Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 3861 al 3880 
AsuntoAutor
1220/04 - Curso GI Humboldt
Presentación de Li Jorge Ka
1221/04 - GEOGRAFÍ Humboldt
1222/04 - As Matiz Humboldt
1223/04 - " Geogra Humboldt
1224/04 - Ecuador Humboldt
1225/04 - Fronteir Humboldt
Re: NoticiasdelCeH Horacio
1226/04 - ORGANIZA Humboldt
1227/04 - El mila Humboldt
1228/04 - ¿ Hacia Humboldt
Re: NoticiasdelCeH Centro H
Re: NoticiasdelCeH Vicente
Zela Franco <danie Daniela
1229/04 - Dinámica Centro H
1233/04 - La gran Centro H
1230/04 - El ámbit Centro H
1231/04 - Proyecto Centro H
1232/04 - ORDENAMI Centro H
1234/04 - LA OTAN Centro H
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 4109     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 1241/04 - Libanización en Mosul y carnicería en Naj af ( Alfredo jalife-Rahme )
Fecha:Martes, 10 de Agosto, 2004  01:38:58 (-0300)
Autor:Centro Humboldt <humboldt @...............ar>

NCeHu 1241/04 


Iraq

Libanización en Mosul y carnicería en Najaf

Ideólogos de Bush, mongoles del siglo XXI

Alfredo Jalife-Rahme 


 

EN EL CONTEXTO del Choque de civilizaciones del racista Samuel Huntington, el implícito axioma implacable de la permanente guerra preventiva del unilateralismo bushiano, que aún en su retirada conserva su capacidad de daño letal, es brutalmente cruel: lo que no se globaliza se balcaniza. Se han exacerbado las fuerzas centrífugas de la balcanización tanto en la región de Darfur, Sudán (pletórico en petróleo, donde se ha generado un verdadero petrocidio) como en el Transcáucaso (paso estratégico de los oleoductos provenientes del mar Caspio), mientras las "fuerzas oscuras" globales y regionales sueltan a Irak al abismo de sus fantasmas secesionistas. En la antigua Mesopotamia, quizá la primera reserva de oro negro del mundo (nunca hay que tomar muy en serio a las estadísticas de la mendaz petrocracia anglosajona sobre las falsificadas "reservas probadas", y menos las "probables") se libran lo que hemos denominado "tres guerras en una", diferentes en tiempo e intensidad, en su tres principales provincias históricas (Mosul, en el norte multiétnico; Bagdad, en el centro sunnita, y Basora, en el sur chiíta).

EN NINGUNA PARTE como en el norte multiétnico de Irak, primordialmente en su capital provincial de Mosul y en la encrucijada petrolera de Kirkuk, la (des)composición teológica alcanza sus caleidoscópicos niveles paroxísticos con profundas implicaciones geopolíticas. Más tardó Michel Bôle-Richard, enviado especial de Le Monde (24 julio 04), en alertar sobre la "libanización del mosaico étnico de Mosul, pese al optimismo (sic) estadunidense", que a la semana exacta sucediera "un oleaje de atentados anticristianos en Bagdad y Mosul" (Le Monde, 1º agosto 04) que ha provocado su éxodo (Naharnet, 4 agosto 04). Se había tardado en detonar el frágil equilibrio multiétnico de Mosul, la tercera ciudad en importancia de Irak, construida en las dos riberas del río Tigris, en la cercanía de Nínive, la prodigiosa capital de la civilización asiria en el siglo VI antes de Cristo. Mosul se convirtió en un importante eje comercial de todo el norte que colinda con Siria y el virtual Kurdistán, y donde conviven 2 millones de personas, de mayoría sunita, junto a importantes minorías de católicos caldeos (Tareq Aziz, católico, llegó a ser viceprimer ministro), turcomenos (de origen turco-mongol) y kurdos sunitas (de origen ario). Bôle-Richard prevenía que Mosul se había vuelto una zona confusa de combate entre una "resistencia multiforme", reforzada por mercenarios de dudoso origen, contra la ocupación estadunidense, que la estaba llevando a la desestabilización. Cita al patriarca de la Iglesia católica caldea (aliada del Vaticano), Faraj Rahbo, quien temía una libanización, tesis a la que se sumaba el prelado sunita Sheik Saleh Hamid, quien fustigó "la alianza de estadunidenses y kurdos para llevar- se la parte oriental" de Mosul.

