Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 4036 al 4055 
AsuntoAutor
1378/04 - La cues Centro H
1379/04 - La resta Centro H
1380/04 - Jornadas Centro H
1381/04 - "Histori Centro H
1382/04 - PROGRAMA Centro H
1383/04 - SEXTO EN Centro H
1384/04 - Tratamie Centro H
1385/04 - El campo Centro H
1386/04 - Neoliber Centro H
1387/04 - Amplias Centro H
1388/04 - Curso de Centro H
1389/04 - "Flexibi Centro H
1390/04 - El dine Centro H
1391/04 - Teoría s Centro H
1392/04 - ABOUT HU Centro H
1393/04 - PROGRAMA Centro H
1394/04 - Educació Centro H
1402/04 . El boom Centro H
1395/04 - Seminari Centro H
1396/04 - III Con Centro H
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 4264     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 1385/04 - El campo y la soja para un proyecto de país de pendiente ( Entrevista a jorge Rulli )
Fecha:Sabado, 4 de Septiembre, 2004  10:25:47 (-0300)
Autor:Centro Humboldt <humboldt @...............ar>

 
NCeHu 1385/04
 

Argentina
SOBERANIA ALIMENTARIA, ESA ES LA CONSIGNA DEL GRUPO DE REFLEXION RURAL, PERO ES ALGO MAS QUE UNA CONSIGNA…
EL CAMPO Y LA SOJA PARA UN PROYECTO DE PAIS DEPENDIENTE
 
 Elena Luz González Bazán
27/08/2004

El Grupo de Reflexión Rural fue conformado por la década del ´90, aquellos que se fueron al campo, abrazaron la defensa del Medio Ambiente, buscaron formas de rechazo a la dependencia al modelo neoliberal para nuestros países latinoamericanos. Fueron los que denunciaron y lucharon contra el monocultivo de la soja, los transgénicos, el cuidado del agua y de las fuentes de vida, se los tildó de quebrados o preocupados por temas menores. La vida ha demostrado, palmariamente, que esos denostadores quedaron atrapados en sus propias telarañas y cooptados por el sistema. Y los denostados metieron el cuchillo hasta la médula del problema desmintiendo, en la práctica concreta, que sus planteos no eran críticas superficiales.

Estuvimos con Jorge Eduardo Rulli, un referente del Grupo de Reflexión Rural.

El no me recuerda, pero a principios de la década del ´90 fui a cubrir una actividad de ecologistas y mediambientalistas en la ciudad de Pilar, provincia de Buenos Aires, ahí estaba Rulli, junto a uno de sus hijos, que en ese momento no tendría más de cinco o seis años. Ya para esa época tenía ese carácter tranquilo y que parece siempre sereno. Como mirando otras cosas, con esa forma de reflexionar y no callar nada.

Su larga trayectoria de militante político y popular tiene un momento fundamental con la creación de la Juventud Peronista, hacia 1956, plena etapa dictatorial, junto a Gustavo Rearte, Susana Valle, Tuli Ferrari y Spina. Como tantos militantes sufrió la cárcel, la tortura, fue perseguido y tildado de quebrado. Sin embargo, en la actualidad Rulli, junto a un grupo importante de hombres y mujeres conducen el proyecto del Grupo de Reflexión Rural y caminan el país planteando y denunciando la devastación de la soja transgénica, de la lucha contra las comercializadoras y las propuestas para un campo y una producción independiente.

Desde el programa Horizonte Sur, que se emite por Radio Nacional, los sábados de 12 a 13 horas, donde el tiempo no alcanza para dar una amplia cobertura a la realidad nacional, a las comunidades originarias, a los problemas sociales, y ala batalla inclaudicable contra cerealeras, gobiernos y funcionarios corruptos, empresas y concesionarias impunes.

El nuevo emprendimiento del Grupo ha sido poner en marcha, en la Biblioteca Nacional, el ciclo Cymes-Lewkowicz sobre la Construcción de pensamiento de Estado en Soberanía y Justicia Social, con una veintena de expositores. Ciclo que comenzó el 18 de agosto y se llevará acabo cada quince días (sobre el mismo informaremos en un informe aparte).

