Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 3976 al 3995 
AsuntoAutor
1320/04 - Inversio Centro H
1321/04 - Lanzamie Centro H
1322/04 - Paro Nac Centro H
1323/04 - Jonadas Centro H
1331/04 - Beca de Centro H
1330/04 - "De Este Centro H
1329/04 - Irak y V Centro H
1328/04 - Geografí Centro H
1327/04 - Sáder C Centro H
1324/04 - Venezuel Centro H
1326/04 - Ernesto Centro H
1325/04 - Uruguay Centro H
1334/04 - Curso Centro H
1333/04 - Carta T Centro H
1332/04 - Guiller Centro H
1335/04 - Ideas pa Centro H
1337/04 - Ampli Centro H
1336/04 - Ecuador Centro H
1344/04 - PPP - Os Centro H
1349/04 - "Geograf Centro H
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 4212     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 1335/04 - Ideas para la integración latinoamericana. M éxico mira hacia el Sur
Fecha:Jueves, 26 de Agosto, 2004  00:43:14 (-0300)
Autor:Centro Humboldt <humboldt @...............ar>

NCeHu 1335/04
 
 
Rumbo al VI EnHu
 
Más allá de los noventa, una nueva geopolítica
 
 

México mira hacia el Sur

Ideas para la integración latinoamericana

La embajadora de ese país, Rosario Green Macías, propuso avanzar en una planificación regional


 

Dijo que América latina no está en las prioridades de las potencias, en un seminario organizado por la EDDE Félix Peña sugirió "flexibilizar las reglas" dentro del Mercosur

Las fuerzas económicas mundiales se están movilizando de tal manera que se está gestando "una nueva geopolítica, en la que quedaremos fuera de juego si no fabricamos nuestra propia pelota". De esa manera, la ex canciller de México y actual embajadora en nuestro país, Rosario Green Macías, diseñó el escenario actual al analizar las perspectivas de integración latinoamericana, en un seminario organizado recientemente por la Escuela de Dirección de Empresas (EDDE) de la Universidad Argentina de la Empresa (UADE).

"La experiencia mexicana de integración e inserción internacional deja varias lecciones. México pasó de ser extraordinariamente cerrado a uno de los países más abiertos de la tierra, entre 1984 y 2004. Fue uno de los últimos en unirse al GATT y era reticente a un acuerdo de libre comercio con Estados Unidos, porque estábamos resignados a que, por esa vecindad, las corrientes comerciales y de inversiones fluyeran naturalmente hacia ellos. Pero se dio el cambio y se firmó el primer acuerdo bilateral", dijo la diplomática.

Pero no fue el mejor acuerdo; fue "un plan B", tal como lo definió. "Se nos fue de las manos la parte agrícola", señaló, a pesar de que los "resultados inmediatos fueron espectaculares". En efecto, luego del Nafta (Acuerdo de Libre Comercio del Atlántico Norte firmado entre México, Estados Unidos y Canadá), las exportaciones mexicanas a su vecino del Norte pasaron de representar 42.800 millones de dólares a 146.802 millones, mientras que las cifras por importaciones crecieron de 45.200 millones a 105.685 millones de dólares.

El tratado trajo inversiones y más empleo, "pero estuvo muy vinculado con el ensamblaje, a la maquila. Y éste es el empleo que se pierde cuando China decide bajar los salarios, restándole competitividad a México". La embajadora comentó que incluso las imágenes de cerámica de la Virgen de Guadalupe llevan pegado en su base el "Made in China".

Luego del Nafta, el 90% de las exportaciones mexicanas iba a Estados Unidos, por lo que se vieron obligados a abrir nuevos mercados. "Empezó una verdadera codicia por firmar acuerdos, como con la Unión Europea (UE). Pero firmamos con Israel y nos olvidamos de Singapur. Seguimos negociando con Japón y dejamos de lado a América latina", agregó Green Macías. Entonces, Vicente Fox, presidente de México, prohibió suscribir nuevos acuerdos hasta no saber si verdaderamente eran provechosos, "y caímos en la cuenta de la nueva realidad geopolítica, y el lugar que ocupaba en ella México, en particular, y América latina, en general", añadió.