A LA SEMANA de los temores premonitorios de católicos caldeos y suni- tas árabes vinieron los atentados contra las iglesias cristianas de Mosul y Bagdad, que ultrajaron; hasta Zbigniew Brzezinski (ex asesor de seguridad nacional del presidente Carter) fustigó "las pifias de la política estadunidense multiplicadas por Gran Bretaña". La crítica es acerba: "la aventura iraquí de George W. Bush ha sido devastadora para la política de seguridad nacional de EU (...) lo cual refleja tristemente también el papel de Gran Bretaña como el aliado y consejero de confianza" (The Financial Times, 5 agosto 04). Según Brzezinski, que suena visceralmente cándido, Gran Bretaña, que conoce mejor que nadie los pantanos medio orientales, debió haber detenido a Bush en su aventura. ¡Como si fuera tan fácil! ¿A qué juegos pérfidos de mil bandas se habrá prestado Gran Bretaña en el Medio Oriente para recibir las imprecaciones públicas de Brzezinski? ¿Habrá sacrificado otra vez, en al altar de la geopolítica a la pérfida Albión, experta en "limpiezas etnoteológicas", a los cristianos de Irak, como lo hizo en 1932, lo cual en ese entonces desembocó en su carnicería, persecución y expatriación? ¿A quién beneficia el nuevo éxodo de católicos caldeos de sus tierras nativas? El número que queda todavía de cristianos es de un poco más de 800 mil, 3 por ciento de la población total iraquí, que vive en Bagdad, Mosul, Irbil y Kirkuk. La BBC (2 agosto 04) remonta sus orígenes hasta 2 mil años atrás como descendientes de los asirios y son considerados como la primera Iglesia histórica del cristianismo que fue convertida por Santo Tomás (el apóstol que dudó de la resurrección de Cristo): "la mayoría de los cristianos son caldeos, católicos de rito oriental, que son autónomos de Roma, pero reconocen la autoridad del Papa (...) Muchos de los caldeos hablan todavía arameo, el lenguaje que hablaba Jesús".

TAL PARECE QUE los ideólogos del unilateralismo bushiano, los nuevos mongoles del siglo XXI, buscan aniquilar todo vestigio civilizatorio en la antigua Mesopotamia: desde el saqueo del Museo de Bagdad, pasando por las torturas paradigmáticas de Abu Ghraib, hasta la erradicación vía la libanización, de pueblos fascinantes que descienden de las primeras civilizaciones y que, por el contrario, deberían formar parte del inalienable legado viviente del patrimonio de reserva étnica de la humanidad, para conservar la riqueza de la biodiversidad de todas las especies de la biosfera.

DESDE BAGDAD, Ian Fischer, del New York Times (3 agosto 04) refiere que "los prelados líderes del Islam en Irak condenaron los bombazos contra las iglesias cristianas". ¿A qué teocracia global y/o regional le conviene la emergencia de varias teocracias provinciales en Irak, así como la muerte del laicismo, el ecumenismo y la pluralidad?

MIENTRAS SE CALIENTAN los motores de un estallido de pronóstico reservado en el norte, desde Mosul hasta Kirkuk -donde el conferencista británico Philip Robins, de la Universidad de Oxford, detecta indicios de "yugoslavización" en esta prominente ciudad petrolera, propiciada por las veleidades independentistas de los kurdos (The Daily Star, 7 agosto 04)-, el sur chiíta en Irak es presa de una situación similar a la de Irán en 1978, previo al derrocamiento del sha por la revolución chiíta de los ayatolas en Irán, según Juan Cole, solvente historiador de la Universidad de Chicago. Por cierto, la revolución iraní llevó el precio del petróleo a sus máximos niveles históricos que, con la inflación acumulada, correspondería a 82 dólares por barril en la actualidad. Ha sido la hipótesis operativa de Bajo la Lupa que, tanto desde el punto de vista financiero como geopolítico, EU se parece mucho a la década de los años 70.