En este reportaje transitamos la realidad del campo actual, del pasado, el presente y del futuro que nos espera sino tenemos una actitud de oposición y defensa.

1) Nos podés explicar porqué el Grupo de Reflexión Rural afirma que la SOJA es una nueva forma de dependencia.

La Soja y en especial la Soja transgénica, expresa en la Argentina de los ochenta y de los noventa la incorporación a las nuevas relaciones de Globalización del Capital transnacionalizado. Como consecuencia del sistema de la Deuda Externa que requería divisas para pagar sus intereses y que nos obligaba a una nueva y colosal sumisión, se nos impuso un modelo de primarización de nuestra economía y, en especial, de agroexportación de comodities. La combinación de la Siembra Directa con el Glifosato de Monsanto y las sojas transgénicas aprobadas en 1996, produjeron un salto espectacular en la producción que alentaron, además, los altos precios del mercado internacional.

En pocos años la Argentina devino en una potencia en la producción de piensos, lecitinas y aceites de soja. Las consecuencias de este modelo fueron el despoblamiento del campo, la miseria y el hambre para las poblaciones.

2) El glifosato es un herbicida de producción elemental de Monsanto, hay otras empresas, tienen conexiones: nacional o internacional.

El Glifosato es un herbicida sistémico propiedad de Monsanto. Su venta como parte de un paquete tecnológico fue la verdadera razón comercial de imponer Sojas que por manipulación genética eran tolerantes a su uso. Cuando, en los últimos años, se vence su patente, los chinos comienzan su fabricación alternativa y compiten en precio. Monsanto inicia entonces en la Argentina una demanda por dumping contra China, pero las autoridades no le dan la razón, pese a que el Ministro de Economía reconoce que en su consultora, Ecolatina, Monsanto es uno de los principales en su cartera de clientes. De este modo la Argentina sienta un peligroso antecedente en cuanto al reconocimiento de China, como economía de mercado, reconocimiento que la enorme mayoría de los países del mundo, incluyendo a la UE y a Brasil, han negado.

3) La Soja Transgénica, ¿cuáles son las consecuencias en el campo, para la producción agrícola y para el ganado?.

Las consecuencias en el campo del uso masivo de sojas transgénicas van a ser impactantes. En primer lugar, y junto al despoblamiento, podemos apreciar la instalación de una agricultura sin agricultores. La soja transgénica no requiere trabajadores, ni es amigable con la población local, el uso intenso de fumigaciones crea zonas peligrosas para la salud de quienes habitan en las vecindades de los campos. Tampoco consumen estos cultivos algún tipo de insumos locales, los grandes pooles de siembra llegan con sus propios insumos y sus maquinarias y luego se marchan, llevándose sus ganancias a las grandes urbes, y de allí, y mediante las exportaciones, a los mercados internacionales.

El crecimiento de los monocultivos de soja desplaza a otros cultivos como el arroz, las lentejas, la batata o los tambos, y acorrala a la ganadería en lugares de engorde con balanceados y hormonas que se denominan feed lot. En simultáneo con los grandes éxitos exportadores de la soja desaparecen más de doscientos mil unidades productivas en el campo argentino y el censo registra la disminución de más de diez millones de cabezas de ganado. Se impone de este modo el nuevo diseño de Republiqueta sojera.

4) En 1874 la producción ganadera representaba el 94,5 por ciento en las exportaciones y la agrícola el 0,29 por ciento, ¿cómo se contraponen los intereses de ambos: ganaderos y productores de soja?.

El antiguo esquema de poder y de dominio del campo oligárquico no ha cambiado, sino que por lo contrario, se ha reforzado en un modelo de mayor concentración. Lo que sí ha cambiado es la clase dominante. La vieja oligarquía patricia que, al menos temporalmente, habitaba su estancia ha sido desplazada y en su lugar se impone una nueva clase gerencial y empresaria que ya no vive en la tierra.

