas pagan el 15 por mil de la ganancia bruta. Según la investigación del concejal Cortés, esto trajo aparejado que la recaudación de este tributo creció en valor nominal (en pesos), pero bajó al 30% en valor real (en dólares, divisa con la cual se desarrollan las operaciones de exportación). Los números indican que en el cuatrimestre junio-septiembre del 2001, Cargill tributó 104 mil dólares, mientras que en el mismo período del año 2002 pagó 31 mil y Dreyfus pagó 7.500 y 1.900 dólares en esos períodos. Cuando la ordenanza fue aprobada, Boglione -titular de la Bolsa de Comercio y sindicado como uno de los principales evasores- señaló 'que esta decisión permite que las cerealeras sigan operando en Rosario y así se preservan los puestos de trabajo en nuestra ciudad'.

Puede ser que Reutemann-Binner antes y Obeid-Lifschif ahora, tengan muchas diferencias cuando discuten política, pero a la hora de tratar con los dueños del Boom Sojero las mismas desaparecen.

Conclusiones

El 'boom' sojero fue uno de los pilares de la modesta recuperación de la economía nacional. Hasta abril, Argentina llevaba diecinueve meses consecutivos de crecimiento. En ese mes se registró una caída del 1,5 % de la actividad económica en relación a marzo. El 'boom' también trajo aparejado una importante reactivación del sector agroindustrial. Pero sin dudas, lo mas importante fue el considerable alivio económico que significó para la angustiante situación de miles de chacareros, que tenían hipotecadas 12 millones de hectáreas de nuestras mejores tierras a favor de los bancos. Muchos regularizaron su situación, pero la mayoría de ellos aún no ha podido levantarlas.

Lamentablemente una vez más, como ha sucedido a lo largo de nuestra historia, ha quedado demostrado que la dependencia y el latifundio han impedido que este ciclo favorable de los precios internacionales ayude al desarrollo del mercado interno y facilite el crecimiento de la industria nacional.

Por un lado, el gobierno nacional ha escogido el erróneo camino de reconocer y pagar la ilegítima y fraudulenta deuda externa. Esto ha significado, que los casi tres mil millones de dólares que deja el agro -retenciones agropecuarias y ganancias- hayan sido destinados íntegramente al pago a los usureros.

Por otro lado, en el campo la 'tajada' del león fue a parar a los bolsillos de los grandes propietarios (ver Concentración de la tierra...), que históricamente le han dado la espalda al mercado interno.

Además quedó demostrado, que debido a la connivencia de los distintos gobiernos con el sector exportador durante los últimos veintiocho años, no se a puesto coto a la alarmante evasión. Esto ha sucedido a nivel nacional, provincial y municipal. Esta connivencia también explica porqué este sector que ha obtenido fabulosas ganancias no paga ingresos brutos u obtiene una considerable rebaja en el tributo municipal.

Entendemos que a lo largo de este trabajo, han quedado perfectamente aclaradas las causas, por las que el 'boom' sojero no redunda no beneficio de las grandes mayorías que viven sumergidas en la pobreza.

Desde la Corriente Nacional y Popular de Trabajadores de Prensa, creemos que ha llegado el momento de iniciar un gran debate entre los distintos sectores de la vida nacional -trabajo, educación, producción- donde temas como la propiedad de la tierra, el proceso de extranjerización, el valor y la duración de los contratos de arriendo, la evasión, el sistema tributario, etc. sean puestos en discusión.

Se trata de encontrar los caminos que nos lleven a lograr una distribución mas equitativa de nuestras enormes riquezas.


Fuente: www.argenpress.info .