NO ES MOMENTO de descifrar la hermeneútica de las nuevas alianzas en el carrusel de la política interna en Irak a raíz de la imposición, por las fuerzas de ocupación anglosajonas, del gobier- no títere jefaturado por el chiíta posmoderno Iyad Allawi, un presunto multiasesino (con varios cadáveres en su clóset abierto) y anterior vulgar espía de la CIA y el MI6. Baste señalar que el chiíta posmoderno Allawi trata de aliarse contranatura con los sunitas del centro de Bagdad para contrarrestar a la teocracia emergente del juvenil Muqtada Sadr, presuntamente azuzado y usado por la teocracia de los ayatolas de Irán, quien se apoya en su milicia confesional muy desorganizada, el Ejército del Mahdi.

EN SU PAGINA web, Juan Cole no dice que la nueva implosión se escenificó después de la visita del general Colin Powell, secretario de Estado, quien criticó desde Bagdad al proyecto nuclear de la teocracia de los ayatolas de Irán. Pero Cole realiza una espléndida interpretación de lo sucedido en el sur chiíta: "en las pasadas semanas, el Ejército del Mahdi se escondió en el vasto cementerio de Najaf, en donde almacenó sus armas. Adnan al-Zuruffi, gobernador de la provincia de Najaf nombrado por EU, exigió el desarme de la milicia o su desalojo de Najaf. Entonces el ejército de EU salió de Najaf y fue sustituido por los marines. El periódico Al-Zaman reportó la semana pasada que los marines rodearon la casa de Muqtada y quizá intentaron apresarlo, pero escapó. La policía de Najaf detuvo a combatientes del Ejército del Mahdi, y estos a su vez secuestraron a policías en represalia. Al-Zuruffi llamó a los marines para someter al Ejército del Mahdi, lo que detonó la chispa". Juan Cole relata los orígenes turbios de Al-Zuruffi, presunto agente de la CIA (¡cómo abundan!) que fue entronizado como gobernador justamente para aplastar a Muqtada. Había un escollo mayúsculo: la presencia del gran ayatola Sistani en la ciudad santa de Najaf, asiento de la tumba de Alí, el yerno y primo-hermano del profeta Mahoma, y vicario del chiísmo: "el gran ayato- la Sistani fue sacado de Najaf con el pretexto de problemas cardiacos.

EL PERIODICO AL-ZAMAN reporta que Sistani, en su viaje a Londres en un avión privado desde Bagdad, hizo escala en Beirut, donde se reunió con el moderado Nabih Berri, presidente del Parlamento libanés y líder del partido Amal. Sistani luego arribó a Londres pero no ingresa al hospital, por una semana por lo menos, lo que no cuadra con la emergencia de su enfermedad (...) Al-Zuruffi y los estadunidenses compartieron con Sistani los planes para librar una guerra total en Najaf y lo conminaron a abandonar la ciudad donde no lo podían proteger". Vino la batalla con un asalto masivo de los marines al cementerio sagrado, a un costado de la mezquita de Alí, donde se encontraba parapetado el Ejército del Mahdi, que sufrió 300 muertos en dos días, una verdadera carnicería que delata una de dos cosas (o las dos): la irresponsabilidad desorganizada de Muqtada, quien mandó como carne de cañón a sus fanáticos jihadistas, o bien, el prototipo de la mentalidad homicida de los marines que dispararon indiscriminadamente contra los colonos -favorece esta tesis Pakistan Times, citado por Cole.

EN CIUDAD SADR (en las afueras pauperizadas de chiítas de Bagdad), y en otros enclaves chiítas del sur (Basora, Nasirya y Amara), los combates fueron notoriamente menos desequilibrados que en Najaf. Lo cierto es que el cerco en torno de la casa de Muqtada (reportado por The Daily Telegraph el 3 de agosto) como el empleo de los marines, constituyeron una doble provocación que desembocó en la execrable carnicería de Najaf.


Fuente: diario La Jornada, de México D.F., México; 8 de agosto de 2004.