Los años noventa registran los más altos índices de transferencias de tierras de toda la historia en la Provincia de Buenos Aires, centro de la zona, núcleo en que se produce con mayor impacto el desarrollo de los monocultivos de soja. La competencia por menores costos va por otra parte, dejando en el camino a los más pequeños que son absorbidos por los otros. Según informaciones empresariales, a finales de los años noventa veinte millones de hectáreas de las mejores tierras están en manos de tan sólo dos mil productores


5) ¿Cómo está repartida el mercado de la soja entre: grandes productores, productores medios, cómo afecta a los pequeños?

Las sojas transgénicas no requieren mano de obra rural. Los antiguos puesteros, alambradotes, vendedores de insumos locales, herreros, repuesteros de maquinaria agrícola, braceros, etc. ya no son necesarios y desaparecen junto a un modelo del campo argentino agrícola pastoril que desaparece también con los alambrados y los molinos que daban de beber al ganado. Y con los poblados rurales y caseríos, en que coincidía la Estación del Ferrocarril, con la escuela, la sociedad italiana con el templo y los comercios locales, las casas de los trabajadores rurales jubilados y toda la Cultura agraria, tradiciones e imaginería que expresaban en la Sociedad argentina esos cientos y cientos de poblaciones, hoy desaparecidas.

6) La soja avanza sobre las Comunidades Originarios, los campesinos pequeños y medios. ¿Cómo los afecta?

La extensión de la Soja, más allá de la zona núcleo, alentada por la facilidad de su cultivo y por los precios espectaculares, del mercado internacional, abre nuevas fronteras agrícolas sobre suelos más frágiles y en general cubiertos de monte nativo. Es lo que se denomina la sojización de la Argentina. Millones de hectáreas son desmontadas en las provincias de Santa Fe, Santiago del Estero, Chaco, Formosa, Tucumán y Salta.

Los ecosistemas nativos y los suelos son puestos en estado de precolapso, la biodiversidad es gravemente afectada cuando se siembran hasta las banquinas, las cuencas hidráulicas se contaminan con el uso masivo de agrotóxicos, el hábitat de los campesinos y de los pueblos aborígenes es destruido, y se los deja sin posibilidades de sobrevivir en el nuevo desierto verde de la soja; las poblaciones rurales son desplazadas de ese modo y deben emigrar a los nuevos cordones de pobreza urbana.

7) ¿Cuales son las consecuencias que arroja la utilización del Glifosato, en el campo, para nuestro suelo?, ¿Qué dicen los técnicos del INTA?

El uso abusivo de un solo patrón agroquímico, el Glifosato, sobre más de quince millones de hectáreas, provoca una reacción previsible aunque no considerada por los técnicos oficiales del INTA que festejaron los nuevos desarrollos biotecnológicos. Decenas de malezas desarrollan resistencia al glifosato y deben ser combatidas con mayores dosis del producto, llegándose a casos de más de diez litros por Hectárea y aún así es preciso apelar a otros herbicidas aún más tóxicos, tales como el 2.4D y el Paraquat que se usan en la preemergencia y en los barbechos químicos del invierno.

El sistema entra en crisis. La vida microbiana del suelo es gravemente impactada por tantos tóxicos, la tierra pierde su capacidad de incorporar la materia orgánica y el rastrojo debe ser barrido para depositar las nuevas semillas, el descenso de las colonias bacterianas da lugar a una proliferación fantástica de hongos en medio de los que, la Roya y la muerte súbita aparecen como las nuevas grandes amenazas de la agricultura argentina

8) Siendo esta la triste realidad que dejará la soja a nuestro campo y sus habitantes ¿Qué función cumple el maíz RR?

El rápido deterioro de los suelos, por pérdida de fósforo, nutrientes y materia orgánica, en general, conduce a pensar en modos de recuperación que no incluyan grandes dosis de fertilizantes que por los capitales que requerirían modificarían las actuales ecuaciones de inversión y de ganancia. Volver a las antiguas rotaciones agrícolas ganaderas que hicieron sustentable a los suelos argentinos queda fuera de consideración. Se piensa entonces en un Maíz de Monsanto asimismo tolerante al Glifosato y que, a diferencia de las Sojas transgénicas no permite su resiembra sin pagar los correspondientes royalties a la empresa, porque en este caso es un híbrido que pierde su vigor rápidamente y, por lo tanto, su semilla debe ser comprada cada año. Pero las expectativas que abre la reciente habilitación del Maíz RR para lograr posibles rotaciones del suelo y para evitar un colapso generalizado por desertización son claramente desproporcionadas y refieren a una mera expresión de deseos.