"A Bush [George W., presidente de Estados Unidos] le preocupa más su reelección y lo que suceda en Irak que completar el proyecto de su padre, el Area de Libre Comercio de las Américas (ALCA). La UE tiene las manos llenas con la consolidación de las instituciones comunitarias y la asistencia a los socios del Este, a los que sólo podrá aportar el know how democrático al no disponer de los fondos con que asistió a Grecia, España, Portugal e Irlanda. ¿Qué queda? Japón, donde no existe el libre comercio propiamente dicho, y China, con quien nos peleamos constantemente: fuimos el último país que autorizó su ingreso en la Organización Mundial del Comercio (OMC). De todas maneras, esta cuenca asiática es de ellos, y para ellos", detalló la ex canciller mexicana.

Periféricos

"¿Seguiremos los latinoamericanos siendo los periféricos legitimadores de esta nueva geopolítica? Para México, América del Sur es ahora el plan B. Podemos ir hacia una integración latinoamericana, aunque no sea más que por conveniencia propia. Hay un poder no explotado para construir en la suma de todo lo latinoamericano, incluso hasta en la suma de su deuda externa", continuó Green Macías.

A propósito, el director de Integración Económica Latinoamericana de la Cancillería, Gustavo Moreno, explicó la situación de la integración regional, en el seno de la Aladi (compuesta por 12 países), donde conviven acuerdos comerciales como el Mercosur, la Comunidad Andina de Naciones (CAN) y el Grupo de los Tres (México, Colombia y Venezuela).

"La Aladi se fijó una liberación progresiva del comercio que en 2006 será del 80%. En este marco, el Mercosur avanzó en las negociaciones con la Comunidad Andina [ya se enviaron los anexos para la protocolización del acuerdo Mercosur-CAN]. En agosto de 2003, Perú firmó un acuerdo de complementación económica (ACE N° 58) con el bloque, y más recientemente México [con quien ya se había suscripto el ACE N° 54] y Venezuela expresaron su voluntad de asociarse, a lo que el Mercosur impone, como condición previa, la firma de un tratado de libre comercio", sostuvo Moreno.

No obstante, Green Macías manifestó que no habrá avances concretos si Brasil y México (que se disputan el liderazgo latinoamericano), por un lado, y Brasil y la Argentina, por el otro, "no dejan de pelearse. Debemos sentarnos, junto con Chile, y caminar hacia la planificación y la asistencia latinoamericana".

Respecto de la "cocina" del Mercosur, el director del Instituto de Comercio Internacional de la Fundación BankBoston, Félix Peña, pronosticó un escenario "turbulento", hasta diciembre, cuando los presidentes se reúnan en Ouro Preto, Brasil.

Diagnóstico negativo

"En principio, está la impresión de que existe una marcada brecha entre lo que los gobiernos entienden que hacen respecto del Mercosur y lo que perciben la ciudadanía, los empresarios, los inversores y los terceros países sobre lo que es el Mercosur. Y sobre todo se ve en Brasil, donde desde los últimos dos meses se observa un diagnóstico contundente de que el bloque no sirve, que no tiene peso y que es mejor liberarse de él, según refleja la prensa brasileña", indicó Peña.

"No es la primera crisis de credibilidad que atraviesa el bloque. Pero sí se nota una conciencia clara de la falta de alternativas", estimó el especialista.

El analista hizo un llamado a que se comprenda que "no existe en la historia de la cooperación entre países un caso de zona de libre comercio o unión aduanera pura; siempre han sido híbridos. Hay que olvidarse de las fórmulas de texto, de la teoría, y buscar un modelo propio, que se adapte a estas circunstancias, siempre que se respete el artículo 24 del GATT [que establece las condiciones básicas para el comercio de mercaderías en los acuerdos de libre comercio]. Por eso, será vital considerar cómo flexibilizar las reglas sin caer en formas proteccionistas", concluyó.

Emiliano Galli

Fuente : diario La Nación, de Buenos Aires, Argentina; 24 de agosto de 20004.