Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 401 al 420 
AsuntoAutor
353/02 - Los error Humboldt
352/02 - La crisis Humboldt
354/02 - Capitalis Humboldt
355/02 - Ciclo Emp Humboldt
356/02 - Actividad Humboldt
357/02 - Actividad Humboldt
358/02 - Actividad Humboldt
359/02 - Actividad Humboldt
361/02 - Noticias Humboldt
360/02 - Informaci Humboldt
366/02 - Con la de Humboldt
365-02 - Manager m Humboldt
364/02 - Geografía Humboldt
362/02 - Los Noven Humboldt
363/02 - Todos jun Humboldt
367/02 - Congresos Humboldt
368/02 - CONGRESOS Humboldt
369/02 - Becas Humboldt
370/02 - Ciclo Emp Humboldt
373/02 - Apelando Humboldt
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 568     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 352/02 - La crisis de Argentina
Fecha:Domingo, 14 de Julio, 2002  01:29:26 (-0300)
Autor:Humboldt <humboldt @............ar>

NCeHu 352/02
 
Argentina 

Pese al rotundo fracaso de sus políticas

EL "CONSENSO DE WASHINGTON" ACENTUA SUS IMPOSICIONES

por Naúm Minsburg (*)

A finales de los años 80 América latina se encontraba en una situación socio económica calamitosa. La región se encontraba inmersa en la tristemente célebre "década perdida"

Con el objetivo de impedir la realización de los cambios estructurales imprescindibles para encauzar el necesario desarrollo económico y social, los organismos multilaterales trazaron un esquema para "cambiar algo que no cambie nada". Y se denominó al decenio naciente como "la década de la esperanza"

Para ello resultaba imprescindible reemplazar las tradicionales directrices de los organismos financieros por otros lineamientos que pudieran ser presentados como nuevos y diferentes.

Por dichas circunstancias en 1989 se constituyó el "Consenso de Washington" fruto del accionar del FMI, Banco Mundial, BID, G-7 y representantes del establishment local e internacional que elaboraron un rígido programa de ordenamiento universal.

Basado en diez puntos principales que hemos denominado como "los diez mandamientos" del Consenso.

La Argentina durante el menemismo – delarruísmo – duhaldismo ha aplicado y aplica dichas exigencias de manera escrupulosa e incondicionalmente y por ello fue presentada hasta hace muy poco tiempo como la "mejor alumna del FMI".

Entre los principales "mandamientos" figuran:

El pago irrestricto de la deuda externa(eterna). En América latina entre 1990 y 2000, pese a los muy importantes pagos por intereses y amortizaciones, se registró un aumento de 300.000 millones de dólares. En la actualidad alcanza una cifra del orden de los 750.000 millones. En nuestro país en el mismo lapso la deuda pública creció en más de 60.000 millones de dólares. Y ello pese a que los pagos por intereses y amortizaciones entre 1990-1999 alcanzaron un importe de 113.000 millones de dólares.

Se debe destacar además que los pagos por deuda en todo el período han sido los que más han incidido en el incremento del gasto público, aumentando el déficit presupuestario.

El equilibrio fiscal nunca alcanzado. (Ni aún en los países desarrollados), basado en la disminución del gasto público, fundamentalmente en los sectores sociales, ha causado un profundísimo y dramático deterioro en los sistemas de salud, jubilatorio, educación, seguridad, etcétera.

La apertura económica y financiera. Trajo como consecuencia la irrupción indiscriminada de importaciones, en gran medida innecesarias o con precios subsidiados, que produjo la quiebra y el cierre de gran parte de nuestro aparato productivo y el incremento acelerado de la desocupación y la subocupación.

Al mismo tiempo hizo una fuerte irrupción el capital financiero que desnacionalizó la banca, se dedicó a la especulación desenfrenada, con un cambio garantizado por la ley de Convertibilidad (el famoso 1x1), y a participar en la compra de empresas nacionales.

Las privatizaciones que "la mejor alumna" realizó con una velocidad que no se hizo en ningún otro lugar del mundo, a precios viles, con fuertes evidencias de elevada corrupción, y mediante contratos leoninos para el consumidor. De modo tal que en la actualidad prácticamente carecemos de patrimonio nacional.

La convertibilidad o el mantenimiento a ultranza de un tipo de cambio fijo, que se convirtió en un corset de hierro para el crecimiento económico. Lo que debía haber sido un instrumento antiinflacionario se convirtió en el eje de la política económica y financiera.

La dramática y estrepitosa caída del binomio De la Rúa – Cavallo producida por las consecuencias de la aplicación de las directrices del FMI - Consenso de Washington manifestada en la crisis más prolongada de nuestra historia que se agudizaría con la asunción de Duhalde y de su inepto ministro de economía Remes Lenicov.

La realidad objetiva nos indica que actualmente tenemos una Argentina vaciada económica y financieramente, hambreada (más del 50% de su población en pobreza crítica), una desocupación y subocupación que marca un desastroso e inaudito récord mundial y con un aparato productivo al que se lo conduce deliberadamente a la quiebra.

Además el gobierno de Duhalde a sólo cinco días de haber asumido produjo una megadevaluación de casi un 300 %, absolutamente innecesaria que ha contribuido a instalar la inflación que golpea impiadosamente a nuestra población.

La connivencia y/o complicidad del FMI y los países del G-7, con los intereses del establishment local se evidencia en las continuas exigencias que excediendo el plano económico pasan abiertamente a lo político.

Hagamos un muy breve resumen de las nuevas e interminables "directrices" del Fondo. Del plan económico sustentable, se pasó a exigir la modificación de ley de quiebras, la de subversión económica y la de obtener mayor autonomía e inmunidad para el Banco Central y, en general para todos los banqueros (con el objeto de salvaguardar a los directivos que han cometido "la mayor estafa de la historia: el "corralito"), la libre flotación del dólar que contribuirá a profundizar la inflación, y ahora las elecciones anticipadas... y después que más?.

Pero eso no es todo. Ahora imponen a un grupo de "expertos internacionales", con poder de decisión, para que nos "ayuden" a delinear un sistema bancario y financiero eficaz...para sus intereses.

Es imprescindible señalar que la aplicación de los "mandamientos" del Consenso, han producido la más grave y prolongada crisis de la historia de nuestro país. Además la instauración del modelo provocó la expansión desde hace tiempo de la crisis, en toda América latina. Que recién en la actualidad aparece oficialmente, y que los medios de comunicación la presentan como producto originado en el "contagio" provocado en la región por el drama económico social imperante en nuestro país.

(*) Economista


Gentileza: Lic. Javier Lindenboim (CEPED - Universidad de Buenos Aires)