9) ¿Cómo se complementa la soja transgénica con el maíz transgénico?

La rotación con maíz, si bien añadirá materia orgánica al suelo, será apenas un remedo de verdadera rotación y jamás podrá reemplazar el bosteo tradicional de poner hacienda sobre el campo. Por otra parte, la incorporación de un nuevo cultivo resistente a Glifosato no hará sino aumentar y extender las tolerancias de nuevas malezas que se agregarán a los problemas ya existentes de competencia sobre un suelo cada vez más empobrecido en nutrientes. El desequilibrio de los ecosistemas y los peligros de desertización aumentarán y se harán explosivos en las zonas de reciente deforestación. Por otra parte, los riesgos de una economía basada en la exportación de productos primarios y sujetos a los precios internacionales nos hará cada vez más vulnerables.

10) Con esta realidad ¿Qué pasa con el mercado internacional y las relaciones bilaterales en nuestro continente. Y el MERCOSUR.

Será difícil que podamos afrontar como país los desafíos que nos plantea el comercio internacional, la relación con el Brasil y con el MERCOSUR, con los restantes países de la América Latina y en especial con Venezuela, ahora también la relación con China y la siempre conflictuada relación con Europa, a partir de una economía basada en la sojización y que nos arrastra a una situación de hambre creciente y de indigencia poblacional que obliga a mantener más de la mitad de la población bajo la línea de pobreza y a millones de argentinos indigentes sostenidos por planes asistenciales.

11) ¿Cuáles son los factores de poder que empujan a la Argentina transformarse en un país de tránsito y productor de soja?, o sea un país con producción direccionala: El Monocultivo.

El modelo de la Soja transgénica es un modelo de agricultura extractivo, casi minero, un modelo productivista e insustentable, destinado a favorecer a los países productores de carnes y que condena al hambre al pueblo argentino. Como consecuencia de la falta de Estado y de un proyecto de Nación, se nos impone un modelo de país neocolonial sujeto a los vaivenes de los mercados internacionales, donde el hambre y la pobreza son la consecuencia de las crecientes exportaciones de granos.

12) ¿Cuál es la propuesta del G.R.R, hablamos de políticas de Estado?

Frente a este modelo se hace imprescindible recuperar políticas de Estado, de contralor del comercio exterior y de precios sostén para los cultivos que aportan a la mesa de los argentinos. Debemos proponernos la Soberanía Alimentaria como programa político de una Argentina posible y que debemos conquistar, una Argentina donde el derecho a la alimentación, sana y abundante, y el respeto a los patrimonios culturales sea considerado como esencial. Como así también el derecho de los agricultores a su propia semilla y a los desarrollos locales que permitan repoblar el campo abandonado. De esa manera: Soberanía Alimentaria y rediseño poblacional del territorio conforman la propuesta por la refundación de la Argentina en Justicia Social y soberanía política y económica, que lleva adelante el GRR, el Grupo de Reflexión Rural.

Esta entrevista nos deja ese sabor amargo de aquello que fue y se perdió. Pero esto no es una denuncia como tantas realizadas al viento y a los tiempos de aquellos que buscaron la fama y el dinero, editando, publicando y denunciando. Que colaboraron en desmovilizar y desmoralizar a una sociedad que en grandes partes, importantes lugares de este increíble país y su pueblo, resistió, peleó, luchó y no cejó. Otros, los que han tenido más oportunidades prefirieron mirar hacia otro lugar, o lugares. Pero el final con Rulli tiene esa certeza que no es sólo una denuncia, hay propuestas, hay planes, hay eventos y hay muchos que se organizan y piensan que podemos pensar en esta Soberanía Alimentaria, en nuestra soberanía política y económica. Se trata simplemente de conciencia y compromiso. Rully y todos los compañeros del Grupo de Reflexión Rural tienen los sueños del sembrador…

Ya están germinando las semillas…


Fuente: www.argenpress.info .